INESTABLES

Hay quienes son extremadamente sensibles a los cambios que se verifican a su alrededor y pasan de un estado de ánimo a otro con la misma facilidad con que se pasan las hojas de un libro.

Resulta evidente que esto no es bueno ni para quienes viven de esta manera ni tampoco para quienes viven a su lado, porque esos continuos cambios crean incertidumbre.

Esta cuestión que parece intrascendente adquiere especial significación cuando se trata de que los cambios afecten no solo a los estados de ánimos sino también a las creencias personales.

En este caso la temática adquiere un valor de otro tipo porque afecta directamente a la naturaleza misma de quienes nos llamamos hijos de Dios y a los fundamentos de esa condición.

Sabemos que el Señor es Inmutable, que no hay vaivenes de ningún tipo y por lo tanto esa condición lo convierte en una sólida Roca en la cual apoyarnos en los momentos de incertidumbre.

De allí que nuestros vaivenes de ánimo puedan ser entendidos, pero no los vaivenes de nuestras creencias porque demuestran que nuestras convicciones no están debidamente afirmadas.

Debemos pensar en estos estados que nos convierten en inestables delante de los hombres, que deberían ver en nosotros a personas seguras y con dominio propio. Si el Señor es nuestra Roca, vivamos afirmados en ella!.  

Deuteronomio 32:4
Diego Acosta García

SÉPTIMO MILENIO: SORPRENDENTE POLÉMICA EN ALEMANIA SOBRE DIOS

La más joven de los ministros del Gobierno alemán formuló unas declaraciones a un semanario, provocando una intensa cadena de reacciones.

Kristina Schoröder, dijo que le resultaba particularmente difícil hablar de Dios en masculino con su hija, analizando que del conocimiento del idioma se deduce que el neutro sería igual de bueno para referirse a Dios.

En Baviera de Familia, replicó diciendo que estaba estupefacto ante tal estupidez, argumentando que es triste dudar ante nuestros hijos sobre el nombre de Dios.

Otro dirigente de la misma región declaró: Para nosotros los cristianos, Dios sin duda es el Padre y debe seguir siéndolo. La polémica ocupa importantes espacios en algunos periódicos de gran circulación.

La ministra de Familia, la Mujer y los Ancianos, de 35 años, es criticada frecuentemente por las feministas por sus posturas conservadoras y su proximidad con organizaciones fundamentalistas.

Esta circunstancia sorprende todavía más con relación a las declaraciones poniendo en duda si se debía referir a Dios como masculino o en género  neutro.

Esta clase de polémicas no ayudan para consolidar la creencia de quienes desde las dudas personales, no alcanzan a comprender ni la Grandeza ni la condición de Padre de Dios.

Fuentes: Die Zeit – Alemania

Press SM – Diego Acosta García – Corresponsal en Berlín

LO PEQUEÑO


Hace bastante tiempo en una reunión de hombres de la una Iglesia, uno de los asistentes dio una gran lección a todos quienes participábamos, poniendo su propio caso como ejemplo.

Esta persona a punto de jubilarse en su trabajo dijo que él siempre había sido un hombre humilde, que con mucho esfuerzo había conseguido que sus hijos estudiaran y que en el final de su vida laboral se declaraba muy contento.

Esto resultó chocante para la mayoría de los que estábamos en la reunión, sobre todo porque conocíamos que este hombre tenía modestas funciones laborales.

Pero este inolvidable y querido hermano dijo algo más: Soy consciente que en la Iglesia también tengo funciones que muy pocos quieren hacer, pero yo las hago porque es mi manera de servir al Señor, con humildad.

El tono de la reunión cambió radicalmente porque todos nos sentimos afectados por las palabras de este hermano que estaba dando una magistral clase de estudio bíblico sobre la humildad.

En ese mismo día nos preguntamos: Que es la humildad? Somos verdaderamente humildes o buscamos parecer humildes?

La respuesta es tan sencilla y compleja, que podemos caer en la tentación de adecuarla a nuestras circunstancias personales. Pero  la humildad será siempre no buscar más protagonismo que el que el Señor nos mande.

Salmos 10:17
Diego Acosta García

SÉPTIMO MILENIO: EN LA VÍSPERA…

A pesar de todas las desmentidas relacionadas con el fin del mundo, seguramente habrá mañana quién se pregunte si ocurrirá algo o si no ocurrirá nada.
Como hemos dicho tantas veces, de todo esto comentaremos el 22.12.12 es decir al día siguiente de mañana, porque con absoluta seguridad mañana será otro día más de este año.
De donde radica entonces la seguridad sobre el día de mañana? De la rotundidad con que la Palabra de Dios habrá sobre el tema y desde luego todo lo que dice no tiene nada que ver con el día de mañana.
Vivamos pues mañana un día normal, como cualquier otro, pero introduciendo la circunstancia de que debemos orar de manera muy especial por quienes puedan vivir atribulados el  día 21.12.12
Esperemos con calma que llegue el sábado, para hablar otra vez de quienes se aprovecharon de la incredulidad de muchas personas, para lucrar con ello y para atemorizar a quienes viven engañados lejos de Dios.

Diego Acosta García

NUESTRO TIEMPO

Cada uno de nosotros seguramente tiene una idea de lo que significa el tiempo, pero rara vez lo relacionamos con nuestra propia existencia, con los años que viviremos.

Será porque desde que comenzamos a tomar conciencia de lo que significa vivir, casi inmediatamente también nos encontramos con la realidad que algún día llegará nuestro final.

Para muchos esta es una cuestión de la que es mejor ni hablar, porque nos remitimos al momento del fin y cuando llegue llegará, teniendo una especie de olvido calculado.

Pero, es esta una manera de enfrentarnos con la realidad de la vida y de su final? Por qué no pensamos realmente en lo que significa el proceso que se inicia cuando nacemos?

Seguramente porque para las personas del mundo, el desconocimiento de todo lo relacionado con la muerte es altamente preocupante, angustiante e incluso aterrador.

Sin embargo para los que hemos tenido el privilegio inmerecido de conocer al Señor, la perspectiva del tiempo se modifica radicalmente, porque sabemos que cuando se termina el tiempo físico comenzará otro, maravilloso.

Por esta razón es que resulta imperioso que llevemos el mensaje de Esperanza a quienes todavía no conocen al Señor, para que comprendan el verdadero valor del tiempo.

Esta misión  nos debe servir para recordar que somos también mayordomos de nuestro tiempo, por el que un día tendremos que rendir cuentas ante el Señor. Vivamos sin miedo y buscando servir cada día más!.

Deuteronomio 32:7
Diego Acosta García

EL MOLDE

Tal vez sin advertirlo tratamos de unificar los criterios con relación a las personas y también a sus modos de obrar, como si tratáramos de establecer un molde que fuera común a todos.

Este sistema de pensar y de obrar desde luego que tiene su buena intención, pero también tiene sus riesgos porque obrando sobre personas que no fuimos creadas iguales, en ningún caso.

El ser parecido a otro, no significa que seamos iguales porque el Creador nos hizo diferentes a todos, con lo que el principio de crear un molde no tiene un buen sustento.

Si no fuimos creados iguales, por qué pretendemos establecer un molde para todos? Creemos que es un intento de lograr que tengamos comportamientos que puedan parecerse a la unidad que se nos reclama.

Pero si analizamos tanto el molde como la unidad, advertiremos que espiritualmente también son incompatibles. La tan necesaria unidad se conseguirá por los objetivos comunes, en la mayoría de los casos.

Buscar la unidad a través de un molde que ajuste las maneras y las actitudes de los demás, difícilmente conseguirá otra cosa que poner en práctica intentos que en la vida de los países resultaron un gran fracaso.

Respetemos lo que el Eterno ha creado, sabiendo que no somos iguales y que las diferencias contribuyen a que desarrollemos no solo la paciencia y la tolerancia, sino también el Amor y la Misericordia.

Efesios 2:10
Diego Acosta García

SÉPTIMO MILENIO: PREOCUPANTE ESCALADA DE VIOLENCIA EN CHINA

 

Luego de la conmoción por la tragedia ocurrida en Estados Unidos, desde  el país más poblado del planeta llegan alarmantes informaciones relacionadas con la violencia, con hechos ocurridos en colegios e institutos.

Un ex médico de 41 años fue ejecutado tras haber sido hallado culpable por haber apuñalado a niños y matado a ocho estudiantes el 23 de marzo y al no haberse tenido en cuenta sus alegaciones.

Se había separado de su novia y había tenido fracasos en su vida profesional, fueron los argumentos empleados  por sus defensores para que no se le aplicara la pena máxima.

La violencia también se extendió a una escuela primaria en la provincia de Guangdong, cuando un hombre de 33 años atacó también con arma blanca a los alumnos de una escuela.

No logró sus propósitos e intento suicidarse lanzándose al vacío desde una ventana. Este atacante había sido dado de baja como profesor debido a problemas mentales.

El más reciente de todos estos sucesos se registró cuando un hombre que está desempleado atacó también con un cuchillo a 29 niños y tres adultos en un jardín de infantes en la provincia de Jiangsu.

El hombre de 47 años, finalmente fue reducido y su acción provocó la reacción de una multitud que se agrupó frente a la escuela donde perpetró la agresión.

La cuestión de la violencia en las escuelas preocupa a las autoridades chinas, que no están dudando en aplicar la pena de muerte a quienes se juzga culpables de los hechos.

Podríamos preguntarnos en un sentido más amplio: Que está ocurriendo en el mundo? Por qué la violencia se extiende como un mal imparable? Son estas señales de advertencia?

Fuentes: Agencia Nueva China – China Daily – China

Press SM – Diego Acosta García

SÉPTIMO MILENIO: LA VIOLENCIA Y LA MUERTE

Pocas horas después que se conociera la tragedia ocurrida en Estados Unidos, se verificaron otros hechos donde también murieron niños y más personas adultas.
A esta tragedia se suman otros cuatro muertos registrados en las últimas horas en Colorado, en un tiroteo que se está investigando y que vuelve a conmocionar al país.
A los 20 niños muertos en la escuela americana, se deben sumar por lo menos otras diez niñas que perecieron por la explosión de una mina en Afganistán.
En el aniversario de la salida de Estados Unidos de Irak se produjeron varios atentados, en los que por lo menos hubo 50 muertos y entre ellos otros dos niños.
Completando la nómina de estos episodios registrados con muy pocas de diferencia, se informó que otras 17 personas murieron en el noroeste de Pakistán en un atentado con bomba.
Podemos preguntarnos: Qué está ocurriendo? Por qué tantas muertes? Por qué los niños parecen ser nuevamente los más débiles e indefensos con la demencia asesina?
Centrarnos en algunos muertos e ignorando a otros, no es otra forma más de la hipocresía porque son todas personas que nacieron porque el Eterno lo ha permitido.
Reflexionemos sobre esta ola de maldad que nos está sacudiendo, para no anestesiarnos ante la muerte de un hombre por otro hombre, que condena Dios en todos los casos.

Diego Acosta García

ABATIMIENTO?

Un hermano comentaba que se había apoderado de su ánimo un gran abatimiento al ver todas las cosas que ocurren en el mundo y que no podemos controlar.

Estaba seguro que además nada se podía hacer por lo que ocurría y se preguntaba cuál era el papel que teníamos los creyentes frente a todas esas cuestiones tan tremendas.

Eso era abatimiento… un sin saber de cómo enfrentar a una realidad que efectivamente, puede tener efectos paralizantes sobre nuestras vidas si permitimos que nos dominen las circunstancias.

De eso precisamente nos habla la Palabra, cuando nos advierte que debemos volar como águilas y no dar saltitos como aves de corral, porque hemos sido llamados a volar alto y no a estar en la tierra.

Es probable que este tipo de situaciones nos ocurran cuando no somos capaces de advertir que estamos participando de una lucha entre el Bien y el mal.

Que formamos parte del Ejército del Bien y que nuestro General es el triunfador final en esta batalla, que es verdad que nos puede intimidar, pero por eso es necesario recordar en todo momento quién es el Señor y cuál es su Poder.

No se trata de vivir alocadamente y menos de dar batallas por nuestra cuenta, pero sí es necesario advertir que de nuestra entereza se servirá el Eterno. No miremos las circunstancias, miremos hacia lo Alto.

Salmos 136:23
Diego Acosta García

LOS HECHOS

Generalmente nuestras palabras rebozan firmeza y contundencia con relación a las cosas de Dios, pero las palabras son solamente palabras si no están acompañadas por los hechos.

Nos podemos constituir fácilmente en grandes fiscales de la vida de los demás, pero siempre tendremos sobre nuestras vidas la necesidad de confrontar nuestros propios hechos.

Por estas razones la Palabra de Dios nos recomienda la mesura, la prudencia, ser sensatos y tener el máximo cuidado con nuestras palabras para no caer en graves errores.

Si verdaderamente creemos que somos superiores a los demás por nuestra vida espiritual, también tendremos que mostrar que nuestra vida es superior a la de las demás personas.

No será solamente cuestión de declaraciones sino también de poder ejemplificar con el testimonio de nuestra conducta, que lo que decimos es lo que hacemos.

Tristemente nos encontramos con casos que atribulan nuestro corazón porque pensamos que quienes tienen determinados comportamientos, se están exponiendo al Juicio, no de los hombres sino al de Dios.

Tal vez la mansedumbre y la humildad sean el mejor camino no para juzgar a los demás, sino para ayudar a los demás a superarse y encaminar su vida espiritual.

Cada vez que juzguemos tendremos que demostrar que lo hacemos con el respaldo que nos otorga nuestro propio testimonio y entonces y solo entonces, sí podremos decir que predicamos con el ejemplo.

Job 16:19
Diego Acosta García