JESÚS Y MATEO-12

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< En el Capítulo Segundo del Evangelio, se registran hechos de gran trascendencia, que se inician con el Advenimiento del Hijo del Hombre.

MATEO 2:1 (a) Belén era en aquellos tiempos era apenas una aldea de Judá que se encuentra a unos 9 kilómetros a SSO de la Capital Jerusalén. Fue el lugar de nacimiento de David, que sería rey de Judá y luego de Israel. En ella fue enterrada Raquel, la esposa de Jacob o Israel, luego de dar a luz Benoni, que podría significar en hebreo hijo de mi tristeza. Jacob lo llamó Benjamín, Génesis 35:19Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni,] más su padre lo llamó Benjamín.

MATEO 2:1 (b) Jesús nació durante el reinado de Herodes, que sería conocido como el Grande. Fue hijo de Antipater e inicialmente fue designado gobernador de Galilea, hasta que el Senado romano lo promovió al rango de rey de Judea y por tanto se lo reconoce como el rey de los judíos. Su mandato se inició en el año 37 a.C y culminó en el 4 d.C. Su origen se encontraría entre los edomitas, de la descendencia de Esaú, hijo de Isaac y de Rebeca y hermano de Jacob.

El reinado de Herodes demostró sus grandes capacidades, ya que muchas de las grandes obras de aquellos tiempos que aún perduran, fueron el resultado de su gestión. Fue el iniciado de la reconstrucción del Templo de Jerusalén. Era además sanguinario y cruel.

MATEO 2:1 (c) Con relación al año de nacimiento de Jesús, se ha podido comprobar que se produjo en realidad entre cuatro y cinco años antes de lo datado. Esto se debe al error cometido por el monje bizantino Dionisio el Exiguo, el creador del calendario que sustituyó al dioceclano. El error se originó al establecer el año del Señor, Anno Domini y afectaría desde alrededor del siglo VI a la mayoría de los países que conforman Occidente. Para explicarlo mejor el Hijo del Hombre habría nacido en torno al 6/5 a.C.

MATEO 2:1 (d) Vinieron del Oriente unos magos…Sobre quienes eran y su número, no hay respaldo bíblico, pero se los tiene por originarios de Persia o Babilonia, donde habrían tomado conocimiento de la Biblia, a través de la presencia de Daniel, Dn 5:11 En tu reino hay un hombre en el cual mora el espíritu de los dioses santos, y en los días de tu padre se halló en él luz e inteligencia y sabiduría, como sabiduría de los dioses; al que el rey Nabucodonosor tu padre, oh rey, constituyó jefe sobre todos los magos, astrólogos, caldeos y adivinos.

Hay consenso de que no eran reyes ni magos en el sentido que utilizamos esta palabra. En cambio se cree que eran astrólogos, astrónomos, que podrían además haberse dedicado a la medicina.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

JESÚS Y MATEO-11

CONSIGNA: SER PRUDENTE Y ESCUDRIÑAR

<< MATEO 11

El Ángel del Señor, sigue hablando a José en sueños.

1:21 De esta manera le anuncia el nacimiento de quién salvará al pueblo de sus pecados y deberá ser llamado: JESÚS, según se anuncia en el Salmo 130:8 Y él redimirá a Israel
De todos sus pecados.

Jesús significa exactamente: Salvador.

1:22 -23 Todo ocurrió para que se diera cumplimiento a la profecía de Isaías en 7:14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

Emanuel  significa Dios con nosotros.  Isaías 8:8  y pasando hasta Judá, inundará y pasará adelante, y llegará hasta la garganta; y extendiendo sus alas, llenará la anchura de tu tierra, oh Emanuel.

La cuestión de la palabra virgen, ha provocado controversia, sobre que también podría ser utilizada o interpretada como doncella. Pero Mateo anuncia que ha escrito su Evangelio basado en la LXX o Septuaginta y lo más importante como argumento: Él escribió bajo inspiración divina, por lo que debe aceptarse el término virgen.

1:24 Tras escuchar al Ángel del Señor, José despertó de su sueño y procedió de acuerdo a las instrucciones recibidas, en una rotunda manifestación de su Obediencia al Eterno.

1:25 José no conoció a María, hasta que ella dio a luz a Jesús. La Biblia utiliza el término conocer, para aludir a las relaciones carnales, Génesis 4:1 Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón.

Culmina así el primer Capítulo del Evangelio de Mateo en el que dejó para la posteridad  lo relacionado con la Genealogía y el Nacimiento de Cristo.

Diego Acosta

JESÚS Y MATEO-10

MATEO 1

El Evangelista nos revela la dramática situación en la que se encuentra María y la actitud de José, su esposo.

1:19 El estado de gravidez de María antes de consumarse el matrimonio colocaba a la joven, en la grave situación de ser considerada como adúltera, con todas las consecuencias que se derivaban de ello, como consta en Deuteronomio 22:23-24 Si hubiere una muchacha virgen desposada con alguno, y alguno la hallare en la ciudad, y se acostare con ella;
24 entonces los sacaréis a ambos a la puerta de la ciudad, y los apedrearéis, y morirán; la joven porque no dio voces en la ciudad, y el hombre porque humilló a la mujer de su prójimo; así quitarás el mal de en medio de ti.

Estas graves consecuencias tendrían a José como protagonista, que no quiso obrar en contra de María, por ser justo. Esta condición de justo debe entenderse desde la perspectiva de la espiritualidad hebrea, que le otorgaba la certeza de ser un auténtico creyente de Jehová, hombre recto y obediente hacia la Ley, Génesis 6:9  Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé.  

José imaginó la solución de lograr el divorcio legal, para poder dejarla secretamente, Deuteronomio 24:1 Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio, y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa.           

1:20 La cuestión del nacimiento de Jesús era de tanta trascendencia, que originó la intervención divina para indicar a José que decisiones debía de tomar con relación a María. Un Ángel del Señor se le apareció mientras dormía, Génesis 32:1 Jacob siguió su camino, y le salieron al encuentro ángeles de Dios.

José es exhortado a recibir a María que había concebido por obra del Espíritu Santo y no debía de temer, Isaías 41:13 Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.

Esta intervención angelical, es una de las pocas que se registran en el Nuevo Pacto o Nuevo Testamento. Las otras que se registran se encuentran en:

Mateo 28:2, Hechos 5:19, 8:26, 10:3, 12:7-10 y Apocalipsis 1:1.

Mateo destaca la condición de sobre natural del nacimiento de Jesús, revelando cinco sueños como el descripto en este versículo: 2:12, 13, 19 y 22.

En este caso, José recibió instrucciones para que recibiera a María en su propia casa.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JESÚS Y MATEO-9

MATEO 1

El Evangelio de quién era recaudador de impuestos, sigue revelando aspectos relacionados con el Hijo del Hombre.

1:16 (b) El nacimiento de Jesús, demuestra su condición de humano y que es Dios hecho Hombre, por lo tanto es absolutamente legítimo mencionar la humanidad de Jesús.

1:16 (c) Como quedó expresado, Cristo  es la traducción griega de Mesías e inicialmente era considerado como un título, de allí el uso que se advierte en los textos como el Cristo, el Mesías. Jesús en hebreo se traduce como Yeshua o Yehoshua, que significa Yahweh Salva o Señor de la Salvación. Yahweh es el nombre sagrado y sublime de Dios, como es impronunciable por el máximo respeto, muchas veces se lo traduce como Señor. Éxodo 6:3 Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre JEHOVÁ no me di a conocer a ellos. Isaías 41:4 ¿Quién hizo y realizó esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros.

1:17 (a)En este versículo Mateo aborda la cuestión de la división de su Genealogía, explicando que la ha desarrollado en tres grupos de 14, siguiendo con la costumbre judía de dar suma importancia a los números, llamando la atención que colocó a Jeconías en el tercer grupo, como representante de la última generación antes de la cautividad en Babilonia. Y lo vuelve a colocar en el cuarto grupo, formando parte de la generación que volvió a Israel luego de la forzada marcha a Babilonia.

1:17 (b) El uso que se hace del título de Cristo remarca que Jesús fue Ungido, para dos misiones muy importantes: Desempeñarse como Sumo Sacerdote y como Rey.

1:18 María había asumido el compromiso matrimonial con José, que constituía una formalidad de gran importancia dentro de la sociedad judía de aquellos tiempos. Aún antes de consumarse la relación física, el compromiso otorgaba a los contrayentes la condición de esposo y esposa. En este caso especial, María estaba grávida por haber concebido por obra del Espíritu Santo, dando cumplimiento a la profecías de Isaías:  En el maravilloso texto de 9:6:

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Así se revela el Nacimiento de Jesucristo y las más que excepcionales condiciones en la que se produjo, considerando el rigor con el que se aplicaban las normas en la sociedad impulsada principalmente por los escribas y fariseos.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

 

JESÚS Y MATEO-8

MATEO 1

La Genealogía de Jesucristo, tiene otra cuestión que es objeto de estudio.

1:12  Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel.

Las opiniones están relacionadas con Salatiel y Zorobabel, debido a que en 1 de Crónicas 3:19 se menciona a Zorobabel, como hijo de Pedaías, que fue hermano de Salatiel,  los hijos de Pedaías: Zorobabel y Simei. Y los hijos de Zorobabel: Mesulam, Hananías, y Selomit su hermana.

La explicación que los estudiosos encuentran a esta situación, está en el Libro de un profeta, Hageo 2:23 En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos.

Los estudiosos entienden que probablemente Salatiel adoptó a su sobrino Zorobabel, hijo de su hermano Pedaías.

Esta referencia contribuye a poner de manifiesto la importancia que se concedía a las Genealogías en los tiempos del Antiguo Pacto o Antiguo Testamento.

1:16(a)Este versículo adquiere especial relevancia, por cuanto es el único en el que se omite la palabra engendró, y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.

Engendró es sustituido por de la cual, aludiendo directamente a María que había concebido por Obra del Espíritu Santo y no por su unión física con José, a Jesús llamado el Cristo.

Esta aclaración tiene dos vertientes. Una, que en un sentido estricto Jesús no era descendiente de José, pero la Genealogía establece que Jesús conserva el derecho al trono de David, como su legítimo heredero. Para una mayor claridad deben diferenciare los conceptos. Jesús no era descendiente carnal de José pero sí su legítimo heredero.

Esto corrobora que la Genealogía de Mateo, concede la legitimidad de Jesús al trono de su antepasado el Rey David, a través de José, hijo de Jacob.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JESÚS Y MATEO-7

MATEO 1

La Genealogía que leemos en Mateo tiene algunas singularidades, como la de omitir varias generaciones, algo frecuente en los tiempos del Antiguo Testamento.

1:6 Entre Rahab, de la época de Josué, hasta llegar al propio David, separados por casi 400 años  de historia.

1:6a y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías. La mujer del capitán del ejército de David, era Betsabé, según consta en 2 de Samuel 12:34  Y consoló David a Betsabé su mujer, y llegándose a ella durmió con ella; y ella le dio a luz un hijo, y llamó su nombre Salomón, al cual amó Jehová.

1:8 Mateo omitió deliberadamente en su Genealogía, entre Joram y Uzías o Asarías, a Ocozías, Joás y Amasías. Este uso de abreviar las nóminas, era una cuestión frecuente en aquellos tiempos. Esto se comprueba en el detalle que brinda 1 de Crónicas 3:10-12:
Hijo de Salomón fue Roboam, cuyo hijo fue Abías, del cual fue hijo Asa, cuyo hijo fue Josafat,
11 de quien fue hijo Joram, cuyo hijo fue Ocozías, hijo del cual fue Joás,
12 del cual fue hijo Amasías, cuyo hijo fue Azarías, e hijo de éste, Jotam.

1:11 Mateo hace alusión en este versículo a un personaje que es mencionado con distintos nombres: Jeconías, que es Joaquín en 2 de Reyes 24:6 Y durmió Joacim con sus padres, y reinó en su lugar Joaquín su hijo.  Jeconías recibe un tercer nombre, Conías, en Jeremías 22:24 Vivo yo, dice Jehová, que si Conías hijo de Joacim rey de Judá fuera anillo en mi mano derecha, aun de allí te arrancaría.

Este rey de Judá, que gobernó en el año 508 a.C. cuando los primeros israelitas fueron capturados y enviados a Babilonia,  fue maldecido para que ninguno de sus descendientes pudieran ocupar el trono de David, Jeremías 22:30 Así ha dicho Jehová: Escribid lo que sucederá a este hombre privado de descendencia, hombre a quien nada próspero sucederá en todos los días de su vida; porque ninguno de su descendencia logrará sentarse sobre el trono de David, ni reinar sobre Judá.

Esta maldición podría haber afectado a Jesús, pero como no era hijo biológico de José, no le alcanzó. Recibió en cambio a través de José la línea real de descendientes de David.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JESÚS Y MATEO-6

MATEO

En esta Genealogía solo se mencionan cinco mujeres y en la de Lucas, ninguna. En todos los casos, incluyendo a María, se puede apreciar como es el Plan del Eterno para con sus hijos, en este caso específico, hijas.

1:3 Tamar, primera mujer nombrada, era una cananita, de la tierra de Canaán,  que se disfrazó de prostituta para seducir a Judá, según se detalla en Génesis 38:13-30
13 Y fue dado aviso a Tamar, diciendo: He aquí tu suegro sube a Timnat a trasquilar sus ovejas. 14 Entonces se quitó ella los vestidos de su viudez, y se cubrió con un velo, y se arrebozó, y se puso a la entrada de Enaim junto al camino de Timnat; porque veía que había crecido Sela, y ella no era dada a él por mujer.
15 Y la vio Judá, y la tuvo por ramera, porque ella había cubierto su rostro.
16 Y se apartó del camino hacia ella, y le dijo: Déjame ahora llegarme a ti: pues no sabía que era su nuera; y ella dijo: ¿Qué me darás por llegarte a mí?
17 El respondió: Yo te enviaré del ganado un cabrito de las cabras. Y ella dijo: Dame una prenda hasta que lo envíes.
18 Entonces Judá dijo: ¿Qué prenda te daré? Ella respondió: Tu sello, tu cordón, y tu báculo que tienes en tu mano. Y él se los dio, y se llegó a ella, y ella concibió de él.
19 Luego se levantó y se fue, y se quitó el velo de sobre sí, y se vistió las ropas de su viudez.
20 Y Judá envió el cabrito de las cabras por medio de su amigo el adulamita, para que éste recibiese la prenda de la mujer; pero no la halló.
21 Y preguntó a los hombres de aquel lugar, diciendo: ¿Dónde está la ramera de Enaim junto al camino? Y ellos le dijeron: No ha estado aquí ramera alguna.
22 Entonces él se volvió a Judá, y dijo: No la he hallado; y también los hombres del lugar dijeron: Aquí no ha estado ramera.
23 Y Judá dijo: Tómeselo para sí, para que no seamos menospreciados; he aquí yo he enviado este cabrito, y tú no la hallaste.
24 Sucedió que al cabo de unos tres meses fue dado aviso a Judá, diciendo: Tamar tu nuera ha fornicado, y ciertamente está encinta a causa de las fornicaciones. Y Judá dijo: Sacadla, y sea quemada.
25 Pero ella, cuando la sacaban, envió a decir a su suegro: Del varón cuyas son estas cosas, estoy encinta. También dijo: Mira ahora de quién son estas cosas, el sello, el cordón y el báculo.
26 Entonces Judá los reconoció, y dijo: Más justa es ella que yo, por cuanto no la he dado a Sela mi hijo. Y nunca más la conoció.
27 Y aconteció que al tiempo de dar a luz, he aquí había gemelos en su seno.
28 Sucedió cuando daba a luz, que sacó la mano el uno, y la partera tomó y ató a su mano un hilo de grana, diciendo: Este salió primero.
29 Pero volviendo él a meter la mano, he aquí salió su hermano; y ella dijo: !!Qué brecha te has abierto! Y llamó su nombre Fares.
30 Después salió su hermano, el que tenía en su mano el hilo de grana, y llamó su nombre Zara.

Así se cumplió el Plan del Eterno en la vida de Tamar.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JESÚS Y MATEO-5

 

MATEO 1(c)

El propósito de Mateo de escribir a los judíos sobre el Mesías, se fundamenta en demostrarles que Jesús es el cumplimiento de las profecías.

Por esta razón en la Genealogía de Jesucristo, es una demostración de lo escrito en 1 de Samuel 7:1-17, en el que se relata con el profeta Natán lleva hasta David el Mensaje de Jehová.

Específicamente Natán en el versículo 12, anuncia que de sus lomos nacería el Mesías:
 Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino.

Tras su muerte la casa de David, sería el origen del linaje del Mesías prometido proféticamente. La palabra griega Christos se traduce como Ungido y su equivalente en hebreo es Meshiah, Mesías.

La genealogía de David, se registra en 1 de Crónicas 3:1-9:
Estos son los hijos de David que le nacieron en Hebrón: Amnón el primogénito, de Ahinoam jezreelita; el segundo, Daniel, de Abigail la de Carmel;
el tercero, Absalón hijo de Maaca, hija de Talmai rey de Gesur; el cuarto, Adonías hijo de Haguit;
el quinto, Sefatías, de Abital; el sexto, Itream, de Egla su mujer.
Estos seis le nacieron en Hebrón, donde reinó siete años y seis meses; y en Jerusalén reinó treinta y tres años.
Estos cuatro le nacieron en Jerusalén: Simea, Sobab, Natán, y Salomón hijo de Bet-súa hija de Amiel.
Y otros nueve: Ibhar, Elisama, Elifelet,
Noga, Nefeg, Jafía,
Elisama, Eliada y Elifelet.
Todos éstos fueron los hijos de David, sin los hijos de las concubinas. Y Tamar fue hermana de ellos.

Esta genealogía solo registra los hijos reconocidos por David como legítimos, de allí la aclaración relacionada con los que tuvo con otras mujeres.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

 

JESÚS Y MATEO-4

MATEO 1 (b)

En el primer versículo de su Evangelio, Mateo deja expresado de manera categórica quién es Jesucristo. Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.

Libro de la Genealogía de Jesucristo

Es el cumplimiento de todas las profecías que anunciaban su venida en el Pacto Antiguo, hijo de David y de Abraham, los principales personajes de la historia judía.

Mateo identifica su Evangelio en relación con la frase de Génesis 5:1 según quedó publicada en la Biblia LXX, la Septuaginta, también conocida por Alejandrina, porque fue escrita en la ciudad egipcia de Alejandría o también llamada del Canon Griego:
Este es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo.

Jesús hijo de David:

La explicación de la palabra JESU CRISTO,  se puede realizar dividiéndola en Yeshua o Yehoshua, se puede traducir desde el hebreo como el Señor de la Salvación. Claramente identifica a la persona, al Hijo de Dios hecho Hombre.

Christos, proviene del griego y puede ser traducida como el Ungido, que es el equivalente exacto del hebreo Meshiah tal y como se puede encontrar en Daniel 9:25:
Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos.

La condición de Ungido era propia del rey de Israel, como se escribió en

1 de Samuel 16:6:
Y aconteció que cuando ellos vinieron, él vio a Eliab, y dijo: De cierto delante de Jehová está su ungido.

Recordamos que Eliab era hijo de Isaí y era a quién Samuel iba a ungir, pero finalmente Jehová le ordenó que lo hiciera con David, el menor que trabajaba como pastor de la familia.

También el concepto de Ungido se relacionaba con el Sumo Sacerdote, según Levítico 4:3:
Si el sacerdote ungido pecare según el pecado del pueblo, ofrecerá a Jehová, por su pecado que habrá cometido, un becerro sin defecto para expiación.

Cuando la palabra Ungido se utiliza en plural se hace referencia a los patriarcas en su ministerio de profetas, según el Salmo 105:15:
No toquéis, dijo, a mis ungidos,
Ni hagáis mal a mis profetas.

Jesús dio cumplimiento a las profecías Mesiánicas, desempeñando las tres funciones: Rey de Israel, Sumo Sacerdote y Profeta.

El Evangelio escrito antes del año 70, explica el carácter profético que tuvo el anuncio de Jesús de la destrucción del Templo y de sus consecuencias.

Mateo 24:1-2
Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo.
Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada

Jesús hijo de Abraham:
representa que su linaje se remonta hasta el comienzo de la Nación en el llamado Pacto Abrahámico, Génesis 12:1-3
Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.
Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.
Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Este Pacto tiene vigencia a perpetuidad.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

JESÚS Y MATEO-3

MATEO 1(a)

Los judíos del reino del sur, que denominamos Reino de Judá, fueron sometidos en dos oportunidades. En la primera, los difíciles equilibrios que hicieron los reyes de Judá entre el dominio de Egipto y Babilonia, terminaron cuando en el año 597 a.C. Nabucodonosor ocupó el reino y dispuso que alrededor de tres mil personas pertenecientes a las más importantes familias fueran deportadas a su territorio. Con ellos fue deportado el rey Joaquín, ocupando su lugar en Jerusalén el rey Sedecías, impuesto por Nabucodonosor. Eran los tiempos de los profetas Ezequiel, Jeremías y Daniel.

Sedecías buscó aliarse con los egipcios para oponerse a los babilonios, pero fue derrotado, Jerusalén resultó ocupada, el Templo y el palacio real fueron incendiados. Sedecías presenció la muerte de sus hijos por deguello y finalmente fue cegado y conducido cautivo a Babilonia. Esto ocurrió en el año 587 a.C.

Judá quedó anexada a la jurisdicción de la provincia babilónica de Samaria y el pueblo judío iniciaría la diáspora que se prolongó hasta el año 521 en el que los judíos regresaron a Jerusalén.

En el tiempo del cautiverio las genealogías tuvieron vital importancia, porque aseguraron la condición de judíos a quienes podían identificarse con sus familias.

Tras el cautiverio babilónico en el Capítulo 9 del Libro 1 de Crónicas, se dan a conocer extensas referencias a las Genealogías, incluyendo la del que luego sería ungido rey de Israel, Saúl hijo de Cis y nieto de Ner.

Más adelante, en los Capítulos del 11 al 15, en el 2 Libro de Crónicas se mencionan las Genealogías y también los hechos de las Reyes de la Dinastía Davídica.

En el Libro de Nehemías, en el Capítulo 7, a partir del versículo 5 hasta el 72, se formuló una extensa referencia al empadronamiento que se realizó tras el retorno del exilio en Babilonia, según sus familias, destacando que había sido hallado el Libro de la Genealogía de los que habían subido antes.

Como referencia final a la cuestión genérica de las Genealogías, mencionamos lo escrito en el Libro de Apocalipsis, en el mensaje a la Iglesia de Sardis, en el Capítulo 3 versículo 5:  El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.

Las genealogías forman parte indisoluble del Pueblo de Dios y su Memoria.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com