REACCIONAR

DEVOCIONAL

Un simple hecho, puede alterar nuestros comportamientos y hacernos olvidar lo sustancial.

Esta reflexión se origina en un episodio que en un principio tuvo mucho de casual, pero que en su momento me alteró y preocupó.

Tanto que tuvo que ser el Espíritu, quién me hiciera volver a la realidad y recordar que siendo hijo de Dios, no podía comportarme de esa manera.

Era necesario reaccionar!

Tengo conciencia de que todo lo que me ocurre está bajo la Soberana Voluntad del Eterno, por tanto cada actitud que adopte tiene que reflejar mi obediencia y mi fidelidad.

Pero, si no consigo reaccionar ante un hecho más o menos trivial, cómo tendré una responsabilidad mayor en mi parte de la extensión del Reino?

Como podré afrontar cuestiones verdaderamente importantes, sino soy capaz de obrar ante lo pequeño o circunstancial?

En definitiva, es necesario que aprenda a obrar como hijo de Dios, no como un hombre temeroso ante otros poderes nefastos. Teniendo como tengo la certeza, que no hay Poder mayor que el del Altísimo!

Jeremías 10:6

No hay semejante a ti,
oh Jehová;
grande eres tú,
y grande tu nombre en poderío.

Jeremias 10:6

Ninguém semelhante a ti,
ó Senhor;
tu és grande,
e grande é o teu nome em força.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

EL HOMBRE DESTRUYE

Blog del TIEMPO!

Siempre se ha dicho que la especie humana, es la más grave amenaza para la Tierra que habitamos.

Puede que haya personas que interpreten que esta afirmación es una auténtica exageración, fuera de los límites de lo razonable.

Sin embargo y lamentablemente, hay evidencias que demuestran que la especie de la que formamos parte, somos verdaderamente un peligro para la Tierra.

Unas imágenes recientemente reveladas, muestran como a mediados de Junio del año pasado, el cuarto lago más grande del planeta, se había reducido a solamente un diez por ciento de su magnitud.

Nos referimos al Mar de Aral ubicado entre Kazajstán y Uzbekistán, que en su momento llegó a tener más de 68 mil kilómetros cuadrados, que representaba el doble de la superficie de Bélgica.

Por las decisiones de los gobiernos comunistas, a partir de 1960 los ríos que abastecían de agua al Aral, fueron dedicados a la agricultura intensiva, provocando en poco más de medio siglo un desastre ambiental de gravísimas consecuencias.

Lo que antes era un mar que generaba riqueza a través de la pesca, ahora es un gigantesco desierto, que hasta tiene un nombre: Aralkum.

Las responsabilidades son directas de los gobernantes soviéticos, pero no menos las personales, por la indiferencia con la que obró la opinión pública para buscar de frenar semejante desatino.

Los hombres, cada uno de nosotros, somos Mayordomos de la Tierra. Y todo nos será reclamado!

Diego Acosta

HOMBRES…MAQUILLADOS…?

ANTIVIRUS

La imagen de un hombre maquillado, fue presentada como una de las tendencias que está marcando una nueva moda de la sociedad.

Resulta sorprendente como puede ser considerada moda, algo mucho más serio que la patética muestra de desorientación y desconcierto con la que vivimos.

Pensemos: En la sociedad de la que formamos parte, no fue el maquillaje uno de las prácticas aceptadas y reservadas para las mujeres?

Entonces por qué un hombre precisa maquillarse?

Será porque está perdiendo noción de su propia condición de hombre y busca parecerse a la otra parte de la especie humana?

Parecerse o tener los mismos hábitos que las mujeres?

Que está pasando en el mundo?

No creemos que se trate de tendencias, sino de síntomas de una sociedad que está enferma, gravemente enferma y no nos percatamos de esta realidad.

O no lo vemos o no lo queremos ver?

Otra cuestión, aparentemente menor pero importante, no por lo que pueda representar que haya alguien que en su desesperado afán de distinguirse o de llamar la atención se maquille.

Sino porque haya hombres, a los que les parezca bien maquillarse como las mujeres. Es evidente que estamos llamando bueno, a lo malo!

Diego Acosta
Audio: Jesica Juez

www.septimomilenio.com

LOS CAMBIOS

DEVOCIONAL

Un pasaje en el Antiguo Testamento relacionado con Israel, nos muestra como ha sido siempre la relación entre los hombres, individualmente o como nación, con Jehová.

Cuando somos obedientes tenemos bendición, pero cuando dejamos de serlo, sobrevienen las consecuencias de la rebeldía.

En el Libro de Jueces, podemos aprender sobre la apostasía de los israelíes que luego de la milagrosa liberación del faraón egipcio, abandonaron al Eterno y se fueron tras otros ídolos.

Dios utilizó a los Jueces para que los liberaran de las aflicciones de sus enemigos, pero tan pronto como ocurría el cambio, nuevamente se entregaban al servilismo apóstata.

Si aplico esto a mi vida, podré comprender mejor a Israel y también podré entender mejor todo lo que me ha ocurrido.

La obediencia resulta fundamental, para poder vivir bajo la Gracia y para poder luchar contra fuerzas que sobrepasan mis limitadas capacidades.

En realidad, mi primera batalla es ser fiel siempre, porque mi gran enemigo, tal vez esté en mi interior.

Jueces 2:22

Para probar con ellas a Israel,
si procurarían o no seguir el camino de Jehová,
andando en él,
como lo siguieron sus padres.

Juízes 2:22

Para por elas provar a Israel,
se hão de guardar o caminho do Senhor,
como seus pais o guardaram,
para por ele andarem ou não.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com