PRUEBAS CON HUMANOS Y MONOS

CARTA DE ALEMANIA

El escándalo provocado por las pruebas realizadas con seres humanos y monos, evidencia que se sigue perseverando en prácticas que violan principios fundamentales.

No nos estamos refiriendo a las normas de los hombres, sino a lo establecido por Dios y el cuidado a los seres de su Creación.

Probar si los gases generados por motores diesel con personas y con monos, altera el necesario equilibrio entre los intereses económicos y los derechos de los humanos.

Lo concreto es que el escándalo por estas pruebas en Alemania, ya provocaron la dimisión de uno de sus responsables y abrieron un debate que amenaza con continuar con el correr de los días.

Pero bueno es recordar que no hay ningún fin que justifique ningún medio. Este principio debe ser recordado tanto en las conductas personales como en las de la propia sociedad de la que formamos parte.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com