UN POCO

Repasando con un amigo algún tiempo de nuestras vidas, llegué a algunas conclusiones preocupantes, tanto para él como para mí.

La razón?

Advertí que los hechos que había recordado se parecían mucho a los míos, especialmente en lo relacionado a nuestra relación con Dios.

Hice memoria, del caso de las personas que se acercan al mar y permanecen en la orilla, con miedo a adentrarse en las partes más profundas.

Estas actitudes traducidas a las cuestiones espirituales, demuestran que con Dios hacemos lo mismo. Nos acercamos pero con límites.

Esto significa en mi caso miedo a asumir más compromisos que los necesarios, para no involucrarme en responsabilidades mayores.

Acercarse con esas precauciones es como tomar un atajo, que me aparta del Camino verdadero, pero que me permite hacer un recorrido más placentero, más cómodo y evidentemente menos exigente.

Sin embargo, el Espíritu me advirtió sobre esta cuestión con una sencilla pregunta: Y si el Eterno hiciera lo mismo? De solo imaginarme semejante posibilidad, pedí perdón y mi vida cambió para siempre.

En lugar de atajos, ahora tengo compromiso. Ya no doy un poco sino que me brindo todo, sin ninguna clase de reservas!

Deuteronomio 13:4

En pos de Jehová vuestro Dios andaréis;

a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz,

a él serviréis, y a él seguiréis.

Deuteronômio 13:4

Após o Senhor, vosso Deus, andareis,

e a ele temereis, e os seus mandamentos guardareis, e a sua voz ouvireis,

e a ele servireis, e a ele vos achegareis.

Diego Acosta / neide Ferreira

www.septimomilenio.com

RECORDAR

Con un grupo de hermanos comentábamos los duros que pueden resultar los golpes que hay que afrontar a lo largo de la vida.

Discrepábamos sobre la forma en que cada uno se colocaba frente a situaciones complejas y muchas veces dificilísimas.

En lo que sí coincidimos es que en esos momentos es cuando más se debe confiar en Dios, para no caer en la diabólica tentación de olvidarnos de ÉL.

También hablamos de los exitosos que son algunos hombres y mujeres, que sin respetar nada ni a nadie, parecen ser los dueños del mundo.

Y de nuevo se repitieron las discrepancias, porque los ejemplos sobre esta clase de personas son muchos y además muy notorios.

Mientras hablábamos tuve la necesidad de ser muy prudente, porque percibí que estábamos cayendo en el peligroso terreno de admirar los logros equivocados.

Fue entonces cuando decidí recordar y recordarme, que nunca el mal prevalecerá sobre el Bien. Nunca. Aunque las circunstancias puedan mostrar lo contrario, el Poder del Eterno es superior a cualquier otro poder.

Con esta certeza se apaciguaron los ánimos y también el mío. Por mucho impío triunfante que vea, siempre debo recordar que nadie escapará del Juicio.

Nadie!

Eclesiastés 8:13

Y que no le irá bien al impío,

ni le serán prolongados los días, que son como sombra;

por cuanto no teme delante de la presencia de Dios.

Eclesiastes 8:13

Mas ao ímpio não irá bem,

e ele não prolongará os seus dias; será como a sombra,

visto que ele não teme diante de Deus.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

PARA ELE…

 

CONGREGAÇÃO

SÉTIMO MILÊNIO

Para Ele, por Ele enEle

“Senhor, meu Deus, clamei a ti por socorro, e tu me saraste – Salmos 30:2”

Ontem fiquei impactada com um versículo que dizia: “Quando os cuidados do meu coração se multiplicam, as tuas consolações recreiam a minha alma” – e a parte que me impactou foi: “..recreia a minha alma”. Alegra minha alma.

Hoje leio esse versículo do Salmos 30 e vejo esse cuidado amoroso de Deus para conosco. Clamei e me saraste. Sarou a ferida da minha alma.

Deus nos quer felizes, curados, livres, soltos, libertos, plenos NELE!!!

Deus é Amor!! Você dirá: sim Elié, eu sei que Deus é amor, isso não é novidade. Mas eu preciso de… – NÃO!, você não precisa de nada! – você só precisa saber e conhecer o Amor de Deus, porque nesse Amor se resume TUDO, está TUDO, é o TUDO que precisamos.

Senhor, clamei por ti e TU me saraste – Na minha angústia clamei ao Senhor e ELE se inclinou para me ouvir – Meu coração estava enfermo e TEU Espirito (Consolador) recreou (alegrou, tirou da tristeza, mudou o sentimento do meu coração).

O que mais podemos querer? Saúde? Dinheiro? Carro? Casa? Viagem dos sonhos? Casamento perfeito? O QUE?

Quero contar para você um segredo: Quando buscamos a Deus de TODO o nosso coração, todas as coisas, que forem produzir vida em nós, nos serão dadas. Mas buscarmos a Deus pelo que Ele é e não para ter. Este é o segredo. Quando formos capazes de adorá-Lo assim, tudo isso que pensávamos ter valor passa a não ter mais sentido nem importância, nossa alma passa a ser livre, curada, resgatada, liberta, completa, porque o que eu antes considerava precioso perde seu valor. “Não vivo eu, mas Cristo vive em mim” – Não importa mais o que eu quero mas sim quem Deus é em mim e eu sou nEle!

Ele me ouviu!

Ele me libertou!

Ele me sarou!

Ele me alegrou!

Sou dEle, criado por Ele, vivo para Ele! – Que sejam este o grito da sua alma!

Elié Ferreira

www.septimomilenio.com

RIESGO

Una de las situaciones más complejas que podemos afrontar los seres humanos, es vincular las confrontaciones personales, con Dios.

Esta es una de mis mayores preocupaciones porque muy a menudo me encuentro con esta especie de dilema, que significa diferenciar los problemas de hombres y entre hombres, con lo relacionado con el Eterno.

Principalmente esta situación se plantea cuando por las razones que sea tengo un problema, de carácter personal, con alguien muy cercano.

La parte irracional de mi persona se rebela, sobre todo cuando creo que tengo razón en una discusión, pero tengo que ceder por una cuestión que hace a la jerarquía de la otra persona.

Entonces comienza mi conflicto interior y creo que Dios no ha sido justo conmigo y me ha abandonado.

Y es en ese momento cuando yo mismo me pongo en peligro, al no saber diferenciar que un problema con otro hombre, no tiene nada que ver para que se modifique mi relación con el Eterno.

Ser sabio en estas circunstancias es muy difícil, pero absolutamente necesario, para no agregar a un problema mundano, otro de tremenda gravedad espiritual.

En las cuestiones humanas, dejemos al margen al Señor, quién es nuestro verdadero socorro.

Esdras 9:10

ES – Pero ahora, ¿qué diremos, oh Dios nuestro, después de esto?

Porque nosotros hemos dejado tus mandamientos.

PT – Agora, pois, ó nosso Deus, que diremos depois disso?

Pois deixamos os teus mandamentos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ESCONDIDOS…!

 

Prestando un mínimo de atención se puede comprobar como quienes nos llamamos hijos de Dios, estamos como temerosos de mostrar lo que somos.

Asumo mi propia responsabilidad en este asunto, porque el mundo va ocupando los lugares que torpemente estamos cediendo.

Es necesario y me lo digo cada día, que recuperar el Mandato de Jesús y afirmar con rotundidad lo que Él hizo en mi vida y lo que puede hacer en la vida de cada persona. 

No puedo y no debo silenciar esta Grandiosa Obra, como si se tratara de un secreto familiar o de un hecho del que mejor es no hablar.

Hasta cuando me esconderé en mis torpes argumentos para estar callado, para no mostrar ninguna señal que me pueda relacionar con Jesús?

La conquista del Reino es para los valientes, no para quién se escuda en el temor, en la falta de oportunidad o en ese miserable pretexto de no escandalizar a nadie.

Me digo y me repito: La hora ha llegado!

No me digo, está llegando, porque sería postergar una vez más el cumplimiento del Mandato de hablar de las Buenas Nuevas!

Romanos 1:16

ES – Porque no me averguenzo del evangelio,

porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree;

al judío primeramente, y también al griego.

PT – Porque não me envergonho do evangelho de Cristo,

pois é o poder de Deus para salvação de todo aquele que crê,

primeiro do judeu e também do grego.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

IMPREVISIBLE

Ceo que una de las cuestiones que me producen más inquietud, es saber que tengo por amigo a un ser imprevisible.

Un hombre o una mujer que son maravillosos en lo personal, dignos de admiración incluso, pero capaces de hacer cosas que nos desubican totalmente.

Cuando pienso en algún caso concreto relacionado con este tema, llego a la conclusión que se trata de alguien que no ha asumido totalmente las enseñanzas y los mandamientos de la Palabra de Dios.

Las decisiones Soberanas del Todopoderoso siempre están relacionadas con el Orden, en su más alto significado y nunca con lo contrario.

El caos, por lo opuesto es el territorio donde domina el enemigo de nuestra fe. Por tanto si una persona se considera hija de Dios, nunca puede vivir en el descontrol.

Lo triste de todo esto, es que vivir fuera de las normas del Eterno, nos puede colocar frente a situaciones cuyas consecuencias, serán tan graves que lamentaremos para siempre, el habernos equivocado.

Deuteronomio 8:11

Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios,

para cumplir sus mandamientos,

sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy.

Deuteronômio 8:11

Guarda-te para que te não esqueças do Senhor, teu Deus,

não guardando os seus mandamentos, e os seus juízos,

e os seus estatutos, que hoje te ordeno.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DESÁNIMO

Con angustia, un hermano confesaba en una reunión de oración, que se sentía abatido y que cada día le costaba más levantarse.

La principal causa de esa situación era que debía soportar varias enfermedades, que con el paso de los años se iban agravando.

En verdad fue impactante escucharlo, sobre todo porque lo hacía delante de quienes casi a diario compartíamos tareas en la congregación.

Me vino entonces una reflexión acerca de las circunstancias. Y estaba relacionada con la importancia que tienen, principalmente cuando nos sentimos débiles.

Hablé entonces con el hermano que pasaba horas de tribulación y le dije con crudeza y sinceridad, que no debíamos permitir que las circunstancias tomaran control de nuestra vida.

Es mucho más difícil hacerlo que decirlo, pero un principio de solución, es comenzar a entenderlo. A saber que las circunstancias son el enemigo declarado de nuestra confianza en el Señor.

Si mi alma se abate, es porque pienso  que Dios se ha apartado de mí, que no escucha mis oraciones ni le importa como es mi estado.

Ninguna de estas cosas son ciertas, pero el día a día parece convertirlas en certeza. Luchemos contra el desánimo, no con nuestras fuerzas que son pocas, sino con la energía de saber que el Eterno nunca nos abandonará. Nunca.

Habacuc 3:17-18

ES –Aunque la higuera no florezca,

Ni en las vides haya frutos,

Aunque falte el producto del olivo,

Y los labrados no den mantenimiento,

Y las ovejas sean quitadas de la majada,

Y no haya vacas en los corrales;

Con todo, yo me alegraré en Jehová,

Y me gozaré en el Dios de mi salvación.

PT – Porquanto, ainda que a figueira não floresça,

nem haja fruto na vide;

o produto da oliveira minta,

e os campos não produzam mantimento;

as ovelhas da malhada sejam arrebatadas,

e nos currais não haja vacas,

todavia, eu me alegrarei no Senhor,

exultarei no Deus da minha salvação.

Diego Acosta / Neide Ferreira

CORAÇÃO RENDIDO

CONGREGAÇÃO

SÉTIMO MILÊNIO

Hoje estive pensando no quanto nos esforçamos para mudar nossa vida quando conhecemos a Deus e nos entregamos a Ele, parece que lutamos continuamente para ficar em pé e estamos continuamente em luta/guerra conosco mesmo.

Pensei: Será que é assim? Devemos nos esforçamos por nós mesmos com nossa força? Devemos seguir um caminho com tanto peso nos ombros?

Mas…E o versículo que fala: Tomai sobre vós o meu jugo, e aprendei de mim, que sou manso e humilde de coração; e encontrareis descanso para as vossas almas. Porque o meu jugo é suave e o meu fardo é leve.(Mateus 11:28 a 30)  Como é isso?

Suave, leve, descanso – e o que sinto é dureza, peso, cansaço?

O que está errado?

Deus não nos pede para mudarmos nossa vida por nossa própria força, mas sim pede o nosso coração rendido, entregue a Ele. O erro está justamente aqui: QUEREMOS MUDAR NOSSA VIDA POR NOSSO ESFORÇO

A postura de Jesus para com Deus, Seu Pai, era de um coração entregue, rendido, que não questionava nada que lhe acontecia, simplesmente OBEDECIA, o coração de Jesus pertencia a Deus.

Sabemos que o coração tem o papel principal no organismo, tanto que a tudo que referimos como importante falamos: o coração disso, o coração daquilo. É o centro de tudo, a peça fundamental para que o corpo possa funcionar, é quem bombeia o sangue para que o cérebro funcione, a digestão seja feita, etc. etc.

Deus nos diz: “Filho meu dá-me o teu coração” (Provérbios 23:26) e em vários outros lugares fala sobre o coração: “sobre tudo guarda o teu coração porque dele procede a saída de vida” “onde está o teu coração está o teu tesouro”, etc. – Mas não fala: “muda tua vida”, “venha a Mim depois que tua vida estiver bem” (fala justamente o contrário: vinde a Mim os cansados…)

Deus quer o nosso coração RENDIDO A ELE!

Este é o segredo de uma vida como a de Jesus: coração que não nos pertence mais, não me importa o que eu quero ou gostaria de fazer, o coração não é mais meu, a vida não é mais minha.

Quando nos apaixonamos qual é a frase que falamos sempre: “entreguei meu coração a fulano/a” – então porque relutamos em entregar/render nosso coração a Deus?

Quero falar uma coisa que tenho pensado muito e acho bem séria:

Enquanto teu coração não estiver completamente rendido a Deus, Ele não pode mudar tua vida, teu caminho.

Significado de rendido no dicionário:

– que não tem vontade própria; vencido, dominado, cativo.

Quer mudança? Renda teu coração.

“Entrega/rende teu caminho/coração/centro da vida ao Senhor, confia nEle, e o mais ELE fará”

Deixo um link de uma música para você ouvir enquanto rende teu coração a Deus

https://www.youtube.com/watch?v=3j7g8RgbAKg

www.septimomilenio.com

 

MIEDO…?

Creo que todos podemos recordar a personas que teniendo grandes dones y talentos, tienen dificultades para ponerlos en acción.

En que radica el problema?

Tal vez en el miedo que tienen de que alguien les arrebate aquello que es de ellos, aquello que creen que es uno de los grandes logros de su vida.

Comprendo esta situación porque en los primeros años de convertido, albergaba un sentimiento parecido con relación a mi lugar en la congregación.

Es más: Tenía un fuerte miedo a que ese lugar que ocupaba y que tanta alegría y vanidad me producía, pudiera ser entregado a otro miembro de la Iglesia.

Comprendo esto que hacía, porque a pesar de mis afirmaciones, todavía no tenía en mi corazón la idea de que la más grande obra que podemos hacer los hijos de Dios…es servir.

Como sirvió Jesús!

Todo lo demás carece de importancia, porque los títulos y los honores son tan temporales como los hombres que los otorgan.

El único miedo que debemos de tener, es a perder la honra que solo el Eterno concede!

Jueces 9:9

Mas el olivo respondió:

¿He de dejar mi aceite, con el cual en mí se honra a Dios y a los

hombres, para ir a ser grande sobre los árboles?

Juízes 9:9

Porém a oliveira lhes disse:

Deixaria eu a minha gordura, que Deus e os homens em mim prezam,

e iria a labutar sobre as árvores?

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

POR VIEJO…

Un respetado autor y cantante hizo una reflexión tan plena de sabiduría, que me recordó uno de los grandes mandatos de la Biblia.

Dijo el intérprete que la sociedad de nuestros tiempos exalta a los jóvenes porque son los que generan dinero y con los que se gana dinero.

Por el contrario, la misma sociedad margina a los mayores porque no tienen ese poder adquisitivo y por tanto carecen de interés.

El argumento fue dicho con gran sencillez y hasta diría que con una cierta elegancia, por lo que la dureza de su profundidad quedó reservada para la conciencia de cada uno que lo escuchó.

Cruel pero verdadero!

Quizás, completando la reflexión se pueda preguntar, que siendo lo expuesto una gran verdad, que pasará con una sociedad que margina a los mayores por la simple razón de que son viejos y que casi no tienen dinero?

La Palabra de Dios es tan drástica como elocuente!

Quién margine a los mayores se expondrá a un rigor impensable, tan grande como será bendición para quién los cuide.

Éxodo 20:12

 Honra a tu padre y a tu madre,

para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.

Êxodo 20:12

 Honra a teu pai e a tua mãe,

para que se prolonguem os teus dias na terra que o Senhor, teu Deus, te dá.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 2 3 4 15