INTERMEDIARIO

Una de las más sorprendentes enseñanzas que he recibido, estuvo relacionada con un pedido de oración.

Le pedí a un líder que orara por mí y me contestó que no. Rotundamente, sin ninguna clase de explicación. Me dejó pensando, sobre todo por su falta de solidaridad.

Pasaron varios días, hasta que esta persona me preguntó si ya se me había pasado el enfado. Le contesté la verdad, no, no se me había pasado.

Entonces me dijo: Te puedes imaginar la situación de ir juntos a la casa de tu padre y que entonces, en lugar de saludar tú directamente a tu padre, me pidieras a mí que lo saludara…

Eso es lo que me has pedido, que en lugar de dirigirte tú al Padre, lo hiciera yo por ti.

Que ocurriría en una situación como esa?

El caso es exactamente igual al de pedir que alguien ore por mí. Es verdad que hay veces en que es bueno y necesario que otra persona ore por nosotros.

Pero, en nuestra relación personal con Dios no precisamos ningún intermediario. Cada uno puede hablar con el Padre, directamente, como lo haríamos con nuestro padre carnal.

Esa es la relación personal. Esa es la oración que el Eterno escucha y responde.

Efesios 2:18

Porque por medio de él

los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

Efésios 2:18

Porque, por ele,

ambos temos acesso ao Pai em um mesmo Espírito.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

SOLAMENTE IMPACTOS

Blog del TIEMPO!

La sociedad global en la que vivimos, tiene la singularidad que se maneja por impactos de todo tipo y que marcan las tendencias de nuestros pensamientos.

La reciente muerte de un científico británico, actualizó la cuestión del Universo y también su posición de no aceptar la existencia de Dios.

Él buscaba la fuente del origen de todo lo que conocemos y llamamos Universo y a eso dedicó gran parte de su vida. Esa búsqueda fue también uno de los motivos de su notoriedad.

En cuánto a lo de Dios, nos preocupa que algunas personas saquen conclusiones equivocadas. Puede pensarse: Si este hombre que es sabio, niega la existencia del Eterno, por qué yo lo voy a contradecir, si no soy sabio?

Esto es lo que nos concierne. Respetando sus aportes científicos, nos queda la libertad de disentir de sus conclusiones con relación a Dios.

Quizás su búsqueda del origen del Universo, estaba muy cercana a su mente privilegiada. Pero también es probable, que su propia inteligencia, se negara a admitir que todo lo Creado, tiene un único Autor.

En el fondo, se trata de una cuestión de fe y no de inteligencia. Respetando todos los pensamientos, mantenemos nuestra certeza de la existencia de Dios y proclamamos nuestra confianza en ÉL.

No seremos sabios, pero somos hombres y mujeres de fe. Y creemos en Creador. Y ese, es el comienzo de toda Sabiduría.

Diego Acosta

INGENUOS

Cada vez con mayor frecuencia me pregunto que significa ser ingenuo. La cuestión está relacionada con la actitud que tengo que adoptar frente a los argumentos que propone el mundo.

Puedo ser ingenuo frente a la maldad?

Puedo ser ingenuo ante las uniones del mismo sexo?

Puedo ser ingenuo frente a la teoría que los niños deben tener la libertad de poder elegir su sexo?

La lista es tan larga como puedan ser la preocupaciones de los creyentes frente a lo que el mundo nos plantea, que llama a lo malo bueno y a lo bueno malo.

La gravedad de este planteamiento, es que la ingenuidad nos puede llevar a la peligrosa actitud de la tolerancia, frente a todo y frente a todos.

Cuando comenzamos a tolerar lo poco, llegaremos a tolerar lo mucho, porque así seremos más modernos, viviremos de acuerdo  a lo que el mundo propone y seremos hombres y mujeres de este tiempo.

Pero es eso lo que nos demanda Dios?

O lo que el  Eterno nos reclama es fidelidad para el cumplimiento de los Mandatos que recibimos?

Así llegaremos a la conclusión, que la ingenuidad es la manera más sutil de llegar a la tolerancia, que es una de las mejores formas de apartarnos del Creador.

Proverbios 3:1

Hijo mío, no te olvides de mi ley,

y tu corazón guarde mis mandamientos.

Provérbios 3:1

Filho meu, não te esqueças da minha lei,

e o teu coração guarde os meus mandamentos.

Diego Acosta  Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CUPIDO…?

Un escritor ha actualizado, seguramente sin desearlo, el Mandato de Jesús, de que tengamos cuidado para no ser engañados.

El motivo no es otro, que el de comparar el amor que podemos sentir hacia Dios, con el amor que se puede considerar está inspirado por Cupido.

Recordamos quién es Cupido?

Era uno de los dioses de la mitología romana, se le atribuía ser hijo de la diosa Venus y de Marte, el dios de la guerra.

No cabe ninguna duda que todas las opiniones deben ser respetadas, pero tampoco podemos dudar en poner de manifiesto la total discrepancia con estas afirmaciones que pueden engañar o confundir.

La advertencia de Jesús tiene mucho que ver con esta afirmación, que relaciona el deseo amoroso, con el amor que debemos profesar al Eterno.

No dejarnos engañar está estrechamente ligado a otro Mandato bíblico, que establece que escudriñemos todo, absolutamente todo.

Solamente así evitaremos ser víctimas de las fantasías que pueden resultar muy atractivas, pero que con peligrosas trampas para los hombres y mujeres de fe.

Mateo 24:4

Respondiendo Jesús,

les dijo: Mirad que nadie os engañe.

Mateus 24:4

E Jesus, respondendo,

disse-lhes: Acautelai-vos, que ninguém vos engane.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LO PEQUEÑO

El Señor utiliza las circunstancias más imprevistas, para revelarnos Su mensaje de edificación.

Estaba escuchando una música maravillosa, cuando advertí algo que me sorprendió. Como es posible que una misma partitura, que una misma sinfonía pueda ser ejecutada de maneras tan diferentes?

Y con resultados tan distintos los unos de los otros.

En algunos casos las ejecuciones son brillantes y están de acuerdo con el sentido de la genial partitura. Pero en otros, resultan pobres, tan limitados que hasta empequeñecen una obra distinguida mundialmente.

Entonces vino la Palabra del Eterno!

Si esto ocurre con una sinfonía, por extraordinaria que sea, no ocurre lo mismo con la Biblia?

No es acaso la Palabra de Dios?

Y por qué en ocasiones algunos hombres han dejado grandes enseñanzas y en otros casos, el mío sin ir más lejos, reducimos o pretendemos hacerlo, a nuestro propio nivel el Texto Sagrado.

Es evidente que todo depende de la actitud del corazón. Si un director de orquesta eleva su mirada, el resultado será notable. Si yo como creyente, deposito mis ojos en el Señor, lo que la Biblia me enseñe, estará relacionado con la Grandeza de su Autor.

Deuteronomio 6:5-6

Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón,

y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón

Deuteronômio 6:5-6

 Amarás, pois, o Senhor, teu Deus, de todo o teu coração,

e de toda a tua alma, e de todo o teu poder.

E estas palavras que hoje te ordeno estarão no teu coração

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA BIBLIA – Moisés

 

ESTUDIO 2.

GÉNESIS / 1

Dios inspiró a Moisés el Texto del Primer Libro de la Torá, revelando su propia existencia Eternal. Produciendo otro hecho que solo ÉL estaba en condiciones de realizar y que pudiera ser creído y aceptado por los hombres.

Se mostró como el Autor de todo lo conocido, ante un pueblo que acababa de ser liberado de su cautividad en Egipto.

Debe considerarse que los más de 400 años vividos en la tierra de los faraones, es un tiempo lo suficientemente largo como para influir en el ánimo, los pensamientos y las creencias de varias generaciones.

Podían los israelitas liberarse de la adoración que tenían los egipcios del dios sol?

Y siguiendo esta línea de pensamiento podían ser ajenos a todo lo que significaban los otros dioses que tenían los pobladores del imperio del Nilo?

Dios enfrenta esta realidad, mostrándose como el Creador de todo lo que los hombres veían, incluyendo al propio sol, el dios a quienes lo egipcios adoraban.

Podían los israelitas adorar a un dios que había sido creado por el verdadero Dios, Eterno y Todopoderoso?

Así pasaron a través del Texto inspirado a Moisés del politeísmo al monoteísmo. Salieron del politeísmo y debían ir hacia tierras donde se adoraban a otros muchos dioses.

Dios fue el Creador de todo, ÉL era el Único a quién debían adorar y a quién debían obediencia.

Su Omnipotencia fue el que doblegó al faraón, cuyos supuestos poderes no fueron suficientes para enfrentarlo y para aceptar que finalmente abandonaran Egipto.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

PREOCUPACIÓN

Dos jóvenes líderes me plantearon como debían obrar, ante los errores de interpretación de pasajes bíblicos por algunos predicadores.

Estaban preocupados y precisaban una respuesta. Y vino de la propia Biblia, para que ser revelada a quienes estaban obrando mal y a quienes escuchaban los mensajes.

En estas ocasiones, es muy difícil hablar del tema con el predicador, porque sus argumentos se desviarán hacia la disciplina y no a la cuestión.

Quién se equivoca varias veces en sus interpretaciones de los pasajes bíblicos, difícilmente admitirá su error y en cambio, ejercerá su autoridad y demandará no caer en rebeldía.

La Palabra de Dios nos manda orar en todo momento y circunstancia, por todo y por todos!

Es la gran solución a este problema y a cualquier otro que se presente en una congregación!

Orar para que el Eterno inquiete a quién se equivoca!

Orar para que los que escuchen interpretaciones equivocadas, sean capaces de escudriñar los mensajes y contrastarlos con la Biblia.

No es una solución fácil, pero siempre es importante dar el espacio y el tiempo para que el Soberano obre sobre todas las circunstancias.

No es lo único que se puede hacer, pero sí es lo primero que se debe intentar!

Salmo 19:11

ES – ¿Quién podrá entender sus propios errores?
Líbrame de los que me son ocultos.

PT – Quem pode entender os próprios erros?

Expurga-me tu dos que me são ocultos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA PALABRA

Dios le reveló a Moisés como fue la Creación y destacó de manera muy especial, que todo fue hecho con el Poder de su Palabra

El Eterno estaba magnificando ante los hombres el Poder de su propia existencia, antes de la Eternidad y antes de que comenzara el Principio, como se escribió en Génesis.

Por esta razón debemos de tener especial cuidado con la Palabra. Con la Palabra de Dios para estudiarla, comprenderla y vivirla y también con nuestras propias palabras.

Es sorprendente como el Soberano nos concedió el uso de la palabra, tal vez lo único en lo que nos podemos  aproximar a su Grandeza.

ÉL habló y Creó todo lo que conocemos y lo que desconocemos.

Nosotros hablamos y podemos dar vida o dar muerte a lo que sí conocemos.

Es decir: Si bendecimos a una persona, a una situación, a una iglesia, a un país, estamos dando vida a través de la palabra viva que trae consigo el Poder de Dios.

Si maldecimos, estamos desatando las fuerzas oscuras, opuestas a la Santidad del Altísimo y generamos muerte a los mismos que antes podríamos haber bendecido.

De allí la importancia de la Palabra.

La de Dios porque es la del Omnipotente y del Justo de Israel y la nuestra, porque puede ser la expresión de lo mejor o de lo peor de hombres y mujeres que somos una parte imperfecta de la Creación.

Reflexionemos sobre esta cuestión, porque es necesario advertir que cuando bendecimos también estamos trayendo bendiciones a nuestra propia vida.

Pero cuando hacemos lo contrario, estamos llevando el mal a otros y trayéndolo a nuestra propia vida y a nuestra casa.

No en vano Jesús nos advirtió que en el final de los tiempos, tengamos cuidado para que nadie nos engañe. Y tal vez debemos hacerlo para cuidarnos de nosotros mismos.

De nuestro engañoso corazón que nos puede llevar a decir cosas, que lamentaremos el resto de nuestra existencia.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA BIBLIA – Libro

 

 

 

ESTUDIO 1.

La Biblia es el Libro más leído y publicado del mundo. Fue el primer Libro impreso por el alemán Johannes Gutenberg. Su primera parte, a la que conocemos como Antiguo Testamento o Antiguo Pacto, tiene un claro trasfondo oriental. Fue escrita en hebreo y en algunos pasajes de los Libros de Esdras y Nehemías, se utilizó el arameo, que era el idioma coloquial de la región. Jesús también usó breves frases en arameo.

Su segunda parte, que denominamos Nuevo Testamento o nuevo Pacto, tiene una predominancia de la cultura helena y sus textos están escritos en griego.

Podríamos decir que la Biblia revela a los hombres el comienzo de la Eternidad, a través del Libro de Génesis y como será el fin de los tiempos o la Eternidad futura, con el Libro del Apocalipsis o La Revelación.

Quién pudo revelar el pasado relacionado con la Creación?

Solamente Dios.

Quién puede revelar el futuro?

Solamente Dios, encarnado en el Hijo, como Jesús, miembro de la Trinidad.

La Biblia es la Palabra de Dios, se explica a sí misma y es sagrada y santa porque así lo declara el propio Texto.

Es inerrante, Salmos 12:6, 119:140, Proverbios 30:5, Juan 10:35. Y también es infalible como declara Pablo en 2 Tito 3:16-17.

La Biblia es un Texto de Dios para los hombres y no es otro libro de historia o de ciencia. Es la Palabra del Eterno para la humanidad. Es la Revelación del Creador de todo lo que es bueno para ser conocido por las joyas de su Creación.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

QUIÉN SOY?

Creo que muchos de nosotros nos habremos hecho esta pregunta, alguna vez en su vida. O varias veces.

Enunciar el interrogante es relativamente fácil. La cuestión es darle una respuesta que pueda ser contrastable con la Palabra de Dios. Única manera de no equivocarnos.

Como es una cuestión personal, el aporte a la cuestión es también personal. Y creo que en el fondo se trata de hacer lo que el Eterno nos manda, en el momento y en el lugar donde estemos.

De esta manera siendo fieles a ese Mandato, tendremos los elementos para comprender quienes somos y sobre todo, que es lo que el Altísimo quiere que seamos.

De allí la diferencia que existe entre lo que Dios permite que hagamos y lo que ÉL manda que hagamos. Permitir es una cosa y obedecer es otra.

Aunque parezcan muy cercanas, en realidad son diferentes. Si el Todopoderoso nos permite algo, es por su Misericordia. Pero si hacemos lo que nos manda, estaremos bajo la Gracia de su Poder.

Dios es quién sabe quienes somos, quién soy. Si soy fiel y le obedezco, tendré la posibilidad de conocer mi identidad, que no es otra cosa que el cumplimiento del Propósito del Soberano sobre mi vida.

Proverbios 14:8

La ciencia del prudente está en entender su camino;
mas la indiscreción de los necios es engaño.

Provérbios 14:8

A sabedoria do prudente é entender o seu caminho,

mas a estultícia dos tolos é engañar.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 2 3 4 5 19