MANDATOS

 

CONGREGACIÓN

del SÉPTIMO MILENIO

Con demasiada frecuencia nos olvidamos de los Mandatos que nos ha dado Dios y también su Hijo Jesús.

Pareciera que consideramos que estos Mandatos tienen el carácter de optativos y que no nos conciernen en forma directa.

Incluso hay quienes aseguran no vivir bajo la Ley y por tanto todo lo que signifique Mandamientos quedamos exentos de ellos.

Esto contradice frontalmente con lo que dijo Jesús, cuando afirmó que no solamente que no había venido a abolir la Ley sino que había venido para cumplirla.

Por tanto el ejercicio de Obediencia hacia lo dispuesto por el Eterno, es absoluto y no podemos quedarnos al margen bajo ninguna causa ni por ningún pretexto.

Esto también encierra una promesa del Omnipotente, como por ejemplo en el caso de honrar a nuestros padres, para que nos vaya bien y vivamos muchos años.

Pero, pensemos: Que nos ocurrirá si no cumplimos con el Mandato de honrar a nuestro padre y a nuestra madre?

Lo contrario de la promesa: No nos irá bien ni viviremos muchos años.

La vida de cristianos no es un juego!

Así como nos regocijamos con las bendiciones, debemos ser fieles cumplidores de las obligaciones.

Y nuestra vida no es una aventura caprichosa, sino una Verdad que nos puede llevar a la Eternidad.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

ARMONÍA

Una de mis mayores dificultades es la de vivir en este mundo, siendo como creo que soy ciudadano del Reino.

Es decir: Tengo que compartir la realidad de mi tiempo, pero a la vez ser consciente que mi ciudadanía en la del Reino.

Armonizar estas circunstancias, se me hace difícil porque diría que hora tras hora me encuentro con alternativas que me obligan a un constante esfuerzo de visión.

Sigo lo que el mundo me sugiere, me manda, me seduce o hago lo que Jesús determinó?

Está más que claro que no hay ninguna opción posible, pero si reconozco que esa lucha constante a veces me desequilibra y me hace recurrir casi angustiosamente a la Palabra de Dios.

La experiencia personal que se genera con los años, no es suficiente para fortalecer el ánimo, cuando debemos enfrentarnos a la brutal realidad del mundo.

Siempre queda el recurso de actuar en cada situación pensando en cómo lo hubiera hecho el Hijo del Hombre. Maravilloso recurso, infalible y perfecto.

Hebreos 2:18

Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado,

es poderoso para socorrer a los que son tentados.

Hebreus 2:18

Porque, naquilo que ele mesmo, sendo tentado, padeceu,

pode socorrer aos que são tentados.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA INTEGRIDAD

CONGREGACIÓN

del SÉPTIMO MILENIO

Somos parte de quienes sostienen que el fin de los siglos anunciado por Jesús, está muy cercano.

No nos apoyamos ni en un sentido religioso de sus palabras, ni en la voluntariedad, ni en la tentación de parecer más cristiano que otros.

Solamente nos detendremos en un aspecto, que rara vez se menciona con relación a este tema. El fin de los tiempos, tiene una evidente relación con cada uno de nosotros.

El fin puede llegar antes del propio regreso de Jesús, porque habrá llegado el término de nuestra vida!

Para decirlo más claramente: El fin de los siglos, puede llegar como le ha llegado a millones de personas desde hace casi dos mil años, simplemente porque les ha llegado la muerte física.

Y pensando en ese fin es que debemos dar un paso sustancial en la dirección correcta: No desviarnos ni a derecha ni a izquierda en el Camino que es el propio Hijo del Hombre.

Esto significa nada más ni nada menos, que debemos de poner todo nuestro esfuerzo para acercarnos al modelo de la Perfección que es Jesús.

Cada día que pasa nuestro fin se acerca, aunque no coincida con el fin de los siglos!

Pablo debió escribir a los primeros cristianos para alertarlos de que el final no llegaría de forma inminente como se creía, erróneamente.

Lo que si llegaría sería el fin de la vida personal, que fue exactamente lo que ocurrió. Esto es así porque nos olvidamos que el Tiempo de Dios es Eternal y el nuestro tiene un límite.

Recordar esta cuestión tan trascendente, puede parecer un acto de gran negativismo, por usar una palabra coloquial de este tiempo.

Todo lo contrario, estamos advertidos a no ser engañados por el propio Jesús y lo primero que debemos hacer es no engañarnos nosotros mismos.

Tanto nuestro final personal como el fin de los siglos, llegará en el momento que solo el Padre sabe!

Razón más que suficiente para que busquemos ser cada día mejores, con la visión de Cristo. Y el principio de ser cada día mejores, se basa en nuestros hechos para que sean la evidencia de nuestra fe.

Y el primero de ellos, no puede ser otro que servir y no servido.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA MIRADA

Hace años que conozco la versión de una canción que tiene un especial valor para los israelíes.

Pero hoy, por primera vez advertí en las imágenes que acompañan a la música, la mirada de un niño que observaba extasiado todo lo que estaba ocurriendo en el escenario.

Este protagonista inusual de estos mensajes, probablemente tenga en estos días alrededor de 10 años y me preguntaba quién será, como será de estudiante, quienes serán sus padres.

En realidad, lo que sí me gustaría es agradecerle el gesto maravilloso que tenía en su rostro, porque además de emocionante es esperanzador.

Con niños con esa mirada, es alentador pensar en el futuro, aunque pueda ser peor de lo que nos podamos imaginar.

Cuánta falta hace tener ilusión, esperanza, confianza, para afrontar las luchas cotidianas. Y la mirada de un niño nos puede alegrar, porque en el fondo es como si fuera el propio Jesús quién nos mirara!

Salmo 130:5

ES – Esperé yo a Jehová, esperó mi alma;

En su palabra he esperado.

PT – Aguardo o Senhor;

a minha alma o aguarda, e espero na sua palavra.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

MENTIRIJILLAS

En algunos países se utiliza el término mentirijillas, con la idea de que son mentiras, pero pequeñas, irrelevantes, para no ser tenidas en cuenta.

Esta justificación está muy extendida en su uso, porque es una forma de decir mentiras sin que ser condenado ni enjuiciado por eso.

Esta forma de pensar siempre me preocupó, porque me recordaba otra expresión igualmente peligrosa: mentiras piadosas.

Esta cuestión me fue aclarada por un añorado maestro, que me puso el siguiente ejemplo: Si Ud. me roba una moneda del valor que sea, me está robando.

Si, por supuesto!

Y si me roba un millón de monedas?

También lo estoy robando!

Pues esa es la explicación. La mentira será siempre mentira aunque la llamemos piadosa o mentirijilla.

Dios no admite la mentira y nos recuerda quién es su padre.

Juan 14:6

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida;

nadie viene al Padre, sino por mí.

João 14:6

Disse-lhe Jesus: Eu sou o caminho, e a verdade, e a vida.

Ninguém vem ao Pai senão por mim.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

MIEDO…?

Creo que todos podemos recordar a personas que teniendo grandes dones y talentos, tienen dificultades para ponerlos en acción.

En que radica el problema?

Tal vez en el miedo que tienen de que alguien les arrebate aquello que es de ellos, aquello que creen que es uno de los grandes logros de su vida.

Comprendo esta situación porque en los primeros años de convertido, albergaba un sentimiento parecido con relación a mi lugar en la congregación.

Es más: Tenía un fuerte miedo a que ese lugar que ocupaba y que tanta alegría y vanidad me producía, pudiera ser entregado a otro miembro de la Iglesia.

Comprendo esto que hacía, porque a pesar de mis afirmaciones, todavía no tenía en mi corazón la idea de que la más grande obra que podemos hacer los hijos de Dios…es servir.

Como sirvió Jesús!

Todo lo demás carece de importancia, porque los títulos y los honores son tan temporales como los hombres que los otorgan.

El único miedo que debemos de tener, es a perder la honra que solo el Eterno concede!

Jueces 9:9

Mas el olivo respondió:

¿He de dejar mi aceite, con el cual en mí se honra a Dios y a los

hombres, para ir a ser grande sobre los árboles?

Juízes 9:9

Porém a oliveira lhes disse:

Deixaria eu a minha gordura, que Deus e os homens em mim prezam,

e iria a labutar sobre as árvores?

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

SOLEDAD=ENFERMEDAD

 

Blog del TIEMPO!

Los expertos aseguran que la soledad es el gran mal que afecta a la sociedad de nuestros tiempos.

Con un poco de análisis es fácil de coincidir con esta afirmación, por cuanto si no somos extremadamente insensibles lo podemos comprobar a todas horas y en cualquier lugar.

La soledad es fruto de una determinada manera de vivir, de la que el mundo no nos pre-avisa cuando exalta el egoísmo a niveles inimaginables.

O cuando se exalta la indiferencia hacia los débiles, hacia los que no son capaces de enfrentar la dureza de la competencia despiadada y sin razón.

Realizado el diagnóstico, cuál es la solución?

Buscar lo que negamos con tanta insistencia, con tanta eficacia, con tanto afán. Y eso que negamos no es otra cosa que una verdadera razón para vivir.

Jesús anunció precisamente eso, una nueva forma de vivir, que está basada en el Amor y en la Misericordia. Solamente cuando haya alguien más importante que nosotros, en nuestra vida, comenzaremos a sanar la herida de la soledad.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

NO POR MÍ…!

Primero con asombro y luego con dolor, escuché un comentario acerca de una frase que estaba escrita en un cuadro: Jesús murió por las personas del mundo, pero no por mí!

Categórica manifestación en contra de la Gloriosa Obra de la Cruz, de un significado tan importante que determinó la historia de la humanidad.

Ante esta clase de actitudes, he aprendido a no reaccionar con rigidez, sino a pensar bien lo que era capaz de expresar.

No me cabe ninguna duda que cada uno de nosotros, puede tomar las decisiones que crea conveniente, esa es la libertad que nos ha dado el Eterno.

Admitiendo esto, creo también en la libertad que tengo y que tenemos de oponernos a esta forma de pensar y de decidir.

Negar a Jesús y su Obra Redentora, también me produce una profunda pena, porque es una forma de negarse a uno mismo lo mejor para su propia vida.

No sé quién es o quienes son los autores o los que participan de la idea de esta frase, pero pienso en ellos con Amor y Misericordia. Para que vean la Luz ante de caer definitivamente en las tinieblas.

Mateo 10:33

Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres,

yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.

Mateus 10:33

Mas qualquer que me negar diante dos homens,

eu o negarei também diante de meu Pai, que está nos céus

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

BUDA MUERTO

LA OTRA HISTORIA

Los cristianos celebramos la Gloriosa Resurrección de Jesús y aguardamos el momento, en el que podremos verlo en el Reino, junto al Dios Padre.

Por eso llama profundamente la atención la historia de Buda y todo lo que se enseña en torno a lo que representa en la vida de las personas.

Lo cierto es que todo lo que Buda enseñó puede ser considerado una forma de vivir, pero Jesús anunció otra forma de vivir superior, basada en el Amor y la Misericordia.

La iluminación de Buda y su mensaje, solo puede ser visto como una expresión de deseos que solo pueden materializarse en determinadas condiciones. La meditación es pura pasividad y el Mandato de Jesús representa el Amor en acción para servir al prójimo.

Por eso ante un nuevo aniversario de su muerte, lo recordamos pensando en Jesús sentado a la diestra del Padre!

Uno está muerto, el otro cumpliendo los términos señalados para el final de los tiempos y Glorificarse de nuevo en la Tierra.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

HABLAR

Hay situaciones en las que deseo esconderme para no tener que enfrentarlas. Pero tengo claro que esta postura es indigna de alguien que se llama hijo de Dios.

Esas situaciones son las que se generan cuando luego de orar tenemos en nuestro interior la certeza, de que debemos de hacer algo.

Y en eso radica el problema. Debemos hablar, aún cuando pensemos que nos pueda perjudicar el tema, que quién reciba nuestras palabras se pueda disgustar o que no nos convenga socialmente.

Todas cuestiones que reconozco, no tienen nada que ver ni con el Amor ni con la Misericordia, que enseñó Jesús para que cambiemos nuestro modo de vivir.

Tengo el convencimiento de que debo obrar y hablar, sabiendo que el Espíritu Santo pondrá en mi boca las palabras adecuadas para cada momento.

Sabiendo todo eso, no hablar significaría negar mi fidelidad al Señor, ignorar sus Mandamientos y ser esclavo de mi propia cobardía.

Ezequiel 33:6

ES – Pero si el atalaya viere venir la espada y no tocare la trompeta,

y el pueblo no se apercibiere, y viniendo la espada, hiriere de él a

alguno,

éste fue tomado por causa de su pecado,

pero demandaré su sangre de mano del atalaya.

PT – Mas, se, quando o atalaia vir que vem a espada, não tocar a

trombeta,

e não for avisado o povo; se a espada vier e levar uma vida dentre

eles,

este tal foi levado na sua iniquidade,

mas o seu sangue demandarei da mão do atalaia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 2 3 4 71