LA DECADENCIA

moral2

Puedo decir que todos los días me pregunto si formo parte de lo que ocurre en el mundo o verdaderamente soy un ciudadano del Reino.

Esta duda surge en mi ánimo como consecuencia de lo que veo, de lo que leo, de todo lo que parece ser la medida de los tiempos en que vivimos.

Recuerdo que en mi niñez había palabras que tenían un significado que ahora parece desvirtuado o literalmente dejado de lado.

Las personas que robaban eran ladrones…

Las personas que mentían eran mentirosos…

Los que engañaban eran estafadores…

Los amantes eran concubinos…

La lista es demasiado extensa como para continuarla, pero creo que ayuda a explicar por qué pienso que estamos viviendo una decadencia continua y que no llegará a su fin hasta el tiempo del Reino.

El exhibicionismo del cuerpo forma parte de una especie de gran mercado, donde todo está en oferta y donde todo se paga.

Lo mismo ocurre con la vida personal, que se muestra en toda su miseria también a cambio de dinero que se termina transformando en otra forma de notoriedad.

Puede que sorprenda que haya una reflexión sobre estas cuestiones, pero si leemos la Palabra de Dios con atención, percibiremos que es frente a estas cosas es que debemos ser ejemplares con nuestros hechos personales.

Las palabras parecen haber perdido su valor y también su eficacia. Frente a la decadencia del mundo, debemos mostrar que las normas del Eterno están totalmente vigentes y son respetadas por muchos.

Como hacerlo?

Hablando menos y mostrando más actitudes personales que reflejen a Jesús!

Mateo 16:26

Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

Diego Acosta/ Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL EGOÍSMO SE HA CONVERTIDO EN UNA VIRTUD EN NUESTRA SOCIEDAD

dv10se15-2

BLOG

Esta rotunda afirmación ha sido expresada por un cantante de fama mundial: Charles Aznavour.

A sus 92 años compromete su prestigio y notoriedad para formular un cargo que afecta a la sociedad que lo tiene por uno de sus grandes.

Es importante reflexionar sobre la cuestión.

Coincidimos totalmente con el enunciado del cantante porque sintetiza una forma de comportamiento, que cada vez parece extenderse más.

El egoísmo es la forma superlativa de la exaltación del hombre, en esa formulación que hemos dado en llamar humanismo.

Razón por la que resulte inaceptable que se pueda argumentar que existe un humanismo-cristiano. El humanismo exalta al hombre por sí mismo y por tanto es absolutamente contrario a lo predicado por Jesús.

De allí que resulte altamente significativo que haya alguien que se haya atrevido a destacar que hemos convertido al egoísmo en una virtud social.

Una aberración propia de nuestro tiempo y que nos debe llamar a pensar en lo que hacemos de nuestra vida y lo que hacemos por la vida de los demás.

Eso es lo que Jesús vino a predicar: Amar al prójimo como a uno mismo!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

QUÉ IMPORTA…?

nada

Reflexiones:

Qué importa?

La riqueza

La pobreza

La notoriedad

La grandeza

La pequeñez

Lo superfluo

Lo circunstancial

Lo superficial

Lo fatuo

El reconocimiento

Lo ignorado

El poder

La felicidad

La tristeza

El hablar

El callar

Lo que verdaderamente importa es la relación con Dios,

cumplir con lo mandamientos de Jesús

y ser hacedores de obras por fe!

1 Juan 2:16

Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

SANAR IDEAS

opening-bible

Una de las revelaciones más sorprendentes que he recibido a lo largo de mi vida, está relacionada con…sanar ideas.

Que significa este pensamiento?

Me lo he preguntado y finalmente el Espíritu ha completado su obra con la respuesta!

Sanar ideas no es otra cosa que la obra profunda del Espíritu en todo aquello que ha formado parte de los conceptos, de los fundamentos de vida, anteriores a nuestra aceptación del Señor.

Siendo como somos hombres y mujeres nacidos de nuevo, sin embargo muchos de nosotros conservamos convicciones o preconceptos adquiridos a través del conocimiento o de las experiencias personales.

Y todo eso que aprendimos, toda esa carga de supuesta sabiduría que adquirimos, también precisa ser sanada.

Cuál es la razón para ello?

Sencillamente porque se oponen a nuestra creencia verdadera, se oponen a la auténtica concepción del Soberano.

Con un ejemplo puede aclararse mejor este mensaje. Hay muchas personas, que afirman no saber si Dios existe y otras que se niegan a aceptarlo.

Sin embargo tanto unas como otras, son capaces de aceptar que existe un Ser Superior…!

Pero quién es ese Ser Superior?

Indiscutiblemente es el Eterno, pero por las razones que sea, hay quienes se niegan a reconocerlo.

Estas son las ideas que deben ser sanadas, pues perturban el correcto relacionamiento con Dios y con la  de Salvación de Jesús.

Seamos sabios y aprovechemos estas enseñanzas que el Soberano en su Misericordia nos entrega, para mejorar nuestra condición de creyentes y para elevarla sobre las pequeñeces y errores de los tiempos pasados.

Y fundamentalmente para acercarnos a nuestro Creador!

Efesios 4:22

En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo

hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,

 y renovaos en el espíritu de vuestra mente.

Diego Acosta / Neide Ferreira