SIETE MIL MILLONES

crowd

En estos días recibí una grata sorpresa, cuando en una conversación un joven dijo: Quiere decir que si Dios tiene un propósito para cada persona…Dios tiene más de siete millones de propósitos en todo el mundo!

Superado el momento de celebración de la agudeza del protagonista de este episodio, comenzamos a profundizar en su afirmación.

Uno de mis mayores problemas como creyente ha sido comprender que en ningún caso debemos compararnos con nadie.

Ni creernos superiores a nadie ni sentirnos inferiores a nadie! Por la sencilla razón de que todos somos diferentes.

Esta es la verdad que encierra la afirmación que Dios tiene un propósito para cada uno de los miles de millones de personas que formamos la especie.

Si lo entendemos como algo material, desde la pequeña perspectiva humana, resulta casi imposible imaginar algo de esta magnitud.

Pero, debemos recordar una afirmación bíblica: Nada es imposible para el Eterno!

Por esta razón es bueno pensar en la afirmación del joven: Cada habitante del planeta tiene un propósito en el Plan de Dios!

Cada hombre y cada mujer, mayor o menor, sea creyente o no lo sea, lo crea o no lo crea, lo entienda o no lo entienda.

Ocurre también que los hombres tomamos decisiones y no siempre resolvemos en la dirección correcta. Razón por la que hay quienes niegan al Todopoderoso, reniegan de ÉL o lo consideran una creación religiosa.

Hasta quienes obran y piensan de esta manera con relación al Supremo, tienen un propósito en su vida y sus hechos también forman parte de ese Plan trazado desde antes de la Creación.

Doy gracias por tener un propósito y por sumar mi número individual al grandioso Ejército Celestial!

Mateo 19:26

Y mirándolos Jesús, les dijo:

Para los hombres esto es imposible; más para Dios todo es posible.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA CELEBRACIÓN DE LA MUERTE

dv10se15-2

Blog…del TIEMPO!

En este día en algunos lugares del mundo se hace alusión a los muertos y en otros, se exalta a la muerte e incluso se la califica de santa.

Es importante recordar un pasaje de la Biblia, Isaías 8:19:

Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded:

¿No consultará el pueblo a su Dios?

¿Consultará a los muertos por los vivos?

Es evidente que el Creador ha prohibido cualquier relación con los muertos, invocarlos o intentar comunicarse con sus espíritus.

Por esta razón Isaías se pregunta: No consultarán los hombres a su Dios?

Y la siguiente formulación: Consultarán a los muertos por los vivos?

Que nos pueden decir quienes están muertos, sobre lo que estamos viviendo, sobre lo que estamos haciendo o sobre lo que ocurrirá en el futuro?

Si caemos en estas cuestiones es evidente que nos estamos alejando del Dios Verdadero. Estamos apelando al enemigo que se esconde en las tinieblas!

En este día oremos por quienes viven con un velo en sus ojos y en su corazón!

Oremos para que la Luz prevalezca sobre las tinieblas de su espíritu, de su corazón, de su mente y de sus pensamientos!

Jesús es la Vida y el Camino para la Vida Eterna!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

SOY PEQUEÑO…!

close-up-of-young-child-png

En un curso de idiomas he leído esta frase: Soy pequeño porque soy un niño!

Evidentemente se trata de un ejercicio para recordar la condición de pequeño y la de niño. Pero me llamó la atención…

Las dos palabras juntas o separadas tienen que ver con el mensaje de Jesús, con relación a quienes pertenece el Reino de los Cielos…!

Los pequeños, por serlo!

Los niños, por serlo!

Recordamos la frase bíblica y la replanteamos: Como una persona con muchos años puede ser pequeña y puede ser niño a la vez?

Acaso es posible esto?

La condición de pequeño está relacionada con la dimensión que nosotros mismos nos damos, al considerar lo que podríamos llamar la importancia personal.

Si somos pequeños, seremos capaces de aproximarnos a la humildad que proclamó Jesús!

La condición de niño está relacionada con nuestro nuevo nacimiento en Cristo y en la necesidad de mantener esa condición espiritual.

No de ser infantiles, sino ser niños en nuestro interior!

He pensado cómo en un curso de idiomas, se puede encontrar un motivo para reflexionar sobre el Hijo del Hombre y sus enseñanzas?

Tal vez esto sea lo que se nos reclama a propósito de obrar como Jesús, pensar como Jesús!

Siempre el Salvador como centro de nuestros pensamientos, de nuestras oraciones, de nuestros hechos sirviendo a los demás.

Sería muy importante reflexionar sobre esta cuestión de ser pequeños y de ser niños. Cuando lo hice tuve la maravillosa percepción de un acercamiento a Jesús.

Poderoso por lo sencillo!

Aunque pueda parecer una locura, que importante sería que verdaderamente fuéramos pequeños y niños. A la vez!

Mateo 18:14

Así, no es la voluntad de vuestro Padre que está en los cielos, que se pierda uno de estos pequeños.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com