LA SOLEDAD ELEGIDA

 

dfilar

CONGREGACIÓN SÉPTIMO MILENIO

El escritor Jorge Luis Borges formuló una magistral exposición sobre la soledad. Dijo que había nos clases de soledad: Una la no deseada… y la otra era la elegida.

Sobre la primera, queda entendido el mensaje.

Sobre la segunda, la elegida, es sorprendente como Borges se refiere por oposición a uno de los primeros pensamientos de Dios cuando Creó a Adán: No es bueno que el hombre esté solo.

Dejaba establecido el Soberano que la Joya de su Creación era esencialmente un ser sociable y por eso le dio su ayuda idónea.

Con Eva, de acuerdo con el pensamiento del Eterno, Adán dejaba de estar solo e iniciaba un tiempo inédito: La de la socialización y multiplicación de la especie.

Sin embargo hay quienes regresan con sus decisiones al tiempo en el que Adán era el único habitante del Paraíso, lo que representa volver a la soledad del hombre como individuo.

Pero que significa elegir la soledad?

Seguramente habrá muchos pensamientos para definir esta situación, pero podemos concluir algunas cuestiones relacionadas con esta, para nosotros, dolorosa decisión.

Un hombre solo o una mujer sola, no puede dar ni puede recibir amor, quizás el más importante sentimiento que está relacionado con la humanidad.

Tampoco podrán saber lo que significa la comprensión, el tratar de entender y de ser entendido.

Y más aún: el de soportar o ser soportado, como nos exhorta Pablo en una de sus Cartas.

Un hombre solo o una mujer sola, no tienen con quién hablar y por tanto perderán inexorablemente la capacidad de saber escuchar, porque solamente oirán y gustarán de su propia voz.

Además siempre decidirán por sí mismos, con lo que no podrán tener la posibilidad de saber que hay otras formas de obrar y de pensar.

Si algún día decidieran tener descendencia, no lo podrán de hacer de acuerdo a la naturaleza que nos ha sido concedida por el Gran Autor.

Pensemos con Amor y Misericordia, por quienes han elegido estar solos. Pensemos en ellos en nuestras oraciones, para que puedan superar este supremo acto de egoísmo que es la soledad elegida.

Oremos para que Dios también deposite sobre ellos una mirada milagrosa para que los haga recapacitar sobre su rebeldía, de la que son sus primeras víctimas.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA DECISION…!

57394878

Todos los hombres podemos ejercer el libre albedrío, que nos permite decidir lo que nos parezca mejor o aquello que más esté en línea con nuestras convicciones.

Una alta responsabilidad y una alta carga sobre nuestros hombros, porque al ser un planteo estrictamente personal debemos asumir sin atenuantes todas sus consecuencias.

Esta cuestión siempre estuvo en mi ánimo cuando pensaba acerca de lo que significa la decisión de aceptar al Señor como mi Salvador.

Es mucho más que una declaración!

Supone el perdón de mis pecados al haberme arrepentido de haberlos cometido!

Pero, también he pensado, qué hubiera ocurrido de mí si hubiera tomado la decisión contraria?

En principio llevaría la más que pesada carga de mis pecados y mis iniquidades y la convicción de saber que he renunciado al Amor y a la Misericordia de Dios.

Pero hay más consecuencias!

Quién decide vivir todo el tiempo con sus errores y sus equivocaciones que derivaron en pecados, decide también ser responsables de ellos.

Y la conciencia no dejará de reclamarnos por todos ellos!

Creo en Dios y eso me lleva a ser agradecido por la Gracia recibida, del perdón y también de la seguridad de la Vida Eterna.

Es decir vivo sin la carga insoportable de mis hechos de maldad y vivo sin la pesada carga que agobia a quienes están llegando a mis años y piensan en su destino final.

Y ese final es demasiado serio como para no arrepentirnos, cuando todavía estamos a tiempo, de ejercer el libre albedrío en la dirección absolutamente correcta.

Juan 3:36

El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

UNA DOLOROSA ESTADÍSTICA Y UNA DOLOROSA REALIDAD

correo

CARTA DE ALEMANIA

Hallo.

Alrededor de 10 mil niños viven en la actualidad en Alemania, formando parte de hogares de personas de un mismo sexo.

La dolorosa realidad que lleva implícita esta información, nos debe hacer reflexionar acerca de sus consecuencias.

Que ocurrirá con el desarrollo espiritual de esos niños?

Qué posibilidades tendrán de conocer a Dios?

Quién les advertirá de la gravedad de su situación viviendo bajo la abominación?

Qué ocurrirá con ellos cuando dejen de ser niños y se conviertan en hombres y mujeres mayores de edad?

Hay muchas más preguntas de muy difícil contestación.

Lo que sin duda es responsabilidad de quienes nos llamamos hijos de Dios, es orar por esta cruel realidad.

Orar para que el Supremo tenga Misericordia por esos diez mil niños y también por la liberación de quienes viven bajo el dominio del pecado.

Es evidente que estos no son tiempos de medias palabras o de mensajes que sean prudentes o comprensivos.

Las determinaciones de Dios, son mandatos irrevocables.

Nunca lo olvidemos!

Oremos por los 10 mil niños que viven en Alemania con parejas formadas por persona del mismo sexo!

Gracias y bendiciones

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA CALMA…

storms

Puede que cada uno de nosotros esté en condiciones de recordar aquellos momentos tormentosos, en los que súbitamente se produjo la calma.

Antes de ser creyente, pensaba que esos momentos eran fruto de mi capacidad, de mi habilidad para manejar situaciones complicadas.

Más aún: casi me había convencido que era un notable estratega resolviendo problemas y como resultado de ello, los tiempos difíciles pasaban rápidamente y sobrevenía el sosiego.

Vana es la condición humana al creer que puede ser capaz de semejantes obras, sin contar con otra cosa que la propia determinación.

Pero que ocurre verdaderamente con los tiempos tormentosos?

No son acaso el resultado de nuestras obras?

Si sembramos tempestades, vientos huracanados, que esperamos que ocurra?

Que lleguen suaves brisas que apenas agiten las copas de los árboles?

O la recia fuerza que incluso es capaz de abatir hasta los más majestuosos bosques?

Mucho nos engañamos cuando creemos que somos nosotros los capaces de controlar las grandes tormentas de nuestra vida.

Mucho me he engañado con esta cuestión!

Arrebato insensato: No preciso de nadie ni que persona alguna extienda su mano generosa para ayudarme!

Hasta que un día comprendí como es la realidad. Amarga comprobación para la vanidad y gloriosa revelación para el espíritu!

Solamente el Eterno puede ayudarnos por su Misericordia a superar las más violentas tempestades. Solamente Él puede apaciguar las fuerzas desatadas.

Por eso inclino humildemente mi corazón hasta su Majestad y pido perdón por la torpeza de mi soberbia.

Qué puedo hacer yo, si solamente soy un hombre?

Salmo 107:29

Cambia la tempestad en sosiego,
Y se apaciguan sus ondas.

Diego Acosta / Neide Ferreira

LAS TINIEBLAS

luz1

Por experiencia personal, puedo asegurar que uno de los grandes riesgos que corremos los seres humanos, es pensar en nuestros problemas en las horas de la noche.

Durante bastante tiempo a pesar de saberlo, persistí en el error, llegando a situaciones de angustia y ansiedad.

Hasta que el Señor con su infinita Paciencia y Misericordia me enseñó cómo debía obrar en el momento en el que los pensamientos conflictivos buscan adueñarse de la mente.

Hay algo que resulta tan evidente, que quizás por eso lo ignoramos y procedemos de una manera tan poco acertada.

Las tinieblas son el ámbito natural del enemigo!

La noche es el ámbito natural donde mejor puede obrar el espíritu de maldad!

Cómo no creer entonces que la noche no es el momento más idóneo para pensar en los problemas que tenemos?

Y mucho menos en las soluciones!

Cuando el Soberano me indicó la manera de evitar los pensamientos nocturnos, me dio una solución tan efectiva como maravillosa.

La noche, la madrugada, son los mejores momentos para orar y para leer la Palabra de Dios!

Son los mejores momentos para buscar un encuentro poderoso con el Creador, para que podamos encontrar en ÉL no solo el consuelo sino también la Guía que necesitamos.

Desde aquel tiempo en que fui enseñado, he podido recuperar el dominio de mis pensamientos y someterlos a la Voluntad del Supremo.

Mi noche ya no está dominada por el amo de las tinieblas, sino por el Eterno que guarda mis ideas y me Guía por el Camino correcto.

No seamos insensatos y busquemos al Señor en medio de las tinieblas y así encontraremos laLuz.

Salmo 19:8

Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;
El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 2 3 4