ORACIÓN

Oremos por Israel en el último día de este año!

Oremos por sus líderes!

Oremos por el Pueblo de Dios!

Oremos para ser dignos coherederos de todas las promesas!

Oremos contra la hipocresía de declararse coherederos y ser no judaizantes!

Oremos dando gracias por la promesa de Jehová a Abram:

 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré;

y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

www.septimomilenio.com

AUTOCRÍTICA…?

Como casi todo lo que hacemos, los excesos pueden tener efectos contraproducentes.

La autocrítica, es una de esas cuestiones que generalmente practicamos en la intimidad y que tiene el propósito de analizar lo que hemos hecho y como lo hemos hecho.

Es buena o es mala la autocrítica?

Si nuestras referencias son las del mundo, puede resultar sumamente peligrosa, porque fácilmente podremos caer en algunas situaciones igual de malas: La autocompasión, el desánimo, la soberbia de sentirnos superiores.

Si nuestra referencia es Jesús, las perspectivas cambian rotundamente. La primera cuestión que nos deberíamos plantear es: Para qué hacemos autocrítica?

Es por una moda en los tiempos que vivimos?

Es una necesidad espiritual?

O es algo que intentamos hacer para mejorar nuestra vida?

Lo importante es tratar de determinar cómo es nuestra vida con relación a los que Dios nos ha mandado, si estamos obrando rectamente o si es necesario modificar algunas de nuestras acciones.

Siempre tendremos oportunidad de analizar en profundidad esa relación con el Señor, para no apartarnos de su Camino, ni a derecha ni a izquierda.

Si nuestra revisión tuviera un sentido positivo, deberemos de tener especial cuidado. Es algo parecido a la euforia, a la alegría desmedida.

Si llegáramos a la conclusión de que estamos obrando adecuadamente, pensemos que esa es la Obra del Eterno en nuestra vida y por tanto no podemos adjudicarnos ningún mérito y mucho menos vanagloriarnos.

La autocrítica, en todo caso debe llevarnos a establecer una nueva visión de nuestra vida, teniendo como modelo Supremo al propio Jesús.

Si eso es lo que buscamos, bienvenida la autocrítica!

Si en cambio buscamos la jactancia por ser mejores que otros, tengamos cuidado. No es lo bueno para nosotros.

Gálatas 6:4-5

Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de

gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro;

porque cada uno llevará su propia carga.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LOS MUSULMANES DE GRANADA PERPETRAN UNA MASACRE CONTRA LOS JUDÍOS

HACIENDO MEMORIA – DCCXXXVIII

30 de Diciembre de 1066

Granada era parte del territorio musulmán de Al-Andalus, bajo el reinado de Zirides, cuando se produjo un ataque contra más de 1500 familias judías que vivían en la ciudad.

Durante el violento y cruel episodio fue crucificado el visir Joseph Ibn Naghrela, hijo de Semuel ibn Nagrella, contra quién se habían centrado las acusaciones de los musulmanes.

Se considera la muerte de más de cuatro mil judíos, como el primer progrom de Europa. En 1090 se volvieron a repetir los ataques contra los judíos, en lo que se considera el final de los mejores tiempos del judaísmo en España.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

HABLAR Y CALLAR

Hablar y callar: Estos extremos pueden ser determinantes en la vida de una persona. Generalmente son los que marcan las diferencias entre los necios y los prudentes.

Por esta razón es que se comenta que hay quienes abren su boca y expresan lo primero que se les ocurre, sin pensar ni en las consecuencias ni tampoco en el sentido de lo que han dicho.

Yo digo lo primero que pienso!

Esta afirmación desafiante, define bastante bien a quienes obran con matices cercanos a la necedad.

Frente a ellos están los que callan más de lo que hablan y que se equivocan mucho menos, logrando más respeto por sus dichos.

Estas son las cuestiones mundanas relacionadas con el hablar y el callar!

En el mundo espiritual recordemos lo que dijo Jesús: El Espíritu pondrá palabras en tu boca!

Esta debería ser la máxima de nuestra vida antes de hablar y también antes de callar.

Si el Espíritu pone palabras en nuestra boca, no tenemos autoridad para negarnos a hacerlas públicas. Lo contrario sería pura rebeldía.

Pensemos: Por qué obraríamos de esta manera, callando lo que el Espíritu nos manda decir?

Por una mera y mezquina actitud de hacer lo que creemos que nos conviene, para no ser radicales cuando lo deberíamos ser.

Esta forma de rebeldía, también nos será contada!

Por el contrario, cuando el Espíritu nos manda callar, debemos ser obedientes, aunque supuestamente estemos arriesgando lo que torpemente llamamos nuestro honor.

Un fiel hijo de Dios, hablará cuando el Espíritu ponga razones en su corazón. Un necio, hablará siempre, por pura maldad para ser esclavo de sus propios dichos!

Proverbios 13:2

Del fruto de su boca el hombre comerá el bien;
Mas el alma de los prevaricadores hallará el mal.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

AUMENTÓ LA TASA DE NATALIDAD EN ALEMANIA

CARTA DE ALEMANIA

Hallo.

A pesar de algunas previsiones contrarias a la decisión de tener hijos, la tasa de natalidad ha aumentado en el país a un nivel que no se registraba desde hace 33 años.

Por primera vez en todo este tiempo, la natalidad subió nuevamente a 1,5 por mujer en edad de ser madre.

Otras referencias mejoran ese promedio, elevándolo a 1,51, lo que parece indicar una tendencia que se espera se mantenga en 2016.

El aumento del índice de natalidad está relacionado con muchos aspectos de la vida de los alemanes y de sus previsiones de futuro.

En ese sentido, puede advertirse una cierta tendencia a la confianza de los tiempos venideros.

Gracias y bendiciones.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

MALOS RETOÑOS

Recuerdo la primera vez que visité un olivar, porque me causó una gran impresión ver una cierta cantidad de plantas que a pesar de tener algunas  de ellas más de tres siglos, seguían produciendo frutos.

La total ignorancia sobre esta clase de temas, me hizo pensar que unos pequeños brotes que tenían las olivas en sus raíces visibles, eran algo bueno.

Pronto me aclararon que los brotes se llamaban retoños y que lo que yo creía que era bueno, era malo pues eran una forma de parásitos.

Por esa razón era que los cortaban con el mayor esmero, que fue en realidad lo que atrajo mi atención, creyendo que no deberían hacerlo.

Me fui del olivar pensando en lo que había visto, en lo que había aprendido y también en mis propios retoños, que parecen buenos y son malos.

Pensando en eso he llegado a la conclusión, que los hombres que cuidan los olivares, además de ser conocedores de lo que hacen, son drásticos en sus procedimientos.

Si es malo se corta!

Si es malo para la planta, se lo elimina!

Haría yo lo mismo con mis retoños?

Lamentablemente creo que no y de hecho no lo hice nunca. Por qué? Porque a pesar de las evidencias sigo pensando que los retoños son buenos…

Soy consciente de este grave error y por tanto desde hace poco tiempo, he comenzado a cortar los retoños, con la certeza de que son malos para mí.

Una actitud de una cierta sabiduría, porque carece de la decisión de los olivareros. A veces creo que por cuidar los malos retoños, estoy poniendo en riesgo mi propia vida!

Romanos 11:18

No te jactes contra las ramas; y si te jactas,

sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 138 139 140 141 142 178