La Familia y la peste

Estos meses de padecimiento de la peste
son muy especiales,

porque pueden permitir el reencuentro,
de los padres y de los hijos.
Es verdad que hay que lamentar momentos muy tristes,
pero también una visión distinta para los Nuevos Tiempos.
Diego Acosta – MENSAJE DOMINICAL

CONGREGACIÓN SÉPTIMO MILENIO

El que tiene oídos para oír…

Jesús nos confronta ante la decisión
de oír su Mensaje
o de no aceptarlo,
en cuyo caso caemos en la rebeldía.

Los fariseos y los escribas
fueron llamados hipócritas por Jesús

porque se negaron a escuchar sus Palabras
y establecían normas que ellos mismos no cumplían.
Diego Acosta – MENSAJE DOMINICAL

CONGREGACIÓN SÉPTIMO MILENIO

Un árbol malo no dará buenos frutos

Jesús nos enseñó que solamente los buenos árboles
daban buenos frutos.
Si vivimos en maldad, lo que recogeremos será malo,
por lo que es hora de cambiar
y comenzar a dar buenos frutos, como los buenos árboles.
Diego Acosta – MENSAJE DOMINICAL

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

La peste y el principio de dolores

Jesús anunció que habrá pestes y también hambres
y que serán el principio de dolores.
Este impresionante anuncio nos lleva a los días
en que vivimos padeciendo la peste
y esperando el futuro que nos fue profetizado.
Diego Acosta – MENSAJE DOMINICAL
CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

La perentoria urgencia de Velar

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Nos aproximamos al Fin de los Tiempos
de los que habló Jesús,

en el doble sentido de lo que se nos reveló en Apocalipsis
y en el tiempo personal del fin de la existencia.
Es tiempo de Velar!
Es un Mandato perentorio de Jesús!
Diego Acosta – MENSAJE DOMINICAL

Con el aguijón, bástate mi Gracia

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Pablo habla del aguijón de la carne
y de la respuesta del Señor:

Bástate mi Gracia,
por cuánto Él se glorifica en su debilidad.
Todos tenemos un aguijón
y todos tenemos la Gloria del Señor sobre nuestras vidas.
Diego Acosta – MENSAJE DOMINICAL

Intolerantes con los tolerantes

Una de las grandes premisas mundanas
es que seamos tolerantes,

empezando por el pecado
y terminando por quienes niegan o reniegan de Dios.
La tolerancia no forma parte de la Biblia
y aceptarla nos aparta de nuestra condición
de hombres nuevos.

Diego Acosta – MENSAJE

Palabras de vida o muerte

Cuando bendecimos damos vida
y cuando maldecimos damos muerte,

este es el gran valor de las palabras
que salen de nuestra boca

que son el reflejo de lo que tenemos en el corazón.
Seamos sabios con el don que Dios nos concedió
para que sea siempre de bendición.
Diego Acosta – MENSAJE DOMINICAL