POR QUÉ DAVID…?

 

DEVOCIONAL

Repasando la historia de los reyes de Judá y de Israel, podemos preguntarnos por qué Dios preservó su herencia, para que de su casa naciera el Mesías?

La historia revela como la mayoría de los reyes se rebelaron contra el Eterno, con sus hechos y fundamentalmente con su idolatría a dioses menores impulsados en muchos casos por sus mujeres.

Y se puede pensar: Fue David un hombre perfecto?

De ninguna manera, pero lo que sí tuvo el hijo de Isaí fue un corazón dispuesto hacia el Todopoderoso, con una fe inquebrantable y temeroso de sus Mandatos.

Apreciando esto, me puedo preguntar: Preservaría mi casa el Dios de Israel?

Si es por su Amor y Misericordia, con toda seguridad, pero si dependiera de mis hechos, no lo haría. Es tiempo entonces de obrar en la buena dirección.

No basta con la fe, sino obrar con su inspiración para poder tener un corazón propicio para el Señor!

2 Samuel 22:51
ES –
El salva gloriosamente a su rey,
y usa de misericordia para con su ungido,
a David y a su descendencia para siempre.

PT – Ele é a torre das salvações do seu rei
e usa de benignidade com o seu ungido,
com Davi e com a sua semente, para sempre.

Diego Acosta / Neide Ferreira

Juan el Baustista, profetizado – 22

La vida del hijo de Isabel prima de María,
tiene excepcionales contornos

pues su presencia en el desierto de Judá
fue anunciada por el profeta Isaías además de ser destacado
como de similares condiciones del profeta Elías.
Juan el Bautista, anunció la venida del Mesías.
JESÚS Y MATEO

INQUIETANTES

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< DEVOCIONAL

Estuve escuchando con suma atención las reflexiones que dos amigas hacían con relación a los tiempos que vivimos y francamente me quedé preocupado.

Más que por el tema, por ellas, porque estaban bajo la presión que origina el tratar de saber lo que ocurre y haciendo conjeturas sobre el sentido que tienen los acontecimientos.

En ese sentido siempre he llamado peste a lo que está pasando, porque es lo que enseñó Jesús en el Evangelio de Mateo. Habló de pestes, en forma concreta aludiendo al problema que nos preocupa.

Por esa sencilla razón todo lo que está relacionado con el virus que nos azota, para mí forma parte de lo que el Hijo del Hombre mostró a Juan en la Revelación.

Por esto creo que no debemos permitir que la inquietud nos domine. Todo lo contrario: Debemos vivir bajo la certeza de que todo está bajo el Control del Eterno y todo ya nos ha sido revelado por el Mesías.

Mateo 24:7
Porque se levantará nación contra nación,
y reino contra reino;
y habrá pestes, y hambres,
y terremotos en diferentes lugares.

Mateus 24:7
Porquanto se levantará nação contra nação,
e reino contra reino,
e haverá fomes, e pestes,
e terremotos, em vários lugares.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

JESÚS Y MATEO-14

CONSIGNA SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< MATEO

Los acontecimientos que siguieron al nacimiento de Jesús tuvieron graves repercusiones por la reacción de Herodes el Grande.

MATEO 2:2 Los visitantes de Oriente llegaron a Jerusalén preguntando dónde estaba el Rey de los Judíos que ha nacido? Su presencia no pasó inadvertida, ya que además anunciaron que su estrella la habían visto y por tanto venían a adorar al recién nacido.

La visión de la estrella es muy significativa y tiene diferentes enfoques en cuanto a su interpretación. Algunos estudiosos hacen referencia a ella, destacando la profecía de Balaam, hijo de Beor, contra el pueblo de Balac, que está contenida en Números 24:17:
Lo veré, mas no ahora;
Lo miraré, mas no de cerca;
Saldrá ESTRELLA de Jacob,
Y se levantará cetro de Israel,
Y herirá las sienes de Moab,
Y destruirá a todos los hijos de Set.  

Recordamos que Balac era rey de los moabitas y Balaam era un profeta que fue contratado por el rey enemigo de los israelíes, para que los maldijera. Cosa que finalmente no hizo.

También hay quienes hacen alusión a la estrella que vieron los visitantes de Oriente, en el pasaje del Libro de Isaías, cuando el profeta habla de la futura Gloria de Sión, en 60:3 Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento.

En el Antiguo Testamento La Luz es identificada como el propio Dios y se le reconoce la condición de Eterna y es además símbolo de Salvación.

Debe destacarse que la llamada Estrella de Jacob fue considerada por el pueblo hebreo como símbolo del Mesías. Esto puede explicar que en el siglo II d.C. un guerrero fue llamado Bar-Cojbá, que puede traducirse como hijo de la Estrella. El líder de un ejército religioso que en el año 132 d.C. consiguió establecer un estado judío independiente, tras expulsar por corto tiempo a las fuerzas del imperio romano.

Otros estudiosos al aludir a la Estrella, indican que podría tratarse de un hecho sobrenatural distinto de la aparición de una supernova  o un alineamiento de varios planetas en el espacio. Ese hecho extraordinario sería el de la Shekiná que podría entenderse como la presencia de Jehová que acompañó a los israelitas cuando salieron de Egipto. como quedó reflejado en el Libro de Éxodo, en 13:20-22

20 Y partieron de Sucot y acamparon en Etam, a la entrada del desierto.
21 Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche.
22 Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego.

Bien se puede afirmar que al hecho único del Nacimiento de Jesús, debió haber sido acompañado por hechos únicos y asombrosos.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

LA CONFESIÓN-1

ESTUDIO BÍBLICO

1ª Juan 1:8-9.

8Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. 9Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

La Palabra nos habla que para recibir el perdón de los pecados hay dos pasos importantes a dar, primero reconocerlos y segundo confesarlos.

Mateo 3:5-6.

5Y salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán, 6y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados.

Ante la predicación de Juan el Bautista muchos fueron movidos por Dios a prepararse para la venida del Mesías, ellos confesaban sus pecados antes de bautizarse.

Hechos 19:17-18.

17Y esto fue notorio a todos los que habitaban en Éfeso, así judíos como griegos; y tuvieron temor todos ellos, y era magnificado el nombre del Señor Jesús. 18Y muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos.

En Éfeso, al ver la diferencia de tener al Señor o no en las vidas, muchos tomaron una actitud correcta delante de Dios y empezaron a confesar sus pecados.

Daniel 9:20-21.

20Aún estaba hablando y orando, y confesando mi pecado y el pecado de mi pueblo Israel, y derramaba mi ruego delante de Jehová mi Dios por el monte santo de mi Dios; 21aún estaba hablando en oración, cuando el varón Gabriel, a quien había visto en la visión al principio, volando con presteza, vino a mí como a la hora del sacrificio de la tarde.

Pr. Ramón Ubillos

www.septimomilenio.com

 

JESÚS Y MATEO-5

 

MATEO 1(c)

El propósito de Mateo de escribir a los judíos sobre el Mesías, se fundamenta en demostrarles que Jesús es el cumplimiento de las profecías.

Por esta razón en la Genealogía de Jesucristo, es una demostración de lo escrito en 1 de Samuel 7:1-17, en el que se relata con el profeta Natán lleva hasta David el Mensaje de Jehová.

Específicamente Natán en el versículo 12, anuncia que de sus lomos nacería el Mesías:
 Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino.

Tras su muerte la casa de David, sería el origen del linaje del Mesías prometido proféticamente. La palabra griega Christos se traduce como Ungido y su equivalente en hebreo es Meshiah, Mesías.

La genealogía de David, se registra en 1 de Crónicas 3:1-9:
Estos son los hijos de David que le nacieron en Hebrón: Amnón el primogénito, de Ahinoam jezreelita; el segundo, Daniel, de Abigail la de Carmel;
el tercero, Absalón hijo de Maaca, hija de Talmai rey de Gesur; el cuarto, Adonías hijo de Haguit;
el quinto, Sefatías, de Abital; el sexto, Itream, de Egla su mujer.
Estos seis le nacieron en Hebrón, donde reinó siete años y seis meses; y en Jerusalén reinó treinta y tres años.
Estos cuatro le nacieron en Jerusalén: Simea, Sobab, Natán, y Salomón hijo de Bet-súa hija de Amiel.
Y otros nueve: Ibhar, Elisama, Elifelet,
Noga, Nefeg, Jafía,
Elisama, Eliada y Elifelet.
Todos éstos fueron los hijos de David, sin los hijos de las concubinas. Y Tamar fue hermana de ellos.

Esta genealogía solo registra los hijos reconocidos por David como legítimos, de allí la aclaración relacionada con los que tuvo con otras mujeres.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

 

LUNA ROJA

PERSONAL

El último eclipse fue motivo de comentario del rabino Yejutiel Fisch, que es responsable de un blog judío.

Dijo el rabino que el eclipse lunar no fue un simple incidente astronómico, sino un signo de Dios al menos para los judíos estadounidenses.

Esta afirmación se basa en el hecho de que la visión de la luna roja, no fue posible para Israel.

Además agregó Fisch, Dios les ha indicado claramente a los judíos de Estados Unidos de América, que deben volver a Israel, desde una perspectiva bíblica.

La advertencia concluye: Para los judíos que aún están en el exilio la única manera de evitar la tragedia es ir a vivir a Israel.

El rabino sugiere que Trump es el mesías para la nación de Edom, mientras que el ex presidente Obama, lo fue para la nación de Ismael, musulmanes.

Completando su mensaje Fisch, dijo que las acciones de Obama llevaron a un cambio masivo en el mundo árabe, haciendo que los líderes de Arabia pidieran auxilio al presidente Trump, en su lucha contra los persas, Irán.

El último comentario del rabino, fue en el sentido de que los dos presidentes americanos causaron choques masivos, que prepararán el escenario para la venida del Mesías al pueblo de Israel, que redimirá a todo el mundo.

Diego Acosta

Fuente: Israel Hayom

www.septimomilenio.com