RAÍZ DE TODOS LOS MALES

En mi prosperidad dije yo:
No seré jamás conmovido,
Porque tú, Señor, con tu favor
me afirmaste como monte fuerte.

Escondiste tu rostro, fui turbado.
Salmo 30:6
Lourdes Diaz – MENSAJE