LA BIBLIA ENSEÑA – Manos

 

Por la pereza se cae la

techumbre,

y por la flojedad de las

manos se llueve la casa.

www.septimomilenio.com