LA VEJEZ

DEVOCIONAL

Resulta dramático ver como hay hombres y mujeres que combaten con denuedo los síntomas de la vejez, principalmente los que resultan evidentes.

De tan dramática que es esta lucha, resulta patética, pues por mucho que hagamos los mortales, el paso del tiempo es inexorable y debería ser aceptado como tal.

Recuerdo que cuando era niño me maravillaba ver la cabeza blanca de mi abuela y lo contenta que estaba ella con sus canas y como las cuidaba.

Desde entonces me pareció natural que hubiera personas jóvenes y otras mayores compartiendo el mismo tiempo, porque así es el ciclo de la vida que Dios estableció.

Por tanto de nada vale disimular o combatir el paso del tiempo, porque es absolutamente inevitable y representa una actitud de rebeldía hacia el Eterno que así lo ha determinado tras el pecado de Adán y Eva.

Seamos sabios y no luchemos contra la edad. Demos gracias por cada año que nos ha sido concedido.

Proverbios 19:20
Escucha el consejo, y recibe la corrección, para que seas sabio en tu vejez.

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

 

AQUELES PÉS

Aqueles pés amorenados pelo sol, pés velozes para o bem e a libertação, agora pendurados em uma sangrenta cruz, pés feridos, transpassados ensanguentados. A multidão não entende aquele olhar de compaixão….
Pastor Autilino Batista de Souza
SUB TÍTULOS EN ESPAÑOL

LEER Y MEDITAR

La boca habla de lo que está lleno el corazón
Y en la Biblia hay palabras de consuelo,
exhortación y de dirección
que nos revelan lo que hay en el corazón de Dios: amor.
Recordemos: Lámpara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi camino.
Salma Ferreira – BLOG DE SALMA

 

EL TRISTE ÉXITO

DEVOCIONAL

Infelizmente el mundo parece habernos convencido de la necesidad de convertirnos en personas exitosas. Por lamentable y casi inadmisible que resulte, esta parece ser la realidad.

Tener éxito es tener también la posibilidad de exhibirnos ante la sociedad, como auténticos ejemplos de superación y formar parte del exclusivo núcleo de triunfadores.

Todo esto es doblemente triste, por cuánto es algo que perturba el corazón de muchos, que entienden que ese es el buen camino, sin saber que no lleva a ninguna parte.

Y lo más grave todavía: que hay muchos que no quieren saber y otros lo ignoran, que el éxito del mundo, es la paga que recibirán quienes lo busquen y lo deseen.

El mezquino y esquivo éxito del mundo, será la paga para quienes lo persigan como un objetivo personal, perdiendo lo más importante que es la Bendición de la Salvación y la Vida Eterna.

Jesús vino a nosotros para darnos Vida, no para darnos éxitos.

Mateo 16:27 Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.

Diego Acosta – Neide Ferrreira

LAS DECISIONES

DEVOCIONAL

Desde siempre el hombre se ha visto enfrentado a tomar decisiones, que luego tienen una trascendencia definitiva, no solo para sus vidas, sino también para las del resto de personas.

El ejemplo más grande lo tenemos en nuestros padres Adán y Eva, que decidieron prestar oídos al enemigo simbolizado por la serpiente.

Lo asombroso es que seguimos repitiendo las decisiones equivocadas, porque no somos capaces de romper con nuestra humana condición que nos convence de que todo lo podemos, nada más que porque somos personas.

Un argumento tan siniestro, como el del diablo cuando engañó a nuestros padres, que no advirtieron que se les ofrecía lo que ya tenían, porque Dios se los había concedido.

Este ejemplo contrasta dramáticamente con otras decisiones que tomaron otros hombres, cuando comprendieron que la Única opción posible, es la de ser fieles a Dios.

Josué 24:15 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

SOIS LA SAL

SOIS LA SAL

El Hijo del Hombre continuó exponiendo en el Sermón del Monte y  mencionó lo que debemos ser quienes nos declaramos sus seguidores.

MATEO 5:16  Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Jesús alude a la importancia que tenía la sal en aquellos tiempos.

Y la mención a que pueda desvanecerse está originada en el hecho de que la sal que se obtenía del Mar Mediterráneo, frecuentemente estaba contaminada con yeso. Y por esta razón tenia otro uso.

Al que también se refirió el Príncipe de Paz. La sal era utilizada cuando estaba mezclada con el yeso o con otros minerales, para mantener limpias las calzadas construidas por los romanos. En estos casos se la esparcía y de esta manera se evitaba la proliferación de las malezas.

La sal tenía dos utilizaciones entre los seres humanos: Una era para dar sabor y preservar los alimentos. Job 6:6 ¿Se comerá lo desabrido sin sal? ¿Habrá gusto en la clara del huevo? Y además tenía aplicaciones rituales Levítico 2:13 Y sazonarás con sal toda ofrenda que presentes, y no harás que falte jamás de tu ofrenda la sal del pacto de tu Dios; en toda ofrenda tuya ofrecerás sal.

En el imperio romano, la sal también se utilizó como moneda para la compra y venta de productos diversos.

Diego Acosta

 

 

NO ACEPTEMOS LA INJUSTICIA

DEVOCIONAL

Involuntariamente en algunas ocasiones buscamos la salida más fácil, que no es otra cosa que rendirnos ante la evidencia. Pero nos equivocamos y gravemente.

Ante la injusticia NUNCA deberemos rendirnos, sino todo lo contrario. El Hijo del Hombre nos dejó la herramienta más idónea para enfrentar al mal.

La Oración, se convierte en el arma esencial de los creyentes, para no aceptar aquello que se opone a los Mandatos del Eterno, por grandes y poderosos que sean los adversarios.

Jesús oró al Padre y le agradeció su ayuda cuando resucitó a Lázaro, en medio del dolor de su familia y también con su propia pena por la muerte de su amigo.

Si ÉL oró, por qué no lo habríamos de hacer nosotros?

No aceptemos la injusticia y clamemos por la Justicia que viene de lo Alto. La única que finalmente llegará a todos los hombres, especialmente a aquellos que se consideran amos de la vida y de la muerte.

Deuteronomio 25:16
Porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que hace esto,
y cualquiera que hace injusticia.

Diego Acosta – Neide Ferreira