Pequeño MILAGRO…?

 

DEVOCIONAL

Desde la ventana de mi casa pude ver a una pareja de zorros caminar lentamente, al lado de las vías del tren de cercanías que lleva hasta el centro de la ciudad.

Inmediamente vino a mi mente que acababa de ver un pequeño milagro pues la pareja, es bastante difícil de ver, a pesar de que hay muchos de su especie en Berlín.

Fue toda una alegría!

Pero al momento me vino una pregunta: Por qué pensé que acababa de ver un pequeño milagro?

Desde cuando los hombres tenemos capacidad para determinar la grandeza o pequeñez de los milagros de Dios?

O la pequeñez que le adjudiqué al ver los zorros, era en realidad una visión de mi propia dimensión?

Me quedé más que sorprendido de todo lo que me había enseñado el Eterno en unos pocos minutos. Me alegró con un milagro y me devolvió a mi humana estatura frente a su Majestad.

Todos sus milagros son grandiosos, los pequeños son los ojos humanos que los pueden ver!

Daniel 4:2 ES – Conviene que yo declare
las señales y milagros que el Dios Altísimo ha hecho conmigo.

PT – Pareceu-me bem fazer conhecidos os sinais e maravilhas que Deus,
o Altíssimo, tem feito para comigo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

NI ANTES NI DESPUÉS

DEVOCIONAL

Un presidente de Sud América dijo en una oportunidad, que nadie se moría el día antes.

La frase causó estupor y provocó gran impacto, pero tal vez sin saberlo o de haber tenido la intención de hacerlo, había expresado una Verdad absoluta.

Los tiempos de Dios son absolutamente perfectos y por tanto, todo ocurre en el momento preciso y esta realidad es la que nos debe guiar en nuestra existencia.

Por muchos y grandes que sean nuestros afanes, todo llegará en el momento perfecto y tan importante como eso, en el mejor momento para nuestra vida.

Sabiendo esto y en lo personal, cada uno debe aprender a controlar los ataques de ansiedad, de prisas, que con tanta maldad inspira el diablo para perturbarnos y para alejarnos del Eterno.

Soy plenamente consciente de que esta lección, es la que debe inspirar mi relación con el Todopoderoso, para que mi obediencia sea tan real como sus decisiones.

Mateo 6:34
Así que, no os afanéis por el día de mañana,
porque el día de mañana traerá su afán.
Basta a cada día su propio mal.

Mateus 6:34
Não vos inquieteis, pois, pelo dia de amanhã,
orque o dia de amanhã cuidará de si mesmo.
Basta a cada dia o seu mal.

 Diego Acosta / Neide Ferreira

 

LA VERDADERA RIQUEZA

DEVOCIONAL

La historia de cómo un hombre se había hecho rico caminando y mirando hacia abajo y recogiendo todo lo que veía en el suelo, me sorprendió enormemente.

Tanto que hasta consideré la posibilidad de hacer lo mismo, pero mi padre me dijo que para que quería ser rico y tener los problemas de los hombres de dinero, con lo que abandoné la idea antes de realizarla.

Muchos años después, cuando me vino a la memoria la historia, y pensé que el nuevo rico, mirando hacia abajo se había perdido lo más importante, por no mirar hacia lo Alto.

Creo que mirando hacia abajo, hacia las circunstancias, se pierde lo más valioso que es advertir la Majestad de Dios y de la Salvación que nos trajo su Hijo.

Nunca supe si la historia del hombre rico era verdadera, pero sí tengo la seguridad que elevar la mirada hacia el Eterno, me traerá la riqueza de formar parte del Reino. La verdadera riqueza!

Lucas 6:20
ES – Y alzando los ojos hacia sus discípulos, decía:
Bienaventurados vosotros los pobres,
porque vuestro es el reino de Dios
.

PT – E, levantando ele os olhos para os seus discípulos, dizia:
Bem-aventurados vós, os pobres,
porque vosso é o Reino de Deus.

Diego Acosta / Neide Ferrreira

EL MÉTODO DEL DIABLO

DEVOCIONAL

Podríamos decir que todos los años el enemigo de nuestra fe utiliza una forma casi perfecta para destruir nuestros mejores propósitos y para hacernos un daño que cada vez duele más.

El diablo conocedor de nuestras debilidades, alienta nuestra mente para imaginar planes y actividades, que en la mayoría de los casos están fuera de toda forma de realidad.

De esta forma consigue sus propósitos de acabar con las buenas intenciones e incluso de apartarnos de Dios.

Con la simpleza de lograr que finalmente le adjudicamos al Creador, los errores que cometemos, dejando que el desaliento termine la obra del enemigo.

Para romper la estrategia del diablo, debo ser sensato, abandonar la desmesura de mis proyectos y comprender en cada tiempo, mis posibilidades reales de concretarlos.

Teniendo siempre presente, que nada podremos hacer en contra de la Voluntad del Eterno, que siempre tiene los mejores propósitos para mi vida. NO debo permitir que mi mente controle aquello que solamente está en manos del Señor.

Salmo 143:10
ES –
Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios;
tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud
.
PT – Ensina-me a fazer a tua vontade, pois és o meu Deus;
guie-me o teu bom Espírito por terra plana.

 Diego Acosta / Neide Ferreira