NO DEBEMOS CELEBRAR HALLOWEEN

PERSONAL

Podemos celebrar los creyentes Halloween?

Esta pregunta ha sido formulada tantas veces, que sorprende que haya personas que se llamen hijos de Dios y tengan dudas de tanta profundidad.

Y surgen más preguntas?

Que se les enseña en sus congregaciones?

O tal vez en sus congregaciones se celebre Halloween?

Lo cierto es que históricamente hablando los celtas creían que cuando llegaba su año nuevo, la línea que unía el mundo con el de los muertos, permitía que los espíritus buenos y malos podían pasar a través de ella.

Por esta razón utilizaban máscaras para asustar a los espíritus malignos que se podían presentar en los pueblos que habitaban. Otros en cambio, celebraban banquetes en las tumbas de los antepasados familiares.

Con estos antecedentes es posible si podemos celebrar Halloween?

Incluso es completamente contrario a lo que nos enseña la Palabra de Dios, que nuestros hijos participen de los festejos que puedan realizarse en los colegios donde estudian.

El endeble argumento de que si mis hijos no participan de Halloween quedarán marginados del resto de los niños, puede ser contestado con las explicaciones que se les deben dar y con las enseñanzas que reciben acerca de Jesús.

No celebrar Halloween no es una opción. Es una decisión basada en la Palabra de Dios.

Diego Acosta

 

 

CARTA A LOS JÓVENES

Blog del TIEMPO

Amados jóvenes…

Creo que coincidiremos en que es muy difícil ser joven. Lo digo por experiencia, porque yo también fui joven y me resultó tan complicado como seguramente ocurre lo mismo hoy.

Mis tiempos eran distintos, pero las preocupaciones fueron y son las mismas, centrándonos sobre todo en cómo vivir, cómo obrar correctamente, cómo decidir con seguridad.

Mi vida fue una larga cadena de errores y poquísimos aciertos, lo que prueba lo difícil que resultó vivir para mí. Pero a los 52 años todo cambió.

Por la Gracia, por Misericordia, recibí a Jesús en mi vida y fue lo mejor que he hecho hasta ahora. Y no tengo ninguna duda que lo será en lo que me quede de existencia.

No estoy hablando de religión ni de religiosidad, simplemente estoy hablando de la vida. Ahora tengo seguridad para obrar, para decidir y para pensar.

Simplemente porque tengo una referencia mayúscula que no es otra que Dios hecho Hombre, para salvarnos y guiarnos a lo largo de la vida con enseñanzas perfectas, que en mi caso me ayudan totalmente en mis imperfecciones.

Pueden creerme amados jóvenes, que con Jesús la vida no solo es diferente sino que es mejor, hasta me permito decir que superior. Ahora sabría cómo ser buen hijo, buen novio, buen esposo, buen compañero. Pero no hay que lamentarse de nada y menos por el pasado.

En este tiempo final de mi vida, procuro ser buen padre, buen esposo, buen abuelo, buen compañero, guiado por Jesús. NO por una religión, sino por ÉL, por su Misericordia y su Amor que tengo en mi vida.

Que es el mismo que intento dejarles ahora. Gracias por la benevolencia de escucharme. Que Jesús guíe vuestros pasos.

Diego Acosta

Gracias…Prójimo

DEVOCIONAL

Desde hace meses veo pasar a personas que viven en una residencia para mayores, cercana a mi casa. Algunas van caminando, otros con unos aparatos que los ayudan a mantener el equilibrio y los más, en sillas de ruedas.

Con varios de ellos nos saludamos cuando salgo a caminar, donde la proximidad es mucho más propicia para gestos más directos, hasta diría que de simpatía.

Una tarde uno de ellos me hizo un gesto de que lo ayudara con la silla de ruedas. Me llevé varias sorpresas, una por el pedido y otra por el tremendo peso del hombre que se agravaba por el del artilugio, que debía ser muy robusto para soportar su tamaño.

Otra sorpresa, fue que esta persona no hablaba y solo emitía sonidos, pero se expresaba con las manos y me mostraba su agradecimiento con expresivos gestos.

Cuando lo dejé sentía una emoción profunda, que era la alegría que me había provocado este anciano, que tal vez haya pensado que lo había ayudado. Pero nunca sabrá que en él, ayudé al Prójimo, como mandó Jesús.

Mateo 19:19
Honra a tu padre y a tu madre;
y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Mateus 19:19
Honra teu pai e tua mãe,
e amarás o teu próximo como a ti mesmo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

Quién vistió a un niño…de niña?

Blog del TIEMPO

En la ciudad donde vivo funciona un colegio donde de exaltan los valores del progresismo, entre ellos el de que los niños eligen si serán hombres o mujeres.

O para decirlo de otra manera, un colegio donde se inculca que los niños pequeños tienen el derecho de elegir su sexo y por tanto deben ser respetadas sus decisiones.

He visto a un niño de unos ocho años vestido de mujer…cosa que me sorprendió, pero mayor fue mi sorpresa cuando pude ver el rostro de la criatura y la angustia que revelaban sus ojos.

Me pregunté: Quién lo había vestido así?

Porque observando su actitud, era evidente que no ha había sido su decisión, estar vestido de mujer o de niña. Habrá sido su madre o su padre?

Confieso que ver a este niño en esas condiciones me perturbó, porque era evidente que se estaba violentando su naturaleza y me pregunté y me sigo preguntando: quién defiende sus derechos?

Oré, clamé por el niño al que nunca había visto y probablemente nunca volveré a ver, para que Jesús lo guarde y ponga paz en su corazón. La paz que le negó o le negaron quienes lo vistieron de niña, siendo un niño.

Diego Acosta