LAS VANAS PALABRAS

DEVOCIONAL

Pablo nos advirtió acerca de la vana-gloria, que no es otra cosa que recibir nuestra paga en la Tierra y no en el Reino.

Siguiendo con ese pensamiento es necesario que abandonemos el infantil juego del palabrerío bonito y entusiasta y nos centremos en lo Auténtico.

Es decir en el mensaje de Jesús!

Él y solo Él es el intercesor que tenemos los hombres de fe para llegar al Padre, para honrarle en su Majestad y para clamarle en su Misericordia.

Nadie está exento de caer en el facilismo de las palabras tan bellas como huecas, que alegrarán a muchos oídos pero que no salvarán a nadie de sus pecados.

En esta hora compleja, obremos como nos mandó Jesús: vivir sin engañarnos y cuidando de no ser engañados.

A cada uno le corresponde el ser atalaya que guarda a los suyos y que alerta a los hermanos. Es una responsabilidad personal guardarnos de las palabras vanas y de vivir según la Palabra verdadera.

Efesios 5:6
Nadie os engañe con palabras vanas,
porque por estas cosas viene la ira de Dios
sobre los hijos de desobediencia.

Efésios 5:6
Ninguém vos engane com palavras vãs;
porque por essas coisas vem a ira de Deus
sobre os filhos da desobediência
.

Diego Acosta / Neide Ferreira

LA VERDADERA RIQUEZA

DEVOCIONAL

La historia de cómo un hombre se había hecho rico caminando y mirando hacia abajo y recogiendo todo lo que veía en el suelo, me sorprendió enormemente.

Tanto que hasta consideré la posibilidad de hacer lo mismo, pero mi padre me dijo que para que quería ser rico y tener los problemas de los hombres de dinero, con lo que abandoné la idea antes de realizarla.

Muchos años después, cuando me vino a la memoria la historia, y pensé que el nuevo rico, mirando hacia abajo se había perdido lo más importante, por no mirar hacia lo Alto.

Creo que mirando hacia abajo, hacia las circunstancias, se pierde lo más valioso que es advertir la Majestad de Dios y de la Salvación que nos trajo su Hijo.

Nunca supe si la historia del hombre rico era verdadera, pero sí tengo la seguridad que elevar la mirada hacia el Eterno, me traerá la riqueza de formar parte del Reino. La verdadera riqueza!

Lucas 6:20
ES – Y alzando los ojos hacia sus discípulos, decía:
Bienaventurados vosotros los pobres,
porque vuestro es el reino de Dios
.

PT – E, levantando ele os olhos para os seus discípulos, dizia:
Bem-aventurados vós, os pobres,
porque vosso é o Reino de Deus.

Diego Acosta / Neide Ferrreira

PAGAR O NO PAGAR

DEVOCIONAL

Cuando pensamos en los impuestos, en los tributos,  surgen rápidamente dos cuestiones. Una es la que deben ser pagados y otra, la contraria que nos alienta a no hacerlo.

En este último grupo me incluí hasta que por la Gracia conocí a Jesús y desde entonces tuve que modificar los criterios con los que había vivido más de medio siglo.

La cuestión de pagar muchas veces la confundimos con nuestras ideas políticas o con lo que pensamos de los gobiernos o de los políticos.

Sin embargo, estoy convencido que se trata de una obligación que debemos asumir, puesto que es lo que nos mandó el propio Hijo del Hombre.

Pagar los impuestos, los tributos, es en definitiva una cuestión de alto contenido espiritual y está muy lejos de ser una opción. El día que lo comprendí comenzó también en mi vida la bendición de la Obediencia.

Mateo 22:21
Le dijeron: De César.
Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César,
y a Dios lo que es de Dios.

Mateus 22:21
Disseram-lhe eles: De César.
Então, ele lhes disse:
Dai, pois, a César o que é de César
e a Deus, o que é de Deus
.

 Diego Acosta / Neide Ferreira

ESTE ES EL TIEMPO DE DIOS

En el nuevo año seguimos sufriendo la peste
con confusión e incertidumbre,
y con el despertar de la Iglesia de Jesús
sin la burbuja y predicando el Evangelio.
El Prójimo está más cercano al igual que el Reino de Dios!
Diego Acosta – MENSAJE