LA HUMILDAD DE JUAN EL BAUTISTA

JESÚS Y MATEO

Juan el Bautista continúa con su prédica a los judíos que se acercaban hasta la orilla del río Jordán. Sus severas palabras, son aún más duras.

MATEO 3:10 Anticipa un juicio inminente al expresarles que el hacha ya estaba puesta en la raíz de los árboles, lo que significaba que solamente faltaba la decisión de desechar a los que estaban dando malos frutos, para cortarlos y echarlos al fuego.

Estas palabras acentuaban la urgencia que tenía su pedido relacionado con la actitud de humillarse y pedir perdón por los pecados.

MATEO 3:11 El hijo de Elizabeth y del sacerdote Zacarías, formula a continuación una impresionante demostración de su humildad y reverencia hacia Jesús. Explica que está bautizando en agua para arrepentimiento, que en este caso podría entenderse como una limpieza. Pero anuncia que el que viene tras él, que es más poderoso los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego. Esta forma de bautismo tiene un elevado contenido espiritual y el fuego, representa el Juicio que se abatirá sobre los no arrepentidos.

Además, Juan utiliza una expresión que puede resultar llamativa en nuestros días, al anunciar que el que viene tras él era más poderoso, porque ni siquiera era digno de llevar su calzado. Y este es el gran ejemplo de su humildad: Llevar el calzado era una de las obligaciones que tenían los esclavos en aquellos tiempos. Y él, ni siquiera tenía la posibilidad de ser digno de hacer un servicio, tan elemental y sencillo como ese.

Esto revela la verdadera dimensión de quién predicaba en el desierto.

Diego Acosta

VACUNADOS Y NO VACUNADOS

ANTIVIRUS

Desde que comenzamos a vivir la peste hemos recibido tantas informaciones y tantos desmentidos, que cuesta tratar de mantener el equilibrio entre unos y otros.

Ahora se ha añadido un nuevo tema de discusión: Es discriminatorio el pasaporte o el documento que acredita que una persona se ha vacunado contra el virus de la peste?

Para quienes han recibido las dosis de las vacunas la respuesta es casi obvia: NO. Pero quienes no las han recibido opinan exactamente lo contrario.

Quizás esto en el fondo de la cuestión, puede llevar a pensar que de lo que se trata es que una vez más la sociedad mundana está revelando su absoluta falta de solidaridad.

Si planteáramos en otros términos este asunto, probablemente llegaríamos a la conclusión que lo que se considera discriminatorio es simplemente un documento que acredita una determinada situación de algunas personas.

Y entonces no estaría en el ánimo de nadie la discriminación, sino la sencilla aceptación de algo que algunos tienen y otros no, porque no les ha llegado el momento de tenerlo o porque se niegan a hacerlo.

Procediendo así, solamente estaríamos pensando en el Prójimo como nos mandó Jesús y nos olvidaríamos de ese personaje tan importante que somos nosotros mismos.

Diego Acosta

EL DESCONCIERTO

DEVOCIONAL

Estudiar la Biblia es un Mandato que debemos de cumplir cada día, porque nos aproxima a la Majestad del Dios de Israel.

Sin embargo más de una vez he leído y he vuelto a leer un determinado texto y me produce una sensación de desconcierto muy grande no poder entender lo que está ante mis ojos.

Por qué ocurre esto?

Es que la Palabra de Dios es confusa?

Como tengo claro que no  es confusa, entonces me pregunto que es lo que estoy haciendo mal. Y en su Misericordia el Altísimo siempre termina mostrando donde está mi error.

Sorprendentemente se produce cuando quiero ir más allá del Texto y sumergirne en teorías o interpretaciones, que se alejan por completo de lo que fué inspirado.

Me cuesta entender que nuestra lectura debe ser directa, sin buscar segundas intenciones, porque no las hay. NO hay intenciones de ocultar nada, sino por el contrario, revelarlo todo. Solo que cuando leo debo orar para que sea el Espíritu el que me guíe.

No mi pequeña mente humana, tan lejana de la Grandeza del Eterno!

Eclesiastés 12:13
El fin de todo el discurso oído es este:
Teme a Dios, y guarda sus mandamientos;
porque esto es el todo del hombre.

Eclesiastes 12:13
De tudo o que se tem ouvido, o fim é:
Teme a Deus e guarda os seus mandamentos;
porque este é o dever de todo homem.

Diego Acosta / Neide Ferreira

EL FINAL DE LA FANTASÍA

La peste nos ha enseñado
que hemos llegado al final de lo fantasioso
y que estamos en el principio de dolores
que nos llevarán a los momentos cruciales
de Apocalipsis, con el Glorioso regreso de Jesús.
Diego Acosta – MENSAJE

CONGREGACIÓN SÉPTIMO MILENIO

VOLUNTARIOS EJEMPLARES

DEVOCIONAL

En circunstancias muy especiales he podido disfrutar del trabajo de voluntarios, que forman parte de varias entidades de la ciudad en donde vivo.

Tal vez se podrían emplear otros calificativos, pero disfrutar significa apreciar la actitud de muchas personas, que se han volcado a servir al prójimo.

Como es natural me resulta muy difícil saber si estas personas son o no son creyentes, si tienen a Dios en sus vidas, pero sí puedo afirmar que tienen amor o misericordia por el necesitado.

Muchas veces cuando pienso en ser voluntario, me imagino grandes obras y grandes servicios, pero estos hombres y mujeres, me han enseñado que acercar un vaso de agua es algo maravilloso.

En la práctica se entiende perfectamente cuando Jesús enseñó, que ayudando al Prójimo es como darle un vaso a agua a ÉL mismo, otorgándole sentido a la condición superior del Amor.

Los voluntarios están impartiendo una gran lección de solidaridad, una ejemplar manera de romper con el frío indiferente de una sociedad, que como todas solo piensa en sus propios problemas.

Gracias por el ejemplo y gracias por la ayuda para comprender que la vida del creyente debe enriquecerse sirviendo al Prójimo, como enseñó el Hijo del Hombre.

Mateo 25:35
Porque tuve hambre, y me disteis de comer;
tuve sed, y me disteis de beber;
fui forastero, y me recogisteis;

Mateus 25:25
Porque tive fome, e destes-me de comer;
tive sede, e destes-me de beber;
era estrangeiro, e hospedastes-me.

 Diego Acosta / Neide Ferreira