HACER Y ENSEÑAR

HACER Y ENSEÑAR

El Príncipe de Paz formuló nuevas precisiones acerca de la vigencia de la Ley.

MATEO 5:19 De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, este será llamado grande en el reino de los cielos.

Jesús enseñó sobre una cuestión fundamental: Qué en el Reino de los Cielos, hay rangos que son determinados únicamente por Dios y están relacionados con nuestros comportamientos.

De allí la importancia que tiene que vivamos como enseñamos, es decir que nuestras obras no contradigan nuestras palabras.

El Hijo del Hombre mencionó el hecho de quebrantar alguno de los mandamientos pequeños y enseñarlos de la misma manera, lo que determinará que será llamado pequeño en el Reino.

Debemos entender que no habrá impunidad para quienes desobedezcan, desacrediten o menosprecien la Palabra de Dios. Esto no significa perder la Salvación, pero en el rango del Reino, seremos considerados pequeños.

Por el contrario quienes obren correctamente, serán llamados grandes en el Reino de los Cielos. Pablo en su Carta a los Romanos en 2:12 profundiza en esta cuestión: Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados.

Diego Acosta

 

LA LEY ES PALABRA DE DIOS

LA LEY DE DIOS

El Hijo del Hombre siguió reflexionando a propósito de la Ley dada por Dios a Moisés en el Monte Sinaí.

MATEO 5:18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. Jesús puso de manifiesto dos cuestiones fundamentales: La inspiración del Antiguo Testamento tanto como su permanente vigencia y validez.

Ejemplificó la absoluta infalibilidad del Antiguo Testamento, que es inequívocamente la Palabra de Dios y por tanto tiene plena autoridad.

Por tanto debemos comprender que de ninguna manera el Nuevo Testamento puede ser considerado como reemplazo o anulación del Antiguo, sino como su cumplimiento y explicación.

Desde esta perspectiva es posible asegurar que los requisitos ceremoniales fueron cumplidos por Cristo y los cristianos quedamos eximidos de cumplimentarlos, como se acredita en Colosenses 2:16-17, Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.

Cabe recordar entonces lo escrito por Moisés en Deuteronomio 6:4-5 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Las palabras que los judíos repiten a la mañana y al anochecer todos los días de su vida.

Y en el Salmo 119, el más largo de todos en el versículo 1 manifiesta: Bienaventurados los perfectos de camino, los que andan en la ley de Jehová. Y en el versículo 89 refrenda Para siempre, oh Jehová, permanece tu palabra en los cielos.

Con estos conceptos podemos entender lo que dijo Jesús, ni una jota ni una tilde pasará de la ley. Haciendo alusión a la letra yohd que es la más pequeña del alfabeto hebreo y al tilde que es una diminuta extensión de una letra.

 

 

 

CUMPLIR LA LEY

CUMPLIR LA LEY

El Príncipe de Paz formuló un anuncio de gran importancia para aquellos tiempos y para los del presente.

MATEO 5:17  No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. La comprensión de este versículo nos llevará al sentido de las palabras de Jesús.

Dejó en evidencia que no había venido a alterar, abrogar o a reemplazar la moral contenida en el Antiguo Testamento. Él estableció que no estaba dando una nueva ley ni tampoco tenía el propósito de modificar la antigua. Estaba explicando el verdadero sentido de la Ley de Moisés.

Cuando se refirió a la ley o los profetas estaba haciendo alusión al contenido completo del Antiguo Testamento, en su textualidad, dejando de lado las interpretaciones rabínicas de la Escritura.

Este punto resulta fundamental en la presencia del Hijo del Hombre en la Tierra, porque atacaba abiertamente a los intérpretes de la Ley, es decir a toda la jerarquía que se había construido en torno a la Torá. Esto podría ayudarnos a entender el antagonismo de los escribas, fariseos y saduceos.

ÉL habló de cumplir, y lo hizo en tres cuestiones fundamentales. Dejando establecido conceptualmente que ÉL era el cumplimiento de todas las profecías del Antiguo Testamento.

Entonces podemos entender que el cumplió con la ley moral al mantenerse Perfecto, con la ley judicial porque encarnó la Justicia Perfecta de Dios.

Y finalmente cumplió con la ley ceremonial, al ser la representación de todos los símbolos y tipos que la Ley del Antiguo Testamento dejó establecidas.

Diego Acosta

 

 

 

VUESTRA LUZ

VUESTRA LUZ

El Príncipe de Paz siguió enseñando a propósito de la importancia de la Luz y su sentido tanto espiritual como material.

MATEO 5:16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Jesús dejó rotundamente establecido la importancia de una vida ejemplar y que pueda ser tomada como tal por los hombres, lo que glorifica al Padre.

Las buenas obras son aquellas que no se proclaman ni se exhiben, sino que se basan en el principio de ayudar al Prójimo, de amarlo y cuidarlo, sin buscar en ningún caso la vana-gloria.

De allí la importancia que tiene la Luz espiritual, porque es la que testimonia la naturaleza profunda de las buenas obras. Y que son las que verdaderamente glorifican al Eterno.

En el Antiguo Testamento, tenemos una referencia sobre esta cuestión en el Salmo 22:23 Los que teméis a Jehová, alabadle; glorificadle, descendencia toda de Jacob, y temedle vosotros, descendencia toda de Israel. Elocuente mensaje del rey David.

Sobre la condición de Padre de Dios, recordamos dos testimonios. En el Salmo 68:5 Padre de huérfanos y defensor de viudas. Es Dios en su santa morada. Y también en Isaías 64:8 Ahora pues, Jehová, tú eres nuestro padre; nosotros barro, y tú el que nos formaste; así que obra de tus manos somos todos nosotros.

Diego Acosta

 

 

ALUMBRAR

ALUMBRAR

El Hijo del Hombre continuó enseñando acerca de la Luz y de su importancia en la vida física y espiritual de las personas.

MATEO 5:15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Nuevamente Jesús hace referencia a cuestiones cotidianas.

La alusión a alumbrar la casa, está relacionada con la práctica de aquellos tiempos, en los que las personas más pobres iluminaban sus moradas con una sola lámpara.

Es evidente que cuando se enciende una luz, es para que rompa las tinieblas y por lo tanto debe ser colocada en los lugares adecuados para que se proyecte con la máxima eficacia.

En el Antiguo Testamento podemos encontrar otras menciones a la lámpara. En Job 18:6 La luz se oscurecerá en su tienda, y se apagará sobre él su lámpara. En este caso se hace alusión a los impíos y a su situación espiritual.

En el mismo Libro de Job 21:17 se hace nuevamente mención a los impíos y a la luz. ¡Oh, cuántas veces la lámpara de los impíos es apagada, y viene sobre ellos su quebranto, y Dios en su ira les reparte dolores!  Aquí también encontramos una mención a los dolores de los que nos habló Jesús en el Evangelio de Mateo en el capítulo 24.

El rey David en el Salmo 18:28 habla sobre el tema: Tú encenderás mi lámpara; Jehová mi Dios alumbrará mis tinieblas. La lucha de la Luz contra las tinieblas, nos hace recordar la lucha entre el Bien y el mal.

En Proverbios 20:27 tenemos una enseñanza en forma de advertencia: Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, la cual escudriña lo más profundo del corazón.

Diego Acosta

 

 

 

 

 

SOIS LA LUZ

SOIS LA LUZ

El Príncipe de Paz en su Sermón del Monte destacó que somos sus seguidores, además de la sal de la Tierra.

JESÚS 5:14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Una vez más el Primogénito de Dios, enseñó con un ejemplo.

Siendo Luz del Mundo, somos la referencia en un mundo en tinieblas y resulta lo mismo que una ciudad ubicada en lo alto no se puede dejar de ver.

Jesús recurre con esta referencia nuevamente al Antiguo Testamento donde podemos encontrar varios versículos relacionados con la Luz. Isaías 49:6 dice: Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.

En este pasaje Jehová se refirió a la condición de Siervo que le concedió a Israel. Y con el mismo profeta, podemos leer en 60:3 Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento. En este caso, Isaías habló de la Gloria futura de Sión, es decir de Jerusalén.

Y en el Nuevo Testamento encontramos otra mención a la Luz, en el Libro de los Hechos de los Apóstoles 13:47 Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra.

Pablo habló en la sinagoga de Antioquía de Pisidia, en el transcurso de su primer viaje misionero, en compañía de Bernabé.

 

 

 

GOZAOS Y ALEGRAOS

GOZAOS Y ALEGRAOS

Tras enumerar las nueve Bienaventuranzas, el Hijo del Hombre anuncia la recompensa para quienes fueran vituperados por su causa.

MATEO 5:12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. El Príncipe de Paz anunció que la recompensa que recibirían sería grande en los cielos. Y también hace mención las persecuciones que sufrieron los profetas, según nos enseña el Antiguo Testamento.

La alusión a la recompensa la podemos encontrar en el Evangelio de Mateo en 5:46, 6:1 y 5:42. En el Antiguo Testamento las menciones a la recompensa, son numerosas.

Génesis 30:18 Y dijo Lea: Dios me ha dado mi recompensa, por cuanto di mi sierva a mi marido; por eso llamó su nombre Isacar. En otro sentido la encontramos en 2 de Crónicas 15:7 Pero esforzaos vosotros, y no desfallezcan vuestras manos, pues hay recompensa para vuestra obra.

En el Salmo 91 impregnado de figuras poéticas, podemos leer en el versículo 8: Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos. Este texto nos lleva al grandioso momento en el que Jehová derribó a los egipcios abriendo las aguas del mar para que pasara su Pueblo, según consta en Éxodo 14:30-31: Así salvó Jehová aquel día a Israel de mano de los egipcios; e Israel vio a los egipcios muertos a la orilla del mar. Y vio Israel aquel grande hecho que Jehová ejecutó contra los egipcios; y el pueblo temió a Jehová, y creyeron a Jehová y a Moisés su siervo.

Diego Acosta

 

 

LOS VITUPERADOS

 

El Príncipe de Paz destacó en el Sermón ante la multitud la novena y última bienaventuranza y cuando será alcanzada.

MATEO 5:11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gloriosos momentos cuando seamos agraviados, por causa de Jesús.

En Job tenemos un ejemplo de como Satanás utiliza argumentos contra el siervo, Job 2:5  Pero extiende ahora tu mano, y toca su hueso y su carne, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia.

Todos los argumentos pueden ser utilizados para humillarnos. Elifaz, también levanta cargos contra Job, en 22:6 Porque sacaste prenda a tus hermanos sin causa,y despojaste de sus ropas a los desnudos.

Elifaz emplea referencias que podemos encontrar en el Libro de Deuteronomio cuando se nos revelan las Leyes sobre la conducta sexual, Deuteronomio 22:19 y le multarán en cien piezas de plata, las cuales darán al padre de la joven, por cuanto esparció mala fama sobre una virgen de Israel; y la tendrá por mujer, y no podrá despedirla en todos sus días.

Se hace mención en este pasaje cuando un hombre se llegara a una mujer y declarara que no la había hallado virgen y era la sanción que le imponían los ancianos, por haberla agraviado.

Otro ejemplo en el Antiguo Testamento lo verificamos en el Libro de Jeremías, cuando el profeta es acusado injustamente, con un cargo lleno de falsedad.

Jeremías 37:13 Y cuando fue a la puerta de Benjamín, estaba allí un capitán que se llamaba Irías hijo de Selemías, hijo de Hananías, el cual apresó al profeta Jeremías, diciendo: Tú te pasas a los caldeos.

No importa la forma de los agravios ni tampoco las mentiras que se levanten contra nosotros, cuando sean por causa del Hijo del Hombre. Entonces recibiremos su bienaventuranza.

Diego Acosta

LOS PACIFICADORES

LOS PACIFICADORES

El Príncipe de Paz revela nuevas Bienaventuranzas en su Sermón del Monte.

MATEO 5:9  Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Jesús habla de los hombres que tienen un extraordinario talento en sus vidas: El de ser pacificador.

Pero que significa ser pacificador? Por definición es el que tiene la capacidad pata reconciliar donde hay discordia, es el que lleva sosiego y quietud donde hay ánimos aireados e inamistosos.

Lo reflejó David en el Salmo 34:14 Apártate del mal, y haz el bien;
Busca la paz, y síguela.
Elocuente enseñanza: Buscar la paz y seguirla es decir practicarla.

En Proverbios 12:20 podemos leer: Engaño hay en el corazón de los que piensan el mal; pero alegría en el de los que piensan el bien. Queda rotundamente claro que pensar el bien no es otra cosa que buscar la calma donde no la hay y la serenidad donde hay tempestades.

Pablo en su Carta a los Romanos declara en 14:19 Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación. El Apóstol indica la importancia que tiene que obremos en todo lo que sea provechoso para lograr la paz porque lleva a la mutua edificación, que no es otra cosa que la armonía espiritual entre hermanos.

Pensemos como cambiaría el mundo, si los hombres y mujeres pacificadores decidieran obrar con denuedo por todos nosotros, los que no somos pacificadores.

Diego Acosta