EL VENENO DE LA ENVIDIA

DEVOCIONAL

Más de una vez he pensado, como es que existen personas con tanto talento, tomando como medida mi propia capacidad.

Este es el típico caso en el que debemos cuidar nuestro corazón, porque en ese pensamiento se puede incubar la envidia o también la sabiduría.

Si genera la envidia, es porque hemos caído en la torpeza de la comparación, olvidando algo esencial: Que Dios nos ha Creado a todos diferentes y por tanto es imposible compararnos!

Por tanto no debemos envidiar a nadie, porque no sabemos ni como es su vida, ni sus problemas y tampoco sabemos cuál es el Propósito que el Eterno tiene para con él.

Por el contrario si en lugar de envidiar pedimos Sabiduría de lo Alto, comprenderemos que es bueno estar al lado de alguien de talento porque entonces podremos aprender de él.

La envidia es un veneno y la Sabiduría el antídoto.

Proverbios 23:17
No tenga tu corazón envidia de los pecadores,
antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo
.

Diego Acosta / Neide Ferreira

LA HONRA HUMANA

 

DEVOCIONAL

Tristemente los hombres buscamos cada día, la honra que nos pueden conceder otros hombres.

Tristemente porque nos afanamos en lograr que nos distingan otros hombres que tienen las mismas limitaciones, las mismas ambiciones, las mismas miserias.

Y esta pequeña visión que tenemos de nosotros mismos, es la que ambicionamos como algo importante para nuestra vida y en ese altar ofrendamos derechos y humillaciones.

Sabiendo esto, pido perdón por hacer lo mismo a pesar de que me considero hijo de Dios y cometo la indignidad de buscar el reconocimiento de otros hombres iguales a mí.

Solo el Eterno es el que concede la honra y ningún hombre si no fuera por su Gracia, estaría en condiciones de recibirla.

Pido perdón por mí y por quienes pavoneándose, se consideran mejores que los demás, más importantes que el resto y en realidad no somos otra cosa que pobres hombres que vivimos por la Misericordia del Supremo.

Proverbios 29:23
La soberbia del hombre le abate;
pero al humilde de espíritu sustenta la honra.

Provérbios 29:23
A soberba do homem o abaterá,
mas o humilde de espírito obterá honra.

Diego Acosta / Neide Ferreira

Aprender del ocaso

DEVOCIONAL

Mientras observaba como una suave brisa hacía caer las hojas de los árboles, experimenté la necesidad de aprender de aquello que estaba ante mis ojos.

Las mismas hojas que hasta hace unos pocos días lucían rutilantes tonos de verde, ahora iban adquiriendo esos maravillosos matices que apreciamos en el otoño.

Parecía como si el final les llegara a esas hojas, luciendo otros colores que las hacían parecer tan o más bellas, que cuando estaban en el esplendor del verano.

Así debe entenderse nuestra vida!

Cuando comenzamos a menguar y damos evidencias de que es lo que está ocurriendo, es cuando observamos que la cabeza se nos vuelve blanca y que el esplendor de otros años, queda bajo las arrugas.

Pienso con tristeza en quienes se resisten a esta enseñanza, porque si fueran capaces de aceptarla, disfrutarían de este tiempo, que es el que Señor nos permite vivir.

Disfrutemos de la vida, hasta el final!

Proverbios 20:29
La gloria de los jóvenes es su fuerza,
y la hermosura de los ancianos es su vejez.

Provérbios 20:29
O ornato dos jovens é a sua força;
e a beleza dos velhos, as cãs.

Diego Acosta / Neide Ferreira

Para quién trabajo…?

DEVOCIONAL

El líder de la alabanza de una iglesia americana, se dirigió a la congregación para decirle que amaba a todos sus miembros, pero que todo lo que hacía no era para ellos sino para Jesús.

Este episodio poco frecuente, me provocó una pregunta: Para quién trabajo, en lo que hago todos los días?

Es un cuestionamiento necesario y conveniente porque marca los límites entre las vivencias del mundo y lo que significa todo lo espiritual que es la vida con Jesús.

Si vivo en el mundo, seguramente estaré trabajando para seguir aquello que se me indique que haga, aunque rodeado del perverso disfraz de la libertad.

Si trabajo para Jesús mis pensamientos serán otros, mis objetivos serán distintos y lo más importante de todo, no seguiré a nadie que no sea el Hijo del Hombre. Y para ÉL trabajo y trabajaré hasta el último aliento.

Proverbios 4:11-12
Por el camino de la sabiduría te he encaminado,
Y por veredas derechas te he hecho andar.
Cuando anduvieres, no se estrecharán tus pasos,
Y si corrieres, no tropezarás.

Provérbios 4:11-12
No caminho da sabedoria, te ensinei e,
pelas carreiras direitas, te fiz andar.
Por elas andando, não se embaraçarão os teus passos;
e, se correres, não tropeçarás.

Diego Acosta / Neide Ferreira

Los primeros pasos

DEVOCIONAL

Simbólicamente cuando vemos a un niño o a una niña pequeña que está comenzando a caminar, ayudados por sus padres, podemos imaginar nuestros primeros pasos como seguidores de Jesús.

Puedo imaginarme también como el Hijo del Hombre cuidó de mí, luego de aceptarlo como mi Señor y cuánto le habrá placido encontrar a otra oveja para su rebaño.

De allí la importancia que tiene la familia para la vida, para el crecimiento, para la madurez, porque siempre estamos dando pasos, avanzando hacia la anhelada meta de la Salvación.

Personalmente me parece maravilloso ver comenzar a caminar a una criatura, porque me viene la imagen de Jesús guardando de los suyos, con el mismo Amor que los padres cuidan sus hijos.

En cada momento de la vida, siempre tengo ejemplos maravillosos de lo que significa haber aceptado a Jesús y de saber que a partir de entonces somos parte de la responsabilidad del Padre.

Proverbios 4:11-12
Por el camino de la sabiduría te he encaminado,
Y por veredas derechas te he hecho andar.
Cuando anduvieres, no se estrecharán tus pasos,
Y si corrieres, no tropezarás.

Provérbios 4:11-12
No caminho da sabedoria, te ensinei e,
pelas carreiras direitas, te fiz andar.
Por elas andando, não se embaraçarão os teus passos;
e, se correres, não tropeçarás.

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

Buenas razones

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<<< En los tiempos complejos tenemos grandes responsabilidades,
con nuestros próximos, principalmente.
Nuestra esposa, nuestro esposo, nuestros hijos!
Ellos precisan del buen juicio, de la referencia sensata
que solamente podremos encontrar
en la Palabra de Dios.

Diego Acosta – PODCAST

www.septimomilenio.com

LOS MALVADOS

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< En estos tiempos tan difíciles que vivimos
los malvados siguen acechando con sus obras
buscando lucros desmedidos
o estafando y mintiendo.
Los hacedores de maldad pueden librarse de la justicia humana,
pero no se librarán de la Justicia de Dios.
Diego Acosta – CHRISTIAN RADIO

www.septimomilenio.com