LOS TRANSGRESORES

DEVOCIONAL

Recuerdo una campaña política que estuvo basada en la afirmación que hacía el principal candidato, de que era un transgresor.

En cierta forma esta manera de expresarse resultó muy atractiva para miles de personas, que veían en este dirigente político, tal vez un reflejo de lo que les gustaría hacer y no hacían.

Muchos años más tarde cuando acepté al Señor, comprendí el grave error que cometimos todos. Uno por ser transgresor y los otros, por compartir sus dichos y no rechazarlos.

Esta peligrosa forma de obrar revela hasta qué punto no somos capaces de advertir los graves riesgos que tiene, no saber discernir lo malo de lo bueno.

Un transgresor no es otra cosa que un hombre o una mujer, que no acepta el orden de Dios y por tanto convierte en rebeldía la mayoría de sus hechos.

Los herederos del Reino seremos los obedientes al Eterno, no los transgresores.

Éxodo 39:42-43
En conformidad a todas las cosas que Jehová había mandado a Moisés,
así hicieron los hijos de Israel toda la obra.

Y vio Moisés toda la obra,
y he aquí que la habían hecho como Jehová había mandado;
y los bendijo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

 

 

HOMBRE-PADRE

BLOG del TIEMPO

Resulta sorprendente como la celebración del día del Padre, parece haber actualizado el rol del hombre en la vida de la familia.

Y es sorprendente porque tanto el papel del hombre como el de la mujer, son fundamentales para la continuidad de la especie según fue establecido en la Creación.

Por tanto uno como el otro, son figuras esenciales también en la vida de los hijos, que tienen la referencia de su propia condición de varón y de mujer.

Esta reflexión resulta necesaria, para recordar que estas afirmaciones se basan en la Palabra de Dios, donde se establecen los roles de lo masculino y de lo femenino.

Esencialmente esto es así, porque el Dios Todopoderoso no hace aceptación de personas.

Diego Acosta

 

UNA MUJER ES MADRE, NO UN HOMBRE

ANTIVIRUS

Preocupantemente se está difundiendo la información de que un hombre ha sido madre, lo que constituye una desafiante presentación en contra de los Principios básicos de la Creación.

Lo cierto es todo lo contrario: Una mujer, con apariencia de hombre y nombre de hombre, ha dado a luz, cumpliendo de esta manera la ley natural establecida por el Eterno.

Es decir: Las mujeres serán madres, de su vientre nacerán los hijos!

Afirmar o insinuar algo diferente, solo tiene el propósito de confundir, de desviar la atención de lo que es una cuestión inmutable de la especie humana.

Estamos ante otra evidencia de como la maldad domina al mundo y busca dominar o engañar la mente de los hombres, que con mucha ingenuidad están prestos a aceptar lo que escuchan, lo que leen o lo que ven.

Es tiempo de escudriñar y no aceptar que un hombre pueda ser madre.

Diego Acosta

EL VERBO…FEMENEIZAR

DEVOCIONAL

Las propuestas mundanas apuntan a que cada día más lo femenino prevalezca sobre lo masculino, buscando crear una alternativa que es completamente opuesta a lo que Dios ha establecido para la especie humana.

Por mucho que se intente y por mucho que se busque cambiar, el nacido hombre será siempre hombre y lo mismo ocurre con la mujer, que será siempre mujer.

Todo lo que se oponga este principio fundamental, será nulo ante los ojos del Eterno, porque no representa otra cosa que un nuevo desafío a su Autoridad.

En vano nos empeñamos los humanos en enfrentar a quién nos ha Creado, porque su Poder escapa incluso a la capacidad de nuestra mente para entenderlo.

Y debemos pensar que la tolerancia del Altísimo, tiene un límite que no sabemos cuál es ni cuando llegará. Pero su Justicia siempre prevalecerá por encima de quienes lo desafían inútilmente.

El verbo femeneizar, no existe, es apenas un intento humano.

Génesis 2:23
Dijo entonces Adán:
Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne;
ésta será llamada Varona,
porque del varónfue tomada.

Diego Acosta / Neide Ferreira

El vale todo

ANTIVIRUS

Cada vez que hablamos de los jóvenes ponemos el acento en sus actitudes, en su desapego de la realidad, en su conformismo o en su falta de visión, entre otros argumentos.

Pero, viendo cómo podemos ver las imágenes de los medios de comunicación en su abrumadora mayoría, bien haríamos en ser más prudentes en nuestras afirmaciones con relación a ellos.

Si les reclamamos por sus actitudes, no podrían ellos reclamar por las imágenes donde se pueden a supuestos personajes, que viven de exhibir sus propias miserias?

Qué tiene de edificante mostrar la falta de respeto, de decoro, de integridad cuando se ridiculiza la relación entre un hombre y una mujer, cuando se exalta la traición públicamente?

Qué tiene de realidad la morbosa exhibición de la infidelidad, como si fuera algo normal que ocurra o peor todavía, como si fuera lo deseable que ocurriera?

Si le reclamamos a nuestros jóvenes que no vivan pensando en el…vale todo, seamos verdaderamente adultos y no le demos crédito a aquello que nada vale. Como podría decir el sabio Eclesiastés, no hace falta exaltar la miseria humana, para saber que existe.

Diego Acosta