LA BIBLIA Y EL TRABAJO

BLOG del TIEMPO

En el Día del Trabajo es natural que se hable de las justas reinvindicaciones, de quienes se ganan el sustento con el esfuerzo de todos los días.

Desde todos los sectores políticos, se reclama justicia para los trabajadores. Pero casi nunca se habla de la preocupación del Dios Todopoderoso por los hombres y mujeres que trabajan.

Mencionaremos algunas referencias concretas que nos deben hacer reflexionar, acerca de esta cuestión tan importante:

Levítico 19:13

No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. No retendrás el salario del jornalero en tu casa hasta la mañana.

Jeremías 22:13

!!Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin equidad, sirviéndose de su prójimo de balde, y no dándole el salario de su trabajo!

Malaquías 3:5

Y vendré a vosotros para juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros, contra los que juran mentira, y los que defraudan en su salario al jornalero, a la viuda y al huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos.

Juan 4:36

Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega.

1 Timoteo 5:18

Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario.

En el Día del Trabajo, pensemos en lo que el Eterno ha mandado a través de sus profetas y hombres de fe, para cuidar al que vive de su salario.

Diego Acosta

 

EL CHANTAJE NEGACIONISTA

CARTA DE ALEMANIA 

Las duras restricciones que se aplicarán en el país hasta el 10 de Enero tienen como origen el agravamiento del número de personas contagiadas por la peste y también por el elevado nivel de muertos.

Estas restricciones han provocado múltiples reacciones contrarias que están encabezadas precisamente por quienes chantajearon a las autoridades con la defensa de los derechos individuales o negando la peste.

Este chantaje fue ejercido con las manifestaciones repetidas en varias ciudades de los distintos estados que conforman Alemania, en defensa de los derechos consagrados por la Constitución.

Sería insensato suponer que haya desde el Gobierno o desde la propia ciudadanía, personas que tengan la intención de obrar en contra de lo que establece la Ley fundamental.

Pero quienes amparados precisamente en esa Ley, son quienes la violan buscando preservar las garantías individuales frente a la inmensa mayoría de los habitantes del país, que también tienen derechos, uno de ellos el de la salud.

En estas horas difíciles y complejas es importante reflexionar sobre el bien común y especialmente en el mensaje de Jesús, cuando habló de cuidar al Prójimo. En este caso, Prójimo somos todos los habitantes de Alemania.

Diego Acosta

 

LA VIDA FÁCIL…!

DEVOCIONAL

Cada vez me sorprendo más con la actitud de muchos jóvenes que solo pretenden que todo les resulte agradable y fácil de conseguir aun cuando sean sus padres los proveedores.

Por esto es que me asombro más todavía, cuando veo a algún joven que se esfuerza, que lucha por sus ideales y que asume dificultades muy grandes.

Es francamente estimulante que esto sea así y lo que es más notable todavía, es apreciar el cuidado que el Señor tiene de quienes se encuentran en esta situación.

La vida fácil, sólo existe para los que se convierten en meros pedigüeños de derechos que no tienen y de beneficios que no se merecen.

Si pienso en mi propia vida y la comparo con estos amantes de lo fácil y de pedir o reclamar constantemente, me apeno, porque lo que tengo sé quién me lo ha dado. Y ellos, lo que tienen lo tienen de prestado.

Oro por ellos porque en la hora de la adversidad, solo la infinita Misericordia del Eterno los sostendrá.

Isaías 40:29
ES –
El da esfuerzo al cansado,
y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas
.

PT – Dá vigor ao cansado
e multiplica as forças ao que não tem nenhum vigor.

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

Mensaje a los «rebeldes»

Blog del TIEMPO

La creciente preocupación por los efectos de la peste, ha obligado a los gobiernos a adoptar una serie de medidas drásticas, a los efectos de tratar de controlar la situación.

Frente a esta situación hay distintos grupos que se manifiestan contrarios, fundando su posición en la defensa de los derechos individuales.

Declaramos que en eso coincidimos, en la defensa de la libertad y de los derechos. Estos principios son los mismos que demandamos para que sean una realidad en muchos países, donde están conculcados o directamente se ignoran por los gobiernos.

Aclaradas estas cuestiones nos dirigimos a los rebeldes, para expresarles la preocupación que producen en el ánimo de las personas que sí aceptan las medidas preventivas.

Se trata de ser solidarios con la necesidad que todos tenemos de no ser afectados por la peste y de los esfuerzos que son necesarios hacer en el cotidiano movimiento de cumplir con las obligaciones que son propias de cada uno.

Por esta razón es que los actos de rebeldía, de objetar las medidas de los gobiernos, aunque puedan ser objetables, chocan con la necesidad de cuidarnos y de cuidar al prójimo.

Francamente estas protestas, pecan o bien de una postura  exhibicionista o de un infantilismo sorprendente o de caprichosos maleducados o mal aprendidos.

Simplemente les hacemos un llamado para que reflexionen y obren como personas adultas. El tiempo de defender los derechos llegará cuando no sea necesario cuidar y cuidarnos.

Diego Acosta

Los negacionistas y la libertad

Sorprende como en varios países se registran manifestaciones, donde las personas proclaman sus derechos individuales frente a las normas dictadas por las autoridades ante la peste que nos azota.
Si reclamamos derechos, cumplamos las obligaciones
buscando no caer en la necedad de la que nos habla Eclesiastés.
Diego Acosta – ANTIVIRUS

Matrimonio y sociedad

Un comentario analiza los problemas
de las parejas de hecho,

para comprar una vivienda,
contratar un seguro o los derechos de cada uno.
También habla de los hijos en común,
pero no dice que Dios estableció el matrimonio
como forma de relación superior
entre un hombre y una mujer.

Diego Acosta – PODCAST

OPORTUNISMO LIBERTARIO

CONSIGNA: ESTAR ALERTAS Y ESCUDRIÑAR

<< ANTIVIRUS

En los últimos días han recrudecido las manifestaciones de los grupos más extremos de izquierda y derecha, reclamando por los derechos que los Estados habrían conculcado.

La causa es más que obvia: La peste que nos azota!

Lo que resulta altamente sorprendente es que estos grupos hayan comenzado a demandar sus derechos, con tanta insistencia, una vez que los efectos de la peste están siendo controlados.

En el tiempo anterior, cuando las condiciones eran de máxima peligrosidad, estas voces estaban aletargadas, quizás porque estaban más preocupadas por su salud que por sus derechos.

De esta manera quedan en evidencia ante sus conciudadanos, que ahora ven como se pretende la defensa de unos derechos que es verdad que fueron restringidos, pero por razones evidentes y necesarias.

Es responsabilidad de los gobernantes resguardar la salud de los gobernados y es responsabilidad de la sociedad de estar alerta por sus derechos. Que es algo bien distinto, que el oportunismo libertario.

Los falsos profetas asumen multiformes identidades.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

COHERENCIA

 

 

ANTIVIRUS

Los personajes públicos tienen la alta responsabilidad de obrar en función de la importancia de su posición social. Esto es ineludible y además indispensable.

Esta afirmación se origina en las actitudes de algunos personajes, que utilizando su notoriedad, se muestran partidarios de apoyar situaciones que tienen un gran respaldo popular.

Es decir, apoyan causas que les sitúa en el corazón de muchas personas que se sienten identificadas con ellos, pero sin medir sus consecuencias ni tampoco lo que tienen de ejemplares sus actitudes.

El llamado populismo, afecta por igual a todas las personas y en el caso de quienes tienen notoriedad, deben ser absolutamente ecuánimes con todas las situaciones.

Por esto se les debe reclamar la máxima coherencia. Es muy fácil respaldar posiciones que tienen una cierta popularidad y en cambio es muy difícil apoyar otras que significan asumir un compromiso por causas relevantes y que se enfrentan tanto a poderes económicos o políticos.

Las personas públicas se convierten en referentes y por tanto es legítimo que se les reclame que sus posturas defiendan todos los derechos y no algunos, ignorando a otros que resultan igual de relevantes, pero más comprometidos desde el punto de vista personal.

Y el resto de la sociedad, deberíamos recordar lo que nos demandó Jesús: No os dejéis engañar!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com