A DONDE IREMOS…?

DEVOCIONAL

A donde iremos en la hora de la angustia?

A donde iremos en la hora del miedo?

A donde iremos?

Muchas veces he pensado en que es probable que haya muchas personas que se hayan hecho estas preguntas y aún así, se siguen negando las respuestas.

Me apena profundamente pensar que haya quienes sabiendo de Dios reniegan de ÉL, de su Hijo, de su Mensaje de Salvación, negándose toda posibilidad de ser libres con la Verdad.

Y también pienso cuál es mi parte de responsabilidad en estos dramas personales, que son más dolorosos sabiendo que quienes perseveren por este camino tan equivocado, solo tendrán el dolor eterno.

A donde iremos?

Es necesario insistir que el único lugar al que debemos ir es ante el Trono de la Gloria, para pedir perdón por nuestros pecados, por la soberbia y por el orgullo que nos impide aceptar que nada somos.

Clamo al Eterno para que este Mensaje no se pierda, como tantos otros que no fueron escuchados.

Mateo 25:31
Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria,
y todos los santos ángeles con él,
entonces se sentará en su trono de gloria,

 

Diego Acosta / Neide Ferreira

EL BUEN ÁNIMO

DEVOCIONAL

Cada vez que he tenido que realizar una gestión o debo esperar algo relacionado con mi vida, advierto que la ansiedad me domina y también un cierto estado de nervios.

Que significa esto?

Que mi confianza en Dios no es todo lo grande que debería ser, no es todo lo trascendente que tiene su condición de Todopoderoso.

Por eso es que aun sabiéndolo tengo dudas o hasta miedo. En este punto debo reflexionar para pensar exactamente qué es lo que espero del Eterno.

Más allá de mis humanas necesidades no hay nada más importante que reconocer que si me declaro hijo del Altísimo, debo ser fiel a esa condición y estar plenamente dispuesto a aceptar su Voluntad Soberana.

Lo que surge de esta aceptación es el buen ánimo, porque entonces pienso que no hay nadie que pueda luchar contra las decisiones del Creador. Con esa certeza es necesario obrar cada día.

Hechos 7:25
Por tanto, oh varones, tened buen ánimo;
porque yo confío en Dios
que será así como se me ha dicho.

Atos 7:25
Portanto, ó varões, tende bom ânimo!
Porque creio em Deus
que há de acontecer assim como a mim me foi dito.

Diego Acosta / Neide Ferreira

EL QUE CALLA…

DEVOCIONAL

Durante años escuché una frase que pasó a formar parte de mi vida, porque simbolizaba una forma de obrar.

La frase decía: El que calla otorga…

Si la aplicamos a nuestra vida como hijos de Dios, nos enfrenta con una durísima realidad: Podemos callarnos ante lo que está ocurriendo en el mundo?

Evidentemente NO.

Pero por qué razones seguimos callando?

Por conveniencia, porque pensamos que a veces no es bueno para nuestros intereses personales, confrontar con personas que supuestamente son más poderosas que nosotros.

Por miedo, porque imaginamos las consecuencias que podría tener para nuestra mía, enfrentarnos a quienes nos pueden hacer daño por ser más poderosos.

Podemos agregar más argumentos, pero siempre estarán relacionados con nuestra falta de entendimiento, que no hay nadie más poderoso que Aquel que ha perdonado mis pecados y me ha dado la Salvación.

Puedo ser tan indigno de callarme frente al mundo?

Marcos 8:35
ES –
Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.

PT – Porque qualquer que quiser salvar a sua vida perdê-la-á, mas qualquer que perder a sua vida por amor de mim e do evangelho, esse a salvará.

Diego Acosta / Neide Ferreira

Nuevos Tiempos con Paz y sin miedo

Invirtiendo los términos de normalidad por Nuevos Tiempos,
podremos comprender el significado de la Paz
que nos dejó Jesús,

para vivir sin miedo, ni por el futuro ni por las necesidades.
Ante la incertidumbre tendremos certezas
y ante el miedo tendremos confianza.
Diego Acosta – BLOG DEL TIEMPO

ORACIÓN-Por el miedo

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< Oremos para no infectarnos con  la plaga del miedo!

Oremos para elevar nuestra mirada hacia lo Alto!

Oremos para que la fe no se enfríe!

Oremos para que el miedo no impida la obra de nuestras manos!

Oremos para que el miedo no nos aleje del prójimo!

Oremos para culpar a la maldad por la plaga que vivimos!

Oremos para entender que el miedo no es de Dios!

www.septimomilenio.com