ANTE EL ARCA DE NOÉ

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Los restos de una de las más emblemáticas construcciones realizadas por el hombre, podrían comenzar a ser investigados en los próximos meses.

EL Arca de Noé, cuya historia se relata en la Biblia en el Libro de Génesis, a partir del Capítulo  6, versículo 9 y continúa con los impresionantes detalles del Diluvio, hasta el Capítulo 9:17, se habría establecido que se encuentra en una ladera del monte Ararat, en la actualidad Turquía.

Recientes estudios realizados con escaneos de 3D de tecnología GPR y ERT, confirmaron que la estructura de barco que fuera encontrada en la región de Dogubayazit, coincide con las medidas bíblicas.

El Arca se encuentra en la zona de Durupinar, nombre dado por el cartógrafo Ilhan Durupinar, que en 1959, descubrió la existencia del Arca.

Las comprobaciones tendrían las dimensiones señaladas en el Libro de Génesis, que son de 300 codos de largo, 50 codos de ancho y 30 de altura. Los expertos han establecido que el codo bíblico tiene 45,6 centímetros.

Estas medidas corresponden por asombroso que resulte, a las que se utilizaban en la construcción de barcos en la década de los 70 del siglo pasado.

Como ocurre con estos descubrimientos, siempre son refutados por personas que se oponen a ellos, pero el gobierno de Turquía, ante la posibilidad de que se trate efectivamente del Arca, dispuso la creación en la región de un Parque Nacional.

Ninguna excavación ha sido autorizada hasta ahora, pero las pruebas en 3D, demostraron que los restos se encuentran entre los 8 y veinte pies de profundidad, es decir entre alrededor de dos metros y medio y seis.

Lo concreto es que una vez más las referencias contenidas en la Palabra de Dios, se revelan como auténticas y eficaces. Se espera ahora el tiempo de las excavaciones, en el monte Ararat denominado por los turcos Agri Dragi y símbolo nacional para los armenios, en cuyo territorio estuvo originalmente el monte de 5.137 metros de altitud.

Diego Acosta

 

 

 

 

LA MURALLA DE LA CIUDAD DE DAVID

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Una vez más los descubrimientos científicos constatan la indiscutible veracidad de la Palabra de Dios.

Se ha confirmado que los restos descubiertos de una antigua muralla, pertenecen a la que fue construida hace alrededor de 2.700 años en torno a Jerusalén.

El histórico hallazgo se registró en el Parque Nacional de la Ciudad de David y tiene unas características sorprendentes que revelan su magnitud.

La muralla tiene aproximadamente cinco metros de ancho y se construyó en la empinada ladera oriental que conduce a la ciudad, a muy poca distancia del Monte del Templo.

La pendiente del sector seguramente preservó la muralla de la destrucción durante la conquista por las fuerzas de Babilonia, ya que los invasores probablemente quebraron las defensas llegando por un camino de más fácil acceso.

Los primeros hallazgos se registraron en la década de 1960, con el trabajo de la arqueóloga británica Kathleen Kenyon, siendo ampliados por el arqueólogo Yigal Shiloh en la década siguiente.

Inicialmente los especialistas descartaron que el descubrimiento correspondiera a la histórica muralla de Jerusalén, porque las dos estructuras que surgieron de las excavaciones parecían no estar conectadas entre sí.

Pero ahora, inequívocamente se puede determinar que la muralla es la de Jerusalén, al menos en la vertiente este. Por tanto se está ante un histórico hallazgo detallado en la Palabra de Dios, hace cientos de años. en el Segundo Libro de los Reyes en su último capítulo.

Diego Acosta

Fue encontrada Bethsaida?

La población en cuyo entorno se verificaron
importantes episodios

relacionados con el Ministerio Terrenal de Jesús,
habría sido hallada en la región del Golan interior.
Las dudas surgen por la distancia hasta el Mar de Galilea
que se justificaría por su decrecimiento por la falta de agua.
Diego Acosta – ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Los Reyes Ezequías y Manasés

 

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Se reveló que decenas de sellos del Primer Templo de Jerusalén fueron desenterradas, en un almacenamiento que tiene alrededor de 2.700 años de antigüedad.

La Autoridad de Antigüedades de Israel, informó que corresponden a los días de los reyes judíos Ezequías y Manasés, en excavaciones que se realizaron en el vecindario de Arnona en Jerusalén.

En el sitio fue descubierta una gran estructura inusual para la época, construida con paredes de sillares concéntricos, así como unas 120 asas de jarras con impresiones de sellos que contenían una antigua escritura hebrea.

La singularidad del descubrimiento radica en el hecho de que muchas de los mangos tienen la inscripción «LMLK», que puede traducirse como perteneciente al rey.

También se encontraron restos que identifican a altos funcionarios o a personas que fueron contemporáneas en el período del Primer Templo, desde el siglo VIII al siglo VII a.C.

Se considera que este es uno de los descubrimientos más significativos del llamado Período de los Reyes en Jerusalén. Además se pudo comprobar cómo se recaudaban los impuestos a los productos agrícolas como el vino y el aceite de oliva.

Para contribuir a la importancia del hallazgo, se anunció que los investigadores descubrieron que la gran estructura estaba cubierta por una enorme pila de piedras de silex, que formaba una colina artificial que tenía casi dos metros de altura y con una superficie de casi siete mil metros cuadrados.

Diego Acosta

 

PONCIO PILATOS

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

El hombre que fuera gobernador del imperio romano en Judea, sería el que ordenó construir el llamado Camino del Peregrino, en Jerusalén.

Los arqueólogos identificaron el camino que era utilizado por los peregrinos para ascender desde el estanque de Siloam, Siloé, hasta el Segundo Templo.

La vía utilizada en la Ciudad de David, quedó preservada por las cenizas provocadas por la destrucción del Segundo Templo y su identificación quedó asegurada por un método de gran eficacia.

Se trata de las más de 100 monedas que fueron encontradas debajo de la antigua carretera, que pudo haberse construido entre los años 31 y 40, siendo gobernador Poncio Pilatos, entre los años 26 al 36 d.C.

El propósito del Camino, era el de evitar tensiones entre los judíos y los romanos, según se puede establecer en base a los documentos que registran el movimiento social en aquellos tiempos.

Las primeras excavaciones del Camino la iniciaron los ingleses en 1894, pero fueron especialistas de la Universidad de Tel Aviv, quienes la concretaron en los últimos seis años, descubriendo un tramo de alrededor de 350 metros de la vía.

El embajador de los Estados Unidos, utilizó al Camino del Peregrino, para ratificar la posición de su país con relación a los derechos de Israel sobre Jerusalén.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

SELLO HISTÓRICO

 

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Continuamente se van encontrando elementos que renuevan la presencia de los judíos en Jerusalén, como capital de Israel primero y de Judá en el tiempo de los reyes.

Un pequeño sello de aproximadamente un centímetro de diámetro, tiene un valor notablemente importante a pesar de su tamaño, fue descubierto en la tierra excavada debajo del Arco de Robinson, en los cimientos del Muro de los Lamentos, en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

El sello no solo lleva un nombre sino también el de sus funciones, que era la más destacada en las cortes de los reyes de Judá e Israel. En hebreo se lee: Adoniyahu asher al habayit, que se puede traducir como «Adoniyahu, que está sobre la casa.

El término significa: Mayordomo real y se usa en la Biblia para describir al funcionario de mayor rango que servía bajo el mandato de los reyes. Su importancia es de un valor inmenso para millones de personas en todo el mundo, por cuanto es una referencia a un funcionario de los reyes bíblicos durante el período del Primer Templo.

El sello tiene una antigüedad que se estima es de unos 2.600 años a.C. y una de las menciones a la jerarquía del funcionario se puede encontrar en el Primer Libro de Reyes, durante el mando del rey Acab.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

JERUSALEN 2150 a.C.

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

En el barrio de Sharafat de la Ciudad Santa, se concretó un importante descubrimiento datado alrededor del año 2.150 a.C. durante la época de los Macabeos.

El hallazgo de la era Hasmonea, revela importante información sobre la Ciudad de David y de la evolución de la historia del pueblo Judío.

Las excavaciones fueron realizadas dentro del programa Jerusalén Moriah y se iniciaron cuando comenzaron las tareas para la construcción de una escuela primaria en el vecindario cristiano y musulmán, que se encuentra entre el zoológico biblico de Jerusalén y el sector de Gilo, en el sureste de la Capital.

Entre los hallazgos figuran una cámara funeraria multigeneracional, baños rituales, una cisterna de agua, canteras de roca, una prensa de oliva y también fragmentos de vasijas.

Una de las concreciones que pueden lograrse con este descubrimiento, es que Jerusalén desde los tiempos de David creció desde los cinco mil habitantes hasta los 25 mil de la época hasmonea.

Diego Acosta
Fuente: Autoridad de Antiguedades de Israel

www.septimomilenio.com