Juan el Baustista, profetizado

La vida del hijo de Isabel prima de María,
tiene excepcionales contornos

pues su presencia en el desierto de Judá
fue anunciada por el profeta Isaías además de ser destacado
como de similares condiciones del profeta Elías.
Juan el Bautista, anunció la venida del Mesías.
JESÚS Y MATEO

Redimir y libertar

DEVOCIONAL

Utilizando una de las definiciones que tiene la palabra redimir, apreciaremos más rotundamente lo que Jesús hizo por cada uno de nosotros.

Redimir tiene su origen en el vocablo latino redimĕre y aplicando su textualidad podríamos decir que significa: Rescatar o sacar de esclavitud  mediante precio.

Quienes estábamos sometidos a la esclavitud del pecado?

Nosotros!

Quién pagó el precio del rescate?

El Hijo del Hombre.

Pensaba en esto, cuando daba las gracias por mi nueva vida, que es incomparable con la anterior, porque ahora soy libre y antes ignoraba que era esclavo.

Esta cuestión es tan importante, la de saber que con la Verdad soy libre, que creo que no me alcanzarán mis días de vida, para dar las gracias por este Milagro de Amor que he recibido.

Razón por la que en este día renuevo mi compromiso de ayudar al Prójimo para que también escuche el Mensaje de Salvación, que lo redimirá y lo convertirá en un hombre nuevo.

Romanos 5:8
ES
Mas Dios muestra su amor para con nosotros,
en que siendo aún pecadores,
Cristo murió por nosotros
.

PT –  Mas Deus prova o seu amor para conosco
em que Cristo morreu por nós,
sendo nós ainda pecadores.

Diego Acosta / Neide Ferreira

JESÚS Y MATEO-15

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< Los sabios llegados de Oriente preguntan dónde está el recién nacido, Rey de los Judíos.

MATEO 2:2 Con relación a la estrella que habían visto los adoradores llegados posiblemente desde Persia, el astrónomo y matemático alemán Johannes Kepler, formuló una interesante conclusión. A comienzos del siglo XVII, dijo uno de los hombres fundamentales de la revolución científica, que la estrella que habían visto probablemente se trató de la conjunción de los planetas Júpiter y Saturno en la constelación de Peces. Esto habría ocurrido en el año 7 a.C. y con la imprecisión de los calendarios, esa fecha es posible. El fenómeno fue observado en China en el año 4 a.C. El fenómeno estelar fue interpretado como una estrella variable que surge y desaparece en períodos variables.

MATEO 2:3 Jerusalén se conmovió con la presencia y la pregunta de los sabios y también el rey Herodes. El representante del imperio romano, se perturbó por cuanto interpretó que el que había nacido iba a convertirse en un rival futuro para su autoridad.

MATEO 2:4 La magnitud de la preocupación de Herodes puede valorarse por la convocatoria que hizo para aclarar la cuestión relacionada con el lugar donde estaba profetizado el nacimiento del niño. El rey convocó a los responsables de la vida religiosa y moral de la nación judía. Los sumos sacerdotes eran miembros de las grandes familias sacerdotales de Jerusalén. Los escribas eran generalmente doctores de la ley y estudiantes profesionales de las tradiciones rabínicas. También eran abogados públicos y tenían la misión de la administración de la ley como jueces del Sanedrín. Los escribas formaban parte de un grupo mayor: los fariseos. Notablemente los consultados, sumos sacerdotes y fariseos,  con el paso de los años, se unirían en u oposición al Ministerio Terrenal de Jesús.

MATEO 2:5 La respuesta que recibió Herodes fue categórica: El Cristo nacería en Belén. La primera referencia de esta población, pertenece a Israel y se la encuentra en Génesis 2:7 Porque cuando yo venía de Padan-aram, se me murió Raquel en la tierra de Canaán, en el camino, como media legua de tierra viniendo a Efrata; y la sepulté allí en el camino de Efrata, que es Belén.

Belén tiene una antigua referencia bíblica y una gran dimensión histórica pues allí nació Jesús y varios siglos más tarde, el gran rey de Israel: David.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

LA PASCUA

MENSAJE

«Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.»

1 Corintios 5:7 .

Estamos en un tiempo de celebración de dos eventos fundamentales en la historia de la humanidad. La primera Pascua, la intervención divina en la liberación del pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto. La segunda Pascua, a intervención divina en la liberación de la humanidad de la esclavitud del pecado.

En ambos casos nos encontramos con situaciones análogas:

1.- El liberado no tenía posibilidades de alcanzar la libertad por sí mismo. La intervención divina era indispensable, solo a través de la acción de Dios podía haber libertad.

2.- Dios interviene en los acontecimientos movido por su amor, no porque fueran dignos de recibir la libertad sino como una manifestación de la naturaleza divina.

Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.(Romanos 5:6-8)

3.- La mayoría de los beneficiados no valoran positivamente la liberación.

4.- Solo por gracia se recibe el beneficio de la salvación.

5.- Ambas liberaciones exigieron el derramamiento de sangre que protegió a los que se colocaron detrás de ella.

Cuando Jesús iba a ser sacrificado como cordero Pascual para la humanidad instituyó un símbolo de recuerdo y reafirmación del motivo de la salvación y ordenó a sus discípulos que lo reeditaran cada vez que lo hicieran en memoria de su sacrificio. Lo conocemos como la santa cena o comunión, en el que nos encontramos con dos elementos que son el pan y el vino.

El pan es un pan especial, un pan sin levadura que simboliza tanto a la Palabra de Dios, que debe de sin añadiduras como al propio Señor, el cordero sin mancha,

Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia.Mas si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer el cordero, entonces él y su vecino inmediato a su casa tomarán uno según el número de las personas; conforme al comer de cada hombre, haréis la cuenta sobre el cordero.El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras.(Éxodo 12:3-5)

Cuando alguien toma del pan, está reconociendo que la Palabra de Dios es verdad y que Jesús es el Señor de su vida.

El otro elemento es el vino, el vino simboliza a la sangre de Cristo derramada en la cruz como pago por nuestros pecados, el vino es un elemento vivo que es mostrado en la biblia como agente desinfectante y que limpia y vivifica

¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?(Hebreos 9:14)

Cuando tomamos del vino, estamos reconociendo primeramente que por nosotros somos incapaces de presentarnos limpios delante de Dios y que el sacrificio de Jesús fue suficiente para limpiar todos nuestros pecados, dándonos entrada en la presencia de Dios santificados.

“Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura,de sinceridad y de verdad.” (1ª Corintios 5:8)

Celebremos por tanto la Pascua, no solo en las fechas del calendario sino cada día de nuestra vida si realmente hemos reconocido nuestra incapacidad y la suficiencia del Señor y su sacrificio.

Amen

Pr. Ramón Ubillos

www.septimomilenio.com

 

JESÚS Y MATEO-9

MATEO 1

El Evangelio de quién era recaudador de impuestos, sigue revelando aspectos relacionados con el Hijo del Hombre.

1:16 (b) El nacimiento de Jesús, demuestra su condición de humano y que es Dios hecho Hombre, por lo tanto es absolutamente legítimo mencionar la humanidad de Jesús.

1:16 (c) Como quedó expresado, Cristo  es la traducción griega de Mesías e inicialmente era considerado como un título, de allí el uso que se advierte en los textos como el Cristo, el Mesías. Jesús en hebreo se traduce como Yeshua o Yehoshua, que significa Yahweh Salva o Señor de la Salvación. Yahweh es el nombre sagrado y sublime de Dios, como es impronunciable por el máximo respeto, muchas veces se lo traduce como Señor. Éxodo 6:3 Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre JEHOVÁ no me di a conocer a ellos. Isaías 41:4 ¿Quién hizo y realizó esto? ¿Quién llama las generaciones desde el principio? Yo Jehová, el primero, y yo mismo con los postreros.

1:17 (a)En este versículo Mateo aborda la cuestión de la división de su Genealogía, explicando que la ha desarrollado en tres grupos de 14, siguiendo con la costumbre judía de dar suma importancia a los números, llamando la atención que colocó a Jeconías en el tercer grupo, como representante de la última generación antes de la cautividad en Babilonia. Y lo vuelve a colocar en el cuarto grupo, formando parte de la generación que volvió a Israel luego de la forzada marcha a Babilonia.

1:17 (b) El uso que se hace del título de Cristo remarca que Jesús fue Ungido, para dos misiones muy importantes: Desempeñarse como Sumo Sacerdote y como Rey.

1:18 María había asumido el compromiso matrimonial con José, que constituía una formalidad de gran importancia dentro de la sociedad judía de aquellos tiempos. Aún antes de consumarse la relación física, el compromiso otorgaba a los contrayentes la condición de esposo y esposa. En este caso especial, María estaba grávida por haber concebido por obra del Espíritu Santo, dando cumplimiento a la profecías de Isaías:  En el maravilloso texto de 9:6:

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Así se revela el Nacimiento de Jesucristo y las más que excepcionales condiciones en la que se produjo, considerando el rigor con el que se aplicaban las normas en la sociedad impulsada principalmente por los escribas y fariseos.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

 

JESÚS Y MATEO-8

MATEO 1

La Genealogía de Jesucristo, tiene otra cuestión que es objeto de estudio.

1:12  Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel.

Las opiniones están relacionadas con Salatiel y Zorobabel, debido a que en 1 de Crónicas 3:19 se menciona a Zorobabel, como hijo de Pedaías, que fue hermano de Salatiel,  los hijos de Pedaías: Zorobabel y Simei. Y los hijos de Zorobabel: Mesulam, Hananías, y Selomit su hermana.

La explicación que los estudiosos encuentran a esta situación, está en el Libro de un profeta, Hageo 2:23 En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos.

Los estudiosos entienden que probablemente Salatiel adoptó a su sobrino Zorobabel, hijo de su hermano Pedaías.

Esta referencia contribuye a poner de manifiesto la importancia que se concedía a las Genealogías en los tiempos del Antiguo Pacto o Antiguo Testamento.

1:16(a)Este versículo adquiere especial relevancia, por cuanto es el único en el que se omite la palabra engendró, y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.

Engendró es sustituido por de la cual, aludiendo directamente a María que había concebido por Obra del Espíritu Santo y no por su unión física con José, a Jesús llamado el Cristo.

Esta aclaración tiene dos vertientes. Una, que en un sentido estricto Jesús no era descendiente de José, pero la Genealogía establece que Jesús conserva el derecho al trono de David, como su legítimo heredero. Para una mayor claridad deben diferenciare los conceptos. Jesús no era descendiente carnal de José pero sí su legítimo heredero.

Esto corrobora que la Genealogía de Mateo, concede la legitimidad de Jesús al trono de su antepasado el Rey David, a través de José, hijo de Jacob.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

John Piper / PARA PENSAR

Tramo final de un comentario sobre los creyentes y Estados Unidos.

Dios odia el orgullo, incluido el orgullo político, y toda la arrogancia auto exaltada será eliminada por el Rey Jesús, y solo Dios será exaltado a su debido tiempo. Estados Unidos no es la Nueva Jerusalén, y la política no es la salvación. Podemos tener éxito en poner en práctica todas las políticas fiscales, todas las políticas sociales sabias, todas las políticas internacionales, y Estados Unidos seguirá siendo un pueblo malvado.

Todos los que silencian el llamado al arrepentimiento no son cristianos ni son amorosos. Hacer un llamado a la justicia sin hacer un llamado a la justicia y hacia Dios, y lo que deberíamos hacer hacia él, lo que es correcto y lo que se le debe, es un compromiso con la injusticia. Bajo esta orientación radical sobre Cristo y su reino, votamos. Y esperamos muy poco de las consecuencias eternas de nuestro voto.

Un día es como mil años, y mil años son como un día, dice el apóstol, en presencia de Dios (2 Pedro 3: 8). Lo que significa que han pasado aproximadamente dos días desde que Jesús fue al cielo. Y América, mientras dura, tiene aproximadamente ocho horas. Nuestra política debe estar impregnada de lo que es real, no de lo que es tan efímero.

John Piper

www.septimomilenio.com

 

LA NECESIDAD-2

LA NECESIDAD DE LA SALVACIÓN/2

Hebreos 9:13-15.

13Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, 14¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? 15Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna.

El sacrificio de Jesús cumple con todas las exigencias de la ley para que el hombre, si lo acepta por la fe, pueda presentarse limpio delante de Dios.

Hebreos 9:27-28.

27Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, 28así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.

Está establecido para el hombre que después de la muerte venga el juicio personal. El que espera en él como Salvador no será avergonzado sino que recibirá la salvación.

Isaías 64:5-7.

5Saliste al encuentro del que con alegría hacía justicia, de los que se acordaban de ti en tus caminos; he aquí, tú te enojaste porque pecamos; en los pecados hemos perseverado por largo tiempo; ¿podremos acaso ser salvos? 6Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento. 7Nadie hay que invoque tu nombre, que se despierte para apoyarse en ti; por lo cual escondiste de nosotros tu rostro, y nos dejaste marchitar en poder de nuestras maldades.

Sólo si el hombre cambia de actitud con respecto a su relación con Dios podrá un día presentarse en el juicio libre de la condenación.

Pr. Ramón Ubillos

www.septimomilenio.com