ESTE ES EL TIEMPO DE DIOS

En el nuevo año seguimos sufriendo la peste
con confusión e incertidumbre,
y con el despertar de la Iglesia de Jesús
sin la burbuja y predicando el Evangelio.
El Prójimo está más cercano al igual que el Reino de Dios!
Diego Acosta – MENSAJE

Materialismo espiritual

Por contradictorio que resulte,
el materialismo domina a la iglesia

y nos engañamos al no reconocer
esta Verdad que afecta la vida espiritual.
Hace casi 30 años el pastor John Piper
predicó sobre esta cuestión
en Estados Unidos
y hoy sigue teniendo vigencia su mensaje.

Diego Acosta – Blog del TIEMPO

LINO

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Las cuestiones relacionadas con la Santidad de Dios, son tan relevantes que su Palabra nos revela hasta los cuidados más detallados  que debían cumplir quienes servían en el Templo.

Uno de esos detalles era el de que las vestiduras de los sacerdotes debían ser de lino, para preservar al máximo la higiene personal de quienes servían en tan altas funciones.

Dios es un Dios de grandes y de pequeños detalles.

Tanto unos como otros, responden a que su Majestad es tan elevada con relación a los hombres, que debe enseñarles acerca de como la deben considerar y de cómo deben preservar ellos mismos su aseo personal.

Trazando una alegoría con todo lo expuesto, podríamos preguntarnos: Cómo somos de cuidadosos con el templo que simbolizamos con nuestro cuerpo?

Esta cuestión que puede parecer ajena al sentido de todo lo que se nos indica en el Antiguo Pacto, tiene no solo el valor de la simbología sino también el valor de la realidad.

Algo que en la práctica debemos de hacer efectivo en cada uno de nuestros actos, de ahí que resulte más que conveniente que consideremos que el lino tiene sus especiales virtudes.

Una de ellas es la de evitar que ante el esfuerzo, nuestro físico produzca los efectos considerados como efluvios que pueden afectar la limpieza del Templo.

Qué Templo?

El Templo que simbolizamos con nuestro cuerpo. De allí su importancia y de allí también la necesidad de que somos la Iglesia viva, la que está encarnada con nuestra propia existencia.

Por eso es que se nos enseña que es errado decir que vamos a la Iglesia, cuando en realidad deberíamos decir que vamos al culto, porque nosotros mismos somos la Iglesia viviente.

Razón más que suficiente para que cuidemos nuestro cuerpo, con el mismo esmero que el Eterno demandaba a quienes cumplían funciones en el Templo.

El lino representa de esta manera el nivel que el Supremo reclama de quienes le servimos cotidianamente, para que seamos dignos de tan alta distinción.

Somos Mayordomos de nuestro cuerpo material, porque somos el Templo viviente de la Iglesia que Jesús estableció en la Tierra. Razón de más para que usemos el lino simbólico de nuestra santidad.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

SUMAR…!

Hablando con un amigo acerca de una de las razones de la existencia de la Iglesia, concordamos que es la de acercar a las personas del mundo al Reino de los Cielos.

En otras palabras: Evangelizar!

Pero cómo?

Con qué visión?

Tal vez, nunca con la de agredir, la de atacar, sino todo lo contrario. No se trata de amenazar con el infierno eterno, sino de revelar con humildad que hemos sido rescatados de nuestros pecados, perdonados y salvados por la Gracia.

Si amenazamos, si agredimos, lo más probable es que despertemos sentimientos antagónicos a Jesús. Acaso nosotros mismos no fuimos pecadores?

Y acaso no debemos pedir perdón por nuestros pecados, diariamente?

O es menos pecador el miembro de una congregación, que mienta, por ejemplo, que una persona del mundo que haga lo mismo?

El dedo acusador, primero debe estar dirigido contra nosotros mismos, solamente así entenderemos que Evangelizar no significa condenar a nadie.

Esta visión, fue buena para mí, porque me volvió a colocar en el lugar que me corresponde. No en el papel de justo, sino en el papel de pecador!

Por esta razón debemos SUMAR almas al Reino y no amenazarlas y condenarlas al castigo eterno.

Romanos: 10:8-9

ES – Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos:

que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

PT –  Mas que diz? A palavra está junto de ti, na tua boca e no teu coração; esta é a palavra da fé, que pregamos,

a saber: Se, com a tua boca, confessares ao Senhor Jesus e, em teu coração, creres que Deus o ressuscitou dos mortos, serás salvo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DE QUIÉN ES…?

Por qué los creyentes decimos la iglesia del pastor…?

Por qué le adjudicamos a la iglesia el nombre de un líder?

Por qué nos olvidamos tan fácilmente del verdadero sentido de la Iglesia?

Por qué perdemos la noción más elemental acerca de QUIÉN ES LA IGLESIA?

Acaso no enseñó JESÚS que SUYA es la Iglesia?

Pensemos sobre estas preguntas y recobremos para Jesús toda la Majestad y la Autoridad Sobre su Iglesia.

Y recobremos para sus siervos la dignidad y privilegio de servir y no ser servidos!

Marcos 10:45 

PT – Porque o Filho do Homem também não veio para ser servido,

             mas para servir e dar a sua vida em resgate de muitos.

ES –  Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido,

             sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

 

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA IGLESIA DE JESÚS

evangelical-church

La Iglesia es de Jesús!

Esta rotunda afirmación está presente en mi ánimo y en mi espíritu desde siempre.

Por eso adquirió un valor muy especial una frase que acompañó un mensaje de un líder espiritual por quién tengo un alto concepto.

El dejó este pensamiento: No os olvideis que la Iglesia es de Jesús y no nuestra, pero debemos de dar cuenta por las ovejas.

Con precisión y contundencia dejó claro los dos conceptos fundamentales que se relacionan con el servicio al prójimo y en cada congregación.

La Iglesia es de Jesús y las ovejas son su rebaño, puesto al cuidado de quienes servimos!

Estos conceptos muchas veces son olvidados por la múltiple coincidencia de distintas causas. Una de ellas, es lamentablemente, la actitud de algunos líderes.

Consideran a la Iglesia como propia e incluso a veces la identifican con su nombre y luchan por la posesión del rebaño del Hijo del Hombre, con otros líderes para asegurar su pertenencia a su congregación.

Esta cuestión es fundamental para entender como es el presente y el futuro de la Iglesia. Si la consideramos propiedad personal, deberemos asumir las consecuencias de la decisión y rendir cuentas en el Juicio.

Si consideramos que la Iglesia está a nuestro cuidado por mandato de Jesús, entonces comprenderemos que las ovejas también son de ÉL y en ningún caso, pertenencia personal.

Por la Gracia tengo claros los conceptos y también por la Gracia, siempre he tratado de cumplirlos. Y cuando no me ha sido posible, he optado por alejarme. Sin rebeldías personales, pero descansando en el Señor!

Por eso me alegré de este mensaje: No os olvideis que la Iglesia es de Jesús y no nuestra, pero debemos de dar cuenta por las ovejas.

1 Pedro 5:2

Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com