LA ARMONÍA

 

EL ABUELO SALOMÓN

Hay palabras que se han incorporado a nuestro idioma, para expresar las tensiones que vivimos los hombres, cuando abandonamos la idea de la armonía.

Pero que es la armonía?

Quienes tengan conocimientos de música podrán comentar que la armonía no es otra cosa que la forma en que se pueden utilizar sonidos y pausas diferentes, para incluso acompañar versos.

Pero si aplicamos el concepto a las relaciones entre las personas veremos que las posibilidades son mayores y paradójicamente las dificultades son también más grandes.

Son mayores porque aseguran una forma de convivencia que hace la vida más grata y porque el debido respeto, torna más agradable aquello que debemos de hacer cada día.

Esto es maravilloso si se logra en el seno de la familia, porque entonces fructifican nuestras mejores cualidades, nuestros más altos sentimientos como padres y como hijos.

Pero si no se consigue la armonía, reina la discordia y difícilmente se podrán conseguir buenos momentos, porque tendremos más que proyectos de conjunto, razones para estar en desacuerdo.

Buscar la armonía, es anhelar una forma superior de vivir, pensando en nuestra existencia y en la del Prójimo.

Diego Acosta

ESTOY ASOMBRADO

 

Tu belleza es indescriptible
Difícil de entender
Tus obras son incompresibles
No hay nadie como Tú, Señor
Quién podrá entender tu Sabiduría
Quién podrá medir tu Profundidad
Majestad entronizada eres
Maravillado estoy de ti
Maravillado estoy de tí
Santo Dios de quien la Gloria es
Maravillado estoy de ti
Maravillado estoy de tí
Santo Dios de quien la Gloria es
Maravillado estoy
Maravillado estoy de ti

QUE LA PAZ…!

QUE LA PAZ
Que la paz del Señor Jesucristo te acompañe,
Dondequiera que él envíe
Que te guíe por el desierto,
Te proteja durante la tormenta.
Que te lleve a casa regocijado
Por las maravillas que ha mostrado.
Que te lleve a casa regocijado
Una vez más en nuestras puertas.

TRADUCCIÓN: Salma Ferreira