NO DEBEMOS CELEBRAR HALLOWEEN

PERSONAL

Podemos celebrar los creyentes Halloween?

Esta pregunta ha sido formulada tantas veces, que sorprende que haya personas que se llamen hijos de Dios y tengan dudas de tanta profundidad.

Y surgen más preguntas?

Que se les enseña en sus congregaciones?

O tal vez en sus congregaciones se celebre Halloween?

Lo cierto es que históricamente hablando los celtas creían que cuando llegaba su año nuevo, la línea que unía el mundo con el de los muertos, permitía que los espíritus buenos y malos podían pasar a través de ella.

Por esta razón utilizaban máscaras para asustar a los espíritus malignos que se podían presentar en los pueblos que habitaban. Otros en cambio, celebraban banquetes en las tumbas de los antepasados familiares.

Con estos antecedentes es posible si podemos celebrar Halloween?

Incluso es completamente contrario a lo que nos enseña la Palabra de Dios, que nuestros hijos participen de los festejos que puedan realizarse en los colegios donde estudian.

El endeble argumento de que si mis hijos no participan de Halloween quedarán marginados del resto de los niños, puede ser contestado con las explicaciones que se les deben dar y con las enseñanzas que reciben acerca de Jesús.

No celebrar Halloween no es una opción. Es una decisión basada en la Palabra de Dios.

Diego Acosta

 

 

EL MATRIMONIO DE DIOS

Blog del TIEMPO

En estos tiempos de confusión, de medias verdades o de supuestas buenas intenciones, creemos que es importante refirmar conceptos fundamentales.

Nos referimos al matrimonio, la institución establecida por Dios. Ahora hay quienes hablan sobre él por conveniencia, oportunismo o simplemente por perseverar en graves errores.

El Eterno estableció el matrimonio únicamente entre un hombre y una mujer. No existe por tanto otra unión verdadera frente a este Mandato perpetuo.

Nadie puede permitirse cambiar lo que Dios determinó como una norma hasta el fin de los tiempos. No es posible tratar de adecuar con buenas o malas intenciones una institución que definitivamente representa uno de los fundamentos de nuestra creencia.

Así fuimos Creados hombre-mujer y para que no haya ninguna y ni siquiera margen para debatir, recordamos lo que establece la Palabra de Dios, en el Libro de Génesis capítulo 2 versículos del 23 al 25:

 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona,[a] porque del varón[b] fue tomada.

24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

25 Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.

Nadie se puede considerar exento de este Mandamiento ni nadie puede eximir a nadie de su cumplimiento.

Diego Acosta

 

 

ALERTA: NO CELEBRAR HALLOWEEN

PERSONAL

La sociedad presiona para participar de una supuesta fiesta o celebración, que nada tiene ni de lo uno ni de lo otro.

Halloween es la contracción de All Hallow´s Eve que se puede interpretar Víspera de Todos los Santos o también como Noche de Brujas, una fiesta de origen pagano que se celebraba los 31 de Octubre.

Su origen se remonta a unos 3000 años de antiguedad, cuando en Irlanda se iniciaba el nuevo año celta y era el día en que comenzaba el solsticio del otoño.

La singularidad de este día era que las personas creían que en esa jornada el espíritu de los muertos podían hacerse presentes entre los vivos y por tanto se podía hablar con ellos.

La cuestión es: Podemos celebrar algo como esto?

Que nos manda la Palabra de Dios?

Deuteronomio 18:10-12

10 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero,

11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.

12 Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.

Estamos advertidos: es responsabilidad de los padres que sus hijos no participen de esta supuesta fiesta cargada de malignidad y contraria a las normas del Eterno.

Diego Acosta

Los verdaderos hijos de Abraham – JESÚS Y MATEO XXVI

La confrontación de Juan el Bautista con los fariseos y saduceos, tuvo a Abraham por protagonista, tras reclamarles que dieran frutos de arrepentimiento.

MATEO 3:8 La condición de hijos del Patriarca que podían esgrimir quienes se oponían a Juan, quedó rápidamente desvirtuada cuando les dijo que Dios podía levantar de las piedras que bordeaban el Jordán hijos de Abraham.

Con esta declaración, estaba dejando en claro que los hijos de Abraham, no eran los descendientes naturales de él, sino aquellos que fueran ejemplares en el seguimiento de la fe y creyeran y cumplieran la Palabra de Dios.

Pablo dejó explicada magistralmente esta cuestión en su Carta a los Romanos en el capítulo 4 del 13-16: 13 Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe.
14 Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa.
15 Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión.
16 Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros.

La confianza que tenían los fariseos y saduceos en su descendencia física, provocaba su muerte espiritual, ya que se apartaban de la fe en Dios.

Y si ponían su confianza en la Ley para ser herederos, convertían en vana la fe y por tanto quedaba anulada la Promesa que el Eterno formuló a Abraham.

Por tanto era la Justicia de la Fe la que conferió a Abraham y su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo. Que sea así, por Fe es para que sea por Gracia, abarcando a los de la Ley y a los que tienen la Fe de Abraham.

Diego Acosta

 

 

Los días entrañables

DEVOCIONAL

La Palabra de Dios nos recuerda nuestra condición de humanos y por tanto que todos y cada uno, un día llegaremos al final.

Pensando en esto viví con mis amados, una fecha que fue de recuerdo y de nostalgia, pero que se transformó en un día de unión entrañable.

A veces me cuesta pensar como somos los humanos, que precisamos de hechos como este, para afianzar los lazos que naturalmente deberían ser estrechos y no lo son.

El Eterno pone en el corazón de cada uno, la medida de su fe, de su Amor y de su Misericordia. Por eso hay días en los que uno siente cercanos a los que están lejanos.

Buscando escapar de toda forma de emociones o sentimentalismo, pienso que es bueno que en una fecha determinada, recordemos que somos humanos y que las pérdidas de los amados, son parte de la vida, que se renueva también, constantemente.

Génesis 2:7
Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra,
y sopló en su nariz aliento de vida,
y fue el hombre un ser viviente.

Gênesis 2:7
E formou o Senhor Deus o homem do pó da terra e soprou em seus narizes o fôlego da vida; e o homem foi feito alma vivente.

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

Viajaremos al futuro…?

ANTIVIRUS

Los hombres tenemos una asombrosa capacidad para plantear situaciones de muy difícil cumplimiento y que más parecen formas creativas para huir de la realidad.

Un científico de una Universidad de los Estados Unidos, afirmó que es posible viajar hacia el futuro, en un trabajo que fue titulado: Agujeros de gusanos atravesables por seres humanos.

Si el encabezamiento del ejercicio teórico resulta complejo, no lo son menos los fundamentos para hacer posible la propuesta, de viajar hacia el futuro.

Dice el autor que alude a un tipo de objetos cósmicos que ya se habían considerado factibles, aunque solo en la física cuántica y en dimensiones microscópicas.

Obviamente no estamos en condiciones de opinar sobre la cuestión, dada nuestra total ignorancia sobre el tema. Si en cambio nos permitimos la reflexión, de que se podría aplicar tanta sabiduría a resolver los graves problemas que tenemos en el lugar donde habitamos.

La Tierra precisa urgentemente de buenos Mayordomos, como nos manda la Palabra de Dios.

Diego Acosta

La imagen física de Jesús

Un fotógrafo recreó la supuesta imagen del Hijo del Hombre,
en una peligrosa acción que nos puede llevar a la idolatría.
La Palabra de Dios nos prohibe expresamente
que nos hagamos imágenes que no pueden ver,
ni oír ni andar.

No nos dejemos engañar por esta forma de idolatría.
Diego Acosta – Blog del TIEMPO

El evangelista analfabeto

DEVOCIONAL

Hay pocas historias de las que tengo un recuerdo más cariñoso, que la del evangelista que era analfabeto. Cuando la escuché por primera vez me asombró.

Las siguientes veces que la repetí, me resultaron consoladoras porque comprendí la Grandiosa Obra que Dios puede hacer en la vida de las personas.

El evangelista era un hombre que vivía en la más extrema pobreza, pero cada día encontraba la forma de transitar difíciles caminos para llegar a algún humilde poblado, donde predicar el Evangelio.

Así como yo me sorprendí, porque era analfabeto, también las personas que lo escuchaban se asombraban y muchas no entendían como era posible que sin saber leer y escribir, pudiera hablar con tanta elocuencia de la Palabra de Dios.

La respuesta era tan sencilla, como él mismo la explicaba: No pude estudiar, pero sí escuchaba primero a mi abuelo y después a mi padre, que me hablaban de Jesús. Y así aprendí, de oír…!

Romanos 10:17
ES –
Así que la fe es por el oír,
y el oír, por la palabra de Dios.

PT – De sorte que a fé é pelo ouvir,
e o ouvir pela palavra de Deus.
 

Diego Acosta / Neide Ferreira

Los libros que leemos

DEVOCIONAL

En mi caso la cuestión de leer es una larga experiencia que se remonta a cuando apenas comenzaba la adolescencia. Y como soy un lector podría decir que compulsivo, es casi imposible saber cuántos títulos han pasado por mis manos.

Y también por mi mente y como es natural por mi corazón, dejando distintos recuerdos, enseñanzas y también muchas dudas. Pero en el fondo, hay en la lectura una forma de búsqueda constante.

Después de aceptar a Jesús como mi Salvador, la perspectiva de la lectura cambió rotundamente, centrándome prácticamente solo en la Biblia.

Pero hay algo que mantuve, como una costumbre casi insuperable: Mi afán por la lectura de algún tipo de obra, que tiene que ver con lo mundano y con la historia.

Muchas veces me he planteado si esta actitud estaba bien o estaba mal. Y la respuesta que siempre he tenido, es que ninguno, me podrá influir jamás, más que la Palabra de Dios. No sé si es una respuesta de conveniencia, pero sí la certeza sobre la Biblia.

Lucas 4:16
ES –
Vino a Nazaret, donde se había criado;
y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre,
y se levantó a leer.

PT – E, chegando a Nazaré, onde fora criado,
entrou num dia de sábado, segundo o seu costume,
na sinagoga e levantou-se para ler.

 Diego Acosta / Neide Ferreira