AL REVÉS…?

ANTIVIRUS

Si tuviéramos que definir lo que está ocurriendo en el mundo, podríamos apelar a la figura de que está todo al revés. Quienes deberían ser sabios, no saben y quienes deberían ser prudentes no lo son.

Por ejemplo podemos poner a los que se consideran a sí mismos como la vanguardia de la sociedad y son los que más tropiezos provocan en los intentos por controlar la peste.

Exigiendo libertades y derechos se oponen a todo lo que se propone como bueno para el interés colectivo, pero tampoco proponen alternativas que puedan ser consideradas racionales.

Incluso desde los sectores que estarían más capacitados para opinar surgen propuestas o teorías que solo fomentan la confusión o alientan al pesimismo.

En medio de todo este clima, la razonabilidad y la prudencia se originan en la Palabra de Dios, que nos manda cuidar al Prójimo como a nosotros mismos.

En el momento en que pensemos en esta dirección, comenzaremos a ver la Luz, quizás no las soluciones pero si el principio de ellas.

Diego Acosta

ESTE ES EL TIEMPO DE DIOS

En el nuevo año seguimos sufriendo la peste
con confusión e incertidumbre,
y con el despertar de la Iglesia de Jesús
sin la burbuja y predicando el Evangelio.
El Prójimo está más cercano al igual que el Reino de Dios!
Diego Acosta – MENSAJE

UNA FRASE…!

DEVOCIONAL

Todos sabemos o la mayoría de nosotros sabemos, que Dios utiliza muchas formas para hablarnos. Una vez más debemos exaltar su asombrosa e infinita creatividad.

En estos días podría afirmar que recibí su mensaje con la frase que dice: Cuando creo que soy odiado injustamente, busco recordar que soy amado injustamente.

Esta cuestión es una de las más importantes que debemos afrontar los hombres a lo largo de la vida: Considerar que somos tratados injustamente.

Y frente a esto nos revolvemos, algunos con más intensidad que otros y yo con más ímpetu que muchos. Por esta razón es que la frase me impactó tanto.

Es una rotunda enseñanza bíblica, pero que rara vez viene a nuestra memoria cuando nos encontramos ante una situación casi límite. Por eso es necesario buscar en nuestra memoria, en nuestro corazón la enseñanza de la Palabra de Dios.

Así como fui tratado injustamente, tengo la certeza de que soy amado por el Eterno, también injustamente.

Romanos 8:39

ES – Ni lo alto, ni lo profundo,
ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios,
que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

PT – Nem a altura, nem a profundidade, nem alguma outra criatura nos poderá separar do amor de Deus, que está em Cristo Jesus, nosso Senhor!

Diego Acosta / Neide Ferrreira

Frase publicada por: Una Gota de Fe / RED Misionera digital

Estados Unidos, vota

ANTIVIRUS

La trascendencia de Estados Unidos en el mundo, está fuera de toda discusión, al margen de las consideraciones políticas o de otro tipo que puedan hacerse.

Es importante que en el resto del mundo se estén realizando cadenas de oración, para interceder ante el Eterno por el presidente que saldrá elegido en estos comicios.

Pero más importante aún, es recordar lo que nos enseña la Palabra de Dios, sobre las autoridades y sobre la obligación que tenemos los creyentes de aceptarlas y obedecerlas.

A propósito recordamos lo que Pablo escribió en su Epístola a los Romanos sobre esta cuestión. Lo encontramos en el capítulo 13:1:

Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.

Recordando esta importante cuestión, sigamos orando para que el Eterno ilumine a los hombres y mujeres que elegirán con su voto, al presidente de Estados Unidos.

Diego Acosta

Actualizar la Biblia…?

Blog del TIEMPO

Hace más de 15 años escuché hablar en España a dos líderes sobre la supuesta necesidad de actualizar la Biblia. Uno era uruguayo y el otro argentino y los dos utilizaron argumentos parecidos a los de un pastor de Brasil.

Entonces como ahora, con Amor y con firmeza, respondemos: Actualizar la Biblia es una propuesta que confronta, que se enfrenta con la Perfección y la Santidad de Dios.

Nunca será admisible respaldar la propuesta de actualizar la Biblia con el Mensaje de Jesús, siendo como es Hijo del Padre y enviado por ÉL a darnos el mensaje de Salvación. Es una evidente contradicción.

Dios es Perfecto y Santo y la Biblia, inspirada por ÉL tiene los mismos atributos. Por tanto manipular la Carta a Filemón, puede llevarnos a otra derivación como la de la prosperidad.

Hablando del pastor de Brasil declaramos: Oramos por Ud. Señor para que el Dios Perfecto tenga Misericordia, por sus palabras y que sea misericordioso por el daño que causan sus argumentos. La Verdad os hará Libres, nos dice Jesús.

Recuerdo dos versículos del Libro de Apocalipse: 22:18-19

 Porque eu testifico a todo aquele que ouvir as palavras da profecia deste livro que, se alguém lhes acrescentar alguma coisa, Deus fará vir sobre ele as pragas que estão escritas neste livro;

19 e, se alguém tirar quaisquer palavras do livro desta profecia, Deus tirará a sua parte da árvore da vida e da Cidade Santa, que estão escritas neste livro.

18 Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.

19 Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.

 

 

 

MIEDO a los espíritus de los muertos

PERSONAL

Una de las características de esta celebración de los celtas, era que resultaba conveniente disfrazarse para confundirse con los malos espíritus que se mezclaban con los vivos.

En el solsticio del otoño, cuando se daban por terminadas las cosechas en Irlanda y comenzaba un nuevo año céltico, esta práctica de confundirse con los malos espíritus, generó varias situaciones.

Una era la de los disfraces y otra la de realizar banquetes en las tumbas de los muertos familiares, como otra forma de confundirse con los espíritus que esa noche se consideraba estaban liberados para deambular entre los vivos.

La iglesia católica quiso “cristianizar” este evento y creó el día de todos los santos, que se celebra el primero de Noviembre.

En realidad Halloween, puede interpretarse como la noche de brujas o la noche de la víspera de los difuntos. La Palabra de Dios nos enseña que no debemos de tener tratos con los muertos ni mucho menos intentar comunicarnos con ellos.

La participación de los niños en Halloween, debe ser un llamado de atención para los padres y preocuparse para que en ningún caso los hijos participen de lo que se “celebra” en este día.

Diego Acosta

NO DEBEMOS CELEBRAR HALLOWEEN

PERSONAL

Podemos celebrar los creyentes Halloween?

Esta pregunta ha sido formulada tantas veces, que sorprende que haya personas que se llamen hijos de Dios y tengan dudas de tanta profundidad.

Y surgen más preguntas?

Que se les enseña en sus congregaciones?

O tal vez en sus congregaciones se celebre Halloween?

Lo cierto es que históricamente hablando los celtas creían que cuando llegaba su año nuevo, la línea que unía el mundo con el de los muertos, permitía que los espíritus buenos y malos podían pasar a través de ella.

Por esta razón utilizaban máscaras para asustar a los espíritus malignos que se podían presentar en los pueblos que habitaban. Otros en cambio, celebraban banquetes en las tumbas de los antepasados familiares.

Con estos antecedentes es posible si podemos celebrar Halloween?

Incluso es completamente contrario a lo que nos enseña la Palabra de Dios, que nuestros hijos participen de los festejos que puedan realizarse en los colegios donde estudian.

El endeble argumento de que si mis hijos no participan de Halloween quedarán marginados del resto de los niños, puede ser contestado con las explicaciones que se les deben dar y con las enseñanzas que reciben acerca de Jesús.

No celebrar Halloween no es una opción. Es una decisión basada en la Palabra de Dios.

Diego Acosta

 

 

EL MATRIMONIO DE DIOS

Blog del TIEMPO

En estos tiempos de confusión, de medias verdades o de supuestas buenas intenciones, creemos que es importante refirmar conceptos fundamentales.

Nos referimos al matrimonio, la institución establecida por Dios. Ahora hay quienes hablan sobre él por conveniencia, oportunismo o simplemente por perseverar en graves errores.

El Eterno estableció el matrimonio únicamente entre un hombre y una mujer. No existe por tanto otra unión verdadera frente a este Mandato perpetuo.

Nadie puede permitirse cambiar lo que Dios determinó como una norma hasta el fin de los tiempos. No es posible tratar de adecuar con buenas o malas intenciones una institución que definitivamente representa uno de los fundamentos de nuestra creencia.

Así fuimos Creados hombre-mujer y para que no haya ninguna y ni siquiera margen para debatir, recordamos lo que establece la Palabra de Dios, en el Libro de Génesis capítulo 2 versículos del 23 al 25:

 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona,[a] porque del varón[b] fue tomada.

24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

25 Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.

Nadie se puede considerar exento de este Mandamiento ni nadie puede eximir a nadie de su cumplimiento.

Diego Acosta

 

 

ALERTA: NO CELEBRAR HALLOWEEN

PERSONAL

La sociedad presiona para participar de una supuesta fiesta o celebración, que nada tiene ni de lo uno ni de lo otro.

Halloween es la contracción de All Hallow´s Eve que se puede interpretar Víspera de Todos los Santos o también como Noche de Brujas, una fiesta de origen pagano que se celebraba los 31 de Octubre.

Su origen se remonta a unos 3000 años de antiguedad, cuando en Irlanda se iniciaba el nuevo año celta y era el día en que comenzaba el solsticio del otoño.

La singularidad de este día era que las personas creían que en esa jornada el espíritu de los muertos podían hacerse presentes entre los vivos y por tanto se podía hablar con ellos.

La cuestión es: Podemos celebrar algo como esto?

Que nos manda la Palabra de Dios?

Deuteronomio 18:10-12

10 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero,

11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.

12 Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.

Estamos advertidos: es responsabilidad de los padres que sus hijos no participen de esta supuesta fiesta cargada de malignidad y contraria a las normas del Eterno.

Diego Acosta

Los verdaderos hijos de Abraham – JESÚS Y MATEO XXVIII

La confrontación de Juan el Bautista con los fariseos y saduceos, tuvo a Abraham por protagonista, tras reclamarles que dieran frutos de arrepentimiento.

MATEO 3:8 La condición de hijos del Patriarca que podían esgrimir quienes se oponían a Juan, quedó rápidamente desvirtuada cuando les dijo que Dios podía levantar de las piedras que bordeaban el Jordán hijos de Abraham.

Con esta declaración, estaba dejando en claro que los hijos de Abraham, no eran los descendientes naturales de él, sino aquellos que fueran ejemplares en el seguimiento de la fe y creyeran y cumplieran la Palabra de Dios.

Pablo dejó explicada magistralmente esta cuestión en su Carta a los Romanos en el capítulo 4 del 13-16: 13 Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe.
14 Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa.
15 Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión.
16 Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros.

La confianza que tenían los fariseos y saduceos en su descendencia física, provocaba su muerte espiritual, ya que se apartaban de la fe en Dios.

Y si ponían su confianza en la Ley para ser herederos, convertían en vana la fe y por tanto quedaba anulada la Promesa que el Eterno formuló a Abraham.

Por tanto era la Justicia de la Fe la que conferió a Abraham y su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo. Que sea así, por Fe es para que sea por Gracia, abarcando a los de la Ley y a los que tienen la Fe de Abraham.

Diego Acosta