LAS DECISIONES

DEVOCIONAL

Desde siempre el hombre se ha visto enfrentado a tomar decisiones, que luego tienen una trascendencia definitiva, no solo para sus vidas, sino también para las del resto de personas.

El ejemplo más grande lo tenemos en nuestros padres Adán y Eva, que decidieron prestar oídos al enemigo simbolizado por la serpiente.

Lo asombroso es que seguimos repitiendo las decisiones equivocadas, porque no somos capaces de romper con nuestra humana condición que nos convence de que todo lo podemos, nada más que porque somos personas.

Un argumento tan siniestro, como el del diablo cuando engañó a nuestros padres, que no advirtieron que se les ofrecía lo que ya tenían, porque Dios se los había concedido.

Este ejemplo contrasta dramáticamente con otras decisiones que tomaron otros hombres, cuando comprendieron que la Única opción posible, es la de ser fieles a Dios.

Josué 24:15 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

EL MATRIMONIO

ESCUDRIÑAR

Utilizando el plural, interpretando el sentido de la Santísima Trinidad, el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Génesis 1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

De esta manera quedó eliminada toda posibilidad de que alguien pudiera argumentar, que los hombres participaron junto al Eterno, en alguna parte de la Creación porque fue el último ser vivo creado. Génesis 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

El primer hombre tuvo poder sobre todo lo Creado e incluso recibió la potestad de dar nombre a todo lo que Dios había puesto sobre la tierra, incluyendo los seres vivos.

El Eterno advirtió que el hombre no tenía ayuda idónea para él, pues estaba solo en medio de la Creación. Se puede afirmar que Adán fue polvo refinado de la tierra, pero la mujer fue Creada de su costado y por tanto es polvo doblemente refinado.

Adán recibió el maravilloso presente que se le entregaba y definió la condición de los sexos, pero no de su naturaleza. Génesis 2:23 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; esta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.

Dios consagró entonces la primera institución, el matrimonio. Génesis 2:24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. También el Eterno estableció esta primera ley y su observancia, es lo que demuestra la santidad del matrimonio.

Nada ni nadie pueden provocar su disolución. Imaginemos que Adán hubiera rechazado a Eva, con quién hablaría o con quién se uniría si ella era la única mujer?

El hombre y la mujer son iguales delante del Eterno. Esto quedó establecido en Deuteronomio 10:17 Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho. Hombre y mujer fuimos Creados y en el matrimonio nos debemos unir, para ser una sola carne y para formar una familia con los hijos.

Diego Acosta

LOS CAINITAS

ESCUDRIÑAR

Caín fue el protagonista del primer asesinato de un humano que registra la Palabra de Dios. El primogénito de Adán y Eva, desoyó la advertencia de Jehová con relación al pecado y mató a su hermano Abel.

Este dramático acontecimiento marcó la historia de Caín y determinaría el nacimiento de una secta llamada cainitas, alrededor del segundo siglo de la era cristiana.

Este grupo tenía la singularidad de considerar que todos los personajes dignos de reprobación que se mencionaban en el Antiguo Testamento, eran dignos de veneración por haber sufrido la crueldad del Dios de los judíos.

Encabezando esa lista estaba Caín que daría su nombre a un grupo que fue no sería demasiado numeroso pero dio comienzo al movimiento conocido como gnoticismo. que básicamente desarrolla la idea de que la salvación se consigue mediante el conocimiento.

Jehová condenó a Caín por haber matado a su hermano, Génesis 4:12 Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra.

El Concilio de Nicea convocado por el emperador romano Constantino que unos años antes de había convertido al cristianismo, se celebró en el año 325 y participaron obispos de las iglesias romana y ortodoxa, condenó a los cainitas por herejes.

Los miembros de la secta veneraban también a Judas Iscariote que fue quién traicionó a Jesús, a Eva y al propio Caín, al que consideraban poseedor de un saber esotérico.

Este grupo fue perdiendo importancia, quedando el gnoticismo como su legado más importante y también como fuente de controversia. En nuestros tiempos, el cainismo se presenta como alegoría de lucha entre hermanos.

Diego Acosta

 

EL DIABLO ES DERROTADO

La astucia del diablo, lo llevó a ofrecerle al Hijo del Hombre lo que le pertenecía y por derecho propio en su condición de Dios: La Creación.

MATEO 4:10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo fue identificado de manera explícita al llamarlo por su nombre, Satanás que significa acusador o adversario. Y su perverso argumento quedó desbaratado por Jesús, una vez más utilizando el Antiguo Testamento: Deuteronomio 6:13 A Jehová tu Dios temerás, y a él solo servirás, y por su nombre jurarás.

La alusión a lo vivido por los judíos es evidente, pues fueron llevados al desierto para ser probados, al igual que Jesús. Pero ÉL resultó aprobado en todos los aspectos de estas duras circunstancias, mientras que los judíos no lo consiguieron.

MATEO 4:11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían. Jesús como Hombre había derrotado al diablo y a sus tentaciones y como Dios que era, fue servido por los ángeles. Quedaba cumplido lo declarado en el Salmo 91:11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos.

El propósito de Dios con relación al Ungido se había cumplido a en el tiempo perfecto.

A continuación se revela en el Evangelio de Mateo el comienzo del Ministerio Terrenal de Jesús, para cumplir con el Plan de Salvación de los hombres dispuesto por el Padre, tras el pecado de Adán y Eva.

Diego Acosta

EL DIOS BUENO

DEVOCIONAL

Generalmente quienes se oponen al Eterno, le adjudican todos los males del mundo. El hambre, el dolor, las muertes brutales, las pestes y también los fenómenos naturales.

Esta lista de cuestiones que afectan a nuestra especie y a la propia Tierra, puede ser ampliada hasta límites insospechados.

Pocos son los que se detienen a pensar sobre esto. Por qué?

Creo que forma parte de nuestra naturaleza elegir siempre un culpable y si ese culpable no se puede defender de forma ostensible, la splución es perfecta.

Así como fue Adán y Eva fueron descargando su responsabilidad por haber pecado en el propio Dios. Tal vez por eso repetimos que el Creador es el culpable de nuestros males.

Olvidando que los pecados del mundo provocaron el Diluvio, porque el Altísimo nunca consentirá las malas obras, pero si tendrá Amor y Misericordia, el día que nos arrepintamos.

Jeremías 29:11
Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová,
pensamientos de paz, y no de mal,
para daros el fin que esperáis.

Jeremias 29:11
Porque eu bem sei os pensamentos que penso de vós, diz o Senhor;
pensamentos de paz e não de mal,
para vos dar o fim que esperais

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

La Familia: Creación de Dios

El Creador con Adán y Eva comenzó la Vida en la Tierra
y fueron un hombre y una mujer
los que formaron la primera familia.
Siempre ha sido y será así:
una familia está formada por el padre, la madre y sus hijos.
Diego Acosta MENSAJE
CONGREGACIÓN SÉPTIMO MILENIO

Comienza el año 5781

PERSONAL

Israel iniciará en el atardecer de este día, los festejos de Rosh Hashaná, que corresponden al año 5780, haciendo referencia a la Creación del mundo y de Adán y Eva.

Hasta el domingo se abrirá un tiempo de reflexión, recordando todo lo hecho en el año y elevando oraciones de arrepentimiento por las malas obras.

El momento más relevante de los festejos es el del toque del shofar, que asemeja el sonido del llanto, que simbólicamente para los judíos representa el llanto de Dios porque el hombre se ha alejado de su camino.

Se inician los diez días de reflexión espiritual, hasta llegar al Día del Perdón, conocido como Yom Kippur o Iom Kipur, en los que cada hombre y cada mujer busca en su interior el retorno a la vida según la voluntad del Eterno.

En Israel el festejo tendrá características muy especiales por cuanto rigen las severas medidas de restricciones a las reuniones, como consecuencia de la peste del virus.

El año 5780, llega en momentos de un nuevo tiempo en las relaciones de Israel con varios países árabes.

Diego Acosta

EL TRABAJO

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< Blog del TIEMPO

El significado profundo del concepto de trabajo lo podemos encontrar en el Libro de Génesis, cuando Dios castigó a Adán y a Eva por su desobediencia.

En el Capítulo 3:19 podemos leer: Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

A lo largo de los tiempos el trabajo fue la fuente de sustento para los hombres, pero jalonada por el maltrato, la injusticia, la explotación, el abuso, situaciones que en la mayoría de los casos están reflejadas y condenadas en la Biblia.

En definitiva el trabajo fue siempre motivo de luchas y controversias y los hombres debimos ganarnos con sudor el pan para sustentarnos y sustentar a nuestras familias.

Sin embargo el apóstol Pablo en su primera Carta a los Corintios nos reflejó el fin último y fundamental del esfuerzo:  Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano

Ningún esfuerzo será en vano, cuando lo dediquemos al Reino de Dios y su Justicia.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL TIEMPO

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

La primera Creación de Dios fue el tiempo. Por su Gracia los humanos recibimos el concepto que nos permite regir nuestra vida temporal. Por eso el Libro de Génesis comienza…En el principio!

Los hombres tuvimos una referencia desde lo que es Eternal, hasta lo que comienza y termina, tal y como es nuestra vida desde el pecado de nuestros padres Adán y Eva.

Pero es lo mismo, el tiempo para el Supremo que para nosotros los hombres?

Desde luego que no, porque para el Eterno no hay magnitudes, pero sí para quienes vivimos bajo su Omnipotencia, de allí que el valor que le podamos conocer es fundamental.

Recuerdo que en una predicación el Señor tuvo la Gracia de mostrarme que cada vez que decimos una frase muy común…aquí estoy matando el tiempo, es decir sin hacer nada.

Esa frase según lo revelado encierra una especie de suicidio, con relación al tiempo que nos ha dado el Supremo para que estemos en la Tierra, honrándolo por todo lo que somos.

Puede resultar exagerado hablar de suicidio, cada vez que estamos sin hacer nada, pero si profundizamos en la cuestión, advertiremos que no es para eso que estamos en el mundo.

Y si no hacemos lo que se nos ha dejado como Mandato, surge dominando la escena el atractivo del mundo, la seducción que conlleva aceptar vivir bajo sus dictados.

No hacer nada, es mucho más que una frase. Es lo mismo que cuando se induce a dejar la mente en blanco, con el hinduismo disfrazado de yoga. No podemos dejar nuestra mente en blanco porque debemos dedicarla a Jesús y a sus enseñanzas.

Una mente en blanco es el campo propicio para que el enemigo la ocupe con sus falsas promesas, sus tolerantes pensamientos con relación a toda forma de pecado.

El Tiempo de Dios tiene significado cuando lo dedicamos a llevar al prójimo el Mensaje de Salvación, que nos rescató del  lugar donde estábamos, sumidos en la tragedia cotidiana de no saber para qué vivimos.

El Tiempo del Eterno es el que nos transforma y nos hace ciudadanos del Reino, hombres y mujeres con un Propósito para vivir y para ser Luz en las tinieblas del mundo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com