EL DIABLO ES DERROTADO

La astucia del diablo, lo llevó a ofrecerle al Hijo del Hombre lo que le pertenecía y por derecho propio en su condición de Dios: La Creación.

MATEO 4:10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo fue identificado de manera explícita al llamarlo por su nombre, Satanás que significa acusador o adversario. Y su perverso argumento quedó desbaratado por Jesús, una vez más utilizando el Antiguo Testamento: Deuteronomio 6:13 A Jehová tu Dios temerás, y a él solo servirás, y por su nombre jurarás.

La alusión a lo vivido por los judíos es evidente, pues fueron llevados al desierto para ser probados, al igual que Jesús. Pero ÉL resultó aprobado en todos los aspectos de estas duras circunstancias, mientras que los judíos no lo consiguieron.

MATEO 4:11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían. Jesús como Hombre había derrotado al diablo y a sus tentaciones y como Dios que era, fue servido por los ángeles. Quedaba cumplido lo declarado en el Salmo 91:11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos.

El propósito de Dios con relación al Ungido se había cumplido a en el tiempo perfecto.

A continuación se revela en el Evangelio de Mateo el comienzo del Ministerio Terrenal de Jesús, para cumplir con el Plan de Salvación de los hombres dispuesto por el Padre, tras el pecado de Adán y Eva.

Diego Acosta

Intolerantes con los tolerantes

Una de las grandes premisas mundanas
es que seamos tolerantes,

empezando por el pecado
y terminando por quienes niegan o reniegan de Dios.
La tolerancia no forma parte de la Biblia
y aceptarla nos aparta de nuestra condición
de hombres nuevos.

Diego Acosta – MENSAJE