EL ESPÍRITU LLAMA

Quieres tener una experiencia especial con tu Señor?
Hoy es el día y ahora es la hora.
Entrégale tu carga, perdona al que te ha ofendido, cede y entrega y Él hará su obra en tu corazón.
El Señor es bueno, es amable, Él es maravilloso para aquellos que le buscan.
¡Ven!
El Espíritu te llama, no tardes en oír su voz, hoy es el día y ahora es la hora de sentarte a la mesa del banquete que Él ha preparado para la boda.
El novio dice: ¡Ven!
Tu Señor te espera para compartir contigo sus manjares.
Hoy es el día del Señor, hay alegría en su presencia.

Salma Ferreira

LEY Y LEGALISMO

EL VALOR DE LA LEY

El Príncipe de Paz habla como judío para los judíos que lo escuchaban, dejando de manifiesto que su mensaje era el que debía darles la certeza de que estaban delante del Mesías prometido en el Antiguo Testamento.

Al hablar como el Hijo del hombre, revela las diferencias que existen entre la Ley de Dios y el legalismo de los fariseos. Mostró la Ley en profundidad y que sus demandas estaban por encima del valor superficial de las palabras. De esta manera elevó la interpretación de su contenido.

Dejó claro que la Ley no daría la Salvación y que solo por la Gracia de Dios, era posible recibirla.

MATEO 5:3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Otra posible traducción sería: Bienaventurados los que tienen espíritu de pobres, que son los que no tienen puesta su confianza y su esperanza en el dinero ni en los bienes materiales que se pueden conseguir con la riqueza.

Esta forma de pobreza es opuesta a la autosuficiencia, ya que indica que el hombre es consciente de su estado y que su única esperanza es la Divina Gracia.

Diego Acosta

COMIENZA EL SERMÓN

EL SERMÓN DEL MONTE

El Hijo del Hombre se apresta a pronunciar el primero de sus cinco discursos.

MATEO 5:1-2  Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos.  Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo. Como todo tiene importancia con relación al Príncipe de Paz, es necesario remarcar que la postura de sentarse para pronunciar el sermón, era la que adoptaban los rabinos cuando enseñaban.

La ubicación del monte desde donde habló Jesús, es motivo de controversia, pero hay quienes desde alrededor de 1.600 lo señalan como el Monte Eremos, que se levanta en la orilla noroeste del Mar de Galilea, entre Cafarnaúm y Genesaret, cerca de Tabgha.

MATEO 5:3  Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Jesús en el comienzo de su discurso utiliza la palabra Bienaventurados, que debe entenderse por encima de su sentido literal: feliz, afortunado, dichoso, es decir superior a las emociones que se expresan con estas palabras.

En realidad la palabra hace mención a la idea del bienestar concedido divinamente y solamente a los creyentes. Este concepto marca la diferencia que existe entre la felicidad que proclama el mundo y el verdadero camino hacia las bendiciones espirituales.

Diego Acosta

COMO ROBOTS

DEVOCIONAL

La imagen de un robot caminando hacia el año 2022, es sorprendente y a la vez sobrecogedora.

Sorprendente porque nos recuerda que estamos terminando el noveno mes y que muy pronto estaremos celebrando un cambio de año.

Y dijimos que la imagen del robot es sobrecogedora, porque en cierta forma muchos de nosotros nos podremos ver representados, porque avanzamos y avanzamos como si no fuéramos humanos.

Qué nos está pasando?

Devoramos los minutos, los días, los meses a un ritmo enloquecedor y el mañana que nos parecía lejano, ya forma parte del pasado y perdemos la noción del tiempo como si estuviéramos descontrolados.

La Palabra de Dios nos revela que en los tiempos finales los días serán acortados, para que podamos soportar todo lo que está ocurriendo. Es otra forma de la Gracia del Eterno.

Pero seamos conscientes de ello y no obremos como robots, que no tienen ni alma ni espíritu y son seres inanimados que obran en sentido figurado como títeres.

Somos hombres e hijos de Dios!

Deuteronomio 12:28
Guarda y escucha todas estas palabras que yo te mando,
para que haciendo lo bueno y lo recto
ante los ojos de Jehová tu Dios,
te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti para siempre.

Diego Acosta / Neide Ferreira

EL ESPÍRITU OLÍMPICO

ANTIVIRUS

Los Juegos Olímpicos representan uno de los grandes espectáculos que se ofrecen cada cuatro años. Cinco en el que se está celebrando por causa de la peste.

El asombroso número de participantes y las cifras de los costos de  organización, suponen nuevos records. Objetivo que para muchos atletas es el máximo anhelo.

Pensando en todas estas cuestiones, llegamos a la conclusión que el verdadero “espíritu Olímpico” que tanto se proclama, no está en ninguno de los elementos que hemos señalado.

Estaría, suponemos en el de los hombres y mujeres que llegaron anónimamente que se volverán en las mismas condiciones. Solo habrán cumplido con su sueño de haber participado y con la alegría de haber representado a su país.

Estos anónimos, saben perfectamente que no tienen en la práctica ni la más remota posibilidad de ganar, pero igual participan. Tal vez porque en ellos, está depositado el verdadero espíritu y no el gran negocio que aparenta ser.

Diego Acosta

 

GENEALOGÍAS

DEVOCIONAL

El Primer Libro de Crónicas, comienza con varias genealogías que nos recuerdan quienes fueron los descendientes de Adán y de cómo fue creciendo la especie humana.

Sabemos por decisión del propio Dios, lo que ÉL considera importante en ese desarrollo y también el Espíritu de Orden que lo anima, para enseñarnos cuestiones importantes en nuestra vida.

Hay quienes sostienen que el orden atenta contra la libertad de las personas, porque las condiciona y les limita la capacidad de determinar lo que desean hacer.

Sin embargo esa invitación al caos, es contraria al Espíritu del Eterno, que nos ha dado un Orden para que vivamos mejor, para que el proceso de desarrollarnos tenga armonía y no sea auto destructivo.

Sobre esta cuestión, he pensado que está fuera de discusión que Dios siempre nos dará lo perfecto y por tanto debemos aceptarlo, porque creer lo contrario es intentar restarle Autoridad a quién nos ha Creado, que sabe como nadie que el caos es destructivo para el hombre.

1 Crónicas 1:1-4
Adán, Set, Enós,
Cainán, Mahalaleel, Jared,
Enoc, Matusalén, Lamec,
Noé, Sem, Cam y Jafet.

1 Crônicas 1-4
Adão, Sete, Enos,
Cainã, Maalalel, Jarede,
Enoque, Metusalém, Lameque,
Noé, Sem, Cam e Jafé.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com