CLAMAR Y CLAMAR

En los tiempos finales que vivimos
debemos levantarnos y no caer en el abatimiento
olvidando que debemos clamar sin cesar
para pedir ayuda al Dios Todopoderoso
y para que aumente nuestra fe y prediquemos.
Diego Acosta – MENSAJE