Cada vez que callamos

DEVOCIONAL

Cada vez que debiendo hablar, optamos por el silencio estamos siendo cómplices de cuestiones que un día se nos reclamarán.

Callarse, no solamente es una forma de cobardía, sino también una actitud perversa de nuestro corazón, que nos lleva a la complicidad, porque nos resulta más conveniente o menos comprometido.

Pero si esto no fuera lo suficientemente grave, si recordamos las palabras de Jesús, entonces sí que estamos haciendo algo mal y solo recogeremos malos resultados.

El Hijo del Hombre, nos mandó cuidar al Prójimo y callarnos cuando debemos hablar, es una forma de no cumplir con su Mandato y también de exhibir que no somos fieles a quién nos dio la Salvación.

Cada vez que me callo siento un profundo desasosiego en mi interior, lo que es una evidencia de que mi conciencia me está reclamando y lo que el Espíritu me está exigiendo.

Callar es una triste forma de no ayudar al Prójimo y una penosa demostración de que somos indignos de llamarnos hijos de Dios.

Isaías 62:6
ES –
Sobre tus muros, oh Jerusalén,
he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás.
Los que os acordáis de Jehová, no reposéis
,

PT – Ó Jerusalém! Sobre os teus muros pus guardas,
que todo o dia e toda a noite se não calarão;
ó vós que fazeis menção do Senhor, não haja silêncio em vós,

Diego Acosta / Neide Ferreira

Buenas nuevas de salvación para Sión

El profeta Isaías habla en nombre de Jehová
para predicar buenas noticias

a los pobres, a los quebrantados de corazón
para publicar libertad a los cautivos,
apertura a los prisioneros de las cárceles
y para proclamar el año de la buena voluntad de Jehová.
EN ESTE DÍA

Juan el Baustista, profetizado

La vida del hijo de Isabel prima de María,
tiene excepcionales contornos

pues su presencia en el desierto de Judá
fue anunciada por el profeta Isaías además de ser destacado
como de similares condiciones del profeta Elías.
Juan el Bautista, anunció la venida del Mesías.
JESÚS Y MATEO

La Biblia, el manantial inagotable

DEVOCIONAL

Cuando era un muchacho durante un verano estuvimos en la serranía cercana a la ciudad donde nací. El lugar era tranquilo e invitaba al descanso,  lejos del trajín diario.

Recuerdo que los lugareños muy pronto hablaron del motivo de orgullo de la zona: Un manantial que nunca se había secado, según los memoriosos de las familias más antiguas.

Esta afirmación me impresionó, al pensar que ni en invierno ni en verano, ese fluir manso había permanecido dando vida a las personas y a los animales.

Mucho tiempo después un maestro nos dijo que la Biblia llevaba generaciones y generaciones, cientos y cientos de años, fluyendo como un manantial inagotable de sabiduría.

La Sabiduría no es como el agua, pero si puede ser más importante que el líquido, porque alimenta el espíritu y sacia la sed más difícil de quitar.

En mi recuerdo del manantial de mi mocedad, se renueva el asombro al ver como cada día la Palabra de Dios, fluye, para servir a quién la quiera buscar.

Isaías 49:10
ES –
No tendrán hambre ni sed,
ni el calor ni el sol los afligirá;
porque el que tiene de ellos misericordia los guiará,
y los conducirá a manantiales de aguas.

PT – Nunca terão fome nem sede,
nem a calma nem o sol os afligirão,
porque o que se compadece deles os guiará e os levará mansamente
aos mananciais das águas.

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

Sanar heridas…!

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<<< DEVOCIONAL

La actitud de intentar sanar heridas provocadas a otras personas, tiene como fundamento un profundo análisis de la humildad personal.

Si no hay una transformación en nuestro corazón, difícilmente habrá posibilidades de que seamos capaces de tratar de aliviar el daño causado por nuestras palabras, gestos o directamente el desprecio.

Pablo habló también de la necesidad de tener Amor en nuestro corazón, cuestión que es imprescindible para que la humildad se libere de las ataduras de nuestro orgullo y nos permita obrar en la buena dirección.

La sanidad es una difícil tarea, requiere mucho empeño y una decisión cierta de tratar de aliviar la pena o la decepción causada, para clamar a Dios que una vez más, transforme lo malo en bueno.

Si cerramos otras heridas, el mismo Amor que depositamos en otras personas, también sanará los daños que hemos recibido y el perdón completará la Obra del Espíritu Santo.

Isaías 57:19
ES – P
roduciré fruto de labios:
Paz, paz al que está lejos y al cercano, dijo Jehová;
y lo sanaré.

PT – Eu crio os frutos dos lábios:
paz, paz, para os que estão longe e para os que estão perto, diz o Senhor,
e eu os sararei.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

De Egipto a Galilea – Jesús y Mateo – 18

JESÚS Y MATEO

Luego de la matanza de los menores de dos años en la región de Belén, se produjo la muerte de su instigador, Herodes el Grande. Nuevamente un Ángel del Señor se apareció en sueños a José, para anunciarle que ya podía volver a la tierra de Israel, pues había muerto el que había mandado a matar.

En el viaje de regreso, José se enteró que el sucesor de Herodes era su hijo Arquelao, que había nacido de una samaritana llamada Maltace. Al morir el patriarca de la familia su reino fue dividido entre tres de sus hijos.

Herodes Felipe II tuvo autoridad en las regiones del norte de Galilea, y Herodes Antipas, hermano de madre de Arquelao, ejerció el poder en Galilea y Perea.

Arquelao fue tan cruel como incapaz y fue reemplazado por los romanos tras un breve reinado de alrededor de dos años. Sus dominios fueron Judea, Samaria e Idumea. El escogido por Roma fue el quinto gobernador de Judea, que tendría protagonismo durante el Ministerio de Jesús: Era Poncio Pilatos.

José recibió otra revelación hecha en sueños y al regresar de Egipto se fue a la región de Galilea y se estableció en Nazaret. La nueva residencia del niño Jesús era un pequeño poblado en las sierras de Galilea.

De esta manera se daba cumplimiento a la profecía de Isaías 11:1 Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. La relaciónsurge del término retoño, que en hebreo se escribe neser.

Otros estudiosos explican que Mateo hace alusión a Jueces 13:5 Pues he aquí que concebirás y darás a luz un hijo; y navaja no pasará sobre su cabeza, porque el niño será nazareo a Dios desde su nacimiento, y él comenzará a salvar a Israel de mano de los filisteos.

Nazaret, ese oscuro lugar de Galilea, sería el hogar de Jesús durante muchos años.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

ÚNICA SEGURIDAD

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

 << DEVOCIONAL

Isaías llevó un mensaje muy claro a los israelíes en un difícil momento: Ningún acuerdo con los filisteos sería provechoso porque a su vez los asirios también los conquistarían. Pero, a su vez, los asirios no eran poderosos como se suponía, sino débiles.

Esta compleja situación que ocurrió alrededor de 700 años antes del nacimiento del Señor, revela como siempre los hombres confiamos en los hombres.

A pesar de todas las advertencias que el Eterno había hecho, los israelíes confiaban más en las alianzas con otros pueblos, que en el Poder del Supremo que los sostendría frente a sus adversarios.

No es nada nuevo entonces, comprender como en la vida personal seguimos confiando en los hombres, en que siempre habrá alguien que nos ayudará, en que tendremos una mano amiga a quién asirnos.

Debo recordar que así como el profeta Isaías advirtió a los habitantes del Reino de Judá que su única ayuda era el Dios Todopoderoso, también mi única ayuda será ÉL y en ningún hombre debo confiar.

Isaías 14:32
ES –
¿Y qué se responderá a los mensajeros de las naciones?
Que Jehová fundó a Sion,
y que a ella se acogerán los afligidos de su pueblo.

PT – Que se responderá, pois, aos mensageiros do povo?
Que o
Senhor fundou a Sião,
para que os opressos do seu povo nela encontrem abrigo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL PERDÓN-2

<< ESTUDIO BÍBLICO

Dios es en esencia perdonador y el rey David le expresa claramente en el salmo, ya que él conoce esta faceta de su Dios.

Isaias 6:6-7.

6Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas; 7y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado.

El propósito de Dios es limpiarnos de nuestro pecado, así el que se acerca a Dios será limpiado de sus pecados. El Señor limpio los labios del profeta Isaías cuando el exclamó: Soy hombre de labios inmundos.

Jeremias 2:20-24.

20Porque desde muy atrás rompiste tu yugo y tus ataduras, y dijiste: No serviré. Con todo eso, sobre todo collado alto y debajo de todo árbol frondoso te echabas como ramera. 21Te planté de vid escogida, simiente verdadera toda ella; ¿cómo, pues, te me has vuelto sarmiento de vid extraña? 22Aunque te laves con lejía, y amontones jabón sobre ti, la mancha de tu pecado permanecerá aún delante de mí, dijo Jehová el Señor. 23¿Cómo puedes decir: No soy inmunda, nunca anduve tras los baales? Mira tu proceder en el valle, conoce lo que has hecho, dromedaria ligera que tuerce su camino, 24asna montés acostumbrada al desierto, que en su ardor olfatea el viento. De su lujuria, ¿quién la detendrá? Todos los que la buscaren no se fatigarán, porque en el tiempo de su celo la hallarán.

Cuando alguien se esfuerza en ocultar su pecado no puede alcanzar el perdón de Dios.

 

Malaquias 3:1-5.

1He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos. 2¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores. 3Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia. 4Y será grata a Jehová la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, y como en los años antiguos. 5Y vendré a vosotros para juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros, contra los que juran mentira, y los que defraudan en su salario al jornalero, a la viuda y al huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos.

Dios es fuego purificador y jabón de lavadores para limpiar el corazón del hombre y hacerle instrumento útil en sus manos.

Pr. Ramón Ubillos

www.septimomilenio.com

 

EL PERDÓN-1

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< ESTUDIO BÍBLICO

Hechos 10:39-43.

39Y nosotros somos testigos de todas las cosas que Jesús hizo en la tierra de Judea y en Jerusalén; a quien mataron colgándole en un madero. 40A éste levantó Dios al tercer día, e hizo que se manifestase; 41no a todo el pueblo, sino a los testigos que Dios había ordenado de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con él después que resucitó de los muertos. 42Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos. 43De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre.

Los discípulos de Jesús enseñaban que su muerte abría la puerta al perdón de los pecados de los hombres, de tal manera que aquellos que creyeran en Él podrían acceder a este perdón.

Isaias 55:6.

6Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

El profeta Isaías es claramente consciente de la actitud de Dios, Él quiere perdonar al hombre y por eso le llama a dejar su mal camino y volverse a Dios.

Salmos 86:4-5.

4Alegra el alma de tu siervo, Porque a ti, oh Señor, levanto mi alma. 5Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, Y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

Dios es en esencia perdonador y el rey David le expresa claramente en el salmo, ya que él conoce esta faceta de su Dios.

Isaias 6:6-7.

6Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas; 7y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado.

Pr. Ramón Ubillos

www.septimomilenio.com