EL CASO CUBA

ANTIVIRUS

Sorprendente como hay líderes, partidos, países, instituciones que todavía se niegan a declarar que el gobierno de Cuba es una dictadura, una larga dictadura.

Esta negativa lleva a pensar como son algunas ideologías, que amparan la falta de derechos, cuando las reclaman con vehemencia en países de signo diferentes.

Hace poco un dirigente de una determinada ideología, defendió que Cuba era una democracia, porque se celebraban elecciones cada cinco años. Se le preguntó entonces cuántos partidos participaban y la respuesta fue bochornosa: Uno…

Por esta razón es que pensamos que la libertad debe existir en todas las sociedades y no en algunas, según convenga a la ideología que defendemos. Esto recuerda a las feministas que defienden los derechos de las mujeres, según de que país se trate.

Hay un síntoma que constata la falta de libertad y no es otro que la persecución de las minorías religiosas. Y tristemente es el caso de Cuba, aunque no se lo pueda o quiera reconocer.

Diego Acosta

 

Mensaje a los «rebeldes»

Blog del TIEMPO

La creciente preocupación por los efectos de la peste, ha obligado a los gobiernos a adoptar una serie de medidas drásticas, a los efectos de tratar de controlar la situación.

Frente a esta situación hay distintos grupos que se manifiestan contrarios, fundando su posición en la defensa de los derechos individuales.

Declaramos que en eso coincidimos, en la defensa de la libertad y de los derechos. Estos principios son los mismos que demandamos para que sean una realidad en muchos países, donde están conculcados o directamente se ignoran por los gobiernos.

Aclaradas estas cuestiones nos dirigimos a los rebeldes, para expresarles la preocupación que producen en el ánimo de las personas que sí aceptan las medidas preventivas.

Se trata de ser solidarios con la necesidad que todos tenemos de no ser afectados por la peste y de los esfuerzos que son necesarios hacer en el cotidiano movimiento de cumplir con las obligaciones que son propias de cada uno.

Por esta razón es que los actos de rebeldía, de objetar las medidas de los gobiernos, aunque puedan ser objetables, chocan con la necesidad de cuidarnos y de cuidar al prójimo.

Francamente estas protestas, pecan o bien de una postura  exhibicionista o de un infantilismo sorprendente o de caprichosos maleducados o mal aprendidos.

Simplemente les hacemos un llamado para que reflexionen y obren como personas adultas. El tiempo de defender los derechos llegará cuando no sea necesario cuidar y cuidarnos.

Diego Acosta

Buenas nuevas de salvación para Sión

El profeta Isaías habla en nombre de Jehová
para predicar buenas noticias

a los pobres, a los quebrantados de corazón
para publicar libertad a los cautivos,
apertura a los prisioneros de las cárceles
y para proclamar el año de la buena voluntad de Jehová.
EN ESTE DÍA

ORACIÓN – Por Libertad

Oremos para que se haga realidad que la Verdad nos hará libres!

Oremos para liberarnos de las ataduras de las tradiciones!

Oremos para liberarnos de los climas opresivos y oprimentes!

Oremos para liberarnos de la exaltación de la muerte!

Oremos para liberarnos de las ataduras de las emociones y los sentimientos!

Oremos para creer verdaderamente en Jesús resucitado!

www.septimomilenio.com

SI NO TE GUSTA, VETE

Blog del… TIEMPO!

La categórica afirmación del primer ministro de Holanda, define con bastante realismo la situación que vive su país con los inmigrantes, especialmente los musulmanes.

El mes próximo los holandeses están convocados a elegir nuevas autoridades y en ese marco, esta rotundidad del jefe del gobierno, está dxirigida a aclarar su posición frente a cuestiones muy importantes para los ciudadanos.

Estas elecciones son cruciales para el futuro del país y la pregunta que hay es: En qué país queremos vivir? El primer ministro se pregunta: Cómo en unen un país tan próspero, algunas personas se comportan tan mal?

El partido del gobierno apoya la idea de compartir una olla de sopa con los vecinos si hay necesidad, pero respetando la libertad de los holandeses a seguir viviendo en las normas que tanto les ha costado ganarse.

Rute ha recordado el episodio protagonizado por un candidato a un puesto en la empresa de transporte público, que se negó a dar la mano a una mujer alegando que se lo prohibía su religión.

Ante ello ha exigido decencia común y recuperación de los patrones morales de comportamiento en los Países Bajos.

Agregó: Tenemos querebelarnos contra la gente que no tiene suficientemente claro nuestros valores, como por ejemplo los que violan las normas de tráfico, los banqueros que se quejan de sus bonificaciones y los recién llegados que abusan de la libertad para imponernos sus valores culturales. Eso irrita y genera la sensación de que Holanda está en sus manos.

Sorprendente mensaje del primer ministro holandés, que pone de relieve el realismo con el que debe manejarse al colectivo de inmigrantes musulmanes.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com