MALA SUERTE

DEVOCIONAL

Un amigo de otros tiempos se quejaba amargamente de su mala suerte. En aquel entonces me preocupaba que esto fuera una realidad en su vida.

Pero con el paso de los años y también con la convicción que otorga el haber aceptado a Jesús, comprendo el doble error que él estaba cometiendo.

Su supuesta mala suerte no era otra cosa que el resultado de sus malas decisiones, adoptadas según sus criterios y haciendo lo que le venía en ganas.

Con esto dejaba en evidencia que no tenía referencia ninguna de lo bueno o de lo malo y también que no deseaba tenerlas, para no ajustarse a ninguna norma.

En cambio mi actitud de ahora es de plena convicción que todo lo que me ocurre es lo mejor para mi vida, aunque a veces no comprenda o no me agrade que sucede.

Dios está en el control de absolutamente todo, por tanto la mala suerte es para quienes niegan su Autoridad. En cambio tengo la seguridad que sus decisiones serán siempre las mejores, para mí.

Éxodo 3:14
Y respondió Dios a Moisés:
YO SOY EL QUE SOY.
Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel:
YO SOY me envió a vosotros.

Diego Acosta / Neide Ferreira

CLAMOR A DIOS

DEVOCIONAL

Los hombres podríamos decir que diariamente pedimos cosas a Dios, oramos por nuestras necesidades y esperamos y deseamos que nuestras peticiones se vean cumplidas.

Es cierto que muchas veces oramos por cuestiones inauditas que solamente la Misericordia del Eterno puede perdonar y puede olvidar para no tenerlas en cuenta, con relación a nosotros.

Pero hay otras ocasiones en donde además de orar, varios hermanos nos reunimos para levantar un clamor ante el Supremo, para que las voces lleguen hasta su corazón.

Sabemos que sus Designios son insondables y que tiene Autoridad sobre todo y sobre todos, pero hay situaciones donde es necesario clamar para que su Misericordia y ayuda llegue hasta el lecho de un enfermo.

Hemos levantado un clamor por muchos hermanos y renovamos ese pedido especial por otra persona que está sufriendo y que está sumiendo a su familia en un doloroso tiempo de espera.

Te clamo Señor, por esa vida!

2 de Samuel 22: 7
ES-
En mi angustia invoqué a Jehová, y clamé a mi Dios;
ÉL oyó mi voz desde su templo,
y mi clamor llegó a sus oídos.

PT – Estando em angústia, invoquei ao Senhor e a meu Deus clamei;
do seu templo ouviu ele a minha voz,
e o meu clamor chegou aos seus ouvidos.

 

Diego Acosta / Neide Ferreira

BUENAS NUEVAS

Los Profetas han tenido muchos momentos difíciles, cuando debieron anunciar decisiones de Jehová que afectaban principalmente al pueblo de Israel.

Esas decisiones pueden afectarnos cuando nos encontramos en circunstancias similares, en donde el Juicio se abate sobre el pecado y la infidelidad.

Pero también los profetas fueron encargados de anunciar un cambio en el futuro, principalmente en el caso de Jerusalén.

Isaías fue encargado de anunciar cosas buenas para los pobres, también para los quebrantados de corazón, a dar libertad a los cautivos y a los prisioneros.

Hagamos nuestras estas decisiones de Jehová!

Cambiemos el sentido de nuestra vida, alejándonos de lo que ofende a Dios, de lo que agravia su Majestad y de lo que significa una rebelión contra su Poder y Autoridad.

Eso espera ÉL de nosotros! Un cambio que nos lleve por la senda de la Obediencia y de la fidelidad.

Lo mismo que le reclamó en diversos momentos de la historia a Su Pueblo, a los hombres y mujeres de Israel que se alejaron voluntariamente de sus mandatos y se volvieron idólatras y hacedores de maldad.

Así como el Eterno redimió a Israel, así redimirá a quienes abandonen sus malas acciones y se conviertan en hacedores del bien.

Las promesas del pasado tienen vigencia con el tiempo, por el principio de que la historia se repite, como nos reveló el sabio Eclesiastés.

No seamos esclavos del pasado y de nuestras malas obras. No perseveremos en el error ni en la rebeldía. Si lo hacemos nos esperarán días de renuevo, como nunca lo podremos imaginar.

Isaías 61:1

ES – El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel.

PT – O Espírito do Senhor Jeová está sobre mim, porque o Senhor me ungiu para pregar boas-novas aos mansos; enviou-me a restaurar os contritos de coração, a proclamar liberdade aos cativos e a abertura de prisão aos presos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ÁRBITRO

En las ocasiones en la que se analizan y también discuten cuestiones doctrinales, es muy difícil llegar a conclusiones que aclararen las situaciones.

Lo más grave, es que como resultado primero de los cambios de ideas, surgen diferencias que se trasladan a lo personal.

Más de una vez he pensado que en las discusiones, siempre se olvida lo fundamental: Tenemos un Árbitro, que es quién tiene la Autoridad para definir cualquier controversia.

Ese Árbitro no es otro que Jesús, pues ÉL representa el fundamento de nuestra fe y la manera eficaz de ponerla en acción.

Olvidar esta realidad, nos puede hacer perder la perspectiva de lo que es Verdad a lo que es pensamiento de humanos.

Solo el Hijo del Hombre es la Verdad y la Luz!

Seamos sensatos y decidamos por el Camino verdadero!

Apocalipsis 3:14

Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios.

Apocalipse 3:14

E ao anjo da igreja que está em Laodiceia escreve: Isto diz o Amém, a testemunha fiel e verdadeira, o princípio da criação de Deus.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

VIVIR MIL AÑOS?

Blog del TIEMPO!

Con singular convencimiento algunos científicos aseguran que la especie humana puede extender su vida hasta niveles inimaginables.

Una cantidad de años asombrosa, aún si la comparamos con la existencia de algunos de los hombres más longevos que menciona la Biblia.

Cabe preguntarse?

Está bien o está mal que busquemos vivir tantos años?

Si se tratara de mejorar el nivel de la salud de la especie, entonces podríamos estar de acuerdo. En realidad deberíamos decir si se buscara mejorar la atención de la salud de cientos de millones de personas que carecen de la más elemental de las asistencias.

Extender la vida, nuestra vida, es un desafío abierto a la Omnipotencia de Dios. ÉL es quién da la vida y el único que tiene Autoridad para quitarla.

Podemos los hombres desear extender nuestros años?

Estos son los límites que los hombres tenemos. Si fuera la Voluntad del Eterno que vivamos más años, sin la menor duda, viviremos.

Pero montar un andamiaje de argumentos acerca de la posibilidad de vivir mil años, además de dudoso resulta incompatible con la confianza que debemos de tener sobre el Autor de la Vida.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

A QUIÉN MÁS…

Las posiciones que significan honores y privilegios, despiertan admiración y también interés por conseguirlas.

Nadie escapa a esa que parece ser una de las grandes debilidades de la especie, desde siempre.

Pero también, como casi siempre, anhelamos y obramos equivocadamente.

Con Dios no hay honores ni privilegios!

El Honor solo le corresponde a la Majestad de su Autoridad!

Los privilegios son cuestiones de los hombres, que creemos nos autorizan a consumar hechos que nos están negados.

Buscamos lo que no debemos y los resultados son lamentables, altamente perjudiciales para nosotros y para los demás.

Las pretensiones equivocadas son sustentadas hasta por los hombres que deberían saber en profundidad estas cuestiones y sin embargo se arriesgan con sus hechos a ser apartados del Eterno.

En el Libro de Malaquías los sacerdotes son severamente amonestados por haber cometido graves transgresiones al Pacto de Leví.

Esto nos debería enseñar acerca de lo que somos delante de Dios y de lo que deseamos ser delante de los hombres.

No hay ninguna actitud que pueda justificar acciones incorrectas y mucho menos actitudes que corrompan las responsabilidades concedidas por el Supremo.

Tratando de ser consciente de todo esto, no puedo menos que inclinarme con temor y temblor delante del Supremo, para pedir Misericordia y no ser un mal ejemplo para nadie.

Soy lo que Dios quiere que sea, ni más ni menos. Por tanto todo lo que hago debería estar bajo su Autoridad, completamente alejado de los pensamientos de los hombres.

Malaquías 2:8-9

PT –  Mas vós vos desviastes do caminho, a muitos fizestes tropeçar na lei: corrompestes o concerto de Levi, diz o Senhor dos Exércitos.

Por isso, também eu vos fiz desprezíveis e indignos diante de todo o povo, visto que não guardastes os meus caminhos, mas fizestes acepção de pessoas na lei.

ES – Mas vosotros os habéis apartado del camino; habéis hecho tropezar a muchos en la ley; habéis corrompido el pacto de Leví, dice Jehová de los ejércitos.

Por tanto, yo también os he hecho viles y bajos ante todo el pueblo, así como vosotros no habéis guardado mis caminos, y en la ley hacéis acepción de personas.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com