JOB Y LA MISERICORDIA

DEVOCIONAL

En el admirable Libro de Job, podemos leer los argumentos de su defensa cuando es atacado por sus tres amigos.

Habló Job de la necesidad que tenemos todos los seres de la Creación, de la Misericordia de Dios, tanto en los días buenos como en los malos.

Las razones que invoca son tan importantes que colocan a los hombres ante la Majestad y el Poder del Eterno, como seres que precisan constantemente de su Presencia.

Siendo como es el Soberano sobre todas las cosas, las animadas y las inanimadas, los seres vivientes de todas las especies y también de los humanos, solamente ÉL es el que conoce el devenir de la vida.

Job formula encendida demostración que todos los seres Creados, dan fe de la Autoridad que sobre ellos tiene el Altísimo, al punto que sin ÉL todo carecería de sentido y también de porvenir.

Job 12:10
En su mano está el alma de todo viviente,
Y el hálito de todo el género humano.

12:10
Que está na sua mão a alma de tudo quanto vive,
e o espírito de toda carne humana?

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

 

EL SOBERANO…!

DEVOCIONAL

Con frecuencia cuando se alude al titular de una monarquía en el mundo, se lo denomina soberano, en una señal de pleitesía y también como un sinónimo de rey.

Es natural que sea así, pues es la autoridad que los países aceptan como propias. Y quienes también aceptamos las autoridades, reconocemos a un rey como soberano.

Pero, quién es el Rey de reyes y Soberano sobre todos los soberanos?

Esta es la cuestión que no debo y no debemos perder de vista nunca, porque generalmente caemos en una suerte de ensoñación, cuando vemos a un rey de cerca.

Recuerda que la primera vez que estuve muy próximo a uno, me pareció algo notable, siendo como era parte del mundo y de sus realidades.

Ahora que comprendo quién es el Soberano sobre todo y sobre todos no me arrepiento de mi estado de ánimo en el pasado, porque lo interpreto como el respeto que debo a las autoridades.

Pero sabiendo siempre quién es mi Rey, el Rey de todos y el Rey de reyes.

1 Timoteo 6:15
La cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano,
Rey de reyes, y Señor de señores,

1 Timóteo 6:15
A qual, a seu tempo, mostrará o bem-aventurado e único poderoso Senhor,
Rei dos reis e Senhor dos senhores
;

Diego Acosta / Neide Ferreira

JUEGOS…?

  CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< Blog del TIEMPO

Las asombrosas cantidades de dinero reveladas sobre los Juegos Olímpicos 2020, explican el debate y la consiguiente demora en cancelar la edición prevista para este año.

Resulta patético como las cuestiones económicas fueron un factor de presión, para que durante varios días se intentara evitar la suspensión, por las pérdidas que se originarían.

Hubo otra presión que fue la de los países y la de algunos sensatos deportistas, que antepusieron la dramática realidad que estamos viviendo, por encima de lo que se ha revelado que es un negocio, un gran negocio.

Finalmente los juegos fueron suspendidos y Japón como país organizador y el resto de los países participantes, tendrán que afrontar la plaga que nos azota, utilizando recursos y energías en salvar vidas.

Qué lejos que ha quedado el llamado «espíritu olímpico» que parece haberse transformado en «negocio olímpico». Como todo está bajo el control Soberano del Eterno, una vez más lo podemos comprobar y como ÉL nos coloca a cada uno en su sitio y con su respectiva responsabilidad.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL LUGAR

Que ocurre cuando no acepto el Propósito de Dios para mi vida?

Cuándo pienso que lo que estoy haciendo también es servir al Soberano y en consecuencia sigo siendo fiel a su Autoridad?

Cuándo pienso que mi conciencia está tranquila porque creo que sirvo al Reino, pero de la manera que me parece mejor?

Estas preguntas me las hago constantemente para precisamente, evitar que me suceda lo que he visto le ocurre a varios hermanos.

Es un grave error pensar que sirvo al Eterno según mi criterio y no haciendo lo que ÉL ha dispuesto para mi vida.

En realidad ni lo sirvo ni estoy obrando adecuadamente. Es más, cada día me voy alejando de la Obediencia que significa estar bajo su Bendición.

Obrando como yo quiero y no como ÉL ha determinado, me aparto de sus Promesas y que quedo sin protección ante los embates de mis propios errores.

Es muy triste ver tener dones y talentos, y usarlos según nuestro criterio y se alejan de la Voluntad Soberana y  exponiéndonos a riesgos cada vez mayores.

Éxodo 24:7

Y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo,

el cual dijo:

Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho, y obedeceremos.

Êxodo 24:7

E tomou o livro do concerto e o leu aos ouvidos do povo,

e eles disseram:

Tudo o que o Senhor tem falado faremos e obedeceremos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

QUIÉN SOY?

Creo que muchos de nosotros nos habremos hecho esta pregunta, alguna vez en su vida. O varias veces.

Enunciar el interrogante es relativamente fácil. La cuestión es darle una respuesta que pueda ser contrastable con la Palabra de Dios. Única manera de no equivocarnos.

Como es una cuestión personal, el aporte a la cuestión es también personal. Y creo que en el fondo se trata de hacer lo que el Eterno nos manda, en el momento y en el lugar donde estemos.

De esta manera siendo fieles a ese Mandato, tendremos los elementos para comprender quienes somos y sobre todo, que es lo que el Altísimo quiere que seamos.

De allí la diferencia que existe entre lo que Dios permite que hagamos y lo que ÉL manda que hagamos. Permitir es una cosa y obedecer es otra.

Aunque parezcan muy cercanas, en realidad son diferentes. Si el Todopoderoso nos permite algo, es por su Misericordia. Pero si hacemos lo que nos manda, estaremos bajo la Gracia de su Poder.

Dios es quién sabe quienes somos, quién soy. Si soy fiel y le obedezco, tendré la posibilidad de conocer mi identidad, que no es otra cosa que el cumplimiento del Propósito del Soberano sobre mi vida.

Proverbios 14:8

La ciencia del prudente está en entender su camino;
mas la indiscreción de los necios es engaño.

Provérbios 14:8

A sabedoria do prudente é entender o seu caminho,

mas a estultícia dos tolos é engañar.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LÍMITE…?

No hace mucho debí afrontar una situación que en la pequeñez de mi condición humana, me parecía absolutamente límite.

Era mucho mayor de lo que yo pensaba que podía enfrentar, resolver e incluso asumir como lo que estaba pasando era cierto.

Fueron momentos muy tensos, dramáticos, obviamente tremendamente difíciles. Pero de pronto, apelando a la Misericordia del Eterno, todo comenzó a tener otra dimensión.

Aquello que me afligía seguía existiendo, pero había llegado hasta mí la Sabiduría necesaria como para recordar que Dios está en el control de todas las cosas.

Al advertir que todo lo que ocurre está bajo su Soberana Voluntad, la cuestión pasó de una situación límite, a tratar de saber que era lo que el Señor me estaba queriendo enseñar.

Esto significó que lo que pensé que era una situación límite, se convirtió en una impresionante demostración de la Autoridad del Altísimo.

Y también en una excelente oportunidad para llevar a la práctica la obediencia que declaro tener con relación al Soberano.

Apocalipsis 1:8

Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

Apocalipse 1:8

Eu sou o Alfa e o Ômega, o Princípio e o Fim, diz o Senhor, que é, e que era, e que há de vir, o Todo-Poderoso.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

YO MIRARÉ…!

Si fuéramos capaces de imaginar a Jehová buscando a alguien para mirar en la Tierra, que sorpresas podríamos llevarnos.

Los grandes y los poderosos, buscando aquellos lugares que podríamos pensar son los mejores para que el Creador posase su mirada.

También habría quienes siendo menos en cuánto a riquezas y poder, se puedan sentir grandes en cuanto a su propia justificación.

Y habría muchos, millones y millones de seres, tan sencillos como nosotros mismos, que esperaríamos con ansiedad pero con serenidad aquello que haría el Eterno.

Por qué tantas diferencias entre unos y otros?

Seguramente porque los poderosos no tienen tiempo para considerar que hay alguien superior a ellos. Y porque los que se consideran justos, tampoco considerarían a otros que no fueran ellos mismos.

Pero el Soberano sí sabe a quién mirar!

ÉL conoce el corazón de todos y así como a lo largo de la historia siempre encontró a un justo entre millares, también lo encontrará ahora.

Si esto dejara de ser un ejercicio de imaginación, esperemos confiadamente la decisión del Señor!

Isaías 66:2

ES – Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra.

PT  –  Porque a minha mão fez todas estas coisas, e todas estas coisas foram feitas, diz o Senhor; mas eis para quem olharei: para o pobre e abatido de espírito e que treme diante da minha palavra.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ME COMPARO CON…

Pensando en algunas de mis actitudes, llegué a la conclusión de que son una forma de rebeldía contra Dios.

Una de ellas es la de compararme con otras personas!

La comparación generalmente encierra el anhelo de ser como una estrella famosa o un deportista exitoso o un escritor o un artista.

Incluso podemos anhelar ser como los grandes hombres de la Biblia, que cumplieron mandatos asombrosos del Todopoderoso.

Abraham, Moisés, Noé, David, fueron elegidos por Jehová para hacer las obras que eran necesarias para que se cumpliera su Plan para los Hombres. En cada tiempo el Soberano elige quienes los servirán.

Cada uno con su debilidad, ansía ser algo diferente de lo que es. Solo que nos olvidamos que somos lo que somos porque así lo ha dispuesto el Creador.

Y en esa búsqueda insensata dejamos de valorar los dones y talentos que el Señor nos ha dado. Y en lugar de servir con ellos los menospreciamos, como si no tuvieran ningún valor.

Lo cierto es que con esos dones y talentos debemos de servir al prójimo, que es la manera de servir a Jesús, como ÉL lo enseñó.

Cada vez que deis de beber al sediento, a mí me has dado de beber!

No lo olvidemos y vivamos con alegría por ser como somos y hagamos el bien con los dones que el Altísimo nos ha concedido.

Y no volvamos a caer en la tentación de compararnos con nadie.

Génesis 1:26

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Gênesis 1:26

E disse Deus: Façamos o homem à nossa imagem, conforme a nossa semelhança; e domine sobre os peixes do mar, e sobre as aves dos céus, e sobre o gado, e sobre toda a terra, e sobre todo réptil que se move sobre a terra.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com