TEMPERATURAS INHUMANAS

ANTIVIRUS

Mientras los negacionistas mantienen su postura de no aceptar que el calentamiento global existe y que todo es una maquinación siniestra o poco menos, están ocurriendo cosas.

Y no son otras que los aumentos desproporcionados de los niveles de calor en poblaciones de Estados Unidos y Canadá, como los que se están verificando en estos días.

La polémica revela hasta qué punto los hombres somos incapaces de asumir las responsabilidades de nuestros hechos contra la Tierra.

La contrapartida del calor, obviamente es el frío, que ha registrado marcas alarmantes en el norte de África, en lo que se conoce como África subsahariana.

Los modelos climáticos llevan al desconcierto a quienes deberían interpretarlos porque se están rompiendo los patrones de previsión.

Lo cierto y evidente, que los hombres estamos resultando pésimos Mayordomos del planeta en el que vivimos y la sociedad global está comenzando a sufrir las consecuencias.

Diego Acosta

DONDE SE ORIGINÓ LA PESTE?

ANTIVIRUS

Saber donde y como se inició la peste que nos azota, ha sido y es uno de los grandes interrogantes que se ha planteado el mundo en los últimos meses.

Está claro que tener esa información no será la solución para las consecuencias que ha creado la peste, pero tal vez sí servirá para la asunción de las responsabilidades a escala global.

La magnitud de la peste demanda acciones proporcionales y bueno sería que quienes nos vimos afectados, tengamos por lo menos el conocimiento desde donde y por qué nos vimos afectados por la plaga.

Se trata de un acto de estricta justicia y debemos orar para que los gobiernos encuentren la fórmula para llevar tranquilidad a los hombres y mujeres de todo el mundo, que estamos padeciendo los efectos de la peste.

Que sucederá después que se establezcan, el origen y las razones por las que se originó todo lo padecido, será la gran cuestión a la que nos tendremos que enfrentar como habitantes de este atribulado planeta llamado Tierra.

Diego Acosta

MARTE: POR QUÉ…?

BLOG del TIEMPO

Las imágenes del alarde tecnológico de equipos depositados en el planeta rojo, son tan sorprendentes como el objetivo buscado: las pruebas de la existencia de vida.

Máxime si pensamos que quienes niegan todo, negarán lo que se ha podido ver, pero siempre será atractivo no solo por la cuestión de la tecnología sino también por el propósito.

Sin embargo, corresponde formularnos algunas reflexiones.

La primera, se puede sintetizar en una pregunta: Por qué vamos a Marte?

Otra es: Por qué buscamos pruebas de la existencia de vida en el espacio?

Sin entrar en más consideraciones, deberíamos concluir que todo sugiere que los hombres desafiamos ostensiblemente al Dios Todopoderoso.

Por qué?

Porque ÉL siendo el Creador de todo y de todos, de lo conocido y de lo desconocido, decidió que el hombre debe vivir en la Tierra, en este planeta que habitamos.

Por tanto buscar otras alternativas en el espacio, contradice su Mandato de que debemos sojuzgar la Tierra y también cuidarla. Por lo que resulta evidente que es aquí donde vivimos vivir y es este el planeta que debemos guardar y no lo hacemos.

Si hay vida o no en otros planetas, es algo que escapa por completo a nuestras decisiones. Siempre y cuando seamos obedientes al Mandato del Eterno.

Caso contrario lo desafiamos sin pensar que puede haber revelaciones que superen nuestra capacidad de entendimiento y nuestra humana capacidad de comprenderlas.

Diego Acosta

 

 

Viajaremos al futuro…?

ANTIVIRUS

Los hombres tenemos una asombrosa capacidad para plantear situaciones de muy difícil cumplimiento y que más parecen formas creativas para huir de la realidad.

Un científico de una Universidad de los Estados Unidos, afirmó que es posible viajar hacia el futuro, en un trabajo que fue titulado: Agujeros de gusanos atravesables por seres humanos.

Si el encabezamiento del ejercicio teórico resulta complejo, no lo son menos los fundamentos para hacer posible la propuesta, de viajar hacia el futuro.

Dice el autor que alude a un tipo de objetos cósmicos que ya se habían considerado factibles, aunque solo en la física cuántica y en dimensiones microscópicas.

Obviamente no estamos en condiciones de opinar sobre la cuestión, dada nuestra total ignorancia sobre el tema. Si en cambio nos permitimos la reflexión, de que se podría aplicar tanta sabiduría a resolver los graves problemas que tenemos en el lugar donde habitamos.

La Tierra precisa urgentemente de buenos Mayordomos, como nos manda la Palabra de Dios.

Diego Acosta