SÉPTIMO MILENIO: GLAMOUR O VALE TODO?

Indiscutiblemente una de las palabras más empleadas en el mundo para referirse a la frivolidad y a todos sus excesos, es glamour, palabra que es muy grata a millones de personas.
Siempre hablando del mundo, a veces ocurren episodios que son censurados debido precisamente a los excesos que se cometen en nombre de la palabra francesa.
En China un fabricante de automóviles decidió promocionar su marca utilizando a una modelo profesional y a una niña de cinco años, como reclamos publicitarios.
Cuando la foto de la niña comenzó a hacerse notoria, se levantaron voces reclamando por lo que se considera una flagrante violación de normas elementales.
Una de ellas es la de preservar a nuestros hijos de ese tipo de exposiciones, máxime cuando la niña se mostraba con un bikini y en poses que evidentemente le habían enseñado.
Patético y dramático a la vez. Como pudieron sus padres consentir semejante hecho? Fue por dinero o por ambición de glamour en la familia? Quién o quienes le enseñaron a una criatura adoptar poses de modelo profesional?
Es esto el glamour? Si pensamos en las actitudes del mundo, es notable que se haya repudiado la aparición de esta niña de cinco años en bikini y adoptando poses impropias de una criatura.
Si analizamos el hecho desde la perspectiva espiritual, no cabe la menor duda de que el llamado glamour está en contra de aquello que proclama la Palabra de Dios, en cuanto al respeto por las personas y al uso que dan a su propio cuerpo. Importante será recordar las palabras de Jesús con relación a los niños!

Diego Acosta García

LA MALDAD

Por increíble que parezca una persona preguntó: Que es la maldad? Y por qué se dice que es morbosa? Luego de superar la sorpresa comenzamos a pensar en estas dos preguntas.

La maldad es inherente a la especie humana, porque desde siempre predominó sobre nuestras decisiones al punto que por esa causa fuimos castigados por Dios por la obra de Adán y Eva.

La maldad también estuvo presente en el corazón de Caín cuando no pudo soportar como su hermano recibía la complacencia de Dios en el momento de las ofrendas.

Porque hubo maldad el Eterno provocó el Diluvio, para limpiar la tierra y para concederle una nueva oportunidad a los hombres. Una oportunidad que día tras día vamos desaprovechando.

Y por qué la maldad se convierte en morbosa? Porque muchos se regocijan en el sufrimiento que provoca en otros hombres y en otras mujeres. Porque muchos se sienten atraídos por los efectos de la maldad.

Jesús nos advirtió en Apocalipsis que esto ocurriría cuando se acerquen los tremendos acontecimientos que precederán a su Reinado y por eso debemos de estar preparados para luchar contra la maldad.

La manera de hacerlo es guardar nuestros corazones, orar por nuestros hijos y por nuestros amados y pedir Misericordia al Señor para que nos libre de las acechanzas.

Job 31:28
Diego Acosta García

SÉPTIMO MILENIO: ISRAEL Y LA MANIPULACIÓN

En los recientes enfrentamientos entre Israel y los terroristas de Hamás se produjo un episodio que pone de manifiesto una vez más, como se manipulan las informaciones.
Diversos medios periodísticos de todo el mundo mostraron las imágenes de un niño árabe muerto ante el que lloraba el primer ministro de Egipto, quién luego hizo declaraciones.
Dijo Hisham Kandil: Este chico, este mártir, cuya sangre aún permanece en mis manos y en mi ropa, es algo frente a lo que no podemos hacer silencio. Esta afirmación fue cerrada con la promesa de defender a la población palestina.
Este episodio y las imágenes que lo acompañaron tuvieron notoria repercusión, dada la importancia de quién uno de sus protagonistas, llegándose incluso a identificar al niño como Mahmoud Sadallah, cosa que rara vez ocurre.
Obviamente toda la responsabilidad por la muerte del niño se adjudicaba a Israel. Sin embargo su deceso se produjo cuando las fuerzas israelíes habían hecho un alto en sus operaciones militares.
Ante algunas dudas varios investigadores llegaron a la conclusión de que la muerte de Mahmoud de 4 años, no se había producido por las armas israelíes sino por las que utiliza habitualmente Hamás.
Esto fue certificado por el Centro Palestino de los Derechos Humanos, que llegó a la conclusión que la muerte de la criatura se debía a Hamás y no podía ser atribuida a Israel.
Dos medios periodísticos, la americana CNN y el períodico inglés The Mirror publicaron la información adjudicando la muerte a los israelíes y a pesar de las evidencias persistieron en seguir acusando al estado hebreo.
Contrastando con estas actitudes dos medios como elinfluyente The New York Times o el The Telegraph, rectificaron e informaron que la muerte del pequeño se debía a un trágico error.
Un cohete lanzado por Hamás impactó en la zona donde se encontraba el niño, provocándole la muerte. La televisión CNN y la agencia periodística american AP –Associated Press-  persistieron en su acusación contra Israel.
Estos son los hechos. Una vez más queda el testimonio de cómo el  Estado Israel sufre el acoso mediático y aún cuando las evidencias lo eximen de responsabilidades, sigue siendo acusado.

Fuentes: CNN – Associated Press – New York Times – Estados Unidos / The Telegraph – Reino Unido / Libertad Digital – España
Press SM – Diego Acosta García

Siempre hemos conocido que los efectos de la oración son tremendos en el mundo espiritual. Esto lo sabemos porque es una de las primeras enseñanzas que recibimos luego de convertirnos.

Lo serio es que sabiendo esto, también la mayoría de las veces lo ignoramos y no somos capaces de poner en práctica una cuestión poderosa para nuestras vidas y las vidas de los demás.

Jesús nos enseñó a amar al prójimo y precisamente una de las maneras de amar al prójimo es orar por él, interceder por él, en todas las circunstancias y en todos los momentos.

Y por qué no oramos, por qué no intercedemos? La respuesta más probable es porque estamos muy ocupados con nosotros mismos y por tanto dejamos de ver las necesidades de los demás.

Esta es una de las situaciones a las que nos arrastra el mundo en el que vivimos, donde el individualismo más cruel y despiadado domina todas las situaciones.

En ese clima resulta muy difícil que nos ocupemos de los demás si apenas tenemos tiempo para solucionar nuestros propios problemas, ignorando que todo está bajo control del Eterno.

Debemos superar ese clima y comenzar a orar por los demás, a interceder por los demás, porque el día que lo hagamos también comenzaremos a vivir un cambio en nuestra propia vida espiritual. Simplemente porque nos acercamos al Señor.

1 Crónicas 17:25
Diego Acosta García

SÉPTIMO MILENIO: LA TREGUA NO ES LAPAZ

Se han dejado de escuchar los sonidos de cohetes cruzando la franja de Gaza para impactar en territorio de Israel y también los ataques de represalia de las fuerzas judías.
La tregua que fue pactada con frenéticas conversaciones han determinado que las acciones bélicas se mantengan suspendidas desde hace varias horas en toda la zona en conflicto.
Es evidente que el acuerdo pone fin a operaciones que podrían haberse ampliado de no haber mediado Estados Unidos con la colaboración de Egipto, como garante del acuerdo.
Sin embargo la realidad indica que esta tregua no significa la paz en la región y deja en el aire, que cualquier hecho por aislado que sea pueda volver a activar las acciones suspendidas por la tregua.
Quedan pendientes varios asuntos de crucial importancia tanto para Israel como para la banda terrorista Hamás y la Autoridad Nacional Palestina. Esos asuntos deberán resolverse en el curso de nuevas negociaciones.
Hamás persiste en no reconocer al estado hebreo y además sigue amenazando con hacerlo desaparecer, en la misma línea que el gobierno islámico de Irán.
La tregua no es la paz, por lo tanto se deberán intensificar los esfuerzos para que ningún hecho pueda alterar el clima de tranquilidad que se vive a estas horas tanto en Israel como en Gaza.

Press SM – Diego Acosta García

LO POCO O LO MUCHO?

Si analizamos nuestras decisiones podremos apreciar que casi siempre oscilamos entre lo que nos demanda más esfuerzo o lo que nos significa menos trabajo.

La tendencia natural es la que se llama ley del menor esfuerzo y por tanto buscamos que se nos demande lo menos posible para hacer lo menos posible.

Un enfoque un tanto diferente del asunto sería preguntarse: Y como son los resultados? Evidentemente proporcionales con relación a como nos hayamos esforzados.

Si hicimos poco tendremos poco y si nos entregamos, será mucho. Si estos conceptos los aplicamos a nuestra vida espiritual pronto veremos que hacemos más o menos lo mismo.

Es decir: Una vez más nos sorprenderemos que aplicamos formas de vida del mundo a lo que debería ser nuestra vida espiritual, que es fundamentalmente diferente, o debería serlo.

Esta forma de vivir nos recuerda varios pasajes de la Palabra de Dios donde se nos exhorta al esfuerzo, no al sacrificio, porque es en el esfuerzo donde dejamos manifiesta nuestra pequeñez.

Por extraño que resulte este argumento esta es una realidad que sirve para que el Eterno se glorifique en nuestra debilidad o en nuestra incapacidad, para obrar con su Grandeza.

Si en el mundo se obra de una determinada manera, no es motivo para que en nuestra vida cotidiana no seamos capaces de esforzarnos, porque así sabremos que estaremos cumpliendo con nuestra relación con Dios.

Isaías 40:29
Diego Acosta García

SÉPTIMO MILENIO: DOS VISIONES DE UN ENFRENTAMIENTO

Puede que la televisión haya producido el efecto de anestesiar nuestras conciencias y también nuestra capacidad de asombro, pero aún así hay veces que todavía hay escenas que nos impactAn.
En el enfrentamiento de Israel con los terroristas de Hamás se han producido innumerables acciones que difícilmente vayan a superar más tiempo que el transcurrido desde que las pudimos conocer.
Sin embargo hay una de ellas que tiene una gran importancia por cuanto es reveladora de las actitudes de quienes combaten contra Israel, en su intención proclamada de hacerla desaparecer.
Nos referimos a la información de la ejecución por parte de los militantes de Hamás de seis hombres que vivían en Gaza, acusados de haber facilitado información a Israel.
Las ejecuciones fueron sumarias y no tuvieron más fundamentos que las acusaciones que se hicieron contra esas personas. Ni hubo jueces ni hubo defensores. Simplemente los ejecutaron por las sospechas que había sobre ellos.
Tan cruel como esto resulta la exhibición de los cadáveres de cinco de ellos en la calle, para que el resto de los ocupantes de Gaza pudieran advertir la amenaza que pende sobre quienes colaboren con el enemigo.
Y más brutales resultan todavía las imágenes de varios milicianos armados, arrastrando con motocicletas el cadáver de uno de los ejecutados por supuesta complicidad con el estado hebreo.
En contraposición es necesario destacar que Israel es la única democracia en la región. La única en la que los tres poderes funcionan libremente y donde todos los actos públicos y privados pueden ser sometidos a juicio.
En esto radica la enorme diferencia entre Israel y sus enemigos, por cuanto los líderes del Estado están sometidos a la acción de las leyes y de los jueces que las aplican.
Por tanto cualquier ciudadano puede denunciar a sus gobernantes por actos que consideren ilegales o que afecten sus intereses. Entre ellos, el de no haberlos defendido con eficacia contra los ataques con misiles y cohetes.
Esta es la situación que se está viviendo en Israel y más específicamente en el sur del país, donde la exposición a los lanzamientos de los terroristas es permanente desde hace varios años.
Quedan expuestos dos visiones de una misma cuestión. La ejecución sumaria de personas que fueron acusadas de colaborar con el enemigo y la democracia israelí, que aún en un conflicto armado mantiene su plena vigencia.

Press SM – Diego Acosta García

Y JESÚS?

En estos tiempos puede percibirse la sensación de que estamos sin rumbo, sin saber muy bien para donde ir y lo que es peor, sin saber si tenemos que cambiar.

Nos estamos arrastrando por permanentes contradicciones que afectan no solo a los jóvenes, sino también a las personas mayores, que vemos como lo que antes era válido, ahora pareciera que está fuera de lugar.

Que está pasando? Un interrogante que podría responderse con más preguntas porque es difícil comprender este momento espiritual que estamos atravesando.

Muchos podrán recordar que en otros tiempos la sociedad tenía referencias, había hombres y mujeres que en un determinado momento podían aportar un pensamiento que resultara como una especie de guía.

Hoy esas personas parecen no existir y probablemente no existan. Y entonces que le queda al mundo? Seguir viviendo porque no queda otra cosa que continuar la existencia?

O nos queda la gran alternativa? O nos queda el Camino que un día conocimos? Esto es lo que creemos, que en medio de la oscuridad brilla una Luz poderosa, única e incomparable.

Alcemos nuestra mirada por encima de todas las circunstancias, de los temores, de las dudas, de las crisis, de las situaciones cada vez más graves que vivimos.

Alcemos nuestra mirada a Jesús, recobremos nuestra relación con quién sostiene toda la Creación y hagamos un gran esfuerzo por concretar la Gran Comisión de llevar su mensaje de Salvación.

2 Samuel 23:4
Diego Acosta García

SÉPTIMO MILENIO: LA NIÑA CRISTIANA PAKISTANÍ ACUSADA DE BLASFEMIA AL ISLAM HA SIDO ABSUELTA

La decisión ha sido adoptada por al Tribunal Superior del país por falta de pruebas en contra de Rimsha Masih, de 14 años, según se ha informado en fuentes judiciales.
La información también fue confirmada por el Director de la Liga Interconfesional de Pakistán, quién también puso de manifiesto la celeridad con que se terminó el juicio.
La presunta blasfemia fue denunciada sin testigos y acusaba de haber quemado textos del Corán a la niña cristiana que no sabe leer y escribir y que síndrome de Down.
La niña se encuentra protegida por las fuerzas de seguridad que temen por su vida como consecuencia de la desaprobación que puede tener el fallo judicial, entre los extremistas islámicos.
Ahora se le busca un nuevo domicilio que se mantendrá en secreto a los efectos de garantizar su seguridad y también la de su familia, que se ha visto acosada por los activistas islámicos.
En aplicación de la ley sharia, la blasfemia contra el Corán puede ser causa de la pena de muerte, tal y como ocurre con cierta frecuencia en Pakistán, a partir de los finales de los años 80.

Fuentes: El Mundo – España
Press SM – Diego Acosta García

SÉPTIMO MILENIO: LA CRUELDAD Y LA HIPOCRECÍA DE LOS HOMBRES

En estos días en los que estamos siendo conmovidos por las imágenes del enfrentamiento entre Israel y los terroristas palestinos, es bueno reflexionar sobre un aspecto que no se menciona casi nunca.
Son dos actitudes frente a la misma cuestión. El Estado de Israel ejerce el legítimo derecho a la defensa ante los ataques con cohetes que incluso pueden afectar a sus dos ciudades emblemáticas: A Jerusalén y Tel Aviv.
Los dirigentes israelíes adoptaron el sistema de defensa llamado Escudo de Hierro, que destruye a los cohetes terroristas cuando por su dirección pueden afectar a un núcleo poblado.
Su eficacia ha reducido considerablemente el número de muertos en Israel, motivo permanente de preocupación de los líderes del país a quienes afecta directamente cada vida perdida.
Por el contrario en Gaza los terroristas palestinos instalan sus centros de operaciones y de lanzamientos de cohetes en zonas densamente pobladas, con un doble propósito.
Tratan de impedir de esta manera que los ataques israelíes se vean disminuidos por la probabilidad de que se produzcan muertos civiles en sus acciones.
Esta actitud revela solamente la preocupación por la salvaguarda de la vida de los dirigentes y de sus aliados, en detrimento de quienes son sus compatriotas, en un juego hipócrita e inmoral.
Como es posible que digan que lloran a sus muertos, si ellos mismos exponen a la población civil a los riesgos directos del enfrentamiento? Por qué no se explica esta situación?
Hasta cuando los cruelmente llamados “escudos humanos” serán un mero argumento de propaganda? Es evidente que debemos de lamentar todas las muertes.
Pero también es evidente que es lícito dejar manifestada la diferente actitud en la preservación de las vidas. En Israel se las defiende y en Gaza se las expone deliberadamente.
Pensemos en esta cruel situación y también en las responsabilidades de quienes dicen defender a su pueblo, pero montan en medio de la población sus mandos estratégicos y sus centros militares.

Press SM – Diego Acosta García

1 628 629 630 631 632 679