CARTA DE BERLÍN: LA INSPIRACIÓN DE LA CIENCIA

Hola.agua
En la Universidad de Clemson, en Carolina del Sur, lograron terminar con éxito un experimento notable, que tendrá sus repercusiones en cuanto sea posible aplicarlo.
Los científicos de Estados Unidos lograron levitar y cambiar la forma de una gota de agua, cambiando las características del campo ultrasónico en el que se colocan.
Al cambiar las características del campo de la frecuencia de resonancia de la gota, pudieron darle una forma de estrella con una serie de ramas que varían según su frecuencia. La imagen que podemos apreciar, corresponde a la gota de agua levitada.

Más allá de la complicación técnica que tiene la explicación lo importante es que cuando se domine el descubrimiento en escala industrial, se podrán eliminar del aire las partículas indeseadas.
Esto tendrá especial utilidad en las minas donde las micro partículas volátiles de los gases, son peligrosas para la salud de los trabajadores, por cuanto afectan a sus pulmones.

Hasta aquí lo científico.
Nos admiramos que quienes han recibido tan alta capacitación, sigan negando mayoritariamente la existencia del Creador.
Si han obtenido tan notable logro con una gota de agua, porqué no pensar que alguien la creó con propiedades que son asombrosas para nuestro tiempo…pero hace miles de años!
Una vez más queda planteada para la polémica la cuestión de la ciencia y Dios. En realidad tal vez sería más preciso decir, entre los hombres de ciencia y Dios.
Dejando expuesto que la soberbia de algunos científicos, tal vez les impida reconocer un Ser Superior.
Gracias y bendiciones.

Diego Acosta García

QUEJAS

Seguramente que cuando leímos por primera vez el pasaje en el que pueblo judío se quejaba ante Moisés por haberlos sacado de Egipto, nos llamó la atención su actitud.

No fueron ellos los que clamaron a Jehová para que los liberara de la esclavitud? Como podían ahora reclamarle a Moisés el haberlos liberado y llevado al desierto?

Era un desafío para el hombre que había sido elegido para que sacara a su Pueblo de las duras condiciones de vida que le había impuesto faraón. Y también era una queja ante el propio Jehová.

Pero ante la menor adversidad ese mismo pueblo, olvidó por que había clamado y ahora expresaba con acritud que más les valdría haber seguido en Egipto.

Este impresionante ejercicio de cambiar la verdad según las circunstancias, tiene que ver con nuestras propias actitudes, cuando en determinados momentos nos quejamos ante el Eterno.

Con qué facilidad nos olvidamos donde estábamos, quienes éramos, que hacíamos, cuando la menor adversidad nos hace levantar nuestra queja, nuestra disconformidad.

Recordemos que al pueblo judío esta actitud de queja le costó el peregrinaje por el desierto durante 40 años! Y al líder que los liberó de la cautividad el impedimento de pisar la Tierra Prometida, por su enojo y desobediencia.

Antes de levantar nuestra queja, oremos pidiendo perdón por nuestra rebeldía, hagamos memoria de lo que fuimos y seamos honestos con lo que somos!

Éxodo 16:3
Diego Acosta García
Música: Neide Ferreira
www.septimomilenio.com

ORAR


En la Biblia se nos exhorta a que oremos, a que oremos sin cesar por todas las situaciones que debemos enfrentar, para recibir consuelo, ayuda, dirección, perdón y para interceder por las necesidades del prójimo.

El acto de orar debe ser íntimo, cuando lo que buscamos es establecer nuestra relación personal con el Eterno. Debe ser colectivo, cuando intercedemos como Cuerpo ante el Señor.

Jesús nos enseñó a orar, nos demandó que no lo hiciéramos como los hipócritas, ni con repeticiones como los gentiles. Nos recordó que el Padre sabe todas las cosas que necesitamos, antes que se las pidamos.

En este día volvamos a la oración que nos enseñó Jesús, pero lo hagamos como si fuera la primera vez. Renovando nuestro primer amor, con alegría y compromiso!

Oremos:

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.

Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, más líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder y la gloria, por todos los siglos. Amén!

Mateo: 6:9-13
Diego Acosta García
Música: Neide Ferreira   
NOTA: Otras versiones distintas a la de Reina Valera 1960 traducen: Y no nos dejes caer en tentación.

www.septimomilenio.com

GRATIS?

En una cordial reunión con algunos jóvenes, comentábamos acerca de lo que pareciera ser una norma en el mundo: Cada uno puede vivir como mejor le parezca.

Alguien sugirió entonces: Esto significa el gratis total para nuestra vida? El comentario dio un vuelco a la conversación y tratamos de dilucidar lo que quería significar.

Una de las jóvenes dijo que eso estaba relacionado con lo que se comentaba, que cada cual podía decidir cómo vivir, con el argumento: Si te parece bien, hazlo.

Otras opiniones fueron más o menos en la misma dirección. Todo lo que hacemos está bien y no tiene consecuencias y de esa manera quedaba explicado el “gratis total”.

Pero, los creyentes podemos vivir según la fórmula del “gratis total”? Esta pregunta se planteó como la gran cuestión y generó dudas. Por nuestra parte tratamos de esclarecer el interrogante afirmando que los creyentes tenemos normas que cumplir.

Todo lo que hagamos será puesto en consideración el día del Juicio, cuando cada uno tenga que responder por sus hechos. En forma personal y directa.

Entonces comprenderemos que el “gratis total” no existe. Y lo que es peor en ese momento no tendremos la alternativa de cambiar nuestro pasado. Por tanto ahora es el tiempo de comenzar a vivir como lo estableció el Señor!

Deuteronomio 4:8
Diego Acosta García
Música: Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

SÉPTIMO MILENIO: A 40 AÑOS DE LA GUERRA DE YOM KIPPUR

Para hablar de esta guerra que comenzó en los primeros días de octubre de 1973, debe  recordarse la victoria que logró Israel en la llamada guerra de los Seis Días de 1967.
Egipto perdió gran parte de la península de Sinaí y la Franja de Gaza. Jordania, Cisjordania y Jerusalén Este y Siria los estratégicos altos del Golán que controlan el cauce del Río Jordán.guerra
Para Israel la guerra del 67 supuso controlar una superficie equivalente a cuatro veces de su territorio de antes de la contienda y lograr después de  más de 1900 años el control total de la ciudad santa de Jerusalén.
La guerra del 73 todavía hoy tiene sus puntos controversiales a raíz de lo que se supone una falta de previsión del gobierno de la Primer Ministro Golda Meir con relación a las maniobras militares egipcias.
Los primeros días de combate supusieron un éxito para egipcios y sirios en su avance sobre las posiciones judías. El inesperado cruce del Canal deGUERRA1 Suez por los egipcios permitió avances sobre las defensas de Israel.
Pero con el paso de los días el impulso inicial fue perdiendo su capacidad y comenzó la recuperación del terreno perdido por los israelíes y las conquistas de nuevos territorios.
Todo esto ocurría a pesar de la entrada en la guerra de las tropas de Irak y también de Jordania. El apoyo con armamentos prestado por Estados Unidos a Israel desequilibró el frente de batalla.
Finalmente el 25 de Octubre de 1973 Egipto se vio obligado a aceptar el alto el fuego propuesto por las Naciones Unidas. Israel logró una nueva victoria en otra contienda armada con los países árabes.
Siria propuso expulsar a Egipto de la Liga guerra 2Árabe tras la firma del acuerdo de paz firmado por Israel con ese país. El primero que firmó el Estado hebreo con una nación árabe.
El tratado fue firmado en 1979 y en 1982 Israel devolvió a Egipto la última parte del territorio de la península de Sinaí. La guerra tuvo un alto costo para todos los países intervinientes.
Murieron más de 13.500 soldados, 2.500 israelíes, 7500 egipcios y 3.500 sirios. Esta guerra mantiene latente un acuerdo de paz en la región que todavía parece estar lejano.
Sigamos orando por Israel, por la unidad de su Estado y para que Jerusalén se mantenga bajo su autoridad, como en los tiempos de Jesús!

Diego Acosta García

AGUAS

Mientras cruzaban una pasarela sobre el río en la ciudad, un niña le preguntó a su madre: Por qué en la escuelita nos enseñaron que Jesús es un río de aguas vivas?

No entiendo como Jesús puede ser un río, si es Jesús? La madre sonrió y trató de explicarle lo que el domingo le habían enseñado a su pequeña en la Iglesia.

Te recuerdas que cuando fuimos a ver la abuela que pasamos por un lugar donde había mucha agua? Si, dijo la niña, había mucha agua porque era un dique.

En ese dique las aguas están quietas, pero mira este río que tenemos delante: Ves como el agua corre? La niña observó con detenimiento y dijo: Si mamá, veo que el agua se lleva las hojas de los árboles.

Bien: si has entendido esto, te podría decir que Jesús no es un dique, sino un río que tiene aguas que se mueven. Pero mamá, si es Jesús, como puede ser un río?

Porque las aguas son sus palabras, sus enseñanzas y cuando nosotros las escuchamos, esas palabras se mueven dentro de nosotros arrastrando lo malo como el agua del río arrastra las hojitas caídas.

La niña se quedó pensando mientras miraba el agua. Entonces dijo mamá…Jesús es…un río de palabras. Si le dijo la madre: Un río de palabras que dan vida, que limpian, como el río que estamos viendo desde este puente.

Juan 7:37-38
Diego Acosta García
Música: Neide Ferreira
Foto: Federico Acosta – www.efedeaphotos.wordpress.com

www.septimomilenio.com

APARENTAR

Cuando vivía en el mundo escuchaba con mucha frecuencia una frase impresionante, pero que era una especie de mandato para mucha gente: Si hay miseria que no se note.

Era en realidad una manera de decir que había que guardar las apariencias a cualquier precio o lo que es lo mismo, no demostrar la verdadera situación por la que atravesábamos, por grave que fuera.

Esta cuestión de guardar las apariencias es como una mancha gelatinosa que cubre todo lo que nos podamos imaginar y nos convierte en sus esclavos obsecuentes.

Aparentar es exactamente lo contrario a lo verdadero, porque por definición podríamos decir que es disimular o simular, a lo que podríamos agregar la palabra engañar.

Es el caso de las personas que hacen ostentación de sus convicciones en cuanto a las normas éticas o morales, cuando es notorio que sus vidas no tienen nada de ejemplar.

Esta cuestión de las apariencias también la podemos encontrar tristemente en las congregaciones y lo que es peor, no solamente que las toleramos sino que muchas veces las practicamos.

Recordemos siempre que las semiverdades son mentiras, sin ninguna clase de atenuantes. Y aparentar es otra forma de decir semiverdades. Oremos para liberarnos de estas ataduras que nos alejan del Señor!

Juan 7:24
Diego Acosta García
Música: Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

SÉPTIMO MILENIO: SOBRE LA CUESTIÓN DE HALLOWEEN

En The Library of Congress se publicó en el año 1982, un comentario relacionado con Halloween. Este comentario no está orientado por cuestiones religiosas, sino que analiza la historia, aplicándola con las costumbres de nuestros días. Por esta razón, lo publicamos como una referencia informativa importante. Y para meditar sobre el texto:

Halloween tiene sus orígenes en el antiguo festiva celta de los muertos. Los pueblos celtas, que en un tiempo se encontraron en toda Europa, dividieron el año en cuatro días de fiestas importantes. Según su calendario, el año comenzó en un día correspondiente al 1 de noviembre en nuestro calendario actual. La fecha marca el comienzo del invierno. Como eran pastores, era el momento en que el ganado y las ovejas tenían que ser trasladados otros pastos y todo tenía que ser asegurado para los meses de invierno. Los cultivos se cosechaban y se almacenaban. La fecha marcada a la vez un final y un comienzo en un ciclo eterno.

El festival se llamaba Samhain. Fue la fiesta más grande y más importandeath-smte del año celta. Los celtas creían que en el momento de Samhain, más que en cualquier otra época del año, los fantasmas de los muertos eran capaces de mezclarse con los vivos, porque en Samhain las almas de los que habían muerto durante el año viajaban en el otro mundo. La gente se reunía a sacrificar animales, frutas y verduras. También encendían hogueras en honor a los muertos, para ayudarles en su viaje y para mantenerlos alejados de los vivos. Ese día había toda clase de seres extraños: fantasmas, hadas y demonios, todo parte de la oscuridad y el miedo.

Samhain se convirtió en la de Halloween que conocemos cuando los misioneros cristianos trataron de cambiar las prácticas religiosas de los pueblos celtas. En los primeros siglos del primer milenio de nuestra era, los celtas practicaban una religión elaborada a través de su casta sacerdotal: los druidas, que eran sacerdotes, poetas, científicos y académicos todo a la vez. Como líderes religiosos, especialistas rituales y portadores de aprendizaje, los druidas no eran diferentes de los propios misioneros y monjes que iban a cristianizar a su gente y quitarles la marca de malvados adoradores del diablo.

Como resultado de sus esfuerzos para acabar con fiestas “paganas”, como Samhain, los cristianos lograron efectuar grandes transformaciones.  En 601 dC el Papa Gregorio dio un ahora famoso edicto a sus misioneros sobre las creencias nativas y costumbres de los pueblos que esperaba convertir. En lugar de tratar de destruir las costumbres y creencias de los pueblos indígenas, el Papa pidió a sus misioneros que las usaran: si un grupo de personas adoraban a un árbol, en lugar de cortarlo, aconsejó consagrarlo a Cristo y permitir su culto continuado.

En cuanto a la difusión del cristianismo se trataba de un concepto brillante y se convirtió en un método básico que se utiliza en el trabajo misionero católico. En  la Iglesia algunos días santos fueron deliberadamente establecidos para coincidir con festividades nativas. Navidad, por ejemplo, se le asignó la fecha arbitraria del 25 de diciembre  ya que se correspondía con la celebración del pleno invierno de muchos pueblos. Del mismo modo, el Día de San Juan se estableció en el solsticio de verano.

Samhain, con su énfasis en lo sobrenatural, era decididamente pagano. Mientras misioneros identificaron sus días santos con las observados por los celtas, que calificaron de deidades sobrenaturales de la religión, antes que el mal y los asociados con el diablo. Como representantes de la religión rival, los druidas eran considerados adoradores del mal, de los dioses y espíritus diabólicos o demoníacos. El inframundo Celta inevitablemente se identificó con el infierno cristiano.

Los efectos de esta política eran disminuir, pero no eliminar totalmente las creencias en los dioses tradicionales. La creencia celta en criaturas sobrenaturales persistió, mientras que la iglesia hizo intentos deliberados para definirlos como no solo como peligrosos, sino maliciosos. Los seguidores de la antigua religión pasaron a la clandestinidad y fueron calificados como brujos.

La fiesta cristiana de Todos los Santos fue asignada al 1 de noviembre. El día honra a todos los santos cristianos, especialmente los que no tienen un día especial dedicado a ellos. Esta fiesta estaba destinada a sustituir a Samhain, desalentar la devoción de los pueblos celtas  y por último, reemplazarla para siempre. Esto no sucedió, pero las deidades celtas tradicionales disminuyeron, convirtiéndose en hadas o duendes de las tradiciones más recientes.

Las viejas creencias asociadas con Samhain nunca desaparecieron del todo. El poderoso simbolismo de los muertos de viaje era demasiado fuerte y quizás demasiado básica para la psique humana, que deben cumplir con la nueva fiesta católica, más abstracta de honrar santos. Reconociendo que algo que había que hacer para subsumir la energía original de Samhain, la iglesia volvió a intentar suplantarlo con un día de fiesta cristiano en el siglo noveno. Esta vez se estableció 2 de noviembre como Día de los Difuntos, un día rezando por las almas de todos los muertos. Pero una vez más, la práctica de conservar las costumbres tradicionales, mantenían las creencias tradicionales bajo nuevas formas.

Todos los Santos, continuó las antiguas tradiciones celtas. La noche antes del día fue el momento de la actividad más intensa, humana y sobrenatural. Las personas continuaron celebrando All Hallows Eve como un tiempo de los muertos errantes y de los seres sobrenaturales haciendo el mal. La gente continuó propiciando los espíritus y sus imitadores enmascarados mediante el establecimiento de regalos de comida y bebida. Posteriormente, se convirtió en All Hallows Eve Hallow, que se convirtió en Halloween, en antiguo céltico, el día pre -cristiano de Año Nuevo en el tiempo contemporáneo.

Muchas criaturas sobrenaturales se asociaron con Todos los Santos. En Irlanda, las hadas fueron contadas entre las legendarias criaturas que vagaban por el día de Halloween. Una vieja balada folclórica llamada “Allison Gross” cuenta la historia de cómo la reina de las hadas salvó a un hombre del hechizo de una bruja de Halloween

En la vieja Inglaterra se hicieron tortas por las almas errantes. Halloween, fue un momento de magia y luego se convirtió en un día de la adivinación, con una serie de creencias mágicas: por ejemplo, si las personas tienen un espejo en Halloween y caminar hacia atrás por las escaleras hasta el sótano, la cara que aparece en el espejo será su siguiente amante.

Prácticamente todas las actuales tradiciones de Halloween se remontan a las antiguas celtas del día de los muertos. Halloween es una fiesta de muchas costumbres misteriosas, pero cada una tiene una historia detrás. El uso de disfraces y la itinerancia de puerta en puerta pidiendo golosinas se pueden remontar a la época celta y los primeros siglos de la era cristiana, cuando se creía que las almas de los muertos estaban alrededor, junto con hadas, brujas y demonios. Las ofrendas de comida y bebida se dejaban fuera para aplacarlos. A medida que los siglos pasaron, la gente comenzó a vestirse como estas criaturas terribles, realizando travesuras a cambio de comida y bebida. Esta práctica se llama mumming, de la que se desarrolló la práctica de trick- or-treat. Al día de hoy, brujas, fantasmas, esqueletos y figuras de los muertos están entre los disfraces favoritos. De Halloween también se conservan algunas de las características que se remontan a la fiesta de la cosecha original del Samhain, como las costumbres de morder una manzana y talla verduras, así como las frutas, frutos secos y especies de sidra, asociadas con el día.

Hoy en día Halloween es una fiesta de disfraces para adultos, como el Mardi Gras. Hombres y mujeres con todos los disfraces imaginables están saliendo a las calles de las grandes ciudades de Estados Unidos y desfilando con grinningly talladas, velas o ‘Lanterns de Jack, reviviendo las costumbres. Sus travesuras enmascarados desafíos, mofa, burla, para apaciguar a las fuerzas terribles de la noche, del alma y del otro mundo que se convierte en nuestro mundo en esta noche de posibilidades reversibles, roles invertidos y trascendencia. Al hacerlo, están reafirmando la muerte y su lugar como parte de la vida en una celebración emocionante de una noche santa y magia.

Fuentes: The Library of Congress –  Estados Unidos

Press SM

ADIVINOS


Unos amigos estaban planeando una salida de fin de semana, cuando uno de ellos comentó que había visto que en el centro de la ciudad había una feria de adivinación.

Me invitaron y para no desairarlos dejé pasar unos días y le comenté a uno  de los organizadores de la pequeña excursión, por llamarla de alguna manera, que había que pensar bien en lo que se proponían hacer.

El dijo: Pero que tiene de malo ir a una feria de adivinación? Le respondí: Ir a una feria no tiene nada de malo, pero ir a un lugar donde se exalta la adivinación con toda seguridad no tendrá nada de bueno.

Mi amigo insistió: Son tus prejuicios los que te hacen hablar así? Mis prejuicios no, pero sí mis convicciones. El volvió a argumentar: Pero si me han dicho que hasta se puede hablar con nuestros muertos.

Precisamente ese es el fondo de la cuestión. Según lo que yo creo, no debemos participar de esos rituales, porque hay una grave advertencia para quienes lo hacen.

Mi amigo decepcionado me preguntó: Pero entonces no vendrás con nosotros? Por supuesto que no y estaré orando para que ustedes tampoco vayan! Lamentablemente no conozco el final de esta historia!

Levítico 20:27
Diego Acosta García
Música: Neide Ferreira
www.septimomilenio.com

BANDERAS

En un puerto nos llamó la atención que todas las banderas de los barcos amarrados estaban flácidas, caídas, recogidas junto sus mástiles porque no corría ni la menor brisa.

El espectáculo fue bastante sorprendente porque siempre nos imaginamos las banderas agitadas por el viento, incluso hasta produciendo un ruido característico.

Nos imaginamos que muchas veces nuestra vida puede asemejarse a las banderas quietas, flácidas, sin mostrar sus colores ni la identidad que representan.

No es así nuestra vida cuando no sopla el viento del Espíritu? Nos parecemos mucho a las banderas que simplemente están sin cumplir la función para las que fueron colocadas.

O acaso estamos viviendo para no mostrar que somos creyentes? Si el viento del Espíritu no sopla en nuestro interior, difícilmente podremos cumplir con nuestra misión.

Pensando en las banderas caídas debemos orar para que nuevamente el impulso del Espíritu nos ayude a identificarnos, para que otros puedan ver las señales de su obra en nuestra vida.

El viento del Espíritu puede hacer ondear nuestra bandera o arrastrar las hojas secas que se nos van acumulando de tanto estar quietos, cuando estamos sin servir.

Cuando llegue esa calma no deseada porque el viento del Espíritu ha dejado de soplar, es el momento en el que tenemos que orar, que clamar para que su brisa bien hechora nos permita recuperar lo que somos.

Nehemías 9:20
Diego Acosta García
Música: Neide Ferreira

www.septimomilenio.com