Press SM: Los musulmanes implantaron un «régimen perverso» en Al-Andalus para «la humillación» de los cristianos

musul

Reproducimos un comentario publicado en el Diario ABC de España.

El historiador Rafael Sánchez Saus, catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Cádiz ha afirmado en una entrevista a Efe que los musulmanes que sometieron la Hispania visigótica, Al-Andalus, implantaron un «régimen perverso» para «la humillación continúa» de judíos y, particularmente, cristianos.
Ese régimen perduró siglos y «quienes ponen a Al-Andalus como ejemplo de tolerancia lo que hacen es una manipulación brutal en términos históricos», según Sánchez Saus, autor de «Al-Andalus y la Cruz» (Stella Maris).
El dominio «ejercido por una pequeña minoría de guerreros musulmanes orientales y norteafricanos» sobre una mayoría de cristianos autóctonos supuso «el sometimiento político, religioso y la inferioridad jurídica y moral» de los cristianos sometidos mediante ese «régimen perverso» que los mantenía discriminados en todos los órdenes sociales y ámbitos de la vida cotidiana.
«Toda la legislación, cualquier disposición y el espíritu de las normas» tendían someter dejando patente «la humillación, la debilidad y la derrota» de los cristianos, que tenían que pagar impuestos superiores, mientras que las multas por las mismas infracciones eran la mitad de cuantiosas para los musulmanes.
Un cristiano había de levantarse si entraba un musulmán y sólo podía pasarle por el lado izquierdo
Entre otros ejemplos, el historiador ha puesto que un cristiano que matara a un musulmán, aún en defensa propia, era indefectiblemente condenado a muerte -no así al contrario-; que el testimonio de un cristiano contra un musulmán no valía ante un tribunal; que un cristiano había de levantarse si entraba un musulmán y sólo podía pasarle por el lado izquierdo, considerado maldito.
Igualmente un cristiano no podía montar a caballo en presencia de un musulmán, ni podía tener servidumbre musulmana, ni la casa de un cristiano podía ser más alta que la de un musulmán hasta el punto de, en ese caso, tener que demoler el piso superior.
Ese «régimen perverso» se mantuvo en la Península durante siglos, por lo que el historiador ha afirmado que «la realidad de la vida de los cristianos en Al-Andalus poco o nada tiene que ver con las ensoñaciones interesadas que nutren un mito construido a costa de la verdad histórica».
Como ejemplo «arquetípico, casi risible» de esas ensoñaciones, Sánchez Saus ha puesto las efectuadas por el escritor Antonio Gala, que, como otras semejantes, ha achacado a «un déficit de identificación de los españoles con su propio país» y a un intento de buscar en un periodo histórico idealizado «todo lo que le falta a España y a su cultura», por ejemplo en materia de tolerancia sexual.

«No hay libertad sexual en el Islam ni la ha habido nunca» y en Al-Andalus «lo que hubo fue la utilización de la mujer o de un joven en beneficio de quien imponía las normas», ha concluido.
Sánchez Saus explica en «Al-Andalus y la Cruz» que aunque las ventajas ofrecidas a los conversos al Islam llevaron a numerosos cristianos a la apostasía, otros muchos optaron por la emigración pese a lo cual hacia el año 950 la Península era mayoritariamente cristiana.
«No hay libertad sexual en el Islam ni la ha habido nunca»
Dos siglos más tarde esa cristiandad hispánica se había desintegrado por la inmersión en la cultura árabe y por la persecución declarada contra ella por almorávides y almohades. De las actuales reivindicaciones islamistas sobre Al-Andalus ha señalado que son equivalentes «a que España reivindicara la Patagonia a Argentina».
«Habrá musulmanes que puedan sentir que aquella construcción que fue Al-Andalus -una construcción que desapareció igual que se creó- forma parte de su patrimonio cultural; otra cosa es deducir de ese periodo histórico algún derecho sobre la España actual», ha concluido

www.septimomilenio.com

Press SM: VOCÊ SABIA QUE CINEMAS INGLESES SE NEGARAM A EXIBIR UMA PUBLICIDADE CRISTÃ?

JUST
A igreja oficial da Inglaterra produziu os videoclipes com uma produção cara, para atrair as pessoas para orar. Entretanto, os cinemas ingleses não quiseram, porque poderiam “agitar e ofender” pessoas que vão ao cinema. E isto que a publicidade fala apenas do Pai Nosso, palavra por palavra.

Agora o videoclipe está disponível no Youtube.

www.septimomilenio.com

Press SM: ¿Los científicos son ateos? Pues no, son creyentes

CIENTI

Comentario publicado en el Diario La Razón de España.
Fe y razón. El gran debate intelectual vuelve a ponerse encima de la mesa y, en esta ocasión gracias a una encuesta que ha puesto en entredicho algunos lugares comunes y que, sin duda, va a dar que hablar.
Se trata de la primera encuesta mundial entre científicos para descubrir qué opinan sobre la experiencia religiosa, para determinar si, como parece comúnmente asumido, todos los científicos son ateos o creen que existe una infranqueable incompatibilidad entre la razón y la fe.
La investigadora principal de este trabajo, Elaine Howard Ecklund, de la Universidad de Rice, ha explicado los motivos de la encuesta: «Nadie puede negar que hoy en día existe cierta situación de guerra entre la ciencia y la religión; una guerra dialéctica avivada por científicos, instituciones religiosas y el público general que está en medio».
Así que los autores de la encuesta se propusieron comprobar la validez de ciertas asunciones largamente instaladas en la conciencia colectiva sobre la relación entre el saber objetivo y la fe.
Y la primera conclusión arroja una sonora sorpresa: aunque está comúnmente asumido que la mayoría de los científicos son ateos, la perspectiva global del asunto demuestra que eso no es ni mucho menos verdad.
Más de la mitad de los científicos encuestados en India, Italia, Taiwán y Turquía se autodefinen como personas religiosas. De hecho, en algunas sociedades como la de Hong Kong, el número de ateos entre la comunidad científica supera al de la población general. Un 26 por ciento de científicos ateos frente a 55 por ciento de ciudadanos que no creen en ningún dios.
El caso de Hong Kong es, sin duda, el extremo en este sentido. En la mayoría de los países estudiados se detecta que las personas dedicadas a la ciencia son ligeramente menos religiosas que el resto. Pero en algunos países como Italia o Taiwán los científicos creyentes superan a los homólogos en la sociedad civil. Cuando los encuestados fueron preguntados por la relación entre ciencia y fe, los resultados nos fueron menos sorprendentes. La mayor parte de los científicos reconoció no encontrar ninguna incompatibilidad entre ambos sistemas de pensamiento. En Reino Unido, por ejemplo, sólo el 32 por ciento de los científicos cree que la relación entre ciencia y fe es una relación de conflicto. En Estados Unidos, los que creen que ciencia y fe no pueden relacionarse sólo son un 29 por ciento de los miembros de la comunicad científica.
Muchos investigadores encuestados reconocieron que la religión en muchas ocasiones actúa como un controlador necesario de la actividad científica. Sobre todo, sirve como contrapeso en momentos en los que la ciencia transita pantanosas regiones éticas. En muchas ocasiones, la educación religiosa de un investigador le permite poner freno a su deseo por publicar y contraponer sus investigaciones a la utilidad moral de las mismas. De hecho, la mayor parte de los encuestados reconoció que no tendría ningún problema en trabajar en el laboratorio con un colega con convicciones religiosas.
El trabajo se ha realizado a partir de 9.422 encuestas en ocho lugares: Francia, Hong Kong, India. Italia, Taiwán, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos. Muchos de los entrevistados reconocieron acudir de vez en cuando a alguna ceremonia religiosa, aunque sólo fuera a la celebración de algún familiar.
En cualquier caso, la encuesta demuestra por primera vez que la práctica de la ciencia no es incompatible con la experiencia religiosa, de manera que las posturas extremistas que pretenden arrojar fuera de la profesión científica cualquier atisbo de religiosidad no responden ni mucho menos a la realidad sociológica.
El informe puede arrojar luz en el fututo sobre el modo de repartir tareas, asignar grupos de trabajo y medir la respuesta intelectual de la comunidad investigadora.

Autor: Jorge Alcalde

www.septimomilenio.com

Press SM: EINSTEIN, UN GENIO GRANDIOSO

Publicamos el comentario publicado en el Diario Le Monde de Francia, relacionado con el físico que revolucionó la ciencia.

 

ein

Una de las más famosas ecuaciones de la ciencia publicada el 25 de noviembre de 1915 en la revista de la Academia Prusiana de Ciencias (Sitzungsberichte der Akademie der Wissenschaften Preußischen zu Berlin, páginas 844-847), es la ecuación de Einstein, E = mc² Es la ecuación fundamental de la relatividad general.

La teoría de la relatividad general conduce a dos conclusiones revolucionarias que siguen siendo válidas hoy en día. La primera es que el espacio y el tiempo están vinculados. Se dice que el tiempo es la cuarta dimensión. La segunda, es que uno y otro son relativos. Es decir que el espacio y el tiempo no son absolutos y pueden estar distorsionados.

A menudo se afirma que esta teoría ha revolucionado nuestra comprensión del universo y la gravedad. Pero esta revolución no se detiene el círculo de lo físico y dio a luz a varias aplicaciones prácticas en el uso diario.

1. El GPS

GPS o Sistema de Posicionamiento Global, es probablemente la más conocida aplicación de la relatividad de Einstein. El GPS utiliza una constelación de 32 satélites que cubren toda la superficie del globo. Estos satélites orbitan la Tierra a 20,200 km de altura a una velocidad de alrededor de 14.000 km / h, para el cálculo de cientos de millones de puestos de tierra cada día. Pero todo esto no sería posible sin tener en cuenta los efectos de la relatividad.
Debido a la gran altura, la gravedad experimentada por los satélites es 17 veces menor que en el suelo. Pero el tiempo es relativo, no fluye exactamente a la misma velocidad de avance que la altitud, debido a que la fuerza ejercida gravedad no es la misma. Después de 24 horas, un reloj atómico a bordo de un satélite GPS adelanta 45 microsegundos con relación a un reloj atómico situado a ras de suelo, porque la masa de la tierra ralentiza el paso del tiempo.

El tiempo no se dilata solo por la masa de los objetos, sino también por su velocidad. Para un movimiento de reloj, como los que hay a bordo de los satélites GPS, el tiempo se ralentiza ligeramente en unos 7 microsegundos por día.

Por tanto, debemos tener en cuenta estos dos efectos opuestos combinados para sincronizar continuamente relojes a bordo de los satélites con los que están en la tierra para corregir el avance (45 microsegundos por delante y 7 microsegundos de retraso es de 38 microsegundos por delante cada 24 horas ).

38 microsegundos, que no parece mucho, pero son suficientes para distorsionar la navegación en dos minutos, provocando un error de posicionamiento de hasta diez kilómetros al día.

2. Televisores CRT

A pesar de que ahora estamos abrumados con pantallas planas, los monitores CRT han gobernado el mundo durante cuarenta años. Su televisor viejo y voluminoso no podía funcionar si no sabemos para tener en cuenta los efectos de la relatividad general de Einstein.

Por qué es eso? Porque en un CRT, la imagen es generada por un flujo de electrones que chocan una placa de emisión de luz, produciendo luz en cada estimulación por electrones. Los electrones, partículas elementales que llevan una carga eléctrica negativa, se aceleran a alta velocidad y luego son desviadas por las bobinas y generan un campo magnético para golpear el lugar denominado placa luminiscente. Pero estos electrones son acelerados a casi el 30% de la velocidad de la luz (unos 90.000 kilómetros por segundo), a esa velocidad, los efectos de la relatividad general se convierten en algo no despreciable.
Los ingenieros tuvieron que tener en cuenta la contracción de la longitud en los imanes de fabricación, de lo contrario el flujo de electrones, mal desviado, produciría imágenes totalmente ininteligibles.

3. Electromagnetismo

La teoría de la relatividad no sólo ha tenido aplicaciones tecnológicas directas, también sirve para explicar el origen de ciertos fenómenos físicos.
Usted tal vez no sepa esto, pero disfruta de los efectos de la relatividad cada vez que utiliza la electricidad, al leer estas líneas, por ejemplo.

¿Por qué? Porque generamos la mayor parte de nuestra electricidad mediante el aprovechamiento de los efectos relativistas del electromagnetismo, porque la mayoría de los generadores de electricidad producen energía a partir de un campo magnético potente.
Como entender la teoría de la relatividad? Para entender esto, hay que explicar el concepto de contracción de la longitud. La relatividad establece que si un objeto A que tiene una longitud de un metro está en movimiento con relación a un observador estacionario B, la longitud del objeto percibido por el observador A, es inferior a un metro. Esta longitud percibida depende de la velocidad del objeto A porque al moverse más rápido, va a reducirse a los ojos del observador estacionario.

El principio es el mismo para la generación de electricidad a partir de un campo magnético. Un campo magnético aplicado a un hilo en movimiento produce un flujo de electrones que se mueven a lo largo del alambre. En los electrones del repositorio, los protones (que están cargados positivamente) están en movimiento, es en este punto que la contracción de la longitud se aplica desde el punto de vista de los electrones, el espacio entre cada protón es más corto. La carga positiva aumenta la densidad de las partículas y por lo tanto crea una corriente eléctrica también cargada positivamente.

4. El color de oro

Tal vez se trata de un ejemplo trivial, pero por sorprendente que parezca, el color del oro también se debe a los efectos de la teoría de la relatividad.

Para entender esto, hay que examinar el átomo del oro. Un átomo de oro es bastante pesado. Se compone de un núcleo de 79 protones y muchos electrones orbitando el núcleo. Los electrones pueden tener diversas “órbitas” más o menos cercanos al núcleo, al igual que los planetas del sistema solar giran alrededor del Sol a una corta distancia.
La velocidad de revolución de los electrones situados más cerca del núcleo es tan alta (aproximadamente la mitad de la velocidad de la luz, 150 000 m / s) produce los efectos relativistas. La longitud de contracción muestra estos electrones más cerca unos de otros e influye en las longitudes de onda que absorben y reflejan.

Sin estos efectos relativistas, los átomos de oro deberían ser teóricamente longitudes de onda en el ultravioleta, es decir en el espectro no visible de la luz. Sin embargo, los átomos de oro absorben realmente la luz en la parte azul del espectro visible y por lo tanto reflejan la luz entre el amarillo y el rojo, de ahí el color dorado que brilla.

Fuente: Le Monde – Francia

www.septimomilenio.com

Press SM: COMENTARIO DE UN HISTORIADOR SOBRE LA MASACRE EN PARÍS

Reproducimos un comentario relacionado con los últimos y tremendos acontecimientos registrados en Francia. Está publicado en el Diario El País, de España.

París, víctima de la complacencia

Europa ha dejado, como el Imperio Romano, que sus defensas se derrumben. La mayoría de los musulmanes que vive en el continente no son violentos, pero muchos tienen convicciones distintas de los principios de las democracias liberales
aten1

No voy a repetir lo que ya han leído u oído. No voy a decir que lo que sucedió en París el viernes por la noche fue de un horror sin precedentes, porque no es verdad. No voy a decir que el mundo está junto a Francia, porque son palabras vacías. Ni voy a aplaudir la promesa de François Hollande de que va a ejercer una venganza “sin piedad”, porque no me lo creo. Lo que sí voy a decir es que así es exactamente como caen las civilizaciones.
Así describió Edward Gibbon el saqueo de Roma a manos de los godos en agosto del año 410 después de Cristo: “En la hora de salvaje licencia, cuando toda pasión se inflamaba y toda restricción se levantaba (…) se hizo una cruel matanza de los romanos; y (…) las calles de la ciudad se llenaron de cadáveres (…). Cuando los bárbaros se sintieron provocados por la oposición, extendieron la masacre indiscriminada a los débiles, los inocentes y los desamparados”.
¿No describen estas palabras las escenas que vimos en París el viernes por la noche? Si bien la Historia de la decadencia y la caída del Imperio Romano, publicada por Gibbon en seis volúmenes entre 1776 y 1788, presentaba el declive de Roma como un lento proceso. Entre las causas que alegaba había desde trastornos de personalidad de determinados emperadores hasta el poder de la guardia pretoriana y el ascenso de la Persia sasánida. La decadencia se convirtió en caída y el monoteísmo fue como un hongo que contribuyó a pudrir el imperio.
Durante muchos años, los historiadores del fin de la Era Antigua solían estar de acuerdo con Gibbon sobre el carácter gradual del proceso. Algunos incluso dijeron que decadencia era un término anacrónico, igual que bárbaro. El Imperio Romano, decían, no había sufrido la decadencia y la desaparición, sino que se había fundido de forma imperceptible con las tribus germánicas, en un idilio posimperial que no merecía el triste nombre de oscurantismo. En los últimos tiempos, sin embargo, nuevos historiadores han planteado la posibilidad de que el declive de Roma no fuera progresivo, sino repentino y sangriento.
Para Bryan Ward-Perkins, se produjo “una toma violenta a manos de los invasores bárbaros”. El fin del Imperio de Occidente, escribe en La caída de Roma (2005), “experimentó horrores y disturbios como espero no tener que experimentar jamás; destruyó una civilización compleja y arrastró a los habitantes de Occidente a un nivel de vida propio de la era prehistórica”.
En cinco decenios, la población de Roma disminuyó en tres cuartas partes. Los restos arqueológicos de finales del siglo V —peores viviendas, cerámica más primitiva, menos monedas, animales más pequeños— indican que la influencia benigna de Roma en el resto de Europa también desapareció. “El fin de la civilización”, en palabras de Ward-Perkins, se produjo en el plazo de una sola generación.
La UE abre las puertas a los extranjeros que codician su riqueza sin renunciar a su fe ancestral
El libro de Peter Heather La caída del Imperio Romano destaca las consecuencias desastrosas de la gran migración y la violencia organizada: primero, el viaje hacia el oeste de los hunos de Asia Central y luego la irrupción germánica en territorio romano. Según él, los visigodos que se establecieron en Aquitania y los vándalos que conquistaron Cartago se sintieron atraídos por la riqueza del Imperio Romano y pudieron apoderarse de ella gracias a las armas y las aptitudes adquiridas de los propios romanos.
“Para los intrépidos”, escribe Heather, “el Imperio Romano, pese a ser una amenaza para su existencia, era también una increíble oportunidad de prosperar… Una vez que los hunos expulsaron a gran número [de grupos extranjeros], el peor enemigo del Estado romano pasó a ser él mismo. Su poder militar y complejidad económica aceleraron el proceso, al permitir que los recién llegados se convirtieran en fuerzas coherentes, capaces de crear sus propios reinos en aquel cuerpo político”.
Unos procesos extraordinariamente similares están destruyendo hoy la Unión Europea, aunque pocos estemos dispuestos a reconocerlo. Como el Imperio Romano a principios del siglo V, Europa ha dejado que sus defensas se derrumbaran. A medida que aumentaba su riqueza han disminuido su capacidad militar y su fe en sí misma. Se ha vuelto decadente, con sus centros comerciales y sus estadios. Al mismo tiempo, ha abierto las puertas a los extranjeros que codician su riqueza sin renunciar a su fe ancestral.
La lejana conmoción que ha sacudido el débil edificio es la guerra civil siria, que ha sido catalizador y causa directa de la gran Völkerwanderung de 2015. Como entonces, proceden de toda la periferia imperial —el norte de África, el Levante, el sur de Asia—, pero esta vez no son decenas de miles, sino millones.
Como decía Gibbon, los monoteístas convencidos son una grave amenaza para un imperio laico
Por supuesto, la mayoría viene solo con la esperanza de tener una vida mejor. Las condiciones económicas en sus países han mejorado lo justo para permitirles marcharse y las políticas han empeorado tanto que deciden arriesgarse a hacerlo. Pero no pueden viajar hacia el norte y el oeste sin traer consigo parte de este malestar político. Como decía Gibbon, los monoteístas convencidos son una grave amenaza para un imperio laico.
Es indudable que los musulmanes que viven en Europa no son, en su inmensa mayoría, violentos. Pero también es verdad que casi todos tienen unas convicciones difíciles de conciliar con los principios de nuestras democracias liberales, incluidas nuestras ideas modernas sobre igualdad entre los sexos y tolerancia ante la diversidad religiosa y ante casi todas las tendencias sexuales. Por eso es muy fácil que una minoría violenta adquiera sus armas y prepare sus ataques a la civilización en el seno de esas comunidades pacíficas.
No sé lo suficiente sobre el siglo V como para poder citar a los romanos que se asombraban ante cada nuevo acto de barbarie, pese a que fuera similar a otros muchos anteriores, ni a los que hacían santurrones llamamientos a la solidaridad tras la caída de Roma, aunque alzarse juntos significara caer juntos; ni a quienes lanzaban huecas amenazas de venganza sin piedad, cuando no eran más que bravuconadas melodramáticas.
Sí sé que la culpa del embrollo en el que se encuentra la Europa del siglo XXI es de ella misma. En ningún lugar del mundo se ha estudiado la historia tanto como en la Europa moderna. Cuando llegué a Oxford hace más de 30 años, daba por sentado que en primero estudiaría a Gibbon. No. Aprendimos un montón de tonterías de que el nacionalismo era malo, las naciones-Estado, peores y los imperios, lo peor de todo.
“Antes de la caída”, escribe Ward-Perkins, “los romanos estaban tan seguros como estamos nosotros hoy de que su mundo seguiría siempre igual. Se equivocaron. Haríamos bien en no reproducir su autocomplacencia”.
Pobre París. Víctima de la complacencia.

Niall Ferguson

www.septimomilenio.com

Press SM: La empatía y la angustia en una ciudad alemana transformada por los Refugiados

JP-ERFURTReproducimos este comentario del Diario New York Times de Estados Unidos, por considerarlo de singular interés.

ERFURT. La empatía y la angustia en una ciudad alemana Transformado por los Refugiados
El estado de ánimo en el gimnasio de la escuela se estaba caldeando. Las autoridades municipales habían invitado a gente de las torres cercanas, para explicar que un grupo de migrantes, en su mayoría sirios, había sido ubicado en el barrio de la noche anterior.

Una anciana se acercó al micrófono: ¿Va a haber la construcción de una mezquita próximamente?.”¿Nos despertarán con su oración a las 5 de la mañana?

Pidió a un maestro de escuela, “¿Cómo protegemos a nuestros hijos?”

Un joven ni siquiera se molestó con una pregunta: “Esto tiene que parar”, anunció, recogiendo un puñado de aplausos.

Esto es un flujo sin precedentes de inmigrantes principalmente musulmanes en una ciudad que hasta hace poco era tan blanca que un hombre negro del Partido Verde local, según los informes, era conocido como “el africano de Erfurt.”

En esta ciudad de 208.000 habitantes, una vez el hogar de Martín Lutero y a veces referido como la Roma de Turingia por sus numerosas iglesias, con la salchicha de cerdo como especialidad local, el número de musulmanes se situó en torno a 500, hasta hace poco, según las estimaciones del alcalde. Pero antes de Navidad, 4.000 migrantes, muchos de los países musulmanes, podrían establecerse aquí.

Erfurt está cambiando, dijo el alcalde, Andreas Bausewein. Un hogar para los inmigrantes se está abriendo al lado de su casa. Su hija menor tiene ahora una niña afgana en su clase. Ella usa una silla de ruedas. “Metralla”, dijo el Sr. Bausewein.

Hasta el pasado fin de semana, había dicho a su personal que la crisis migratoria fue el mayor desafío desde la reunificación. Ahora él dice que es el desafío más grande desde la Segunda Guerra Mundial.

Se espera que serán cerca de 800.000 solicitantes de asilo los que llegarán a Alemania hasta finales de año, sumiendo al país en un experimento que muchos creen que podría hacer más para transformarla, que incluso la caída del comunismo.

A raíz de la postura de bienvenida de la canciller Angela Merkel hacia los miles de refugiados que llegan de la guerra y el conflicto en Siria, Irak, Afganistán y otros lugares, ciudades ordinarias como ésta de repente haciendo frente a una situación extraordinaria. A partir de 100 migrantes al mes en junio a 300 a la semana ahora, los efectos aquí y en otros estados, en las ciudades y los pueblos se están acelerando. Y es en este nivel que el experimento va a funcionar o no.

Para que funcione, debe haber camas y duchas. Traductores y maestros. Más trabajadores sociales y agentes de policía. Casas y aulas. Puestos de trabajo y dinero. Y debe haber cooperación por parte de los alemanes promedio. Muchos de ellos han recibido a los inmigrantes con generosidad, pero otros permanecen ansiosos y aún no se han convencido de que los beneficios valen la pena el costo, la irrupción y, en última instancia, la reconfiguración de la identidad alemana.

Mañana publicaremos la segunda parte de este Informe del New York Times.

www.septimomilenio.com

Press SM: El rechazo a los refugiados se une en Europa al miedo al Islam

Por considerlo de especial importancia reproducimos un comentario publicado por el Diario ABC de España

Europa-1024x741
francisco de andrés
Día 28/09/2015 –
La gran mayoría de los «sin papeles» son de religión islámica, pero no son islamistas, como insinúa el populismo europeo

El debate político entre líderes europeos recuerda por momentos al diálogo de sordos. Los países de Centroeuropa no quieren aceptar las nuevas oleadas de inmigrantes e invocan «sólidos argumentos morales»; la estabilidad de sus sociedades peligra, dicen, con las avalanchas de seres humanos que llegan desesperados a sus fronteras. Los grandes de la Europa occidental esgrimen razones no menos poderosas para acogerles; la canciller Merkel advierte de que en esta crisis migratoria, la mayor desde la Segunda Guerra, «Europa debe mostrar sus valores», en particular su concepción de la dignidad humana.
De entrada, como recuerda la analista checa Silja Schultheis, existe en las sociedades que están recibiendo el primer impacto un serio prejuicio casi existencial. «El 90 por ciento de los checos respalda la deportación automática de los refugiados porque el 99 por ciento de ellos no han visto en su vida a un refugiado».
Lo que sigue a esta realidad es aplicable a los cuatro países del Grupo de Visegrado, los más renuentes de la Unión Europea a las cuotas de inmigrantes: Hungría, la República Checa, Eslovaquia y Polonia. Sus dirigentes políticos juegan con una confusión conceptual extendida en el pueblo. No se hace distinción entre el refugiado político que huye de la guerra en Siria o en Irak, y el que cruza en balsa el Mediterráneo empujado por el hambre. Negar asilo al primero no solo es indigno de un gobierno europeo sino también una contravención de las leyes internacionales. Lo inteligente, por tanto, es no hacer matices entre refugiado e inmigrante para cerrarse en banda.
Un terreno abonado
El segundo elemento de confusión en el debate es la tendencia a identificar el islam—la religión de la mayoría de los inmigrantes sin papeles que se hacinan hoy en el sur de Europa— con el islamismo, la corriente política radical que justifica la violencia para imponer a todos la ley musulmana.
Angela Merkel no es ajena a este juego dialéctico de medias verdades, cuando en su laudable política de acogida a los refugiados los compara con los 400.000 llegados a Alemania después de la guerra de los Balcanes. Casi todos se integraron bien, cooperaron en el milagro económico alemán «y muchos regresaron después a sus países», ha dicho la canciller, que podría haber puesto un ejemplo más homologable, el de los «gasterbeiter» turcos. Estos llegaron en masa a Alemania desde los años 60, y —pese a sus raíces musulmanas— han demostrado una capacidad de integración en Europa que no se aplica a los millones de magrebíes llegados a Francia, España o Italia, ni a los paquistaníes instalados en el Reino Unido.
El miedo al islam funciona, porque está arraigado en el imaginario de los europeos. En Grecia, el partido neonazi Amanecer Dorado ha crecido en las últimas elecciones, y es de prever que la actual crisis migratoria beneficiará en las urnas al resto de partidos nacionalistas o de extrema derecha europeos, que pescan siempre en el terreno abonado de la xenofobia y de la islamofobia. No son 160.000 los refugiados a repartir en la Unión Europea, sino los 480.000 de los que habla Acnur, que ya han llegado al Viejo Continente y esperan su turno; sin contar con las decenas de miles que seguirán probando fortuna.
En el gueto
La ola de desesperados procedente de las guerras en Oriente Próximo es, para los agoreros, la nueva «invasión musulmana», a las puertas, literalmente, de Viena. Muchos europeos no practican ya el cristianismo, pero temen por su estilo de vida, o por la mera posibilidad estética de que los alminares sustituyan en el paisaje a las torres de las iglesias. «Nuestras fronteras están en peligro así como nuestro modo de vida construido sobre el respeto a la ley. Hungría y toda Europa están en juego», ha dicho el primer ministro húngaro, Viktor Orban, convertido casi en furibundo teleevangelista norteamericano instantes después del Once de Septiembre.
El rechazo a los refugiados imperante en Centroeuropa, que cuenta con sociedades muy homogéneas, se alimenta en parte del fracaso de la integración de los musulmanes en Francia y Reino Unido, Ambos países tienen modelos dispares —Francia aboga por la incorporación de sus cinco millones de mahometanos al modelo laico y republicano, mientras que el Reino Unido permite el multiculturalismo—, pero ninguno ha podido evitar el surgimiento de guetos musulmanes en las grandes ciudades, caldo de cultivo para los predicadores radicales del odio a Occidente. Húngaros, checos y eslovacos quieren a toda costa evitar que se repita ese fenómeno parasitario en sus ciudades, y pretenden eludir más aún el riesgo de convertirse en blanco de atentados terroristas, como ha sido el caso de Madrid, París o Londres.
El auge demográfico de los mahometanos plantea además nuevos desafíos al Viejo Continente. Por ejemplo, el de las mezquitas: ¿cuántas, dónde y quién las financia? Las soluciones propuestas no son siempre afortunadas. A comienzos del verano, el considerado «número uno» de los musulmanes franceses, Dalil Boubakeur, lanzó la peregrina propuesta de convertir en mezquitas las iglesias no abiertas al culto.
Alemania es un caso excepcional que explica en parte su aceptación de un elevado contingente de refugiados, que podrían llegar a convertirse en centenares de miles de inmigrantes musulmanes en poco lapso de tiempo. El país que cuenta con más musulmanes de la Unión Europeano ha sufrido en su territorio ningún ataque terrorista de envergadura. Hasta hoy, su preocupación eran los kurdos laicos del PKK, y no los barbudos de Al Qaida o Estado Islámico. El islam que practican sus ciudadanos de origen turco es moderado y respetuoso con las leyes civiles.
No obstante, esta semana los servicios de inteligencia del Ministerio del Interior alemán se mostraron «preocupados» por los intentos del movimiento islamista radical de reclutar jóvenes entre los miles de refugiados sirios e iraquíes que llegan al país. El control de la llamada Oficina de Protección de la Constitución volvió a sorprender por su rigor germánico: «el número de salafistas -dijo el comunicado- ha pasado en tres meses de 7.500 a 7.900» en el territorio de la república federal.

www.septimomilenio.com

Press SM: LOS REFUGIADOS Y LOS PAÍSES ÁRABES

Por considerarlo de especial interés reproducimos el comentario del Diario LA NACION de Argentina.

Por qué los sirios no buscan refugio en los países ricos del golfo Pérsico

Oficialmente pueden solicitar un visado de turista o un permiso de trabajo para poder entrar en Irán, Irak, Kuwait, Arabia Saudita, Baréin, Qatar, Emiratos Árabes Unidos u Omán

 crisis

Cuando miles de sirios que huyen de la guerra intentan desesperadamente llegar a Europa, la pregunta es inevitable: ¿por qué no buscan refugio en los países del golfo Pérsico, si están más cerca?
 

Desde que en marzo de 2011 comenzara la guerra en Siria, decenas han cruzado a Líbano, Jordania y Turquía, pero acceder a otros estados árabes, especialmente a los del Golfo, es menos sencillo.

Oficialmente los sirios pueden solicitar un visado de turista o un permiso de trabajo para poder entrar en Irán, Irak, Kuwait, Arabia Saudita, Baréin, Qatar, Emiratos Árabes Unidos u Omán.

Oficialmente los sirios pueden solicitar un visado de turista o un permiso de trabajo para los estados del Golfo. 
 

Pero el proceso es costoso y está extendida la percepción de que los estados del Golfo tienen restricciones no escritas que hacen difícil que los sirios consigan una visa en la práctica.

La mayoría de los que lo logran son aquellos sirios que ya estaban en alguno de estos países y alargaron su estancia o los que llegaron porque tienen familiares allí.

¿Bienvenidos o no?

Pero su riqueza y la relativa proximidad a Siria han llevado a muchos a cuestionar, tanto a través de las redes sociales como en los medios de comunicación tradicionales, si no tienen estos países un mayor deber para con los sirios que Europa.

Es a eso a lo que alude precisamente un hashtag o etiqueta en árabe, que se traduce como #Acoger_a_refugiados_sirios_es_un_deber_del_Golfo.

Desde la semana pasada ya ha sido utilizado más de 33.000 veces en Twitter.

El hashtag árabe se ha utilizado más de 33.000 veces en una semana.
 

Para ilustrar los mensajes con ese hashtag, los usuarios adjuntaron imágenes de alto impacto de la situación de los refugiados sirios, imágenes de personas ahogándose en el mar, niños a los que pasan sobre el alambre de púas o de familias durmiendo a la intemperie.

La página de Facebook llamada The Sirian Community in Denmark (la comunidad siria en Dinamarca), por ejemplo, compartió en la red social un video de sirios a los que se les permitió entrar a Austria desde Hungría.

Al verlo, otro usuario preguntó: “¿Cómo es que huimos de la región de nuestra hermandad musulmana, la que debería asumir una mayor responsabilidad para con nosotros que un país al que describen como infiel?”.

Asimismo, otro replicó: “Juro por Dios todopoderoso que son los árabes los que son infieles”.

“¡Déjenlos entrar!”

Pero además de los usuarios de las redes sociales, el tema atrajo la atención de la prensa y los actores políticos regionales.

El diario saudita Makkah, por ejemplo, publicó una caricatura en la que se ven dos puertas. Por una, protegida por alambre de púas, asoma un hombre vestido con las ropas tradicionales del Golfo.

El hombre se dirige a una mujer arrodillada, con un vestido viejo y un niño en brazos, y le indica la segunda puerta, pintada con la bandera de la Unión Europea.

La mayoría de los estados del Golfo, como Kuwait, Arabia Saudí, Qatar y Emiratos Árabes Unidos tienden a emplear a inmigrantes del sureste asiático y del subcontinente indio. 
 

“¿Por qué no les dejan entrar, descorteses?”, dice.

Por su parte, Riyad al-Asaad, el comandante del Ejército Sirio Libre (FSA, por sus siglas en inglés), el principal grupo de oposición armada en el país, compartió una imagen de refugiados que había colgado en la red el diputado kuwaití Faisal al-Muslin.

A la fotografía acompañaba este comentario: “Oh, países del Consejo de Cooperación del Golfo, estas son personas inocentes y juro que son los más merecedores de los miles de millones en ayuda y donaciones”.

Pero a pesar de los llamados en las redes sociales, parece poco probable que los países de la región cambien su posición en favor de los refugiados sirios.

Y es que la mayoría de los estados del Golfo, como Kuwait, Arabia Saudita, Qatar y Emiratos Árabes Unidos tienden a emplear a inmigrantes del sureste asiático y del subcontinente indio, particularmente para el trabajo poco calificado.

Mientras que árabes de fuera de la región del golfo tienden a ocupar cargos profesionales, como por ejemplo en el sector de la educación y de la salud.

Sin embargo, los gobiernos saudita y kuwaití están tratando de priorizar el empleo local, un programa estatal que se conoce como “nacionalización”.

Los gobiernos saudí y kuwaití están tratando de priorizar el empleo local. 
 

Por ello, los residentes no nativos tienen que pelear para poder salir adelante en estos países, ya que es casi imposible obtener la nacionalidad.

En 2012 Kuwait incluso anunció una estrategia oficial para reducir en un millón el número de trabajadores extranjeros en 10 años.

Así que, puede que los estados del Golfo estén más cerca de Siria que Europa, pero las restricciones no escritas hacen que los sirios que huyen de la guerra opten por el trayecto más largo.

Press SM: IRAN INSISTE EN SU POLÍTICA DE ANIQUILAR ISRAEL

Reproducimos el comentario publicado por el Diario Jerusalén Post de Israel

bomb

 

Contrariamente a las declaraciones hechas por el secretario de Asuntos Exteriores británico Philip Hammond un funcionario iraní negó que la política de su gobierno hacia Israel haya cambiado, y dijo que el régimen sionista debe ser aniquilado. Nuestras posiciones contra el régimen sionista usurpador no han cambiado en absoluto; Israel debe ser aniquilado y este es nuestro lema final.

El Asesor del presidente del Parlamento iraní para Asuntos Internacionales Hossein Sheikholeslam, según fue citado por la agencia de noticias iraní Fars. Después de la apertura de la embajada británica en Teherán, el ministro de Exteriores británico dijo que el gobierno iraní había mostrado un enfoque más matizado que su predecesor a un conflicto de larga duración con Israel, y agregó que Teherán sería juzgado por sus acciones, no sus palabras.
Lo que estamos observando es el comportamiento de Irán, no sólo contra Israel sino hacia otros actores de la región, que reconstruyen poco a poco su sentido de que Irán no es una amenaza para ellos, dijo Hammond. Sheikholeslam también citó y desestimó una declaración que Hammond hizo en su visita a Teherán en la que dijo que las hostilidades del pasado entre Irán y el Reino Unido deben ser olvidados, informó Fars. Teherán nunca olvidará el pasado y de Gran Bretaña como colonialistas, dijo Sheikholeslam. La embajada británica se abrió casi cuatro años después de que fue asaltada por los manifestantes.

Fuentes: Jerusalén Post – Israel / Reuters – Alemania

www.septimomilenio.com

 

Press SM: LA AMENAZA DE COREA DEL NORTE A ISRAEL

corPor considerarlo de especial interés, reproducimos el comentario publicado por el Diario Jerusalén Post de Israel.

Aunque Israel se enfrenta a numerosas amenazas en el hogar y en el extranjero, uno de nuestros enemigos más olvidados es el que es tal vez más lejos: el régimen dictatorial de Kim Jong Un en Corea del Norte. Casi 8.000 kilometros separan Jerusalén de Pyongyang, pero eso no ha impedido que el gobierno de Corea del Norte ponerse del lado de los enemigos de Israel, regularmente proporcionándoles entrenamiento militar y apoyo e incluso venderles know-how y la tecnología nucleares de misiles balísticos. De hecho, Corea del Norte está directamente vinculada a casi todas las amenazas que enfrenta Israel, y es hora de que el Estado judío para hacer algo acerca de esta amenaza. El último ejemplo de la peligrosa intromisión Oriente Medio de Kim, estaba en la exhibición el pasado sábado en Irán, donde los ayatolás dieron a conocer su nuevo Fateh 313, misil superficie-superficie junto con la plataforma Simorgh de lanzamiento, que se dice que tienen un parecido sorprendente con la de Corea del Norte. En ese sentido el Congreso del Servicio de Investigación de Estados Unidos (CRS) señaló en un informe el 11 de mayo, que en el “misil balístico la cooperación tecnológica” entre Teherán y Pyongyang “es importante y significativa.” La colaboración entre los dos regímenes criminales también se extiende a la esfera subterránea, donde Corea del Norte cuenta con décadas de experiencia en la construcción de túneles y otras instalaciones militares bajo la superficie destinada a la vecina Corea del Sur. Como reveló el Weekly Standard el año pasado, los norcoreanos no han tenido reparos en compartir su experiencia de túneles. “Su cliente visible es la República Islámica de Irán”, concluyó la revista, citando un experto en Corea del Norte Bruce Bechtol, quien dijo que Pyongyang también ha contribuido a la construcción de algunas de las instalaciones subterráneas de armas nucleares de los iraníes. Huelga decir que Hamas y Hezbolá se han beneficiado del túnel con la tutela de Corea del Norte. Esto se hizo evidente durante la Segunda Guerra del Líbano en 2006, cuando Hezbolá utilizó un extenso sistema de túneles en el conflicto con Israel, así como durante la Operación de protección perimetral en Gaza el año pasado, cuando Hamas trató de hacer lo mismo. Hace un año, esto llevó a un juez federal de Estados Unidos a fallar para contener a Corea del Norte e Irán responsable por su apoyo a Hezbollah durante la guerra, que dijo incluía la asistencia “en la construcción de una red masiva de instalaciones subterráneas militares, túneles, búnkers, depósitos e instalaciones de almacenamiento en el sur de Líbano “. Corea del Norte también ha servido como un mentor para los enemigos de Israel. Como Bechtol señala en su libro, Defiant Error Estado: la amenaza de Corea del Norte para la seguridad internacional. El líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, pasó varios meses en Corea del Norte a finales de 1980 para recibir entrenamiento terrorista. Y en los últimos años, una serie de barcos de Corea del Norte han sido interceptados y se constató que transportaban armas ilícitas destinadas a Hamas y Hezbollah. Las actividades nefastas del régimen de Kim también se han extendido a Siria, que ha sido el principal beneficiario de la tendencia de Corea del Norte para las operaciones en el extranjero. En junio de 2013, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos reveló que los oficiales militares de Corea del Norte estaban ayudando al régimen de Assad en su intento de reprimir a los grupos rebeldes sirios. Soldados norcoreanos se dice que han estado apoyando a las tropas de Assad con apoyo logístico, la creación de planes operativos e incluso la supervisión de los ataques de artillería del gobierno sirio contra la oposición. Y el gobierno de Siria ha, en las palabras de la CRS, “recibió misiles balísticos y tecnología relacionada de Corea del Norte.” Por ejemplo, se cree que el reactor nuclear sirio, según informes, que fue destruído por Israel en septiembre de 2007 se estaba construyendo con la ayuda de Corea del Norte. Así que en casi todos los puntos de acceso en el Medio Oriente, Corea del Norte ha unido fuerzas con los malos, de Hamás en Gaza a Hezbolá en el Líbano, a Assad en Damasco y los ayatolás de Teherán. Pyongyang incluso salió en defensa el año pasado del Estado Islámico, denunciando los ataques aéreos liderados por Estados Unidos como “terrorismo de Estado”. Kim Jong Un puede ser regordete y pueril, pero es peligroso también y no sólo a sus vecinos inmediatos. Corea del Norte está armando descaradamente a los enemigos de Israel con la venta o la transferencia de tecnología nuclear y de misiles y proporcionando apoyo político y diplomático para sus ataques contra el Estado judío. Está claro que Corea del Norte representa una amenaza para el Estado judío. Al apoyar a Hamás y Hezbollah, Pyongyang tiene sangre judía en sus manos. Y con el avance de los programas nucleares de Irán y Siria, ha contribuido a la desestabilización de todo el Medio Oriente. Por tanto, es esencial que Israel tome una posición pública más contundente contra el régimen de Kim. Jerusalén debe reforzar las relaciones con Corea del Sur, y armar una estrategia global para la lucha contra los revoltosos de Pyongyang en el Medio Oriente. Corea del Sur e Israel comparten un número interesante de similitudes. Ambas son herederas de antiguas civilizaciones que han labrado democracias en los lugares difíciles, mientras que han levantado en forma simultánea, economías modernas dinámicas a pesar de la falta de recursos naturales. Y, por supuesto, compartimos un enemigo común: El régimen de Corea del Norte, cuya belicosidad e imprevisibilidad afecta a todo el mundo. Por tanto, es en interés de Israel para profundizar aún más su alianza con Seúl y dejar de ignorar el peligro de Pyongyang. Por distante que pueda parecer el régimen de Kim Jong Un, está claramente a favor de hacer daño al Estado judío.

www.septimomilenio.com

1 2 3 15