JUDÍOS EN ESPAÑA

Por considerarlo de interés reproducimos el comentario del Diario Judío de México,

ESPAÑA SIGUE PERDIENDO A SUS JUDÍOS.

No ocurre como en Francia, en donde el antisemitismo es explícito y motiva un auténtico éxodo de judíos hacia Israel y otros países. Pero en España aumentan los nacionales judíos, especialmente jóvenes, que se van a cursar estudios universitarios —cada vez en mayor porcentaje a universidades israelíes— que no regresan. Se establecen allí o en otros países. Este es un cambio de tendencia que confirman fuentes de la comunidad judía madrileña, que calculan el número de judíos entre los 40 y 45.000, sumados los españoles y los residentes. Están establecidos especialmente en Madrid, Barcelona, Melilla y Málaga. En las tres primeras ciudades funcionan colegios judíos —concertados— que, siguiendo el plan educativo general, se encargan de mantener la ‘identidad judía’, que consiste en el estudio de su religión, de la lengua hebrea y de la historia del pueblo judío, que incluye, naturalmente, el Holocausto.

Se está produciendo, en consecuencia, un lento declinar de la presencia de comunidades de judíos españoles, apenas compensado por la llegada de otros procedentes de países latinoamericanos como Argentina y Venezuela, un fenómeno atribuible a distintas causas. No a un antisemitismo explícito, pero sí debido a la presión —de nuevo los jóvenes son el colectivo más afectado— que les reclama posicionamientos en torno a las políticas del Estado de Israel, anatemizado por la extrema izquierda y, concretamente, por la hostilidad antiisraelí de Podemos e Izquierda Unida, que allí donde tienen implantación institucional se encargan de plantear de forma muy frecuente mociones contra Israel. Fuentes consultadas consideran que “nunca antes hubo más ruido contra Israel”, aunque esa especie de clamor no se corresponda con el sentimiento de la opinión pública.

En España, como en otros países, está cobrando fuerza la organización BDS Israel, acrónimo de boicot, desinversiones y sanciones al Estado de Israel, que promueve todo tipo de acciones antiisraelíes a nivel social e institucional. Esta campaña está en contacto con sectores de la extrema izquierda que, sin llegar a negar —como en otros estados europeos— el Holocausto, tienden a relativizarlo o banalizarlo, o aseveran que “Israel hace lo mismo con los palestinos”. Para defenderse de la militancia de BDS Israel, se ha constituido ACOM (Acción y Comunicación sobre Oriente Medio), que defiende al Estado israelí y sus intereses cuando estos son hostigados. Para marzo de 2018, ACOM había obtenido en los tribunales españoles hasta una veintena de sentencias favorables en sus impugnaciones contra mociones municipales que afectaban negativamente a empresas vinculadas con Israel. En la mayoría de los casos, los jueces han estimado la existencia de vulneraciones a los derechos constitucionales. ACOM también se encarga de difundir el mensaje de que el antisionismo es una forma de antisemitismo.

Este contexto político resulta especialmente incómodo a los judíos españoles, que se sienten nacionales de nuestro país pero que defienden el Estado de Israel sin perjuicio de que, en ocasiones, muestren puntualmente reparos a sus acciones y políticas. No entienden, sin embargo, que la mayoría de los medios no estén reflejando el acoso de las organizaciones terroristas palestinas en las zonas fronterizas y que, en general, haya un posicionamiento sistemáticamente crítico con el Estado de Israel.

Al mismo tiempo, estas fuentes constatan los flujos turísticos de israelíes y judíos de muy diversas nacionalidades hacia España. El destino principal es Cataluña, pero no solo. La creación en 1994 de Caminos de Sefarad ha puesto en valor histórico una red de juderías (a la que están adheridas hasta 20 ciudades españolas) y que es considerada una “buena iniciativa” para el turismo cultural en España y muestra así el componente histórico identitario judío de nuestro país. Ha llamado poderosamente la atención, sin embargo, que una de las ciudades que forman parte de esta red, Tudela, haya aprobado una moción para reclamar la ruptura de las relaciones diplomáticas entre España e Israel. Fuentes consultadas advierten de que si se mantiene esta moción, “la iniciativa cultural de Caminos de Sefarad habrá recibido un golpe de muerte”.

Los judíos españoles —como la inmensa mayoría de los judíos de cualquier país— son sionistas, es decir, defienden la existencia del Estado de Israel y, por tanto, el antisionismo implica una repulsa a un elemento definidor del judaísmo actual. Y de ahí proceden los problemas que la comunidad judía en España advierte en la actualidad y que explican el gradual éxodo de jóvenes universitarios hacia Israel. Una realidad silente que la izquierda española —especialmente la moderada, que secunda muchas veces sin demasiada reflexión las propuestas antiisraelíes de Podemos y de Izquierda Unida— debiera tener en cuenta. Porque una de las tragedias históricas de nuestro país ha consistido en la expulsión de los judíos y en la inquina que contra ellos han manifestado distintas instancias, entre ellas la propia Iglesia católica. Conviene recordarlo cuando en Europa, desde la extrema izquierda y desde la extrema derecha, la judeofobia y el antisionismo parecen estar rebrotando.

www.septimomilenio.com

GUATEMALA LLORA

 

Serían más de 70 los muertos como consecuencia de la erupción del Volcán de Fuego.

Los afectados se cuentan por centenares de miles y el número de desaparecidos

sin ser determinado, aumento el clima de tragedia que vive el país.

En la hora del dolor Guatemala precisa la urgente ayuda de hombres y mujeres solidarios. Es el tiempo de clamar a Dios por Misericordia.

www.septimomilenio.com

TIEMBLA GUATEMALA

La erupción del Volcán de Fuego sorprendió por su extraordinaria potencia. Ha provocado por lo menos 25 muertos y también más de un millón de personas afectadas.

Las imágenes que se originan en el país Centro americano son tremendas y conmovedoras, al revelar la magnitud de los daños que ha provocado la erupción.

La capital, Guatemala también se vio oscurecida por el manto de cenizas y el aeropuerto La Autora, debió ser cerrado como consecuencia de los problemas de visibilidad.

La columna de humo se elevó por encima de los seis mil metros y se verifican las primeras asistencias de países vecinos, para tratar de aliviar la situación de los pobladores  más afectados.

Diego Acosta

 

ISRAEL Y LOS EVANGÉLICOS

Por considerarlo de especial inerés, reproducimos este comentario

publicado por el New York Times / Estados Unidos

 

Este artículo fue escrito por David D. Kirkpatrick, Elizabeth Dias y David M. Halbfinger.

Una noche tras la inauguración de la nueva Embajada de Estados Unidos en Jerusalén el 14 de mayo, el Primer Ministro de Israel Benjamin Netanyahu convocó a evangélicos estadounidenses para que planearan sus próximos pasos.

Netanyahu agradeció a los pastores y activistas por instar al presidente Donald J. Trump a que abra la embajada, poniéndole fin a décadas de políticas estadounidenses que dictaban que el estatus de Jerusalén debería decidirse en conversaciones de paz.

El Primer Ministro Benjamin Netanyahu (izq.) y David M. Friedman, el embajador de EE.UU. que dijo que muchos cristianos de su país son partidarios de Israel. Netanyahu se aleja de la diáspora judía (Ronen Zvulun/Reuters).

El Primer Ministro Benjamin Netanyahu (izq.) y David M. Friedman, el embajador de EE.UU. que dijo que muchos cristianos de su país son partidarios de Israel. Netanyahu se aleja de la diáspora judía

¿Cuál embajada seguiría?, quería saber Netanyahu, al revisar una lista de otros países con Iglesias evangélicas fuertes. Guatemala, Paraguay y Honduras ya habían seguido a EE.UU. al anunciar su intención de mudar sus embajadas de Tel Aviv a Jerusalén, pero ¿qué pasaría con Brasil, India o incluso China?

“El Primer Ministro estaba muy entusiasmado”, recordó Mario Bramnick, un pastor cubano-americano de una iglesia pentecostal cerca de Miami.

La apertura de la embajada en Jerusalén, la culminación de décadas de lobby, fue el reconocimiento más público hasta la fecha de la creciente importancia que el gobierno de Netanyahu les da a sus aliados cristianos conservadores, aun cuando algunos han sido acusados de hacer declaraciones antisemitas.

Si bien Israel ha dependido por mucho tiempo del apoyo de la diáspora judía, el gobierno de Netanyahu ha hecho un viraje histórico y estratégico, al pasar a apoyarse en la base mucho más grande de cristianos evangélicos, aun con el riesgo de disgustar a los judíos estadounidenses a quienes les podría molestar la denigración de su fe por parte de los evangélicos.

La paradoja es muy conocida: las creencias de muchos cristianos evangélicos de que Israel es especial para Dios llevan a muchos a expresar un apoyo recio al Estado judío aunque insisten al mismo tiempo en que la salvación espera sólo a quienes aceptan a Jesús como su salvador.

Pero los israelíes liberales advierten que los nexos cada vez más estrechos entre la derecha israelí y la derecha cristiana aceleran una polarización que convierte el apoyo a Israel en una cuestión partidaria en Washington; ni un solo legislador demócrata asistió a la inauguración de la embajada.

Los judíos liberales también han notado que el gobierno de derecha de Netanyahu está mucho más pendiente de las acusaciones de intolerancia a la izquierda política que a la de sus partidarios conservadores. “Hay muchísimos más electores evangélicos que judíos”, expresó el rabino David Sandmel, director de Asuntos Interreligiosos de la Liga Antidifamación. “Así que el gobierno israelí podría decir que ‘en aras de ese apoyo no vamos a hacer tanto hincapié en esta o aquella declaración que podría parecernos problemática’”.

Este toma y daca se vio claro cuando Robert Jeffress, un partidario de Trump y pastor de una megaiglesia bautista del sur en Dallas que ha advertido que “no puedes ser salvado siendo judío”, pronunció una oración en la inauguración.

En su oración, aludió a las profecías bíblicas sobre la segunda venida de Cristo, al referirse a la fundación del Estado moderno de Israel hace 70 años como una “reunificación” del pueblo de Dios. Luego terminó su oración “en el nombre y el espíritu del príncipe de la paz, Jesús nuestro Señor”.

El reverendo John C. Hagee, un televangelista que dio la bendición final, ha dicho que el Holocausto sucedió porque la “primera prioridad de Dios para el pueblo judío es hacer que regrese a la tierra de Israel”, un preludio de la segunda venida.

David M. Friedman, el embajador estadounidense en Israel que presidió la inauguración de la embajada, afirmó que los cristianos evangélicos “apoyan a Israel con mucho más fervor y devoción que muchos en la comunidad judía”.

Muchos israelíes, sobre todo de derecha, minimizan las creencias de sus aliados cristianos por ser un asunto teórico. Cuando llegue el Mesías, dice un viejo chiste, le preguntaremos si es su primera o segunda visita.

Friedman dijo que había invitado a Jeffress y Hagee porque “son dos de los líderes más seguidos de la comunidad evangélica, y quería honrar a la comunidad por ser tan constructiva en ayudar a agilizar esto”.

Netanyahu invitó a más de 100 visitantes de alto perfil al ministerio de Asuntos Exteriores para una celebración en vísperas de la inauguración de la embajada y dio las gracias públicamente a Hagee por su apoyo de mucho tiempo a Israel.

Elie Pieprz, un judío ortodoxo que representa una organización de asentamientos judíos en Cisjordania, indicó que “si hay una persona que ha ayudado a Israel y a los judíos del mundo a recaudar dinero y crear apoyo político, es el pastor Hagee”.

© 2018 The New York Times

www.septimomilenio.com

MÁXIMA TENSIÓN EN ISRAEL

Miles de palestinos están protestando en la frontera de la franja de Gaza, contra la apertura de la embajada de los Estados Unidos en Jerusalén.

Desde el viernes permanece cerrado el paso fronterizo de Kerem Shalom, por el que ingresaban cientos de toneladas diarias de toda clase de provisiones y también de combustibles.

El paso fue cerrado como consecuencia del atentado que sufrieran sus instalaciones ante los ataques de los extremistas palestinos de Hamás.

Se ha informado que por lo menos un palestino ha muerto como consecuencia de los disparos de los soldados israelíes, que custodian la frontera con Gaza.

Esta jornada y la próxima serán de máxima tensión como consecuencia de lo que los árabes el día de la catástrofe, tras la creación del Estado de Israel.

También será recordado el enfrentamiento armado entre los países árabes e Israel a partir del 14 de Mayo de 1948.

Se destaca que en las últimas manifestaciones contra Israel en la franja de Gaza, la participación activa de cientos de mujeres.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

1 2 3 15