BETHSAIDA DE JESÚS

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Se ha registrado un hallazgo que significa una doble confirmación de menciones de la Palabra de Dios, con relación a una misma población del antiguo Israel.

Las excavaciones que se realizan en la región de los Altos del Golan, han permitido encontrar la puerta de entrada a la ciudad de Zer.

Este importante centro urbano, es destacado en el Libro de Josué en el Capítulo 19:35:

Y las ciudades fortificadas son Sidim, Zer, Hamat, Racat, Cineret.

Con este nombre, Zer,  se conocía a la población en los tiempos del Primer Templo y era por su tamaño, riquezas y fortificaciones impresionantes, un centro de gran importancia.

Posteriormente un grupo de 20 arqueólogos de varios países, realizaron perforaciones en dos sitios diferentes del área del  y realizaron otro notable descubrimiento.

Vestigios de Bethsaida la ciudad donde Jesús vivió en Galilea, al norte del Mar del mismo nombre y realizó uno de sus más notables milagros, durante su Ministerio Terrenal.

Tal como consta en el Nuevo Testamento en el Evangelio de Marcos 6:30-44. En aquellos tiempos del Segundo Templo, el nombre de Bethsaida había reemplazado al de la más antigua Zer.

Las investigaciones continúan en el noreste del Mar de Galilea en el Parque del Jordán, en una región que constituye motivo de atracción de turistas de todo el mundo.

Entre ellos se destacan los cristianos evangélicos, que pueden ver con sus ojos algunos lugares notables del Ministerio del Hijo del Hombre.

Fuente: Israel Antiquities Authority

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL HOGAR DE PEDRO Y ANDRÉS

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Mientras realizaban excavaciones en las inmediaciones de Bethsaida, un grupo de arqueólogos creen haber descubierto la ciudad romana de Julias, en Israel.

Esta población ubicada en el valle del río Jordán, en su entrada del lago Kinneret, era objeto de debate entre los especialistas por cuanto no se lograba precisar dónde estaba asentada, llegando a ser considerada una ciudad perdida.

El descubrimiento se produjo cuando estaban investigando en una antigua casa de baños de la época de la dominación romana, en un lugar conocido como Beit-Habek. Los arqueólogos hallaron evidencias de haber encontrado la ciudad de Julias, donde estaba el hogar de Pedro y su hermano Andrés.

Este singular descubrimiento abre nuevas expectativas para los estudios del Nuevo Testamento y sobre la llamada Galilea judía.

Algunas de las evidencias de haber descubierto la ciudad de Julias es la existencia de una casa de baños romana y también una rara moneda de plata con la esfigie del emperador Nerón, que correspondería a los años 65/66 d.C.

Se espera que con la continuación de los trabajos, logre identificarse definitivamente a la ciudad perdida de Julias y también los indicios donde estaba el hogar de los apóstoles Pedro y Andrés.

Diego Acosta

Fuente: Jerusalén Post – Israel

www.septimomilenio.com