LA BEBÉ…ARDILLA

CARTA DE ALEMANIA

Las pequeñas historias tienen el valor de romper con la dictadura de la frivolidad y la tontería, de la que muchas veces nos enorgullecemos los humanos.

Una pequeña ardilla siguió a un hombre, que al verse en semejante situación no atinó a otra cosa que a correr y también  avisar a la policía.

La bebé, finalmente agotada por el esfuerzo, se durmió y la policía la encomendó a una sociedad que se dedica específicamente a cuidar de las ardillas. Era tan pequeña que encontró el calor que buscaba, en las manos de la persona que la acogió.

El hombre perseguido se sumó a la ola de simpatía que ha despertado este animalito, que al sentirse solo buscó la compañía de un ser humano, que se asustó y corrió.

Pensemos, cuántas veces nos asustamos y nos olvidamos de lo fundamental: La existencia de nuestro Creador!

Gracias y bendiciones.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

CADA UNO…

CONGREGACIÓN

SÉPTIMOMILENIO

Tratando de sacar algunas conclusiones, impresiona advertir que nuestra relación con Dios se magnifica, cuando tenemos problemas o estamos tristes o angustiados.

Será una novedad para el Creador?

Estoy convencido de que NO, porque nos conoce como nadie y desde antes que nadie, por lo que sabe como somos y de lo que somos capaces de hacer.

En tiempos de bonanza, nos creemos seres superiores, que incluso hasta podemos prescindir del propio Altísimo. Así somos y ese es un resultado que confirma nuestro comportamiento.

La cuestión cambia cuando llega la hora de la aflicción, la hora difícil de la prueba y más todavía, cuando no comprendemos que está pasando y por qué nos está pasando.

Es en ese momento, cuando nuestras fuerzas han menguado, cuando advertimos que no somos capaces de hacer nada por nosotros mismos, nos acordamos del Eterno.

Esta es la triste realidad con la que obro y seguramente muchos creyentes hacen exactamente lo mismo. Por qué llegamos a estos extremos?

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

INSTRUMENTO

A veces escuchamos conversaciones casi en forma obligada, por la poca prudencia de los interlocutores.

Fue así como me enteré que había un cierto debate en torno a ser instrumentos de Dios. En principio había acuerdo en que todos deberíamos estar preparados para ser utilizados sin reservas.

Pero, esta aparente coincidencia, quedó expuesta a la controversia, cuando dos hermanos siguieron hablando del tema.

Recuerdo que uno decía, que también era legítimo aspirar a ser un instrumento del mayor nivel posible. Y argumentaba que para eso él se preparó durante mucho tiempo, estudiando y trabajando en la Obra del Supremo.

El otro le respondió, que esa era una forma de esconder la propia vanidad, de pretender ser mejor que los demás, aún exponiéndose a aspirar a cosas distintas de las que el Eterno podía disponer.

Mientras la discusión seguía, me pregunté con la mayor claridad, acerca de lo que pensaba sobre el tema del debate.

Y debo confesar, que debí pedir perdón al Creador, porque en algún momento de mi vida, también pensé que podía ser una forma de instrumento superior.

Pobre de mí. Había olvidado que la única Honra  verdadera que recibimos los hombres, es la de quién nos ha dado la vida!

Proverbios 29:23

La soberbia del hombre le abate;

Pero al humilde de espíritu sustenta la honra.

Provérbios 29:23

A soberba do homem o abaterá,

mas o humilde de espírito obterá honra.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DISCERNIR

 

En mis primeros tiempos de creyente, tenía una temerosa y especial actitud hacia el Libro de Job.

No alcanzaba a comprender todo lo que ocurría en la vida de ese hombre, que fue privado de todo y aún así siguió siendo fiel a Dios.

No entendía como había hombres que eran duros con él, a pesar de las tremendas circunstancias que le tocaba vivir.

Incluso llegué hasta a tener miedo de que alguna vez me ocurriera lo que le pasó a Job. Muchas veces he pensado en ese tiempo en el que evitaba leer el Libro que me inspiraba tantas dudas.

Con el tiempo llegó mi madurez y pude poco a poco comprender que la relación buena obra-premio, mala obra-castigo, era demasiado simplista como para poder ser atribuida al Eterno.

La confianza de Job en el Creador, supera lo que mi mente de hombre puede entender y solamente puede ser interpretaba con la firmeza de la fe.

Con humildad puedo decir que he llegado a discernir, que mi capacidad humana, no puede alcanzar la Grandeza de Dios ni mucho menos interpretar sus designios.

Job: 42:3

¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento?

Por tanto, yo hablaba lo que no entendía;

Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía.

42:3

Quem é aquele, dizes tu, que sem conhecimento encobre o conselho?

Por isso, falei do que não entendia;

coisas que para mim eram maravilhosíssimas, e que eu não

compreendia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA POLUCIÓN MATA

Blog del TIEMPO!

Mientras debatimos acerca de la contaminación en el mundo, de los efectos que produce la civilización sobre el planeta, la destrucción continúa.

En este caso doblemente grave como resultado: Se trata de que más de siete millones de personas mueren en el mundo como consecuencia de la contaminación ambiental.

Lo que parece una exageración y hasta motivo de sarcásticos comentarios, lo cierto es que siete millones de personas han perdido la vida a causa de la inoperancia de quienes tienen responsabilidades.

Y también a causa de quienes supuestamente no las tenemos, pero que olvidamos que estamos constituidos por el Creador en Mayordomos de la Tierra.

La Organización Mundial de la Salud en su último informe ha advertido que la contaminación del aire constituye un factor de riesgo mayor para millones de personas.

El número de muertes continúa en ascenso y es superior a la que causa el SIDA, la diabetes, la tuberculosis entre otras enfermedades peligrosas.

Estamos advertidos. La indiferencia de hoy puede ser la tragedia de mañana.

Recordemos: Somos Mayordomos de la Tierra.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

CHOQUE EN SATURNO

LA OTRA HISTORIA

Hace un año el ingenio espacial Cassini-Huygens finalizó su larga travesía por el espacio, al estrellarse en la atmósfera que rodea a Saturno.

El artilugio llevaba los nombres de dos científicos: Giovanni Cassini y Christiaan Huygens y su costo total fue de más de 3.200 millones de dólares. Fue un emprendimiento realizado por Estados Unidos y las Agencias Espaciales de Europa e Italia.

Saturno, Cassini-Huygens,La nave no tripulada fue lanzada el 25 de Octubre de 1997 y su vida casi llegó a los 20 años. Su misión principal estudiar a Saturno y sus lunas.

En julio de 2004 entró en la órbita del planeta y el plan inicial era que permaneciera en torno a Saturno, obteniendo información científica de gran valor.

La Cassini fue la primera sonda que se adentró en el espacio que media entre las lunas y el planeta, registrando datos de los que se han obtenido importantes revelaciones.

Cabe destacar que este experimento permitió corroborar la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein, al ser estudiadas las fotografías y las informaciones suministradas por la Cassini. Esto ocurrió en el año 2003.

Quedan para los neófitos el testimonio de espectaculares fotografías de Saturno.

El hombre comprobaba una vez más la Grandeza inconmensurable del Creador.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL CASO GALILEI

Dibujos de Galileo Galilei

 

LA OTRA HISTORIA

El hombre que es considerado el Padre de la Física y la Astronomía y más aún, el Padre de la Ciencia, afrontó durante su vida un largo conflicto con la inquisición de la iglesia católica romana.

Galileo Galilei estudio, defendió y consolidó los términos de una visión del universo diferente a la propuesta que sostuvo Roma durante siglos.

El monje y erudito polaco Nicolás Copérnico elaboró la teoría que el sistema del que forma parte la Tierra, gira en torno al sol.

Contrariando la teoría heliocéntrica, que sostenía que era la tierra el centro del universo conocido. Postura que era mantenida por los católicos. Era lo que había enseñado Aristóteles y por otro destacado griego: Ptolomeo.

El movimiento copernicano fue seguido por dos científicos de relevancia: el alemán Johannes Kepler y el protestante inglés Isaac Newton. Y sería Galileo Galilei quién ratificaría todo lo estudiado hasta entonces.

Publica entonces su célebre Diálogo sobre los dos sistemas mundiales, que inicialmente fue permitido, pero luego prohibido por el papa Urbano VIII.

Así en un largo proceso la inquisición declara hereje al gran genio del Renacimiento, es detenido, excarcelado, vuelto a detener, mientras la evidencia mostraba que aquello que Copérnico había descripto era rotundamente cierto.

Tal vez el caso de Galileo Galilei fue el más emblemático de los enfrentamientos entre las creencias y la ciencia. Más concretamente entre lo que sostenía el Vaticano, con relación al trabajo de los grandes científicos de la Edad Media.

Sin embargo, debe recordarse que el genio italiano, tuvo un profundo amor y respeto por Dios y su Creación, tal como lo expuso en sus cartas a su hija Celeste, monja interna en un convento.

Galileo Galilei dejó como legado estas bellas palabras que ejemplifican su creencia profunda en Dios:

“Dios es conocido por la naturaleza en Sus obras, y por la doctrina en Su Palabra revelada.”

“La Sagrada Escritura y la naturaleza proceden igualmente de la Palabra Divina; la primera, como dictada del Espíritu Santo, la segunda como ejecutora perfectamente fiel de las órdenes de Dios.”

“Recordando que la sabiduría y el poder y la bondad del Creador en ninguna parte se exhibe tan bien como en los cielos y en los cuerpos celestes, podemos fácilmente reconocer el gran mérito de Él, que ha formado estos cuerpos para nuestro conocimiento y que, independientemente de su casi infinita distancia, los ha hecho fácilmente visibles”.

Frente al Eterno debemos obrar con temor y temblor!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

SOLAMENTE IMPACTOS

Blog del TIEMPO!

La sociedad global en la que vivimos, tiene la singularidad que se maneja por impactos de todo tipo y que marcan las tendencias de nuestros pensamientos.

La reciente muerte de un científico británico, actualizó la cuestión del Universo y también su posición de no aceptar la existencia de Dios.

Él buscaba la fuente del origen de todo lo que conocemos y llamamos Universo y a eso dedicó gran parte de su vida. Esa búsqueda fue también uno de los motivos de su notoriedad.

En cuánto a lo de Dios, nos preocupa que algunas personas saquen conclusiones equivocadas. Puede pensarse: Si este hombre que es sabio, niega la existencia del Eterno, por qué yo lo voy a contradecir, si no soy sabio?

Esto es lo que nos concierne. Respetando sus aportes científicos, nos queda la libertad de disentir de sus conclusiones con relación a Dios.

Quizás su búsqueda del origen del Universo, estaba muy cercana a su mente privilegiada. Pero también es probable, que su propia inteligencia, se negara a admitir que todo lo Creado, tiene un único Autor.

En el fondo, se trata de una cuestión de fe y no de inteligencia. Respetando todos los pensamientos, mantenemos nuestra certeza de la existencia de Dios y proclamamos nuestra confianza en ÉL.

No seremos sabios, pero somos hombres y mujeres de fe. Y creemos en Creador. Y ese, es el comienzo de toda Sabiduría.

Diego Acosta

INGENUOS

Cada vez con mayor frecuencia me pregunto que significa ser ingenuo. La cuestión está relacionada con la actitud que tengo que adoptar frente a los argumentos que propone el mundo.

Puedo ser ingenuo frente a la maldad?

Puedo ser ingenuo ante las uniones del mismo sexo?

Puedo ser ingenuo frente a la teoría que los niños deben tener la libertad de poder elegir su sexo?

La lista es tan larga como puedan ser la preocupaciones de los creyentes frente a lo que el mundo nos plantea, que llama a lo malo bueno y a lo bueno malo.

La gravedad de este planteamiento, es que la ingenuidad nos puede llevar a la peligrosa actitud de la tolerancia, frente a todo y frente a todos.

Cuando comenzamos a tolerar lo poco, llegaremos a tolerar lo mucho, porque así seremos más modernos, viviremos de acuerdo  a lo que el mundo propone y seremos hombres y mujeres de este tiempo.

Pero es eso lo que nos demanda Dios?

O lo que el  Eterno nos reclama es fidelidad para el cumplimiento de los Mandatos que recibimos?

Así llegaremos a la conclusión, que la ingenuidad es la manera más sutil de llegar a la tolerancia, que es una de las mejores formas de apartarnos del Creador.

Proverbios 3:1

Hijo mío, no te olvides de mi ley,

y tu corazón guarde mis mandamientos.

Provérbios 3:1

Filho meu, não te esqueças da minha lei,

e o teu coração guarde os meus mandamentos.

Diego Acosta  Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA BIBLIA – Moisés

 

ESTUDIO 2.

GÉNESIS / 1

Dios inspiró a Moisés el Texto del Primer Libro de la Torá, revelando su propia existencia Eternal. Produciendo otro hecho que solo ÉL estaba en condiciones de realizar y que pudiera ser creído y aceptado por los hombres.

Se mostró como el Autor de todo lo conocido, ante un pueblo que acababa de ser liberado de su cautividad en Egipto.

Debe considerarse que los más de 400 años vividos en la tierra de los faraones, es un tiempo lo suficientemente largo como para influir en el ánimo, los pensamientos y las creencias de varias generaciones.

Podían los israelitas liberarse de la adoración que tenían los egipcios del dios sol?

Y siguiendo esta línea de pensamiento podían ser ajenos a todo lo que significaban los otros dioses que tenían los pobladores del imperio del Nilo?

Dios enfrenta esta realidad, mostrándose como el Creador de todo lo que los hombres veían, incluyendo al propio sol, el dios a quienes lo egipcios adoraban.

Podían los israelitas adorar a un dios que había sido creado por el verdadero Dios, Eterno y Todopoderoso?

Así pasaron a través del Texto inspirado a Moisés del politeísmo al monoteísmo. Salieron del politeísmo y debían ir hacia tierras donde se adoraban a otros muchos dioses.

Dios fue el Creador de todo, ÉL era el Único a quién debían adorar y a quién debían obediencia.

Su Omnipotencia fue el que doblegó al faraón, cuyos supuestos poderes no fueron suficientes para enfrentarlo y para aceptar que finalmente abandonaran Egipto.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

1 2 3 6