GALILEI Y LA INQUISICIÓN

LA OTRA HISTORIA

El largo proceso de la iglesia católica contra Galileo Galilei, solo se comprende desde la perspectiva de que el genial italiano, contrarió públicamente lo sostenido por Roma en relación a la tierra y el sol.

La iglesia católica sostenía la teoría geocéntrica, que afirmaba que la tierra permanecía inmóvil y que era el sol y los demás planetas del sistema, los que se movían en torno a ella.

Este argumento fue sostenido por el griego Aristóteles unos 300 años del nacimiento de Cristo. Aristóteles discípulo de Platón, está considerado el padre de la Filosofía y también de la Biología.

La teoría contraria llamada heliocéntrica fue planteada por Nicolás Copérnico hacia finales de 1.400. En el siglo siguiente, el XVI, el alemán Johannes Keppler y el inglés Isaac Newton, la ampliaron en diversos aspectos.

La teoría sostiene que en torno al sol giran todos los planetas que conforman el sistema del que la tierra forma parte.

La iglesia católica ofreció una férrea resistencia a esta teoría, razón que explica la dura postura que mantuvo cuando Galileo Galilei, la profundizó en su célebre: Diálogo entre dos mundos. Esta obra figuró entre los libros prohibidos por el Vaticano.

El proceso contra Galilei tuvo un prolongado desarrollo, que culminó cuando el considerado Padre de la Ciencia Moderna, la Astronomía y la Física, fue condenado por la inquisición romana.

Recién en 1992 el Vaticano revocó la condena a Galileo Galilei, un hombre que tenía una profunda fe en Dios, como lo demostró en las cartas que le envió a su hija Celeste, que fue monja católica.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

Y NOSOTROS…?

Blog del TIEMPO!

Seguramente muchos recordarán la queja del diablo a Dios, cuando le decía que los suyos le echaban la culpa de todo.

Este episodio, que tendría motivos para ser real, nos debe hacer reflexionar acerca de nuestros comentarios relacionados con las redes sociales.

Según nuestra opinión, son las responsables de todo lo malo, lo perverso, lo pornográfico, lo ofensivo, lo demencial, lo procaz…

Y la lista podría continuar largamente. La cuestión es: Y nosotros…? No tenemos ninguna responsabilidad en todo lo que se publica?

Por qué le trasladamos responsabilidades a las redes sociales, aquellas que son parte de nuestra actitud como hombres y mujeres que nos llamamos hijos de Dios?

Y tener una actitud seria y responsable, nos debe hacer obrar de una manera diferente. No asumiendo como novedoso o atractivo nada que sea ofensivo a nuestra fe, a nuestra condición de padres que no claudicamos ante lo difícil que resulta criar a nuestros hijos con fundamentos cristianos.

Como siempre, es más fácil cargar de culpa a los demás, porque pareciera que así nos eximimos de las que tenemos.

Pero a la hora de la Verdad, todo quedará aclarado!

Y entonces lamentaremos no haber obrado con sensatez ante lo malo, por haber tolerado con nuestra cómplice voluntad, a quienes exaltan las malas obras.

No sigamos echando la culpa de todo al diablo. Él tiene su parte, pero no le agreguemos las nuestras!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

ESCONDIDOS…!

 

Prestando un mínimo de atención se puede comprobar como quienes nos llamamos hijos de Dios, estamos como temerosos de mostrar lo que somos.

Asumo mi propia responsabilidad en este asunto, porque el mundo va ocupando los lugares que torpemente estamos cediendo.

Es necesario y me lo digo cada día, que recuperar el Mandato de Jesús y afirmar con rotundidad lo que Él hizo en mi vida y lo que puede hacer en la vida de cada persona. 

No puedo y no debo silenciar esta Grandiosa Obra, como si se tratara de un secreto familiar o de un hecho del que mejor es no hablar.

Hasta cuando me esconderé en mis torpes argumentos para estar callado, para no mostrar ninguna señal que me pueda relacionar con Jesús?

La conquista del Reino es para los valientes, no para quién se escuda en el temor, en la falta de oportunidad o en ese miserable pretexto de no escandalizar a nadie.

Me digo y me repito: La hora ha llegado!

No me digo, está llegando, porque sería postergar una vez más el cumplimiento del Mandato de hablar de las Buenas Nuevas!

Romanos 1:16

ES – Porque no me averguenzo del evangelio,

porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree;

al judío primeramente, y también al griego.

PT – Porque não me envergonho do evangelho de Cristo,

pois é o poder de Deus para salvação de todo aquele que crê,

primeiro do judeu e também do grego.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ABORTO LIBRE EN ARGENTINA

Blog del TIEMPO!

Los Diputados argentinos dieron media sanción al proyecto que liberará el aborto en el país.

El larguísimo debate refleja como está de dividida la sociedad en torno a esta cuestión, sobre la que es necesario hacer algunas reflexiones.

La cuestión de la Vida, es inherente a la Soberanía de nuestro Creador. ÉL la concede y por lo tanto es el Único que la puede quitar.

El aborto, no es solo una cuestión de la mujer, es una corresponsabilidad con el hombre y por tanto las decisiones les conciernen a ambos.

La sociedad tiene un gran compromiso con la mujer que decide continuar sola con su embarazo y la debe apoyar sin reservas ni limitaciones.

Las organizaciones sociales que ayudan a las mujeres en estos casos, deben estar respaldadas por el propio Estado a los efectos de colaborar en la eficacia y el mantenimiento de sus acciones.

Finalmente cada hombre y cada mujer debe entender que su relación debe ser responsable y honesta delante de Dios. El vivir de cualquier modo, es contrario al orden que ha establecido el Eterno.

Nadie puede sentirse superior como para violar las normas que nos han sido dadas y que se elevan a su máxima expresión con el matrimonio y la familia.

Es evidente que se pueden ignorar estas normas. Pero no es menos verdad, que las consecuencias serán más serias y graves de lo que un hombre y una mujer puedan pensar.

Recordemos del Libro de Génesis, Capítulo 2 versículos 22-24, que reproducimos de la versión 1960 de la Biblia Reina -Valera:

22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

23 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.

24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

El Derecho a la Vida es irrevocable y es un Mandato de Dios!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL PODER

 La lucha por conquistar y mantener el poder es uno de los más relevantes aspectos del mundo, que podamos observar.

En varios momentos de mi vida he participado en la lucha por conquistar un espacio que creía que me merecía y obré como todos, sin piedad y a cualquier precio.

Los resultados obtenidos fueron diversos, pero siempre  tras la lucha, queda la amarga sensación de no haber conseguido lo que pretendía.

Y este sentimiento alimentaba nuevamente la necesidad de buscar el poder, en una cadena que me parecía que no tendría fin.

Sin embargo luego de haberme arrepentido y de reconocer que Jesús es mi Señor y mi Salvador, todo cambió.

Ahora tengo la certeza de que cada hombre y cada mujer tiene un Propósito para su vida y que de nada valen los esfuerzos por modificarlo.

Solamente un necio se atrevería a discutir con el Eterno el Plan para su vida. Y habiendo sido necio como fui, nunca he llegado a tanto. Y menos ahora, gracias a Dios!

Hechos 4:20

Porque no podemos dejar de decir

lo que hemos visto y oído.

Atos 4:20

Porque não podemos deixar de falar

do que temos visto e ouvido.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ESCUCHAR

Que difícil es ESCUCHAR a Dios…!

En realidad, lo cierto es que debo aprender a Escuchar lo que tiene para decirme, pero mi forma de vivir me impide que eso sea posible.

Por qué razón?

Porque el tiempo se me escurre entre los dedos, como si fuera un líquido, en lugar de algo que debería poder controlar a fuerza de dominio propio.

Pero, como tampoco tengo el grado suficiente de dominio propio, el problema se agranda continuamente y de esa situación surgen muchos de mis errores.

No es que el Eterno no me hable!

Es que no lo escucho!

Y sin escucharlo difícilmente podré ser obediente a sus decisiones, difícilmente podré ser más o menos coherente con lo digo y con lo que hago.

Aprender a escuchar a Dios, se ha convertido en mi mayor prioridad. Clamo para lograrlo, porque solamente así podré estar en el centro de su Gloriosa Voluntad.

Proverbios 18:15

El corazón del entendido adquiere sabiduría;
Y el oído de los sabios busca la ciencia.

Provérbios 18:15

O coração do sábio adquire o conhecimento,

e o ouvido dos sábios busca a ciência.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DISCERNIR

 

En mis primeros tiempos de creyente, tenía una temerosa y especial actitud hacia el Libro de Job.

No alcanzaba a comprender todo lo que ocurría en la vida de ese hombre, que fue privado de todo y aún así siguió siendo fiel a Dios.

No entendía como había hombres que eran duros con él, a pesar de las tremendas circunstancias que le tocaba vivir.

Incluso llegué hasta a tener miedo de que alguna vez me ocurriera lo que le pasó a Job. Muchas veces he pensado en ese tiempo en el que evitaba leer el Libro que me inspiraba tantas dudas.

Con el tiempo llegó mi madurez y pude poco a poco comprender que la relación buena obra-premio, mala obra-castigo, era demasiado simplista como para poder ser atribuida al Eterno.

La confianza de Job en el Creador, supera lo que mi mente de hombre puede entender y solamente puede ser interpretaba con la firmeza de la fe.

Con humildad puedo decir que he llegado a discernir, que mi capacidad humana, no puede alcanzar la Grandeza de Dios ni mucho menos interpretar sus designios.

Job: 42:3

¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento?

Por tanto, yo hablaba lo que no entendía;

Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía.

42:3

Quem é aquele, dizes tu, que sem conhecimento encobre o conselho?

Por isso, falei do que não entendia;

coisas que para mim eram maravilhosíssimas, e que eu não

compreendia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

JÓVENES AMENAZADOS

Blog del TIEMPO!

Una encuesta realizada por Fundaciones de Francia, revelan cuáles son las amenazas que afectan a los jóvenes.

Principalmente se identifican: El alcohol, cannabis, tabaco, cocaína, pornografía, videojuegos y el uso continuo de los teléfonos.

La encuesta advierte que en general los jóvenes son conscientes de los riesgos que corren frente a estos problemas, que pueden traducirse en dependencias permanentes, enfermedades graves, accidentes, faltas escolares, aislamiento, depresiones y hasta el suicidio.

A pesar de ello es preocupante el notable aumento del consumo de cocaína y las pastillas, que en muchos casos duplica los resultados de una encuesta anterior.

El informe demanda un esfuerzo de los padres por el cuidado de sus hijos, para ayudarlos a superar estas adicciones y para orientar sus vidas.

También se demanda que el Estado asuma su responsabilidad a través de campañas informativas, que ayuden a los jóvenes no solo a advertir los riesgos que corren sino también a superar los problemas que los llevan a ser consumidores.

Lo serio de este informe, es que con muchas probabilidades puede ser extrapolado a otros países. Una vez se destaca la alta responsabilidad de los padres para encaminar a sus hijos, en una sociedad cada vez más compleja y difícil.

Y obviamente, para que la familia se mantenga consolidada y firme, en torno a los principios que Dios ha establecido.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

IMPÍOS

Los éxitos de los que obrando mal crecen casi sin límites, son siempre motivo de dificultades para comprender los planes de Dios.

Recuerdo que un grupo de jóvenes se expresaban amargamente a causa de haber comprobado, como quienes mintiendo y malversando lograban grandes beneficios económicos.

Recuerdo también como fueron los argumentos que el Espíritu Santo me inspiró, para hacerles comprender que cualquier éxito que no provenga del Eterno, es un logro vano y hasta peligroso.

Los jóvenes se quedaron sorprendidos, cuando les pregunté por qué estaban preocupados por la riqueza de algunas personas?

Acaso las riquezas son un fin en sí mismo?

Acaso Jesús vino al mundo para proclamar que debíamos ser ricos?

Por qué entonces nos perturbamos con las riquezas mal habidas, con los logros basados en engaños y mentiras, con el dinero triunfando sobre los principios del Altísimo?

Tal vez, concluimos con los jóvenes, lo único que podemos hacer es clamar por la Justicia del Reino, para que nadie pueda pensar que alguna vez el mal prevalecerá sobre el Bien.

Aunque aparentemente, las circunstancias muestren lo contrario.

Salmo 37:38

ES – Mas los transgresores serán todos a una destruidos;

la posteridad de los impíos será extinguida.

PT – Quanto aos transgressores, serão, à uma, destruídos,

e as relíquias dos ímpios todas perecerão.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

PASTORES PRÓSPEROS

 

Blog del TIEMPO!

Un notorio telepredicador de la llamada teología de la prosperidad, exhibía sin ninguna clase de inhibiciones los resultados de sus mensajes.

Se declaraba poseedor de tres aviones privados y reclamaba A sus fieles, que le apoyaran para poder comprar un cuarto avión más grande y potentes que los que tiene.

Siguiendo con la sorpresa de su petición, argumentaba que era el propio Dios el que lo había impulsado a reclamar a sus fieles tan importante cantidad de dinero.

Sumando y restando resulta evidente que la teología de la prosperidad es una eficiente manera para convertir en millonarios…a sus predicadores.

Y pensando un poco en profundidad: Que habrá sido de los hombres y mujeres que ingenuamente creyeron en su mensaje y dieron su dinero… a cambio de nada.

La teología de la prosperidad terminó revelando y mostrando su verdadera cara, antibíblica y oportunista.

No juzgamos ni criticamos, solamente apelamos a la Justicia del Eterno, para que sancione a los mercaderes del Evangelio, que no solo se corrompen sino que afectan a quienes no son más que frustrados corrompidos.

En eso confiamos y rogamos por la Misericordia del Supremo, para no caer y ser piedra de tropiezo para nadie.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

1 2 3 42