FESTEJAR WOODSTOCK…?

Blog del TIEMPO!

Con cierta melancolía hay quienes recuerdan aquellos supuestos tres días de paz y amor, en Estados Unidos, que conmovieron al mundo en el año 69.

En realidad, todo fue una tremenda ficción. Desde el lugar elegido, por la proximidad de donde residía Bob Dylan, que no asistió al evento, hasta los motivos de su realización.

Fueron tres días donde mirando con objetividad, solo se exaltó el consumo de drogas sin límites y también la promiscuidad, con todos los excesos imaginables.

Miles de jóvenes se concentraron sin saber muy por qué ni para qué, pero con la consigna de disfrutart y también como protesta contra un mundo que no entendían.

Los resultados no pudieron ser mejor que la propuesta!

Ese amor desenfrenado que se presentó como una forma de ejercicio de libertad sobre la mente y los cuerpos, solo provocó que el concepto se desvirtuara.

Ya no había relaciones sexuales…se hacía el amor. El amor se hace?

El desenfreno con las drogas trajo la terrible consecuencia de que el consumo no afectaba a la salud, sino que por el contrario era beneficioso para quienes lo practicaban.

Y algo más todavía: Woodstock, trajo paz?

Ninguna, solo espíritus alterados de jóvenes que no entendieron su responsabilidad personal, que tuvieron hijos que fueron educados en la desorientación de creer, que se merecían todo simplemente por existir.

Si existe un legado de Woodstock, miremos a nuestro alrededor. Y haciendo un ejercicio de conciencia, pensemos como el espíritu del mal obró sobre millones de hombres y mujeres de todo el mundo.

Y cómo Dios fue apartado, de hecho y de palabra, de la vida de quienes no saben qué hacer con existencia.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

COMPASIÓN

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Después de muchos años sin escucharla ni utilizarla, inesperadamente un respetado pastor, mencionó la palabra compasión.
Fue muy grande mi sorpresa y también la necesidad de reflexionar sobre lo que había escuchado y su profundo significado, pues está estrechamente ligada al Ministerio Terrenal de Jesús.
Por qué me sorprendió tanto esta palabra?
Quizás porque sin advertirlo estamos perdiendo la sensibilidad frente a los hechos ante los que reaccionó el Hijo del Hombre y que ahora nos parecen lejanos. No porque dudemos de ellos, sino porque el corazón se está endureciendo como piedra.
En un sentido literal compasión significa sentimientos de pena y de ternura frente al prójimo y la identificación frente a los males, a pesares que está sufriendo.
Corresponde aclarar que cuando hablamos de sentimientos, estamos haciendo referencia a todo aquello que significa un orden superior, no a la vulgaridad con la que nos manifestamos y vivimos.
No estamos hablando de conmovernos hasta las lágrimas frente a un hecho o frente al sufrimiento de un ser humano. Estamos hablando de aquello que nos conmueve como hijos de Dios y que despierta el Amor y la Misericordia más profunda.
Si pensamos y miramos lo mismo que pensó y miró Jesús, tal vez comprenderemos por qué eligió estar junto a los marginados, a los despreciados por la sociedad.
Su mesa estuvo servida para los que verdaderamente sufrían y no encontraban respuesta en una sociedad dura y hostil, tal y como lo podemos advertir en nuestro tiempo.
Sentaríamos en nuestra mesa a los mismos con los que el Mesías compartió sus alimentos?
Difícilmente, porque nuestro corazón no está a la altura de poder identificarnos con quienes no reciben de la sociedad, otra cosa que no sea rechazo y condena.
En eso radica la cuestión. Jesús siendo Dios, no rechazó ni condenó a quienes eran los despreciables, porque tampoco lo hizo después ni ahora en nuestro tiempo.
La compasión es una actitud superior del corazón, ajena por completo a la sensiblería o a la oportunista mirada de quienes se sienten atraídos por tener una ocasión de ser vistos como hombres y mujeres con amor al prójimo.
La compasión es un bálsamo que se extiende sobre la vida y la realidad del prójimo, con la intensidad que se genera solamente en el corazón de Jesús. Busquemos ser sus imitadores para ser discípulos mejores.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

UN VASO

DEVOCIONAL

Es muy conocida la alternativa de ver un vaso medio vacío o medio lleno.

Podríamos decir que es una ilustración de lo ambiguo, aquello que es incierto o dudoso. Si lo aplicamos a las personas es más difícil todavía de valorar.

Por qué?

Porque lo ambiguo es lo contrario de todo lo que significa Jesús. ÉL como nadie representa lo categórico, lo definitivo, lo cierto, lo seguro, lo rotundo.

A tal punto esto es así, que entregó su vida para que los hombres fuéramos perdonados por nuestros pecados y pudiéramos recibir por Gracia la Salvación.

Sólo por Amor y Misericordia!

Cada vez que alguien me comenta lo del vaso, me remito a afirmar que el Hijo del Hombre, lo querría ver vacío de orgullo y de pecado y en cambio lleno de humildad y de vocación de servir al prójimo.

Lo ambiguo, no es de Dios, es de los hombres mal intencionados.

Proverbios 27:9
El ungüento y el perfume alegran el corazón,
y el cordial consejo del amigo, al hombre.

Provérbios 27:9
O óleo e o perfume alegram o coração;
assim a doença do amigo, com o conselho cordial.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

IDÓNEA

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Hay dos clases de personas: las que creen que lo saben todo y las que pensamos que siempre habrá un tiempo para aprender.
En una larga conversación con una querida amiga, me sorprendió cuando comentando un pasaje de su vida, habló de cómo había cambiado su concepto sobre la ayuda idónea..
Recordando el pensamiento de Dios en Génesis, llegamos a analizar la situación de esta señora, esposa del pastor de una pequeña congregación y con un enorme talento para su ministerio.
Sin embargo en ese lugar donde vivían era prácticamente imposible que pudiera desarrollar aquella maravilla de capacidad que el Señor le había concedido y que tuvo una gran repercusión.
Me dijo: Durante un breve tiempo me preocupé, me ofusqué, me entristecía. Pero por la Gracia el Espíritu me advirtió acerca de un nuevo tiempo de mi vida.
Y fue así como la cuestión de ser la ayuda idónea para un hombre, en este mi esposo pastor de una iglesia, se convirtió en una nueva dimensión de servir.
Ahora no solamente servía él, sino que yo lo ayudaba a servir!
Quedó atrás otro tiempo en el que pude servir con mi talento y ahora comenzaba uno nuevo en el que acompañaba de hecho y de palabra, a quién precisaba de mi esfuerzo.
Que significa esto?
Algo tan sencillo y tan profundo, como el de comprender que difícilmente podremos estar mucho tiempo haciendo una tarea, por muy capacitados que estemos para cumplirla.
Puede ocurrir que de tanto realizarla nos habituemos, nos acomodemos a una determinada forma de obrar, perdiendo el sentido superior de la misión de servir.
El Eterno nos ha concedido talentos para que los mantengamos vivos y capaces de ser dúctiles, de aplicarlos de maneras diferentes a lo que nosotros concebimos como normal y lógico.
Mi amiga se declaraba contenta por esta experiencia que había renovado su vida, desde el servir para estar firme al lado de su esposo, haciendo realidad el propósito del Creador de que sea la mujer la ayuda idónea para el hombre.
El ser apropiado para cumplir una tarea, es un entender el contenido profundo de lo que el Todopoderoso ha establecido para cada uno de nosotros.
Entenderlo es nuestra responsabilidad y cumplirlo debe ser nuestra alegría. Además de aprender en cada circunstancia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL MILAGRO

DEVOCIONAL

Hay personas que niegan rotundamente la existencia de los milagros y en cambio se conforman con atribuir determinados acontecimientos a la suerte o la casualidad.

En otras palabras cambian lo que es una evidencia por algo que no tiene el menor sustento lógico y mucho menos con fundamentos de racionalidad. Es muy parecido a afirmar que algo sucedió, justificarlo por la simpleza más que elemental de decir que… ocurrió.

Nada más!

Sin embargo hay situaciones que resultan tan tremendamente reales, que cuesta trabajo comprender el por qué de tanta negación de hechos que son sobrenaturales.

En estas horas, uno de los dos milagros que reconozco y agradezco en mi familia, celebra un nuevo cumpleaños. Recuerdo que el día que nació una médica me dijo que era el resultado de la ciencia.

Yo le respondí: Es verdad, Dios la capacitó a Ud. para que a través de la ciencia pudiera ocurrir un Milagro. Ella se retiró ofuscada. Lamenté profundamente que se negara la alegría y el reconocimiento que tenía y tengo en mi corazón.

1 Corintios 2:9
Antes bien, como está escrito:
Cosas que ojo no vio, ni oído oyó,
ni han subido en corazón de hombre,
son las que Dios ha preparado para los que le aman
.

1 Coríntios 2:9
Mas, como está escrito:
As coisas que o olho não viu, e o ouvido não ouviu,

e não subiram ao coração do homem
são as que Deus preparou para os que o amam.

 Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

GENEALOGÍAS

DEVOCIONAL

El Primer Libro de Crónicas, comienza con varias genealogías que nos recuerdan quienes fueron los descendientes de Adán y de cómo fue creciendo la especie humana.

Sabemos por decisión del propio Dios, lo que ÉL considera importante en ese desarrollo y también el Espíritu de Orden que lo anima, para enseñarnos cuestiones importantes en nuestra vida.

Hay quienes sostienen que el orden atenta contra la libertad de las personas, porque las condiciona y les limita la capacidad de determinar lo que desean hacer.

Sin embargo esa invitación al caos, es contraria al Espíritu del Eterno, que nos ha dado un Orden para que vivamos mejor, para que el proceso de desarrollarnos tenga armonía y no sea auto destructivo.

Sobre esta cuestión, he pensado que está fuera de discusión que Dios siempre nos dará lo perfecto y por tanto debemos aceptarlo, porque creer lo contrario es intentar restarle Autoridad a quién nos ha Creado, que sabe como nadie que el caos es destructivo para el hombre.

1 Crónicas 1:1-4
Adán, Set, Enós,
Cainán, Mahalaleel, Jared,
Enoc, Matusalén, Lamec,
Noé, Sem, Cam y Jafet.

1 Crônicas 1-4
Adão, Sete, Enos,
Cainã, Maalalel, Jarede,
Enoque, Metusalém, Lameque,
Noé, Sem, Cam e Jafé.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

 

 

 

ENIGMA DARWIN

ANTIVIRUS

Veinte años después de haber escrito El origen de las especies, su autor reveló en varias cartas que su profunda creencia de que la naturaleza no  daba saltos, temblaba a la sombra de un evento extraordinario en la historia.
Este auténtico tormento para Charles Darwin , quedó expuesto en una misiva que le dirigió al botánico inglés Joseph Hooker, en el que abordaba el tema con tanta carga dramática, que marcó a generaciones de especialistas.
Le decía: Acabo de leer el ensayo de de John Ball, acerca de la flora de los Alpes europeos y añadía: hasta donde podemos juzgar, el rápido desarrollo de todas las plantas superiores en tiempos geológicos recientes es un abominable misterio.
Ese abominable misterio, no es alguna criatura monstruosa, sino el de las plantas con flores. La repentina aparición de plantas con flores era desconcertante para todos los que creen en cualquier forma de evolución, especialmente para los que creen en una evolución en extremo gradual.
Este grupo conocido como angiospermas surgió según Darwin, hace unos 130 millones de años y en ese tiempo logró diversificarse en 300 mil especies, convirtiéndose así en el más diverso del reino de las plantas.
Y el propio autor de la teoría advirtió que no iba a esconder el tema bajo la alfombra, que de verdad es algo que lo volvía loco. El problema de los orígenes y diversificación de las angiospermas no lo inquietaba, pero sí por ser la excepción más extrema.
Frente a esta situación, podría plantearse otra teoría, que era que las plantas con flores habían sido creadas milagrosamente, lo que equivalía aceptar la otra explicación del origen de la vida en la Tierra, es decir el Creacionismo.
Finalmente Darwin tenía razón en mostrar su preocupación frente a las flores, porque siendo sencillas y bellas como son, bastaron para destruir su teoría. Todo fue Creado y todo tiene un Autor: Dios.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

EL FRAUDE

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

En un culto de hace bastante tiempo ocurrió un episodio que viene a mi memoria repetidamente, no porque quiera volver al pasado, sino porque fue de una gran enseñanza.
Estábamos en el momento de orar por la ofrenda, todo era mecánico, frío y lo que siguió fue peor todavía. La mayoría de quienes participábamos del culto éramos conscientes que no teníamos dinero para dar, por lo que ese momento de pasar entre los presentes se tornó en algo penoso, por las actitudes que exhibíamos.
Fue en ese momento cuando el Espíritu me inquietó y determiné, quizás con alguna brusquedad, que se terminara esa parte del culto, porque resultaba vergonzoso no para Dios, a quién no tenemos la capacidad y la altura para ofender, sino por nosotros mismos.
Siguiendo lo que el Espíritu dispuso, cambié el mensaje que tenía para la congregación y hablé sobre el fraude. Al comienzo no alcancé a entender que significaba esa palabra que sería la clave para la predicación.
Y pausadamente fui recibiendo, junto con los hermanos, la enseñanza que el Eterno nos quería dar a propósito de lo que significa la ofrenda y como pretendemos engañar a quién nos ha dado todo, comenzando por la vida.
Por qué hubo esa frialdad, esa indiferencia en el momento de levantar la ofrenda?
Por qué la mayoría no tenía dinero para ofrecer?
O por lo que había en nuestros corazones?

El Espíritu nos reveló que había engaño en nuestro interior, básicamente porque nos escudábamos en la circunstancia de no tener medios para colocar en la ofrenda.

Pero, eso era verdad?
Así que lo único que podemos ofrecer a Dios es dinero?
Y nuestro tiempo, y nuestra misericordia, y nuestra compasión, y nuestro Amor por el prójimo no cuentan para nada?
Sencillamente se trata de que cada uno se guarda miserablemente todo lo que Dios nos ha dado y cerramos nuestro puño, ignorando que podemos dar mucho más de lo que nuestra mente puede imaginar.

Solamente con dar Amor al prójimo, ya tenemos algo que ofrecer al Señor!

Aquel culto fue inolvidable, fue inolvidable creo que para todos quienes participamos. Pero para mí fue un severo llamado de atención por intentar cometer el fraude de la pobreza, de la falta de fondos, para no abrir la mano con generosidad, como la abre cada día Dios con su Misericordia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com