EM NOME DE JESUS

 

 

 

CONGREGAÇÃO SÉTIMO MILÊNIO

 

Em Nome de Jesus, mesmo?

“..seja o que for que vós pedirdes em meu Nome..” João 14:11

Aprendemos que sempre que orarmos devemos fazer em Nome de Jesus. Claro que sim.

Usamos sempre a repetição do começo e final de uma oração: Senhor, te peço……, em nome de Jesus, Amém. Será que sentimos como se Jesus estivesse falando com o Pai?

Realmente nos colocamos no lugar de Jesus para usar o Seu nome?

E o que significaria isso?!

Intimidade, relacionamento, afinidade, rendimento, entrega, pertencer, etc. (uma infinidade de etc.)

NO MEU NOME, representa quem sou, como se você fosse eu! Representante da minha pessoa, com uma procuração outorgada pelo Pai que é o meu “Tutor legal”.

Não basta com chegar na frente da batalha e falar: em Nome de Jesus! O inimigo vai falar: ok, mostra tua identidade/credencial, onde está tua bandeira?

Os soldados e militares usam uniforme para serem identificados.

Funcionários usam uniformes para poderem ter acesso a áreas restritas.

Para ter autoridade é necessário ter identidade.

Para usar um nome é necessário conhecer a pessoa e ter intimidade.

Trabalho com minhas irmãs usando o nome delas, as credenciais dos programas que elas usam e confiam que vou seguir as mesmas regras que elas. Afinal eu estou usando o seu nome.

O mesmo acontece com Jesus, Ele nos permite, concede a honra de usar o Seu Nome, porque deseja que tenhamos essa confiança e intimidade com Ele. Que o que vamos falar esteja de acordo com o que Ele fala. Que a nossa atitude seja a mesma que a Dele.

Queremos ser atendidos cada vez que oramos e usamos o nome de Jesus, mas não queremos nos deixar a nossa “glória” (conforto, vontades, exigências, tesouros guardados na alma) para que a Sua Glória resplandeça, para que o Pai seja Glorificado. Jesus completa o versículo acima falando que isso deve ser feito para que o Pai seja Glorificado!

Quero deixar um desafio:

A próxima vez que você falar: Em Nome de Jesus! Pense se realmente se Jesus falaria ou agiria como você!

O Nome de Jesus é Poderoso, Sua Palavra é espada de dois gumes.

Elié Ferreira

TORCER

DEVOCIONAL

 Tras una larga conversación pensaba en lo que había dicho un amigo… que tenía la intención de hacer su soberana voluntad!

Confieso que en ese momento experimenté varios estados de ánimo. Uno de ellos fue el de temor y temblor. Cómo era posible que alguien desafiara de esta manera al Eterno?

También me vino a la memoria, la palabra de la Biblia, en la que nos manda obedecer al Único Dios Verdadero!

Además tuve un sentimiento de profunda compasión por mi amigo, que se atrevía a hacer una afirmación tan rotunda, conociendo como conoce la Palabra de Dios.

Pensando en mi amigo, también pensé mí y traté de examinar mi corazón, buscando todo aquello que podía ofender al Supremo, porque cuando vemos lo malo en otros, también debemos buscar lo malo en nosotros mismos.

Nadie es justo ni puede torcer la Voluntad Soberana del Creador!

Pido Misericordia por mi vida y por quienes pueden creerse tan fuertes, que no admitimos que solamente somos apenas una palabra en la Historia eterna.

Juan 6:38
Porque he descendido del cielo,
no para hacer mi voluntad,
sino la voluntad del que me envió.

João 6:38
Porque eu desci do céu
não para fazer a minha vontade,
mas a vontade daquele que me enviou.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

EL CAMINO

DEVOCIONAL

En el tiempo en la que me consideraba muy joven, una de las grandes cuestiones que me planteaba era como sería mi futuro y el de mis amigos.

Pensaba también como seguiríamos teniendo esa relación fraterna, al advertir que siendo como éramos muy distintos, también eran diferentes las ideas que teníamos con relación a cómo ganarnos el sustento y el de las familias que pensábamos formar.

Pero lo que más me asombraba eran los diferentes planes que nos hacíamos y sobre todo, como se iban definiendo las formas de obrar de cada uno. En ese cambiante movimiento, aparecieron los primeros fracasos y también las decepciones.

Con los años aprendí, que pueden haber muchos caminos, pero uno solo es el verdadero. Los pensamientos vuelan, pero la realidad es la que muestra que Jesús es la Única Verdad y que todo lo demás, no dejan de ser fantasías juveniles y más penosamente, fantasías adultas.

Juan 14:6
Jesús le dijo: Yo soy el camino,
y la verdad, y la vida;
nadie viene al Padre, sino por mí.

João 14:6
Disse-lhe Jesus: Eu sou o caminho,
e a verdade, e a vida.
Ninguém vem ao Pai senão por mim.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

FANTASÍAS

DEVOCIONAL

Leyendo los mensajes de muchos hermanos, me sorprendo por cómo es de diversa la relación que cada uno tiene con el Mensaje de Salvación.

A veces me imagino leyendo algunos textos a inmensos campos de flores, a miles de mariposas volando y el canto de los pajaritos elevando un homenaje maravilloso al Eterno.

Pero, esta es la realidad?

Cuando Jesús nos anunció que tendríamos aflicciones, seguramente no estaba hablando de estas imágenes idílicas, sino del padecimiento que tendríamos por compartir el dolor de otros.

O por padecerlo en nuestro cuerpo y en nuestro espíritu!

Me sorprendo por este contraste tan grande, porque ante los difíciles tiempos que se avecinan, anunciados por el Hijo del Hombre, planteándome la acuciante pregunta acerca de cómo serán nuestras reacciones.

Buscaremos refugio en la Roca y soportaremos con su ayuda todo lo que está anunciado que vendrá o sucumbiremos ante la prédica engañosa de los falsos profetas y ante el poder temporal de la Bestia?

Es hora de reaccionar y vivir como Jesús nos mandó, como discípulos fieles.

Juan 17:15
No ruego que los quites del mundo,
sino que los guardes del mal.

João 17:15 Não peço que os tires do mundo,
mas que os livres do mal
.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

MELANCOLÍA

DEVOCIONAL

Un grupo de jóvenes comentaba que se habían dejado llevar por la melancolía y se encontraban en una difícil situación.

Razón que tenían en el diagnóstico, porque la melancolía por definición es una tristeza imprecisa, profunda y que impide disfrutar de la alegría de vivir.

Pero cómo es posible que un joven se encuentre en semejante situación? Probablemente hay más razones  de las que se pueda suponer. La principal no perseverar en aquello que es fundamental: No tener un proyecto de vida!

Y por qué no se tiene un proyecto por el cual vivir?

Sencillamente porque nos dejamos llevar por la influencia mundana de no darle valor a nada que no sea el dinero y a no asumir ningún compromiso de ningún tipo, ni personales ni colectivos.

Y naturalmente, ignorando la existencia del Eterno y de su Hijo, que brindó su vida para que, precisamente los hombres pudiéramos tener una vida diferente y con sentido para ser vivida. Sin melancolía, por supuesto.

Juan 14:6
Jesús le dijo:
Yo soy el camino, y la verdad, y la vida;
nadie viene al Padre, sino por mí.

João 14:6
Disse-lhe Jesus:
Eu sou o caminho, e a verdade, e a vida.
Ninguém vem ao Pai senão por mim.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

JUAN

DEVOCIONAL

La primera vez que pregunté cómo se debía leer la Biblia, me dieron una respuesta sorprendente: Por el Evangelio de Juan!

Me desconcertó que se alterara el orden natural del Texto y de esta manera se me sugiriera  que no comenzara por Génesis. Con el paso de los años lo que fue sorpresa se convirtió en certeza.

Qué razón tenía la maestra que me habló de Juan!

Desde entonces es la recomendación que hago con más entusiasmo con relación a la primera lectura de la Palabra de Dios!

Siendo como es todo importante en la Biblia, tomar contacto con el Amor del Eterno, es como abrir una ventana hacia el infinito, donde prevalece la Luz con la que se puede alumbrar el Camino hacia la Salvación.

Desde aquel sabio consejo, Juan se ha convertido en el inicio de la lectura bíblica, para muchas personas que como yo, fuimos capaces de aceptar que se nos guiara hacia el verdadero Amor.

Juan 3:16 
Porque de tal manera amó Dios al mundo,
que ha dado a su Hijo unigénito,
para que todo aquel que en él cree,
no se pierda, mas tenga vida eterna.

João 3:16
Porque Deus amou o mundo de tal maneira
que deu o seu Filho unigênito,
para que todo aquele que nele crê não pereça,
mas tenha a vida eterna.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

IDENTIDAD

DEVOCIONAL

Hay veces en que las preguntas sencillas revelan grandes asuntos.

Por ejemplo: Por qué identificamos fácilmente a los intérpretes de determinados temas musicales?

Indiscutiblemente porque en algún momento nos impactaron por su identidad, para poder distinguirlos del resto y para saber que ellos son los que mejor han sido capaces de ahondar en lo que buscaba un autor.

Esta certeza si la traslado a mi vida, me provoca sorpresa y también dificultad para aplicar la enseñanza.

Tal vez porque me produzca pena que haya músicos que puedan ser identificados fácilmente y no haya hombres y mujeres que nos llamamos hijos de Dios y que pasamos totalmente desapercibidos.

Los músicos buscan la vana-gloria, pero tienen identidad. Supuestamente un creyente no busca la honra de los hombres, pero es incapaz de mostrar con sus obras que es un siervo y que actúa por Fe.

Busco con ansia la identidad que me permita distinguirme, no para mi vanidad, sino para que otros vean a Jesús, aunque sea un momento en sus vidas, cuando nos crucemos en cualquier lugar.

Juan 8:18
Yo soy el que doy testimonio de mí mismo,
y el Padre que me envió da testimonio de mí.

João 8:18
Eu sou o que testifico de mim mesmo,
e de mim testifica também o Pai,
que me enviou.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com