CUIDEMOS NUESTROS NIÑOS

Tenemos un Mandato indeclinable
de ser fieles cuidadores de nuestros hijos,
como padres, como abuelos, como tíos.
Velar por ellos es el compromiso
que tenemos con Jesús.
Diego Acosta – BLOG del TIEMPO