ESTAMOS DANDO BUENOS FRUTOS?

Una pregunta que podemos contestar
en la intimidad delante del Eterno,
porque dando malos frutos
seremos cortados y arrojados al fuego.
Santiago preguntó: De qué aprovechará si alguno dice que tiene fe,
y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?
PERSONAL