HUMILDES ANTE LA GRANDEZA

La inabarcable Obra del Señor
debería llamarnos a la humildad,
porque pequeños somos
ante la Infinita Majestad
de quién es el Dios Infinito.
LA CREACIÓN