OBRAR BIEN…OBRAR MAL

Cuando obramos bien
tenemos la certeza de la Bendición de Dios.
Pero que ocurre cuando obramos mal?
Reflexionemos sobre esto
porque es esencial para nuestra vida.
Diego Acosta – PERSONAL