OTRAS FORMAS DE VIDA

ANTIVIRUS

Haciendo un nuevo aporte a las contradicciones, un grupo de científicos asegura que hay que estudiar la posibilidad de la existencia de vida, desde otro punto de vista.

Las formas conocidas de vida hasta el presente necesitan de dos elementos fundamentales: agua y carbono y sobre esas bases se argumenta que la vida surgió hace alrededor de 3.500 millones de años.

Pero de donde surgió?

Los científicos utilizan atajos técnicos y formales y no contestan a esta pregunta, que resolvería todos los interrogantes. El origen de la vida no es objeto de explicaciones!

Científicos de la Universidad de Leeds y el Centro de Astrofísica de Havard-Smithsonian, declararon que buscan abordar la cuestión de la no vida desde una visión práctica, sino química prebiótica.

Este cambio de búsqueda, podría determinar que un futuro podría llegar a establecerse que hay vida extraterrestre. Ahora bien: Cabe preguntarse que significa esta posibilidad?

Seguiremos negando a Dios como Creador de todo y de todos?

Diego Acosta

HOMBRE INMORTAL

ANTIVIRUS

Uno de los hombres más ricos del planeta ha decidido buscar el método para lograr la eternidad. Para concretarlo ha desarrollado una nueva empresa, que junto con otros hombres de grandes fortunas y especialistas buscarán ese propósito soñado.

Desde que nuestros padres pecaran en el paraíso, la vida del hombre se volvió finita, es decir todos los seres humanos somos mortales por voluntad de Dios.

Es decir: nuestro cuerpo pierde un día su aliento vital y nos volvemos al polvo desde donde fuimos Creados. Pero, seremos salvos si aceptamos a Jesús como nuestro Señor y Salvador y nuestros pecados son perdonados.

Esto significa que nuestro espíritu y no nuestro cuerpo, tendremos vida Eterna junto al Padre y quienes rechacen a Jesús, también tendrán un tiempo eterno, pero de sufrimiento.

Estas cuestiones esenciales son desafiadas por un grupo de hombres, que buscarán una reprogramación, que en la práctica significa que una célula vuelve a un estado parecido al de una célula madre.

Si esto se lograra, el hombre se volvería eterno, desafiando en la intención al Eterno Todopoderoso, que es el único que concede y quita la vida.