FRAGILIDAD

DEVOCIONAL

Escuché a una joven madre que explicaba el problema que tenía con sus convicciones, porque las percibía tan frágiles como algunas copas de cristal.

Y tenía razón!

Porque sus argumentos eran los mismos que el mundo proclama para que vivamos pendientes de la opinión de los demás, en ser mejor que el prójimo y en cualquier caso, que siempre debo ser yo el más importante.

El desasosiego que me produjo lo que escuchaba, me obligó a pensar sobre el problema y el verdadero fondo de la cuestión.

La joven había acertado en lo de la fragilidad, pero no en el sentido que yo lo interpreté. Al mundo no le importa que haya personas frágiles que se puedan romper.

Al mundo solo le importan los fuertes!

En cambio los débiles tenemos el refugio de la Roca en la que nos podemos apoyar en cualquier circunstancia. Porque así, siendo frágiles nos tornamos fuertes.

Deuteronomio 32:18

De la Roca que te creó te olvidaste;
te has olvidado de Dios tu Creador.

Deuteronômio 32:18

 Esqueceste-te da Rocha que te gerou;
e em esquecimento puseste o Deus que te formou.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

BORRAR

DEVOCIONAL

Hay días que tienen una especial significancia y son los que elegimos para limpiar, todo aquello que pensamos que ha dejado ser útil.

Es obvio que tampoco me puedo sustraer a esta situación, mucho más cuando soy un usuario intensivo de los medios que utilizamos en los tiempos en los que vivimos.

Estaba en plena labor de limpieza, cuando vino a mí la analogía aparentemente obvia, pero de la que no me había percatado.

Es necesario de que cada tanto, hagamos un alto en el frenesí en el que vivimos y eliminemos todo aquello que en algún momento consideramos importante y que no lo es y lo borremos definitivamente de la memoria.

Solo así, podremos sentirnos más libres de las cosas que sin advertirlo nos oprimen y nos impiden acercarnos a lo verdadero, a lo ciertamente importante.

NO me debe dominar la duda para desechar lo que es una carga innecesaria en mi vida. Todo lo contrario, contra más ligera sea mi carga, más rápido podré buscar el límpido refugio del Eterno.

Salmo 55:22

ES – Echa sobre Jehová tu carga,
y él te sustentará;
no dejará para siempre caído al justo.

PT – Lança o teu cuidado sobre o Senhor,
e ele te susterá;
nunca permitirá que o justo seja abalado.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LO PRIMERO

DEVOCIONAL

A lo largo de la vida, muchas veces me he preguntado qué era lo más importante para mí.

Cuando los años se acumulan sorprende que la respuesta siga siendo la misma: El Amor proclamado por Jesús es decididamente lo primero.

Esta cuestión debe ser rotunda en la vida de cada creyente, comenzando por la mía obviamente, porque es la manera de convertir en realidad aquello que afirmamos de que el Hijo del Hombre no es una religión.

Qué es entonces?

Una forma de vivir que me ha transformado definitivamente, porque no puedo ser el mismo si he aceptado a Jesús como mi Señor.

Si obramos con Amor, somos diferentes al resto del mundo, porque dejamos de lado todo el egoísmo y el materialismo que caracteriza a la sociedad de nuestro tiempo.

El Amor me lleva a considerar al prójimo como más importante que mi propia persona, porque dándole agua a él, se le estaré ofreciendo a Jesús. No una vez, sino todos los días!

Juan 13:34-35

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.

 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

João 13:34-35

Um novo mandamento vos dou: Que vos ameis uns aos outros; como eu vos amei a vós, que também vós uns aos outros vos ameis.

Nisto todos conhecerão que sois meus discípulos, se vos amardes uns aos outros.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

SIN REY

DEVOCIONAL

La Biblia es una fuente inagotable de Sabiduría, cuando la leemos con atención y esperando que el Espíritu Santo nos revele, aquello que tiene de especial para nosotros.

Así lo entendí, leyendo un pasaje del Libro de Los Jueces, donde se pueden apreciar dos situaciones opuestas: La Misericordia de Dios y los malos resultados que surgen de hacer la propia voluntad.

Impresiona apreciar como el Eterno tuvo una grandiosa actitud de Amor hacia la tribu de Benjamín y la rehabilitó y permitió a sus hombres que reedificaran sus ciudades y vivieran en ellas.

Pero como eran tiempos difíciles, la falta de un rey facilitaba que cada uno viviera como le pareciera mejor. No es lo mismo que ocurre en nuestros días?

No es que falten autoridades, sino lo que falta es el reconocimiento hacia el Rey de Reyes, que es la auténtica Soberanía sobre los hombres.

Pienso que en mi caso, no es la falta y reconocimiento al Rey, lo que me impide ser mejor. Tal vez, porque me sea necesario estudiar más la Palabra de Dios y confiar más en sus enseñanzas.

Jueces 21:25

En estos días no había rey en Israel;
cada uno hacía lo que bien le parecía.

Juízes 21:25

 Naqueles dias, não havia rei em Israel,
porém cada um fazia o que parecia reto aos seus olhos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA MAJESTAD

DEVOCIONAL

Temerariamente seguimos desdibujando la infinita Majestad de Jesús, tornándolo un personaje cada vez más pequeño…

En lo personal, he pedido perdón, por haber participado con tontería extrema, en esta infame acción de hacer a menos al Hijo del Hombre.

Es evidente que cada día que pasa, el mundo nos influye tremendamente, a tal punto que estamos perdiendo el rumbo nada más y nada menos que con la Cabeza de la Iglesia a la que pertenecemos.

Si aceptamos esto, que queda de nuestra fe?

Seremos hojas movidas por el viento mundano?

O seremos hombres movidos por el Mandato de llevar el Mensaje de Esperanza?

En este tiempo que me toca vivir, tengo la absoluta certeza de haber comprendido cuál es mi papel en esta página de la Historia.

Puede que resulte grandilocuente, pero es así. Nadie puede hacer mi parte, ni yo la de otro. Pero en el Juicio cuando se me demande lo hecho y lo dejado por hacer, voy a tratar de tener una respuesta digna.

Digna de Jesús!

Mateo 2:1-2

Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,

 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.

Mateus 2:1-2

 E, tendo nascido Jesus em Belém da Judeia, no tempo do rei Herodes, eis que uns magos vieram do Oriente a Jerusalém,

 e perguntaram: Onde está aquele que é nascido rei dos judeus? Porque vimos a sua estrela no Oriente e viemos a adorá-lo.

Diego acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DISPOSICIÓN

DEVOCIONAL

La lectura del Libro de Números en su primer Capítulo, puede resultar un tanto sorprendente y hasta podríamos decir extraño.

Nos podemos preguntar: Por qué Jehová puso tanto empeño en definir las posiciones de quienes debían acampar alrededor del Tabernáculo?

Por qué?

La respuesta personal nos puede llevar a analizar la preocupación de Jehová, de dar instrucciones precisas a Moisés y a Aarón, para que cada una de las tribus de Israel tuviera la certeza de cuál era el orden que debía cumplirse.

Si Dios se preocupa por sus tribus, por qué no se preocuparía por la vida de cada uno de los integrantes de ellas?

Por qué me cuesta tanto entender que el Eterno está preocupado por mi vida?

Israel siempre ha sido una preocupación para Jehová, tanto como tengo la certeza de que siempre se ha preocupado por mi vida.

Sabiendo esto, mi decisión debe ser la de cumplir con todo lo que me mande mi Creador, aunque no lo entienda o me resulta extraño.

Números 2:2
ES – Los hijos de Israel acamparán cada uno junto a su bandera,
bajo las enseñas de las casas de sus padres;
alrededor del tabernáculo de reunión acamparán.

PT – Os filhos de Israel assentarão as suas tendas,
cada um debaixo da sua bandeira, segundo as insígnias da casa de seus pais;
ao redor, defronte da tenda da congregação, assentarão as suas tendas.

Diego Acosta / Neide Ferreira
www.septimomilenio.com

LO OCULTO

DEVOCIONAL

Tomar conocimiento de situaciones graves, debe ser un ejercicio de extrema prudencia, porque podemos equivocarnos seriamente al formular nuestras opiniones.

Incluso podemos caer con facilidad en la tentación de juzgar a algunos de quienes son protagonistas de esas situaciones que nos dejan perplejos y preocupados.

Estos razonamientos estuvieron en mi mente y en mi corazón durante varios días, al recibir una información sobre una situación muy seria que se vivía en una familia de amigos.

Tras reprimir el impulso de abrir la boca para juzgar, vino el Espíritu a imponer Dominio Propio y en lugar de comentar, me puse a orar.

Sabio comportamiento, no por mí sino por el Espíritu, porque en muy poco tiempo recibí una información que había quedado oculta sobre el drama familiar que me inquietaba.

Entonces comprendí que sabio fue callar y que  importante fue ser obediente a la Obra del Espíritu, para no pronunciar ningún juicio y esperar que lo oculto fuera revelado.

Esta actitud hubiera sido doblemente mala. Por juzgar y por hacerlo equivocadamente.

Mateo 10:26             

Así que, no los temáis;

porque nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado;

ni oculto, que no haya de saberse.

Mateus 10:26

Portanto, não os temais,

porque nada há encoberto que não haja de revelar-se,

nem oculto que não haja de saber-se.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com