EQUILIBRIO

DEVOCIONAL

Desde los más lejanos recuerdos que conservo, hay algunas personas que me resultan inolvidables.

De muchas ni siquiera me acuerdo de su nombre o de su aspecto y de otras, tengo más precisiones, aunque están en una suerte de nebulosa.

Pero, todas tienen algo en común: Y no es otra cosa, que me impresionaron desde niño y hasta la plena madurez, porque eran…equilibradas!

He escuchado muchas veces que se admira aquello de lo que se carece, con lo cual estoy confesando que no puedo llamarme un hombre…equilibrado.

Sin embargo lucho contra esa falta de equilibrio!

Y lo hago buscando con denuedo la Palabra de Dios, para aprender a tener dominio propio, en cualquier circunstancia o lugar.

No me rindo ante mi debilidad!

Todo lo contrario, porque tengo la certeza de que para servir, debo ser equilibrado para llegar hasta el prójimo y no resultar una piedra de tropiezo.

Así nos enseñó Jesús!

2 Timoteo 1:7
Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía,
sino de poder,
de amor y de dominio propio.

2 Timóteo 1:7
Porque Deus não nos deu o espírito de temor,
mas de fortaleza,
e de amor, e de moderação.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

MERCADO

DEVOCIONAL

Más de una vez me sorprendí ante lo que me imagino que es mi propia mente: Un auténtico mercado!

Por qué he llegado a pensar semejante cosa?

Porque así es como cada día vamos incorporando nuevos elementos a nuestra memoria, que parece no tener límite en su capacidad para admitirlos.

Y me sigo preguntando: Esto es bueno o es malo?

Naturalmente que si nos referimos a lo que incorporamos, debemos ser extremadamente selectivos, porque estamos recibiendo del mundo una influencia más que perniciosa.

Entonces, como hago para controlar este aluvión indeseable?

Administrando con sabiduría no solo mi tiempo sino también las ideas que soy capaz de absorber!

Siendo sabio con el tiempo, lo dedicaré a lo que verdaderamente me resulta provechoso, desechando todo aquello que signifique malgastar, aunque sea un minuto de mi vida.

Siendo sabio, también tendré que ser capaz de desechar todas las ideas o pensamientos que no provengan ciertamente del Eterno!

Todo lo demás, es como estar en un lugar donde todo se compra y todo se vende!

Efesios 4:17

Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente.

Efésios 4:17

E digo isto e testifico no Senhor, para que não andeis mais como andam também os outros gentios, na vaidade do seu sentido.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

UN SUEÑO…

DEVOCIONAL

Había escuchado a varios hermanos comentar que Dios les había hablado en sueños.

Obviamente que aceptaba como ciertas estas afirmaciones, pero nunca lo había vivido de manera directa.

Hasta que ocurrió!

Pude ver mientras dormía, unas imágenes altamente perturbadoras y completamente impropias de mis experiencias.

Nada me resultaba conocido!

Oré entonces al Señor, pidiendo que me revelara el sentido del sueño y cuando lo hizo, me quedé profundamente perturbado.

Esas imágenes eran una advertencia para la Iglesia, las congregaciones, para los hombres y mujeres que nos llamamos hijos de Dios.

Debemos de extremar nuestro cuidado para no ser víctimas de los falsos profetas, de los que pretenden convertir a los creyentes, en esclavos de la sensualidad, la lujuria y la lascivia.

El Eterno nos advierte que cada día que pasa, habrá más intentos de pervertir todo lo bueno y todo lo noble de las enseñanzas de Jesús!

Hebreos 10:26
Porque si pecáremos voluntariamente
después de haber recibido el conocimiento de la verdad,
ya no queda más sacrificio por los pecados.

Hebreus 10:26
Porque, se pecarmos voluntariamente,
depois de termos recebido o conhecimento da verdade,
já não resta mais sacrifício pelos pecados
.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenmio.com

MANIPULAR

DEVOCIONAL

La primera señal que nos dejó Jesús sobre el final de los tiempos, fue la relacionada con el engaño.

Concretamente que no nos dejáramos engañar!

Una de las formas más perfeccionadas del engaño es la de la manipulación, que nos lleva a creer en cosas o personas, que no son lo que nos dicen.

El supuesto arte de cambiar lo malo por bueno!

Conversábamos sobre esto con un pequeño grupo de amigos, dejando constancia que en el fondo todos pretendemos ser manipuladores, para colocarnos siempre en las mejores posiciones posibles.

Pero eso es engaño!

Pensar en esto es una constante en mi vida, dado que conozco que esa puede ser una de mis debilidades y debo luchar contra ella.

Ser fieles a la Verdad, necesariamente nos debe llevar a pensar como el Hijo del Hombre y a respetar la conciencia del prójimo.

Manipular nos aleja del Eterno y facilita los planes de maldad del enemigo.

Jeremías 29:8

Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel:
No os engañen vuestros profetas que están entre vosotros,
ni vuestros adivinos;
ni atendáis a los sueños que soñáis.

Jeremias 29:8

Porque assim diz o Senhor dos Exércitos, o Deus de Israel:
Não vos enganem os vossos profetas que estão no meio de vós,
nem os vossos adivinhos,
nem deis ouvidos aos vossos sonhos que sonhais.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ABANDONO

 

DEVOCIONAL

Una imagen de gran naturalidad muestra a un hombre con los evidentes gestos de la persona que está en situación de abandono.

Podía percibir la intensidad de su gesto, mirando hacia ninguna parte, con la espalda encorvada que parecía resumir el estado de ánimo de este personaje anónimo de una historia repetida.

Que historia? Por qué repetida?

La historia de los hombres y mujeres que viven abandonados, en un grado de soledad que cuesta trabajo imaginar.

La repetición alude a que tanto en un caso y otro, mientras los miramos sin verlos, pasamos a su lado sin detenernos.

Bien podría decirnos Jesús: Porque me abandonaste…pasaste a mi lado y no te detuviste, ni siquiera para alentarme.

Confieso que experimenté una profunda pena, primero por mi actitud de indiferencia y luego por el hombre, que una vez más se quedó sin que nadie lo ayude.

Mateo 25:42

Porque tuve hambre,
y no me disteis de comer;
tuve sed,
y no me disteis de beber.

Mateus 25:42

Porque tive fome,
e não me destes de comer;
tive sede,
e não me destes de beber.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

AJUDA

CONGREGAÇÃO
SÉTIMO MILÊNIO

“Eu te ajudo, diz o SENHOR.” (Isaías 41.14)

Como já falei várias vezes, tenho 5 filhas e 5 netos. Minhas filhas estão sempre falando: “Não quero ficar enchendo você mãe, mas…”, e me contam suas coisas, problemas, dúvidas e também o que conseguiram, seus sonhos e sucessos. Elas não me incomodam, nem enchem, ao contrário, acho que confiam em mim e fico feliz por participar da vida delas.

Ontem foi um dia em que todas me contaram coisas boas que passaram, cada uma tinha algo que falar – meu coração se encheu de alegria por elas. Mas o dia que elas me ligam chorando meu coração chora com elas (e meus olhos também, kkkk)

Nós muitas vezes esquecemos que Deus é nosso Pai, que Ele tem prazer em saber de nós, que quer que confiemos a Ele nossos segredos, necessidades, tristezas, alegrias, sonhos.

Se você parar agora e pensar, como veria a Deus? Que imagem Ele teria para você? (Seja sincero com você mesmo) – Feche os olhos e pense nisso, visualize Deus.

Como Ele é para você?

Um senhor imponente sentado em um trono com um bastão na mão dando ordens?

Um velhinho bonachão, sorridente? (Esse é o “papai noel”)

Ou um Pai com as mãos e os braços estendidos prontos a abraçar?

Quando minhas filhas me ligam eu fico feliz – claro que às vezes estou ocupada e não posso dar toda a atenção, mas fico feliz em saber que confiam em mim.

Imagine Deus, que é Soberano, Onisciente, Onipotente, Dono da Sabedoria e, principalmente, Pai. Deus NUNCA está ocupado para nos escutar, atender “nossa chamada”; Isaías 59 fala que Deus não tem ouvidos surdos para não ouvir!

Deus é Amor, e o amor está sempre pronto para ajudar, socorrer, animar, curar feridas e dar uma bronca, se for necessário. Ele se alegra em ouvir de nós!

Busque a Deus com essa intimidade e confiança, é tudo o que Ele espera de você: CONFIANÇA.

“Que a sua felicidade esteja NO Senhor! Ele lhe dará o que o seu coração deseja. Ponha a sua vida nas mãos do Senhor, CONFIE nele, e Ele o ajudará – Salmos 37:4 e 5 – NTLH”

Quero só ressaltar uma coisa aqui: nossa felicidade, o que queremos, o que mais desejamos tem que estar EM Deus…e não na nossa própria vontade. Não existe outro lugar onde possamos querer estar que não seja com Ele e nEle!

Elié Ferreira

 

FLEXIBLE

DEVOCIONAL

Pablo enseñó que había aprendido a vivir en lo poco y en lo mucho, incluso en circunstancias buenas y también las malas.

No se quejó!

Enseñó algo tan importante como es la necesidad de enfrentar las circunstancias con la mayor firmeza pero también con buen ánimo.

Siempre!

Cada vez que me enfrento a una situación nueva, pienso que es algo que el Eterno ha permitido y por tanto estoy en condiciones de asumirla.

Por qué razón?

Simplemente porque tengo la certeza total que ÉL me conoce y sabe la medida de mis posibilidades y también la medida que estoy en condiciones de soportar.

No hay margen ni para la queja ni para el disgusto, sino para tener templanza y disposición para no permitir que una situación nueva, que bien podríamos llamar prueba, nos quite la Paz y el Gozo.

Así vivió Pablo y debo vivir según su ejemplo!

2 Corintios 12:10

Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades,
en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias;
porque cuando soy débil,
entonces soy fuerte.

2 Coríntios 12:10

Pelo que sinto prazer nas fraquezas, nas injúrias, nas necessidades,
nas perseguições, nas angústias,
por amor de Cristo.
Porque, quando estou fraco, então, sou forte.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

 

ATENTOS

DEVOCIONAL

Un hecho sin más trascendencia que el de constituir una pequeña anécdota, me hizo reflexionar a propósito del sentido de lo ocurrido.

No se trataba de saber el POR QUÉ, que solamente pertenece al Soberano arbitrio de Dios, sino el tratar de comprender el PARA QUÉ.

Es decir: Si el Eterno ha permitido que algo ocurriera, es evidente que tiene que tener un claro propósito y este era mi caso.

Sin embargo, fue tan sin importancia lo sucedido, que a las pocas horas me había olvidado de todo, pero el Espíritu me inquietó acerca del episodio.

Por qué me había distraído, con relación a las acechanzas  con que el mundo busca hacernos daño cada día?

Y esto es grave. Un hombre que se declara hijo de Dios, seguidor de su Hijo, nunca puede permitirse ni un  momento de distracción.

Ni uno solo!                                

Sin embargo ocurrió y esta llamada de alerta, me he propuesta que no haya sido en vano!

Job 32:8

Ciertamente espíritu hay en el hombre,
y el soplo del Omnipotente
le hace que entienda.

32:8

Na verdade,
há um espírito no homem,
e a inspiração do Todo-Poderoso os faz sábios.

Diego acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EN PUGNA

DEVOCIONAL

Jesús dijo que cada uno debería tomar su cruz y seguirlo.

Es evidente que estaba hablando que nada sería fácil en la decisión de ser discípulo y que por el contrario iba a demandar esfuerzos denodados.

Esta visión contrasta casi violentamente, con la frivolidad con la que muchos vivimos el cristianismo, olvidando que estamos formando parte de un monumental conflicto.

Estamos haciendo referencia a que las fuerzas del mal no abandonan la lucha por provocar nuestra caída y que nos apartemos del Camino verdadero.

En este conflicto me veo formando parte de los seguidores de Jesús y me veo formando parte de quienes tenemos que luchar contra nuestros propios conflictos personales.

En eso consiste la pugna: Entre el Bien y el mal!

El Poder del Eterno es superior a cualquier otro poder que se le oponga, pero no debo cometer la torpeza de creer que todo está resuelto.

Mi parte de la lucha es ser fiel y consecuente con todo lo que nos ha sido mandado, para poder vivir bajo el Poder y la cobertura del Amor del Supremo.

Juan 17:15

No ruego que los quites del mundo,
sino que los guardes del mal.

João 17:15

Não peço que os tires do mundo,
mas que os livres do mal.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com