PROSPERAR

Dos amigos de mis tiempos de vida mundana, me contaban sus problemas con algunas inversiones que habían realizado.

Me limité a escucharlos, entendiendo que no tenía mucho para comentarles sobre el tema. Pero ellos insistieron y me dijeron: Lo que ocurre es que tú te conformas con cualquier cosa y no quieres prosperar.

Como siempre hago, busqué ayuda en el Espíritu y entonces les dije que yo no me conformaba, simplemente aceptaba lo que recibía porque era exactamente lo que necesitaba para vivir.

Entonces insistieron con la cuestión de prosperar. Recordé la historia del joven rico y su diálogo con Jesús y les expliqué que el concepto de prosperar no tenía relación con las cosas de Dios.

Por tanto prosperar para mí tenía el sentido, de recibir lo que el Eterno me daba y con eso me contentaba. Tengo todo lo que me gustaría? No, pero tengo todo lo que preciso.

Mis amigos no comprendieron o no quisieron entender lo que les dije. Siguieron con sus problemas y yo, orando por ellos para que el Señor tenga Misericordia de sus vidas.

Marcos 10:24

ES –Los discípulos se asombraron de sus palabras;

pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles:

Hijos, !!cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían

en las riquezas!

PT – E os discípulos se admiraram destas suas palavras;

mas Jesus, tornando a falar, disse-lhes:

Filhos, quão difícil é, para os que confiam nas riquezas, entrar no

Reino de Deus!

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

A SEMEJANZA…

Leyendo sobre las situaciones que afrontó Jesús por sanar a quienes lo precisaban, durante el Shabat, vino a mí una severa advertencia.

Acaso no me parecía a los fariseos que recriminaban al Hijo del Hombre, sanar en un día tan especial?

Por qué eran tan inflexibles frente a la necesidad de los hombres?

Se podían compadecer por una oveja, pero no frente al sufrimiento de un enfermo?

Ocurre que en el día a día, mis comportamientos están más cercanos a esa dureza de los fariseos, que al Amor que enseño Jesús.

Por eso me resultó muy difícil de admitir que ciertamente me parezco más a los fariseos que al humilde Hijo de Dios que llegó desde Nazaret hasta Jerusalén.

Es fundamental respetar la Ley, pero también es primordial que nunca nos olvidemos que quién sufre, debe ser aliviado sin esperar a que el Shabat de nuestra mente, lo determine.

Solamente así, podremos comenzar a ser Semejanza del Eterno!

Mateo 12:10-14

Y he aquí había allí uno que tenía seca una mano; y preguntaron a Jesús, para poder acusarle: ¿Es lícito sanar en el día de reposo?[a]

El les dijo: ¿Qué hombre habrá de vosotros, que tenga una oveja, y si ésta cayere en un hoyo en día de reposo, no le eche mano, y la levante?

Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo.

Entonces dijo a aquel hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y le fue restaurada sana como la otra.

Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para destruirle.

Mateus 12:10-14

 E estava ali um homem que tinha uma das mãos mirrada; e eles, para acusarem Jesus, o interrogaram, dizendo: É lícito curar nos sábados?  

E ele lhes disse: Qual dentre vós será o homem que, tendo uma ovelha, se num sábado ela cair numa cova, não lançará mão dela e a levantará? 

Pois quanto mais vale um homem do que uma ovelha? É, por consequência, lícito fazer bem nos sábados.

Então disse àquele homem: Estende a mão. E ele a estendeu, e ficou sã como a outra.

E os fariseus, tendo saído, formaram conselho contra ele, para o matarem.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

TIEMPO DE…

Comenzamos a revivir las dramáticas horas en la que el Hijo del Hombre, concretó en hechos tremendos las profecías sobre su juzgamiento, condena, crucifixión y muerte y Gloriosa Resurrección.

Tratemos de apartar nuestras miradas de lo que el mundo hace y dice y pongamos nuestros ojos en las dramáticas horas que se vivieron en Jerusalén hace más de 1.900 años.

Los hombres, todos los hombres, los que creen y los que dudan o niegan, tienen que aceptar lo que es un hecho absolutamente histórico: El juzgamiento y muerte de Jesús.

Los romanos que lo juzgaron y lo mataron en la cruz dieron fe de lo ocurrido, del mismo que los propios judíos, muchos de los cuales pidieron lo que era el cumplimiento profético del Antiguo Testamento. Es decir la muerte del Hijo del Hombre.

Cómo dudar de Jesús y su mensaje de Salvación?

Seamos sabios y abramos un tiempo de reflexión junto a los nuestros, para recordarles que es verdad el drama de la cruz del Gólgota, pero también es Verdad que el domingo se producirá la Gloriosa Resurrección.

Y la cruz quedará vacía como evidencia de la victoria de la Vida sobre la Muerte!

Gloria al Consumador de nuestra fe!

Romanos 6:10-11

ES –  Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas;

más en cuanto vive, para Dios vive.

Así también vosotros consideraos muertos al pecado,

pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.

PT –  Pois, quanto a ter morrido, de uma vez morreu para o pecado;

mas, quanto a viver, vive para Deus.

Assim também vós considerai-vos como mortos para o pecado,

mas vivos para Deus, em Cristo Jesus, nosso Senhor.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CONGREGARÍA…?

Las imágenes de una iglesia que estaba sufriendo una fuerte lluvia, mostraban a los asistentes tratando de evitar que el agua mojara sus pies.

Las imágenes que pertenecen a unos hermanos, estaban acompañadas por una pregunta: Ud. congregaría en esta iglesia?

Miré con atención los rostros de quienes participaban del culto y me resultó precioso y emocionante. Nadie parecía preocuparse por las consecuencias de la lluvia y alababan al Señor con ánimo y alegría.

Entonces me pregunté: Me gustaría estar en esa iglesia bajo la carpa que la cobijaba?

Después de mirar nuevamente las imágenes y sin caer bajo la influencia de las emociones o los sentimientos, mi respuesta fue: SI!

Por la sencilla razón que esos hermanos estaban haciendo lo que debían, sin hacer concesiones a las comodidades, ni al lujo, ni a la técnica audiovisual, ni al aire acondicionado.

Simplemente estaban asistiendo al culto, en donde podían y con los medios que tenían. Seguramente Dios habrá posado su mirada de Amor sobre ellos.

Eso es lo que nos reclama!

Honrarlo de corazón!

Sin la espectacularidad de los grandes lugares de culto, pero llenos de fe y entusiasmo. Ese es el Pueblo que Jesús demanda para evangelizar!

Efesios 3:20-21

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más

abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que

actúa en nosotros,  

a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por

los siglos de los siglos. Amén.

Efésios 3:20-21

Ora, àquele que é poderoso para fazer tudo muito mais

abundantemente além daquilo

que pedimos ou pensamos, segundo o poder que em nós opera,

a esse glória na igreja, por Jesus Cristo, em todas as gerações,

para todo o sempre. Amém!

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

RE-PENSAR

Me resulta dificultoso tratar de saber si estoy obrando como el Señor manda o lo estoy haciendo como me más me gusta.

Esta diferencia marca la medida de la complacencia que tenemos hacia nosotros mismos, para los demás somos rigurosos y cuando se trata de lo personal, más que benévolos.

Es lo mismo que hago en mi relación con Dios!

Soy complaciente con mis justificaciones sobre la forma en que procedo, pero soy exigente en relación a las respuestas que demando del Eterno.

Por todo esto es que me digo que es lo que estoy haciendo mal y hasta cuando voy a perseverar en esta actitud que tengo la plena certeza no agrada a Dios.

Tengo cada vez más claro, que debo re-pensar en todo esto, porque lo que he elaborado como pensamiento hasta ahora es francamente penoso.

Admitir los errores es relativamente fácil. Lo difícil es dejar de cometerlos!

Y en eso estoy, clamando por la ayuda del Señor!

Eclesiastés 7:25

Me volví y fijé mi corazón para saber y examinar e inquirir la sabiduría

y la razón,

y para conocer la maldad de la insensatez y el desvarío del error.

Eclesiastes 7:25

Eu tornei a voltar-me e determinei em meu coração saber, e inquirir, e

buscar a sabedoria

e a razão, e conhecer a loucura da impiedade e a doidice dos

desvarios.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

HASTA CUANDO EL CAMBIO?

LA OTRA HISTORIA

En otro de los desafíos de los hombres a lo establecido por Dios, dos veces al año cambiamos la hora en nuestros relojes.

Sirven para algo estos cambios?

En realidad, no sirven para nada, como no sea para alterar el ritmo de vida de los humanos que vivimos en los países donde se mantiene esta norma.

Realmente es como si los hombres, pretendiéramos cambiar aquella perfección establecida por Dios desde la Creación.

Por mucho que se desarrollen teorías, no serán más que eso, cosas indemostrables, que solo revelan la pertinaz perseverancia humana por repetir los errores.

Un año tras otro.

Diego Acosta

SEDUCIR

La vida de los que nos llamamos hijos de Dios, se caracteriza por una constante confrontación, entre los Mandatos del Eterno y las propuestas del mundo.

No en vano oró Jesús al Padre, para que nos guardara y que nos dejara en este difícil lugar en que estamos.

Debo de reconocer que siempre me llamó la atención, como se nos advertía acerca de que tendríamos problemas y que contaríamos con la ayuda del Espíritu para resolverlos.

Pero valorando mi experiencia, he llegado a la conclusión que mi mayor enemigo, soy yo mismo!

Sencillamente porque el mundo me atrae una y otra vez a sus propuestas, que son muy atractivas y sobre todo novedosas en grado sumo.

Y son las cosas nuevas las que más atracción me producen, quizás porque el enemigo de la fe, conoce que los hombres somos atrapados por todo lo que sea desconocido y bien presentado.

Todos los días lucho y todos los días pierdo. Pero también tengo la certeza de que todos los días el Eterno me ayuda para continuar la buena batalla.

Estamos advertidos: No es grave luchar todos los días. Lo gravísimo, es perder el ánimo para seguir a Jesús y no al mundo.

2 Pedro 2:9

ES – Sabe el Señor librar de tentación a los piadosos,

y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio.

PT – Assim, sabe o Senhor livrar da tentação os piedosos

e reservar os injustos para o Dia de Juízo, para serem castigados.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DESPIERTO

Hay quienes aseguran, que se puede estar dormido, con los ojos abiertos.

La primera vez que escuché la frase me sorprendí y las dos veces que las viví, me salvé por la Gracia maravillosa del Señor.

Pero, podemos estar con los ojos abiertos, sin dormir y lo mismo estar en un estado como de sueño, ajenos a todo lo que nos rodea.

Estar despierto, significa prestar atención a todo y a todos. Significa también tratar de apartarse del ruido del mundo.

Este apartarse, es el que revela la intención de escuchar el susurro del Espíritu Santo cuando nos habla, cuando busca saber que estamos dispuesto a escucharlo.

Esta es una de mis luchas cotidianas, buscando vencer mis limitaciones, mis momentos de pensar en cosas vanas y mis debilidades hacia lo frívolo del mundo.

Estar despierto, es velar por todo lo que verdaderamente justifica prestar la máxima atención a lo importante, sin prestar oídos a la seducción mundana y buscando siempre a Dios.

Proverbios 2:2

Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría;

Si inclinares tu corazón a la prudencia.

Provérbios 2:2

Para fazeres atento à sabedoria o teu ouvido,

e para inclinares o teu coração ao entendimento.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LO SENCILLO

Mientras miraba como nevaba desde una de las ventanas de mi casa, vinieron a mi mente varios pensamientos.

Ver como esos leves copos de nieve iban modificando el paisaje, me llevaron a pensar como con cuánta poca cosa se podía hacer tanto.

Me lo decía en realidad para mí, porque la idea que surgió es de que los creyentes debemos obrar para llevar el Mensaje de Salvación, puede alterar también el paisaje espiritual de millones de personas en todo el mundo.

Por qué no lo hacemos?

Por qué no abandonamos nuestra comodidad y salimos a evangelizar?

Tal vez por miedo, por indiferencia, por negligencia y en el fondo, por desobediencia al Mandato que nos dejó el Hijo del Hombre.

Los copos de nieve, unos tras otros, van cubriendo la superficie que podemos ver. Qué pasaría si cada uno de nosotros, como los copos de nieve, nos atrevemos a hablar?

Como hombre sencillo que soy, no tengo ningún problema en compararme con un copo de nieve, para hacerme la idea de cómo podríamos ser instrumentos del Espíritu Santo, para tocar y transformar vidas.

Pensé, que en cuanto suban las temperaturas los copos que forman las masas de nieve, irán desapareciendo. Pero la Palabra de Dios permanecerá para siempre. Obremos!

Daniel 12:3

ES –  Los entendidos resplandecerán como el resplandor del

firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud,

como las estrellas a perpetua eternidad.

PT – Os sábios, pois, resplandecerão como o resplendor do firmamento;

e os que a muitos ensinam a justiça refulgirão como as estrelas,

sempre e eternamente.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimoilenio.com

INTERMEDIARIO

Una de las más sorprendentes enseñanzas que he recibido, estuvo relacionada con un pedido de oración.

Le pedí a un líder que orara por mí y me contestó que no. Rotundamente, sin ninguna clase de explicación. Me dejó pensando, sobre todo por su falta de solidaridad.

Pasaron varios días, hasta que esta persona me preguntó si ya se me había pasado el enfado. Le contesté la verdad, no, no se me había pasado.

Entonces me dijo: Te puedes imaginar la situación de ir juntos a la casa de tu padre y que entonces, en lugar de saludar tú directamente a tu padre, me pidieras a mí que lo saludara…

Eso es lo que me has pedido, que en lugar de dirigirte tú al Padre, lo hiciera yo por ti.

Que ocurriría en una situación como esa?

El caso es exactamente igual al de pedir que alguien ore por mí. Es verdad que hay veces en que es bueno y necesario que otra persona ore por nosotros.

Pero, en nuestra relación personal con Dios no precisamos ningún intermediario. Cada uno puede hablar con el Padre, directamente, como lo haríamos con nuestro padre carnal.

Esa es la relación personal. Esa es la oración que el Eterno escucha y responde.

Efesios 2:18

Porque por medio de él

los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

Efésios 2:18

Porque, por ele,

ambos temos acesso ao Pai em um mesmo Espírito.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 2 3 4 190