DESPRECIO

La Palabra de Dios menciona la actitud de Mical la hija de Saúl, cuando vio danzar y saltar al rey David ante Jehová, por haber permitido que el Arca pudiera ser llevada hasta Jerusalén.david2

Mical despreció al rey por honrar a Jehová, seguramente porque entendía que no era propio de la máxima autoridad mostrar su alegría y reconocimiento de esa manera.

El reproche de Mical estaba dirigido por haberse descubierto frente a las criadas de los siervos de David, como se descubre sin decoro un tesoro cualquiera.

Este juicio debería recordarnos cuántas veces hemos obrado como la hija de Saúl en situaciones más o menos parecidas, por entender de una manera muy especial el decoro.

Nuestros juicios forman parte de nuestros prejuicios y más en profundidad de lo que tenemos en el corazón, por eso hablamos con boca encendida por el espíritu de crítica.

Para Mical como para muchos de nosotros son más importantes las formalidades que lo que es verdaderamente profundo y producto de una gran alegría y reverencia.

Esas palabras que juzgaron lo que creía que era una humillación para la investidura real, le valieron a Mical morir sin tener hijos. Tengamos  cuidado con nuestros juicios. No deshonremos lo que el Eterno valora con sus ojos!

2 Samuel 6:22
Diego Acosta García

www.septimomilenio.com

CARTA DE BERLÍN. UN NUEVO PASO HACIA LA MARCA?

Hola.
Tenemos especial preocupación por poner en práctica un modispomento del ministerio terrenal de Jesús, relatado en el Libro de Mateo en el Capítulo 24 versículo 4.
Jesús respondió a los discípulos cuando le pidieron señales de los tiempos del fin: MIRAD QUE NADIE OS ENGAÑE. Antes que ninguna otra cosa fuimos advertidos sobre esta cuestión.
Por qué es tan importante? Porque en los tiempos finales los falsos profetas y quienes obran con ingenuidad o malas intenciones tratarán de mostrarnos realidades que no tienen nada que ver con la Palabra de Dios.
Habrá mensajes torpes o sutiles que buscarán confundirnos y Jesús nos advierte rotundamente acerca de esta cuestión. Antes que todas las señales que finalmente declaró a los discípulos.
Con ese propósito de advertencia, es que comentamos que ha sido presentado un nuevo dispositivo para colocarse encima de la piel que tiene grandes parecidos con la marca.
Este dispositivo es conocido en Estados Unidos como “auto cuantificado” y en Francia donde se lo comienza a desarrollar se lo conoce por “medida de sí mismo”.
El dispositivo que se aplica sobre la piel como un tatuaje que luego se puede quitar, toma la presión, mide la glucosa y registra los latidos del corazón.
Los datos son enviados a una interfaz de la web y se procesan. A los datos pueden acceder los pacientes y los médicos. El sistema que funciona con un dispositivo móvil sencillo permitiría controlar las enfermedades crónicas.
Este invento no tiene toda la apariencia de una aproximación a la marca 666? En lo personal no descartamos un exceso de celo, pero la Palabra de Dios nos manda escudriñar y es lo que hacemos.
Recordamos lo que nos advirtió el Señor: MIRAD QUE NADIE OS ENGAÑE.

Saludos y bendiciones.
Diego Acosta García

www.septimomilenio.com

INFLUIDOS?

Un hermano con muchos años de relación con el Señor se mostraba favorable a apreciaciones que se habían hecho públicas, relacionadas con las actitudes que deberíamos tener los creyentes.

Era evidente que su actitud estaba influenciada por el impacto que le habían causado propuestas vinculadas con el hombre y su forma de comportarse en la sociedad en la Dv28jl13que vivía.

Intentamos aproximarnos a los fundamentos que tenía el hermano para mostrarse tan entusiasmado y tan contento por haber encontrado una propuesta valedera.

Su respuesta fue que siempre estábamos los que solo pensábamos en destruir y no teníamos pensamientos positivos. Incluyó además unas palabras para insinuar también sobre la envidia.

Nos planteamos confrontar estos argumentos con la Palabra de Dios. Única forma de establecer las razones verdaderas para cualquier argumento. No hicimos otra cosa que escudriñar.

Jesús nos enseñó que estábamos en el mundo para influirlo con el Evangelio, no para dejarnos influir con los pensamientos que se pudieran esgrimir en el mundo.

Con esta seguridad conversamos con el hermano con misericordia y amor para tratar de aclarar la situación. No lo aceptó. Pero la Verdad quedó establecida: Estamos en el mundo para ser influyentes, no para ser influidos!

1 Corintios 9:14
Diego Acosta García

www.septimomilenio.com

QUIÉN?

Asumir la responsabilidad es algo sumamente difícil de hacer. Esto lo podemos comprobar cuando las grandes tragedias solo tienen como responsables a los últimos de la jerarquía.

Prácticamente nunca ningún ministro o funcionario de alto rango se hace responsable de nada. Y mucho menos dimitir como correspondería, de acuerdo a la gravedad de los hechos.

Desde siempre esta ha sido una constante: Responsable es quién no se puede defender en función de su cargo, por lo que queda expuesto a cargar con el peso de lo sucedido.

La otra forma de eludir responsabilidades es atribuir cualquier desgracia a la “mala suerte”disaster o al “destino”. Y pareciera que con estas explicaciones nos conformamos.
Pero es evidente que estas formas del mundo son inaceptables. Sabemos que ni la “mala suerte” ni el “destino” existen en el sentido que se les pretende otorgar.

Por tanto debemos entender que como creyentes nuestras posturas deben ser diferentes. No basta con culpar a quién es el responsable último de lo que haya sucedido.

No podemos eludir que somos responsables de nuestros hechos y de los que están bajo nuestra autoridad. Siempre. Proceder de otra forma es contrariar lo establecido por la Palabra de Dios.

Cuando se pregunte quién, debemos estar dispuestos a aceptar nuestra responsabilidad. Porque por mucho que podamos eludir la justicia de los hombres, nunca podremos eludir la Justicia del Señor.

Levítico 5:4-5
Diego Acosta García

www.septimomilenio.com

LAS LUCHAS

Muchas veces no reparamos la desmesura que existe entre nuestras fuerzas y las de quienes son nuestros adversarios, del tipo que sean y en las circunstancias que sean.

El atrevimiento con el que actuamos es patético, porque revela hasta qué punto somos capaces de confiar en nuestra capacidad para lograr una supuesta victoria.

Esto que parece un parte de guerra no es otra cosa que trasladar los hechos cotidianos a su confrontación con la Palabra de Dios, para que seamos capaces de advertir cuál es la concerned1realidad.

En el fondo todos obramos con impetuosidad basados en la experiencia que podamos tener, creyendo que somos más poderosos de lo que en realidad somos.

Si repasáramos la Palabra de Dios con el ánimo de aprender de ella, podríamos advertir que nada de lo que nos imaginamos es real, porque nuestro potencial es mucho menos importante de lo que imaginamos.

Debemos entender que nuestras luchas las debe librar Dios, porque suya es la Victoria y suya es la Justicia. Todo lo demás es pretexto de hombres para asumir situaciones que no nos corresponden.

En la hora de enfrentarnos a quienes consideramos nuestros adversarios o nuestros enemigos, no olvidemos lo fundamental: Es el Eterno quién lucha por nosotros, para que no tengamos que asumir el peso de la derrota.

1 Crónicas 5:20
Diego Acosta García

www.septimomilenio.com

SÉPTIMO MILENIO: POR QUIÉN MORIMOS?

tren2
Cuando ocurren tragedias como la que está enlutando a España, es pertinente no caer en el facilismo de atribuir lo ocurrido a la “fatalidad” o a la “mala suerte”, que no existen.
En las tragedias siempre hay un componente humano. Eso es absolutamente inevitable. Pero lo que no es inevitable es aceptar que nunca existan responsables de nada ni por nada.
El caso más reciente de España mueve a formular algunas preguntas: Tenía este tren de alta velocidad los mecanismos de seguridad necesarios  para circular?
Si los tenía, por qué no obraron, a pesar de la  actuación de los dos maquinistas? Por qué los dos maquinistas no hablaron de estos sistemas de advertencia?
Es posible que un tren que puede circular a 250 kilómetros por hora no tenga señales que adviertan de los riesgos de cualquier maniobra? Y si los hubiera tenido, actuaron?
Y si no actuaron, de quién es la responsabilidad de autorizar la circulación de un tren que no estaba en condiciones de seguridad indispensables para evitar accidentes?
Más preguntas: Quién o quienes autorizaron la circulación de trenes que no tenían los controles de seguridad necesarios para evitar accidentes? Quién o quienes se hacen responsables por esta situación?
La culpabilidad atribuible a los maquinistas es demasiado obvia, como para que sea la única. No debería renunciar el ministro responsable de los transportes en un país ante una tragedia de semejante magnitud?
No solamente estamos hablando de España. Hablamos de cualquier país donde se produce una tragedia y al final termina siendo responsable el portero del ministerio…
Ruego se me dispense la ironía, pero es un método contundente de expresar una idea relacionada con la responsabilidad de los funcionarios, la responsabilidad de los legisladores. De los políticos en última instancia.
Provoca indignación ver rostros de funcionarios supuestamente compungidos por el dolor que ellos mismos provocaron, por su ineptitud, ineficacia o en el mejor de los casos por su indolencia.
Pensemos y obremos. Reclamemos a los mismos que nos piden nuestro voto, para que se hagan cargo de las tragedias que nos enlutan, que provocan vacíos imposibles de llenar. No todo es fashion en la vida!

Diego Acosta García

www.septimomilenio.com

JUSTICIA

Cada vez que oramos clamando justicia por una situación que nos afecta, estamos en lo cierto. Es legítimo que reclamemos que se nos haga justicia.

Pero también debemos recordar que con la misma vara que pedimos que se juzgue a quién o a quienes nos han afectado, habrá otras personas que puedan pedir justicia por alguno de nuestros hechos.Dv25jl13

Y lo más importante: así como creemos que tenemos razones para pedir justicia, del mismo modo puede haber personas que crean legítimo pedir justicia por algo que hayamos hecho.

Esta situación nos debería hacer reflexionar acerca de nuestros comportamientos con las personas más cercanas y también con las que no conocemos pero que podemos haber afectado.

Porque si pedimos justicia por comportamientos displicentes hacia nuestra persona, pensemos cuantas veces hemos sido displicentes con el dolor o las necesidades de los demás.

Entender esta cuestión nos llevará seguramente a comenzar a modificar nuestros hechos, a cambiar de actitud frente a las situaciones que viven otras personas y a abandonar la arrogancia como estilo.

No estamos hablando de la justicia de los hombres. Estamos hablando de la Única Justicia valedera, la que proviene del Señor que será quién nos juzgue por todo lo que hicimos y por todo lo que dejamos de hacer.

Deuteronomio 6:25
Diego Acosta García

www.septimomilenio.com

CARTA DE BERLÍN. LAS INDULGENCIAS…

Hola.lutero
En estos días se ha instalado en Alemania lo que podría ser una polémica relacionada con la actitud de Martin Lutero de atacar las indulgencias que se vendían en su época.
Se argumenta que no habría que celebrar el 500 aniversario de ese ataque porque en realidad en su tiempo, las indulgencias eran una especia de “seguro de vida”.
Un “seguro” por el que había que pagar dinero para librarse de los horrores del infierno, que era lo que decían los curas católicos que buscaban recursos para la obra del Vaticano en Roma.
En esa línea de pensamiento se esgrime que en realidad Lutero no debería haber protestado contra las indulgencias, puesto que ayudaban a la gente a vivir sin miedo. Ese sería el argumento de la supuesta polémica!
Se justificaría así que se vendieran las indulgencias para la obra vaticana y se compraran para aliviar las tensiones que provocaba la visión del infierno, previa pasada por el purgatorio.
Lutero se declaró como un enemigo del negocio que se planteaba con las indulgencias según el polemista, insistiendo en el miedo que deben tener los humanos al castigo perpetuo por los pecados.
Seguramente cuanto más miedo se tenga al infierno, seguramente habrá más posibilidades de salvación porque buscaremos la forma de no pecar para escapar de ese castigo. Sin comprar indulgencias.
Habrá quien desee saber sobre la gira del papa, pero más importante que eso es tratar de dejar de pecar. Estos son los argumentos de una polémica que parece buscar la notoriedad de quién la provoca, que por la profundidad de los argumentos empleados.
La Reforma marcó un tiempo histórico y planteó una realidad que en estos días debemos refirmar más que nunca. Agregamos: quién quiera saber del papa que busque las noticias. Quién quiera saber de la Salvación que busque a Jesús!

Saludos y bendiciones.
Diego Acosta García

www.septimomilenio.com

 

SÉPTIMO MILENIO: SE HABRÍA ENCONTRADO EL PALACIO DEL REY DE DAVID

Las ruinas están ubicadas en una elevación al oeste de Jerusalén en la ciudad fortificada de Khirbet Qeiyafa, que tiene todas las características de las llamadas ciudades-estado.
Los arqueólogos descubrieron objetos de culto que eran utilizados normalmente por los habitantes de Judea, que eran los súbditos del Rey David.david1
En el perímetro del palacio formado por un gran complejo fortificado de mil metros cuadrados,  los investigadores encontraron vestigios de una industria de metal además de objetos religiosos, sellos, vasijas y herramientas de la época.
La ciudad descubierta es identificada con la bíblica Saaraim, mencionada en el Libro de Josué y en el Primer Libro de Samuel, donde se indica que David gobernó la región durante el siglo X antes de Cristo.
Este es el primer palacio atribuído a ese siglo que ha sido descubierto, aunque por el momento no se ha encontrado ninguna prueba física de la presencia del rey en el recinto.
El palacio habría sido destruido  en el Cuarto siglo de d.C. durante el período bizantino. Formaron parte del equipo investigador miembros de la Autoridad de Antiguedades de Israel.

Fuentes: EFE – España
Press SM – Diego Acosta García – Corresponsal en Berlín

www.septimomilenio.com

JUSTIFICACIÓN

La justificación es uno de los instrumentos más utilizados por el hombre para explicar las actitudes que no se corresponden con las normas de vida que debería cumplir.

Así es que por esta vía declaramos que por la importancia de un fin quedan fuera de duda los medios que empleamos para conseguirlo, algo que evidentemente se contrapone con la Palabra de Dios.

En ese afán de justificarlo todo, también dejamos de lado todas las cuestiones relacionadas con los derechos de las personas, que en otros casos defendemos ardientemente.

La justificación es por lo tanto un instrumento que utilizamos según nuestra conveniencia y por eso nos convertimos en personas con dobleces, porque obramos según nos convenga.

Todos sabemos que Jesús justifiedestableció normas de vida que Él mismo cumplió en su ministerio terrenal, normas que ahora se pretenden para que los nuevos creyentes se adapten mejor al Evangelio.
Esa pretendida generosidad hacia quienes han aceptado al Señor, es desde luego otra justificación para explicar actitudes que contradicen con la enseñanza.

Es  posible que la justificación nos pueda servir ante y entre los hombres. Pero nunca la podremos utilizar cuando llegue el momento del Juicio, para tratar de explicar aquello que hicimos mal deliberadamente.

Job 9:1-3
Diego Acosta García

www.septimomilenio.com